Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Palestina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-08-2019

Ser antisionista es una de las luchas ms generosa, justa, honesta, ilustrativa y liberadora de nuestro tiempo histrico

Susana Khalil
Al Mayadeen


No estoy aportando nada nuevo: ser antinazi no es ser anti alemn, todo lo contrario, es salvar al pueblo alemn a Europa y a la condicin humana.

No estoy aportando nada nuevo: ser anti petrotirana Saudita (cimiento neo-colonial britnico), no es ser anti arbigo, ser anti Ku klux klan no es ser anti cristiano, ser anti Al Qaida no es ser anti musulmn, ser feminista no es ser antihombre sino mas bien liberar al hombre y mujer, existe todo un rosario de ejemplos y aunque el tema est trillado, sigue siendo efectivo el absurdo del antisemitismo para silenciar y reprimir.

No estoy aportando nada nuevo: ser antisionista no es ser antijudo; y decir que ser antisionista es ser antijudo, es una puerca estrategia, de sofisticada represin y sometimiento. Es dspota, es arrogancia propia de la supremaca blanca occidental, es un sdico y perfecto morbo, es una burla y humillacin a la generosidad, todo un atentado a los valores de la libertad humana. Sigo sin aportar nada nuevo.

Estamos en el siglo XXI y la atrofia del anacronismo colonial an existe en nuestro tiempo histrico. El Israel que se impuso desde Europa y por europeos en 1948 en la Palestina histrica a travs del movimiento sionista, no es ms que un clsico colonialismo. Ahora en el clsico colonialismo, el colonizador toma la tierra para expoliar los recursos, esclaviza al nativo y destruye, denigra, desprecia su Historia. La particularidad del colonialismo eurosionsita es que no slo toma la tierra sino que tambin toma la Historia del pueblo nativo, y sta particularidad obedece a que dicho colonialismo no proviene de un pueblo, como en el clsico colonialismo, sino de un proyecto, que consiste en devenir en un pueblo, y es por esto que toma la Historia del pueblo nativo para justificar su colonizacin. Se falsifica la Historia, mediante un refinado y esplendor acadmico intelectual, con un placer narrativo: El pueblo que despus de 2000 aos retorna a su tierra ancestral. Todo un fraude, bajo un fascinante manto esttico, cargado de pica y epopeya.

Seguir leyendo...



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter