Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-08-2019

Derechos en la Constitucin, deudas en la realidad

Daro Aranda
Pgina/12


Organizaciones y dirigentes indgenas conmemoraron el 25 aniversario de la inclusin de derechos en la Constitucin Nacional, pero denunciaron los incumplimientos. Amnista Internacional alert sobre la violencia y criminalizacin de los pueblos originarios.

Agosto de 1994, hace 25 aos, fue un mes de celebracin para los pueblos indgenas. Por primera vez sus derechos fueron incluidos en la Constitucin Nacional, mxima norma del pas. All se reconoci que son preexistentes a la conformacin del Estado, que tienen derechos a tierras aptas y suficientes y que se debe asegurar su participacin en la gestin de sus recursos naturales. Organizaciones y dirigentes indgenas conmemoraron el aniversario y denunciaron el incumplimiento de esos derechos, en buena medida por el avance del modelo extractivo (minera, agronegocio, petrleo, forestales). Amnista Internacional alert sobre la violacin de derechos de los pueblos originarios, la violencia y criminalizacin que pesa sobre ellos.

El artculo 75 inciso 17 de la Constitucin Nacional reconoce la preexistencia tnica y cultural de los pueblos indgenas, garantiza el respeto a su identidad y el derecho a una educacin bilinge e intercultural, reconoce la personera jurdica de sus comunidades y la posesin y propiedad comunitaria, regula la entrega de tierras aptas y suficientes para el desarrollo human,o y asegura la participacin de los pueblos en la gestin referida a sus recursos naturales y todos los intereses que los afecten.

Implic un cambio de paradigma en materia de derechos humanos Indgenas. Sucedi en el marco de la Reforma Constitucional de 1994, en la ciudad de Santa Fe, donde uno de los puntos principales fue habilitar la reeleccin presidencial (previo pacto de Olivos entre Carlos Menem y Ral Alfonsn). En materia indgena, se reemplaz al artculo 67 inciso 15 de la Constitucin de 1853, de mirada racista y anacrnica: Corresponde al Congreso Nacional proveer a la seguridad de las fronteras, conservar el trato pacfico con los indios y promover la conversin de ellos al catolicismo.

Celestina valos, del Pueblo Kolla de Jujuy, evalu los 25 aos transcurridos: Son pasos que se han dado, pero an falta mucho camino y sobre todo faltan decisiones polticas. La ley est escrita en un papel, pero en prctica vemos que no nos reconocen muchas veces como pueblos preexistentes, no nos reconocen el territorio.

El Equipo Nacional de Pastoral Aborigen (Endepa) fue un de las organizaciones que milit en 1994, junto a comunidades, y estuvo presente durante los tres meses que dur la Convencin Constituyente que modific la carta magna. Mabel Quinteros, coordinadora de Endepa en esos aos, record que algunos bloques polticos no estaban dispuestos a introducir los derechos indgenas. Nos cost muchsimo que se admitiera el artculo. Fue aprobado el ltimo da, el 11 de agosto. No parbamos de llorar, precis Quinteros.

Endepa realiz jornadas conmemorativas en Santa Fe (la semana pasado), en el mismo escenario de la Reforma de 1994. Fue una de las pocas organizaciones que valoriz el aniversario y lo vincul con el presente: La violencia institucional gravita sobre las comunidades Indgenas. Se observa claramente en los organismos del Estado Nacional y provinciales, pero particularmente en el sistema judicial, el cual sin ningn tipo de perspectiva interviene en conflictos y lejos de procurar soluciones, agravan aquellas situaciones histricas de vulnerabilidad de los pueblos.

ngel Callupil, mapuche-tehuelche de Chubut, remarc que los pueblos indgenas pusieron el cuerpo y los newen (fuerzas) para lograr que los derechos fueran escritos. Era muy reciente el recuerdo de esos 500 aos de lgrimas, despojos y saqueos, pero nos dispuso a estar de pie. Esa era la energa que nos movilizaba hace 25 aos. Hoy el camino se sigue recorriendo para que esos derechos sean de pleno cumplimiento, explic. Y afirm que el ejercicio de los derechos pasa hoy por las recuperaciones territoriales, la defensa del monte y los territorios, el rechazo al modelo extractivo, y al cuidado de las lenguas indgenas, entre otros.

Eduardo Hualpa es abogado, autor del libro Derechos Constitucionales de los Pueblos Indgenas. Explic que en 1994 se estableci un nuevo trato entre el Estado y los pueblos indgenas. Record que no fue un regalo del sector poltico, sino que se debi a tensas negociaciones y movilizaciones de las comunidades. Hualpa cuestion que lo establecido en la Constitucin est lejos de ser cumplido, pero tambin remarc que es una gran herramienta al momento de interactuar con autoridades judiciales y polticas. Ha servido para detener desalojos, excarcelar personas, limitar la arbitrariedad de funcionarios, frenar en alguna medida al extractivismo, resalt.

El 8 de agosto, en el Da Internacional de los Pueblos Indgenas, Amnista Internacional alert por las situacin de las comunidades: Los pueblos originarios enfrentan graves obstculos en el acceso y control sobre sus territorios y recursos naturales, en el derecho a decidir sus prioridades de desarrollo, en ser consultados sobre los proyectos o polticas que los afecten. La organizacin de derechos humanos resalt que la mayora de las comunidades indgenas del pas no cuentan con un reconocimiento legal de sus tierras por un principal motivo: La desposesin histrica de grandes extensiones de sus tierras que se encuentran en manos de estancieros, empresas agropecuarias, petroleras y mineras, la superposicin de parques nacionales y reas protegidas sobre reas habitadas o utilizadas por pueblos indgenas. Estos hechos reproducen situaciones de represin, violencia y criminalizacin.

Fuente: Artculo publicado el 19 de agosto de 2019 en el diario Pgina12.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter