Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-08-2019

Falsos males y males verdaderos

Miguel ngel Ferrer
Rebelin


La tasa de inters es el precio del dinero. Y un dinero barato estimula el crdito y, consecuentemente, el consumo y la produccin. De modo que una baja en la tasa de inters slo puede ser vista como una buena noticia econmica, una slida seal de que la economa marcha bien.

Comprar una casa, adquirir un automvil, iniciar un negocio es ms sencillo si la tasa de inters es baja o no muy alta. En este ltimo caso, una tasa de inters moderada tambin estimula el empleo.

Pero una tasa de inters baja o con tendencia a la baja tambin tiene detractores. En particular el grupo social que vive del rentismo, que obtiene recursos de una masa dineraria acumulada. As que, como se dice popularmente, una de cal por varias de arena. Un sector lastimado contra muchos otros, la mayora, beneficiados.

En el caso mexicano actual, la reduccin de la tasa de inters se combina con una tasa de inflacin moderada y con tendencia a la baja. Estas dos variables son indicadoras de una economa estable. De una economa sin sobresaltos.

De dnde sacan entonces los detractores de Lpez Obrador los malos augurios econmicos. Hablan de focos amarillos, de indicios de recesin, de recesin tcnica. Pero los datos econmicos duros contradicen esas opiniones sin duda interesadas y sin bases objetivas. Se trata de juicios, opiniones y rumores que son parte de la guerra sucia contra el gobierno de Lpez Obrador.

Esos detractores, sin embargo, no hablan de los verdaderos males de la economa mexicana que son la tremenda desigualdad y la muy extendida pobreza agudizada en los ltimos cuarenta aos, es decir, en el periodo neoliberal, en la poca de las privatizaciones de la riqueza pblica y de la corrupcin gubernamental institucionalizada.

Y no slo no hablan de esos males, sino que tratan de ocultarlos, disfrazarlos y minimizarlos. Durante aos se enga a la sociedad con cifras falsas sobre pobreza y desigualdad que reducan esos problemas a la mitad de su verdadera dimensin. Cmo reconocer la magnitud de esos flagelos sociales sin vincularlos con las polticas econmicas neoliberales. Era mejor esconderlos en las cifras oficiales aunque fuera del todo imposible ocultarlos a los ojos de la poblacin.

Este ocultamiento, sin embargo, no tena slo el propsito de lavarle la cara a las polticas neoliberales. Era tambin una estrategia para inhibir y descarrilar cualquier medida destinada a redistribuir el ingreso. Eso que capciosamente la derecha llama populismo y que, por el bien de todos, es parte principalsima de la agenda econmica y social del gobierno de Lpez Obrador.

Blog del autor: economiaypoliticahoy.wordpress.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter