Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-08-2019

Naviera MSC
La ampliacin del puerto de Valncia amenaza al ecosistema y a la economa local

Hctor Serra
Pblico

Atraca en el muelle pblico la ampliacin del puerto de Valncia dividiendo a empresarios y movimientos ciudadanos. Las consecuencias sobre los ecosistemas locales, el coste de la factura y la conveniencia del proyecto, puntos clave de un conflicto que revela el hermetismo de la obra pblica en Espaa.


Foto area actual del puerto de Valencia 

Puede acometerse una obra pblica con una declaracin de impacto ambiental de hace doce aos? La ampliacin del puerto de Valncia tendr un efecto significativo en la economa valenciana tal y como se apunta desde las esferas empresariales? Y si la cuanta de las externalidades sociales y medioambientales superara la inversin proyectada? Qu horizonte se dibuja en los ya castigados barrios martimos? Se ha aprendido suficientemente de modelos de infraestructura implementados irreflexivamente en pocas pasadas que han acabado condicionando la trama urbana y la calidad de vida?

El fantasma de la destruccin del territorio vuelve a manifestarse a propsito del proyecto de ampliacin del puerto de la capital del Turia, una obra gestada en 2001 en el Plan Estratgico de la Autoridad Portuaria cuya primera fase finaliz en 2012. Con la declaracin de impacto ambiental concedida por el Ministerio en 2007 , ahora se est pendiente de autorizar el inicio de obras a la naviera MSC , nica empresa que ha presentado oferta en la licitacin que este mismo ao ha celebrado la entidad presidida por Aurelio Martnez. El proyecto, segn datos de la propia Autoridad, est valorado en 1.200 millones de euros , de los cuales 800 pertenecen a inversin privada y 400 debern ser aportaciones pblicas . El objeto de esta operacin expansiva se dedicara a trfico de contenedores, la cual cosa obligar a trasladar la actual terminal de cruceros y a prolongar el dique de abrigo.

El tejido empresarial valenciano ha puesto toda la carne en el asador en la defensa de la ampliacin. Desde la propia Autoridad Portuaria hasta los mximos representantes de las asociaciones patronales, pasando por los presidentes de las cmaras de comercio, se defiende la iniciativa como un ptimo servicio a la economa local , generadora de empleo de calidad y potenciadora del sector logstico. El ente defiende, en un controvertido informe, que el puerto genera de manera directa e indirecta 1.243 millones en salarios. Presume, adems, de los datos internacionales que lo sitan como el sexto con mayor conectividad en el marco europeo y de un crecimiento persistente en el trfico de contenedores. Por consiguiente, la ampliacin busca ubicar la institucin en el podio de las terminales a escala continental.

Asociaciones ecologistas cuestionan los "mltiples beneficios" que anuncian los sectores empresariales

Escepticismo y muchas dudas entre plataformas vecinales y ecologistas. Los presuntos mltiples beneficios aducidos por el puerto quedan relativizados por asociaciones como Per LHorta , que inciden en la gran cantidad de costes sociales y medioambientales que el proyecto generar. No solo se trata de los 400 millones imputados al sector pblico sino tambin de la construccin de aquellos accesos que hagan viable la terminal , como un posible tnel suburbano, que disparara la factura. Segn Josep Gavald, miembro de este colectivo, para viabilizar la inversin privada la sociedad debera de pagar hasta cuatro veces ms dinero.

Ante el optimismo economicista de los empresarios, el activista pone en tela de juicio la rigurosidad de ciertos datos, especialmente cuando el puerto presenta sus cifras de ocupacin elevadas a 40.000 personas, incluyendo en esta relacin empleos indirectos en bares, hoteles o restaurantes de la zona. Gavald, por otra parte, recuerda que, en los ltimos aos, el perfil del puerto ha pasado a ser el propio de un hub , un punto de trasvase de contenedores, lo que le lleva a suponer que el plan acabara generando un simple intercambiador de mercancas entre barcos, una actividad econmica con valor aadido mnimo . "Dnde irn estas mercancas? Pretenden bajarlas en Valncia y enviarlas al centro de Europa cuando all hay medios mucho ms rpidos?", se interroga. Eso sin contar con la volatilidad del comercio mundial transocenico, que puede cambiar sus rutas y dinmicas en funcin de las diferentes coyunturas econmicas y polticas.

En los mismos trminos se expresa Joan Olmos, ingeniero y urbanista perteneciente al grupo Terra Crtica , que ve muy discutible la metodologa empleada desde la Autoridad Portuaria para cuantificar la supuesta rentabilidad de la inversin. Las externalidades habran quedado obviadas. "Responden estas obras a las necesidades econmicas locales o el impacto que se pretende generar tiene otra justificacin puramente empresarial y privada ?", se pregunta Olmos. Y concreta: "De lo que estamos convencidos es de que las necesidades actuales en el rea metropolitana no pasan por la ampliacin del puerto, sino por mejorar la red metropolitana de transporte, el billete nico, el estado de Rodalies, el Tren de la Costa".