Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Yemen
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-08-2019

La violencia en Adn pone de manifiesto el fracaso de los esfuerzos de paz

Jonathan Fenton-Harvey
Middle East Eye

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez.


Paraalcanzar una solucin poltica del conflicto en curso es necesario tener en cuenta las demandas de los separatistas del sur.

Separatistas sureos yemenes en Adn, 10 de agosto de 2019. (AFP)

La guerra del Yemen, que ha causado ya la peor crisis humanitaria del mundo, ha dado recientemente un giro devastador al apoderarse los secesionistas del sur de posiciones claves gubernamentales y militares en Adn.

Como los esfuerzos internacionales para resolver la crisis no hacen sino dilatarse, los enfrentamientos de Adn subrayan cmo los deseos de los sureos independentistas no han sido tenidos en cuenta en las conversaciones de paz, centradas en el conflicto entre los rebeldes hutes y el gobierno del Yemen respaldado por Arabia Saud.

Gestando tensiones

Era bastante previsible que el Consejo de Transicin del Sur (CTS), que declar la independencia del sur de Yemen en 2017, lanzara un asalto sobre Adn. Las tensiones sobre la reunificacin de 1990 entre el norte y el sur de Yemen alcanzaron su punto de ebullicin en enero de 2018, cuando los separatistas del sur intentaron apoderarse de las instalaciones gubernamentales y bases militares en Adn.

Las conversaciones de paz dirigidas por la ONU, que comenzaron en diciembre de 2018, no solo omitieron las quejas subyacentes de corrupcin que inicialmente desencadenaron la revuelta de los hutes y dieron inicio a la destructiva campaa de bombardeos de Arabia Saud, sino que ignoraron tambin por completo el creciente antagonismo entre los secesionistas.

Arabia Saud y los Emiratos rabes Unidos compiten por ejercer su poder en el Yemen mientras luchan en nombre de la misma coalicin antihut. Riad busca dominar el Yemen apoyando al gobierno de Hadi aunque, al mismo tiempo, trata de mantener la debilidad y dependencia de su vecino del sur respecto a su ayuda.

Por su parte, Abu Dabi desea un Estado independiente al sur que le facilite el control de los puertos, recursos y la isla de Socotra, en el sur del Yemen, para complementar sus bases en frica Oriental y controlar el estrecho estratgico de Bab-el-Mandeb.

Los EAU han estado apoyando al Consejo de Transicin del Sur (CTS) y al Cinturn de Seguridad, una milicia alineada con el primero que opera independientemente del gobierno de Hadi. Los recientes eventos sugieren que son ms poderosos que ese debilitado gobierno, y sus divergentes objetivos dan a los hutes ms espacio para afianzarse en el norte, facilitando an ms la divisin norte-sur.

Fuerza y retrica

El CTS renov recientemente los llamamientos para una solucin poltica, sealando que el sur ha soportado durante demasiado tiempo una campaa brutal de marginacin y que la situacin actual en Adn ofrece una nueva oportunidad para apoyar colectivamente un plan poltico creble que sea genuinamente integral e inclusivo.

Los avances del CTS en Adn se festejaron en algunas zonas del sur de Yemen, lo que indica que su retrica y su fuerza le han hecho ganar apoyos. Al mismo tiempo, sus afirmaciones de que representan los deseos de independencia del sur son un claro intento de manipular los deseos de secesin existentes entre los civiles.