Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-08-2019

Un indomable soldado israel dice la verdad y sus comandantes se apresuran a negarla

Amira Hass
Haaretz

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


Un pastor palestino cruza el camino con sus ovejas, Cisjordania, enero de 2019. Gil Eliahu

Un soldado del ejrcito israel es sorprendido diciendo la verdad y sus comandantesse apresuran a negarla. Pero la experiencia periodstica de largo plazo ensea que los soldados carecen de filtros de conveniencia, porque todava son jvenes y an no estn completamente domesticados y porque no son conscientes del hecho de que su papel como guardianes del botn y defensores de los saqueadores es evidentemente inapropiado. Transmiten lo que escuchan en los pasillos, entre las tiendas y en el jeep a toda velocidad en su camino para llevar a cabo las rdenes.

En octubre de 2018 un soldado de la Oficina de Coordinacin y Enlace en Jeric respondi a un activista israel que pregunt: Dnde estn los pastores de la aldea de Samra que fueron detenidos por los soldados y por qu fueron detenidos? El soldado inform a la persona que llam de que los pastores ya haban sido liberados, aproximadamente una hora despus de ser detenidos, explicando que se trataba de una forma de castigo "con mayor disuasin, para que no repitan las cosas que hicieron".

Qu estaban haciendo los pastores? Apacentar a sus ovejas. Y los soldados? Obedecer Yqu orden obedecan? Si los pastores en cuestin son palestinos, ahuyentarlos junto con sus ovejas y cabras. O, en palabras del soldado que dijo la verdad: Caminaban con sus ovejas, bloqueaban un camino y cuando se les pidi que se fueran se negaron. Ese es el informe que recib.

Debido a que las ovejas palestinas an no han aprendido a digerir el asfalto, ni tampoco la grava, podemos suponer que en realidad no estaban bloqueando un camino, sino que lo cruzaron yendohacia el pasto. El activista respondi que bloquear un camino realmente no est bien, pero se pregunt en voz alta si era tarea de los soldados armados mantener a las ovejas alejadas.

"Sabes que no soy yo quien decide", respondi el soldado. Pero, "en el rea C, como ejrcito, estamos a cargo tanto de la seguridad como de los asuntos civiles". En otras palabras, concluy el activista, la detencin no fue el capricho de un soldado que viol una orden. "Cierto", confirm el soldado, "es para disuasin, porque estas son cosas que suceden con frecuencia".

El activista una vez ms se pregunt en voz alta: "Pens que un juez dictaba el castigo" y el soldado le respondi con franqueza: "Esas son decisiones en un nivel mucho ms alto. En el rea C, el comandante de brigada es el juez. Esa es la poltica del Estado de Israel".

El soldado no sabe, o ya est lo suficientemente domesticado como para no querer saber, que las familias palestinas de Samra han vivido all durante dcadas, en el wadi escondido debajo de las dos laderas occidentales ms bajas de la cordillera de Umm Zuka en el norte del Valle del Jordn. Durante esas dcadas, las familias criaron sus ovejas, las pastorearon en el rea y tambin plantaron trigo y cebada para uso personal.

Arriba en la montaa est la base del ejrcito del batalln Leones de Jordania. No muy lejos se encuentra un puesto avanzado no autorizado e ilegal construido a principios de 2017, que los soldados llaman "la granja de Uri", en honor a su constructor y residente original. Pero para criar vacas, agregar edificios, preparar tierras y tender tuberas de agua, una persona no es suficiente (incluso si es el descendiente de una familia de colonos veteranos y estimados, como me dijeron).

Despus de que se construyera el puesto avanzado, la Administracin Civil emiti rdenes de suspensin del trabajo que siguen vigentes. La conclusin? Hay una entidad ms poderosa que impide la aplicacin de la ley. Consejos de colonos locales? El Consejo Regional de Judea y Samaria? El primer ministro? Tu pensamiento es tan bueno como el mo.

Al mismo tiempo los israeles judos que se mueven por la zona en jeeps o con rebaos de vacas regordetas estn desalojando a los pastores de Samra de varias maneras, o de lo contrario los soldados los hostigan en lugar de a los colonos, en otras palabras, detienen, retienen y los echan, junto con los activistas contra la ocupacin que los acompaan.

En octubre se adjunt una grabacin de las palabras del soldado a la peticin de 33 activistas de izquierda israeles contra la prctica del ejrcito en el valle del Jordn de arrestar alos pastores palestinos, a quienes retienen habitualmente durante varias horas. La peticin finalmente oblig a los comandantes (Comandante de la Brigada del Valle del Jordn, coronel Udi Tzur, jefe del Comando Central, generalNadav Padan y coronel Eyal Toledano, asesor legal del ejrcito en Cisjordania) a admitir que los soldados que tenan a detenidos palestinos con los ojos vendados actuaron en violacin de las instrucciones escritas y prometi que endurecern las regulaciones para que no vuelva a suceder.

Del mismo modo, la respuesta de la Oficina del Fiscal del Estado, a partir de la semana pasada, sugiere que los comandantes niegan lo que dijo el soldado en la Oficina de Coordinacin y Enlace, que las retenciones en s mismas estaban destinados a distanciar a los palestinos del rea C y que la orden provena del comandante de brigada.

Pero los hechos sobre el terreno hablan por s mismos. Este patrn, de violencia combinada por colonos y soldados, es claro. Existen en aproximadamente siete puestos de avanzada ilegales y no autorizados que se construyeron en el Valle del Jordn y sus mrgenes occidentales. Esta violencia se suma a las capas ms antiguas de violencia institucionalizada que Israel ha ejercido desde 1967 para dejar el Valle del Jordn tan vaco de palestinos como sea posible.

Repetiremos por millonsima vez a lo que nos referimos: tomar el control de las fuentes de agua, declarar zonas de tiro y reservas naturales, construir asentamientos, confiscar tierras, demoler edificios, erigir puestos de control, instalar puertas de hierro y cavar trincheras profundas.

Bajo estas difciles condiciones de persecucin oficial, los grupos que permanecen firmes son las comunidades de pastores que se han acostumbrado a arreglrselas con muy poco. Pero estn despertando la envidia de los nuevos colonos en sus granjas en expansin unifamiliares. Cuando es posible los hostigan y piden al ejrcito que los ahuyente. Todo es deliberado, planificado y coordinado.

Y todo el silencio alrededor de esto es ensordecedor.

Fuente: https://www.haaretz.com/opinion/.premium.highlight-an-untamed-israeli-soldier-tells-the-truth-and-his-commanders-rush-to-deny-it-1.7695129

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar a la autora, a la traductora y Rebelin.org como fuente de la traduccin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter