Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-08-2019

Ciao, bello, ciao
Algo para festejar, el fin de la subordinacin al capital financiero internacional

Horacio Rovelli
Rebelin


En lo estructural, las elecciones primarias de las PASO pusieron fin al modelo de integracin al mercado internacional y de desintegracin del mercado interno, por ms que en la coyuntura y en lo inmediato se deba sufrir otra vez la suba del precio del dlar y su impacto sobre los alimentos y el nivel de vida de la poblacin, fruto de la poltica monetaria y cambiaria del gobierno de Cambiemos.

La televisin no llena la heladera, por ms que los grandes medios de comunicacin desfiguren la realidad. Lo saben el matrimonio jubilado que no llega al da 15 del mes, el trabajador que se ve obligado a restringir las compras de su casa para alimentar, vestir y proteger a su familia y los que perdieron el trabajo, esencialmente en la industria y la construccin ligados al mercado interno que se deterioraba y deteriora todos los das al calor del menor poder de compra de la poblacin.

Incluso profesionales de todo tipo, contadores (lo primero que hace una empresa en crisis es dejar de pagar impuestos y aportes previsionales y sociales), arquitectos, abogados, mdicos, farmacuticos, etc., todos ellos hayan votado o no alguna vez a la mentira de la revolucin de la alegra en algn momento percibieron la triste realidad.

Los sectores beneficiados por el macrismo son pocos, con toda la furia no alcanza a integrar directa o indirectamente a un tercio de la poblacin, subordinado a los grandes comercializadores y acopiadores de granos, a las entidades financieras, a las extractivas, a los prestadores de servicios pblicos (gas, electricidad, comunicaciones, agua) y algn sector puntual, pero no ms y no son los mayores demandantes de mano de obra.

Preguntmonos cuntas horas de trabajo demanda la produccin y comercializacin de una tonelada de soja. Inclusive el mapa electoral de las PASO lo demuestra. El mejor desempeo del macrismo fue en Crdoba (sur y centro), la cuarta seccin electoral de la provincia de Buenos Aires (Chacabuco, Chivilcoy, Junn) y la sexta (Baha Blanca, Tres Arroyos, Coronel Pringles), toda zona sojera y maicera y con agroindustrias derivadas de esa produccin.

Hay una divisin tajante entre un modelo que se basa en el mercado interno y por ende en el trabajo y en la produccin nacional, y otro que se subordina a las grandes corporaciones donde se invierte bsicamente en la produccin primaria (para nuestro pas hoy fundamentalmente granos y Vaca Muerta), y se importan insumos, mquinas, equipos, y tecnologa, los que condicionan a la economa nacional a las transnacionales y al capital financiero internacional.

El resultado de las PASO puso fin al modelo de modernizacin e integracin al mercado internacional, donde hay que ajustar los costos en dlares incluso por debajo del precio de los mercados a los que se les provee de alimentos y energa. Hecho que reconfigura las estructuras productivas y a los individuos y grupos especialmente aptos para el sistema impuesto de racionalidad y eficiencia.

Por otra parte, deja librados a su suerte a los individuos y grupos sociales que no tienen cabida para adaptarse, es decir las dos terceras partes del pueblo argentino. Este proceso no solamente tiende a limitar la formacin de un empresariado nacional, sino tambin de clases medias nacionales (incluyendo grupos intelectuales, cientficos y tcnicos) e incluso una clase obrera nacional.

Los peligros de la hiper

El gobierno de Cambiemos cont con el apoyo del FMI. Argentina es el pas que ms crdito recibi de todos los pases miembros. Crditos que bsicamente financian la fuga de capitales en un vano intento de sostener a una administracin que hundi la economa en una profunda recesin, con cierre de establecimientos, despidos y suspensiones de trabajadores, con una inflacin que no tiene techo porque depende de la corrida cambiaria que no para y no va a parar por la simple razn que el gobierno no puede estabilizar la macroeconoma que siempre se subordin al ingreso de capitales, dado que el tipo de cambio lo fija la Cuenta Capital de la Balanza de Pagos y no la Cuenta Corriente.[1]

Ahora, ante la incertidumbre cambiaria, por un lado; los productores y acopiadores de granos (sobre todo soja) que retienen y no liquidan las operaciones; y, por otra parte, los capitales que buscan pasarse a divisas e irse, se torna imposible que se estabilice el valor del dlar.

Si bien hay un principio de acuerdo entre la actual administracin y la que va a venir de fijar el dlar en 60 pesos y que se ajuste en los meses venideros hasta las elecciones por la inflacin (que a su vez se genera por la depreciacin de nuestra moneda), solo se puede cumplir con un acuerdo amplio de precios y abastecimiento con las empresas (sobre todo las de productos de la canasta bsica alimentaria), apuntalado por todos los partidos polticos con representacin parlamentaria, con los gobernadores y hasta intendentes, con las centrales de trabajadores y sindicatos, etc. para que se comprometan en el control de precios y de abastecimiento, cosa que este gobierno que nunca los consult no tiene autoridad moral para hacer.

Por lo tanto las medidas propuestas ante un gobierno deslegitimado en las elecciones PASO, con el 68% de los votantes que bsica y principalmente votaron para que se vayan, son unilaterales y corrodas por el proceso inflacionario que la depreciacin de nuestra moneda acarrea. Lo que puede parecer una suma rescatable en subsidios, terminar siendo poco o nada por el deterioro del poder adquisitivo del peso argentino.

El trabajador en relacin de dependencia no pagar sus impuestos al trabajo (aportes personales, el 11% del sueldo bruto) durante septiembre y octubre de 2019, con un tope para el beneficio de 2.000 pesos por mes (segn el Gobierno esa medida beneficia a 6,5 millones de trabajadores); se aumenta el mnimo no imponible del Impuesto a las Ganancias sobre el salario bruto a partir de 55.376 pesos para un trabajador soltero y en 70.274 pesos para un trabajador con cnyuge y dos hijos y hasta se reintegra parte de dicho gravamen.

Se refuerza en dos pagos extra la Asignacin Universal por Hijo (AUH) de 1.000 pesos por cada uno, en septiembre y octubre; y los empleados de la administracin pblica nacional, las fuerzas armadas y las de seguridad federales recibirn a fin de mes un bono de 5.000 pesos; pero no hay ninguna medida a favor de los jubilados y pensionados ferozmente castigados por la suba del costo de vida y de los medicamentos.

La nica medida realmente importante para frenar el proceso inflacionario, que es la de congelar el precio de la nafta y los otros combustibles por 90 das, no fue avalada por las empresas del rubro y el gobierno debi recurrir a un Decreto de Necesidad y Urgencia que se ver cmo y hasta cundo se cumple mientras el valor del dlar se sigue incrementando.

Igual sucede con la eliminacin del IVA hasta fin de ao para pan, leche, aceite de girasol, y mezcla, pasta seca, arroz, harinas de trigo, polenta, rebozador y pan rallado, yerba mate, mate cocido y t, conservas de frutas, hortalizas y legumbres, yogures y azcar, que por su complejidad no es fcil de instrumentar.

Finalmente las entidades financieras no podrn tener dolarizado ms del 5% de sus carteras (Comunicado A 6754 del BCRA del 15/08/2019), medida que no afectar a los ahorristas privados. Desde el punto de vista prctico, esto es inocuo. Las entidades financieras ganaron fortunas con las LELIQs, que son letras en pesos, y no alcanza a los ahorristas que tienen depositados millones de dlares en los bancos. Es ms una medida de marketing que efectiva.

Este gobierno no puede hacer nada ante la conversin de plazos fijos que estaban en pesos y se van del sistema para pasarse a divisas, que es la segunda etapa de la crisis cambiaria, cuando la misma se convierte en bancaria, mxime que los depsitos a plazo fijo del sector privado ascienden a 1.258.948 millones de pesos (unos 21.000 millones de dlares a 60 pesos el dlar) al 13 de agosto de 2019, lo que es una verdadera bomba de tiempo a medida que no se renueven a su vencimiento.

Todas las medidas son insuficientes ante la magnitud de la crisis generada por el gobierno de Cambiemos, pero repercuten en las cuentas pblicas, pese a que han venido cumpliendo las metas de supervit primario merced a vender activos como fueron las centrales trmicas Estanislao Lpez y Ensenada-Barragn. Y que gran parte de los ttulos que vencen de ac a fin de ao son en dlares (por unos 6.000 millones) que slo podrn pagar si reciben el tramo del FMI de fines de septiembre de 2019 por unos 5.421 millones de dlares, para lo cual debern pedir un waiver.

Triste final

Sin poder estabilizar el valor del dlar, las tardas medidas tomadas son muy acotadas en procurar un alivio en el impuesto a las ganancias para los asalariados de nivel medio, una moratoria para las pymes atrasadas con la AFIP, ms asistencia por AUH, que se deteriora rpidamente por el crecimiento de los precios.

A un gobierno con el perfil de Cambiemos se le hace cuesta arriba financiarse con la suba de las retenciones a los productores agrcolas, justificado con el argumento de que pasar de la retencin mxima $4 a $6 (y que ese importe pueda corregirse por el valor del dlar del Banco Nacin Argentina) por dlar es lgico tras la reciente devaluacin.

El propio Macri elimin las retenciones en su segundo da de gestin, y cuando la crisis lo oblig a restituirlas (septiembre de 2018) pidi perdn, dijo que era un impuesto horrible y prometi en la campaa que las iba a sacar en el ao 2020.

Por lo tanto, mientras est Macri en el gobierno la suba del dlar va a ser imparable. Es un gobierno sin autoridad moral, que le minti hasta a los grandes operadores internacionales. La ventaja que tiene con respecto a la hiperdevaluacin de Alfonsn en 1989, es que en esa poca el embajador estadounidense Terence Todman jugaba abiertamente con el candidato Carlos Menem y los empresarios tambin.

Despus que hicieron que Alfonsn legitimara la deuda externa y absorbiera sus seguros de cambio, presionaban para que se vendieran las principales empresas estatales (privatizaciones) y fue Hctor Magnetto, titular de Clarn, quien le dijo a Alfonsn: Usted no se da cuenta de que ya estorba y se tiene que ir.

Ahora la situacin es distinta. Por un lado el derrape del neoliberalismo en la Argentina es una derrota de esa concepcin del mundo y de la poltica exterior de los EE.UU. Por otra parte, se supone que los empresarios que operan y tienen intereses en el pas, apoyarn esta vez a un gobierno que los representa y defiende porque defiende el mercado interno y el trabajo nacional.

Se puede suponer fundadamente que los Rocca de Techint, los Bulgheroni, los Eurnekan, los Pagani y hasta los Ratazzi comprendern que si no invierten en el pas, no tienen futuro alguno y que de no hacerlo vivirn el ninguneo del capital financiero internacional que solo busca una renta rpida sin importarle las consecuencias.

Lo que s debe plantearse desde el principio es que se respeten al trabajo y al trabajador nacional y dejar colgada en el bal de los recuerdos todas las teoras de flexibilidad laboral, teora que esgrimi en la campaa su alfil, Roberto Lavagna.

El Plan de 14 puntos presentado por Sergio Massa el 4 de julio de 2018 para lograr estabilidad y una recuperacin del sistema productivo nacional, es la base y punto de partida de discusin del plan a ejecutar, donde se propona la eliminacin del IVA a la canasta bsica de alimentos, la aplicacin de paritarias libres, bono de emergencia para jubilados y pensionados, aumento de programas sociales, rgimen de emergencia aduanera por 180 das, flotacin administrada del tipo de cambio y sistema chileno de ingreso de capitales (con un ao de inmovilizacin y pago de encaje).

Hegel deca: La historia, no obstante, progresa aprendiendo de sus propios errores: solo despus de esta experiencia, y precisamente por ella, puede postularse la existencia de un Estado constitucional de ciudadanos libres, que consagra tanto el poder organizador (supuestamente) benvolo del gobierno racional y los ideales de la libertad y la igualdad. Ojal nuestra sociedad en su conjunto lo entienda y lo lleve a la prctica.

Nota

[1] En la Cuenta de Capital de la Balanza de Pagos Argentina principalmente se contabiliza el ingreso de crditos del exterior y en la Cuenta Corriente las exportaciones de mercancas.

Horacio Rovelli. Licenciado en Economa, profesor de Poltica Econmica y de Instituciones Monetarias e Integracin Financiera Regional en la Facultad de Ciencias Econmicas (UBA). Fue Director Nacional de Programacin Macroeconmica. Analista senior asociado al Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE).  

http://estrategia.la/2019/08/18/algo-para-festejar-el-fin-de-la-subordinacion-al-capital-financiero-internacional/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter