Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-08-2019

Extractivismo desbocado en el corazn del Abya Yala
Incendios en la Amazona y nuevo tiempo poltico en Amrica Latina

Emiliano Teran Mantovani
Observatorio de Ecologa Poltica de Venezuela


Los enormes incendios que se han producido en la Amazona brasilea, as como la de otros pases de la regin, como Bolivia, han capturado la atencin global y avivado la discusin sobre el problema de fondo que sufre esta muy sensible eco-regin.

Es cierto que en la Amazona hay temporadas de incendios, primordialmente entre los meses de julio y septiembre (aunque pueden continuar hasta noviembre), cuando llegan los perodos secos. Tambin es cierto que se han registrado incendios en amplias reas de otras partes de Suramrica (incluyendo Venezuela), y que estos no han tenido la misma repercusin meditica. Pero, al menos desde lo que se ha registrado oficialmente, estamos ante el incremento de un 85% de estos eventos en territorio amaznico en relacin al ao pasado, segn el Instituto Nacional de Investigacin del Espacio de Brasil (INPE), y se han quemado extensiones a tasas record desde que se comenzaran los registros en 2013. En la Chiquitana boliviana, en el departamento de Santa Cruz, ya son cerca de 500 mil hectreas que se han incendiado.

La NASA ha dicho que la actividad total de incendios en la cuenca del Amazonas, observada a partir del 16 de agosto de este ao, fue ligeramente inferior al promedio en comparacin con los ltimos 15 aos, aunque la actividad ha estado por encima del promedio en los estados Amazonas y Rondnia. Pero en todo caso, el dato no es si estos incendios son o no los ms importantes de los ltimos aos. Lo importante es ms bien el momento que revelan, el tiempo particular de la historia ambiental del Amazonas, que habla, al mismo tiempo, de nuestro propio tiempo de crisis civilizatoria.

Amazona y tiempos de inflexin: ltimas fronteras y extractivismo desinhibido

Lo primero que hay que decir, es que estos incendios no son slo catstrofes naturales, sino ms bien el producto tanto de las modificaciones al espacio natural como de los impactos directos provocados por las actividades econmicas ms depredadoras que han sido impulsadas por los intereses econmicos dominantes locales, nacionales y transnacionales. Sobre esto hay que sealar el alto impacto de la deforestacin, promovida por la minera formal y la ilegal; el aumento de las tierras para agricultura intensiva con monocultivos, pero tambin para beneficiar a los poderosos sectores ganaderos y agrcolas; o bien el rol de la industria maderera y el trfico ilegal de madera; por mencionar ejemplos. La quema en s misma es tambin promovida por los sectores ganaderos para limpiar y despejar la tierra.

Por mencionar un ejemplo de lo dicho, estudios han mostrado cmo la deforestacin es uno de los principales factores que favorecen estos grandes incendios, al dejar vulnerable la selva ante vendavales que ayudan a propagar el fuego. Existe una relacin directa entre la deforestacin y el crecimiento de los incendios, por lo tanto, entre estos ltimos y los depredadores intereses de extractivismo. Olvdese de la explicacin monocausal de los accidentes naturales. No hay forma de haber llegado a este punto sin el insidioso accionar de los intereses extractivo/capitalistas.

Lo segundo: estos incendios nos muestran en realidad un momento socio-ecolgico de la Amazona. Estos eventos estn pasando cuando ya esta eco-regin tiene una larga historia de carga de impactos y presiones, que vienen en avanzada, y que de seguir como van la estn aproximando a un punto de inflexin, al debilitar ms y ms sus propios mecanismos de defensa y estabilizacin, y con ello, a socavar los aportes que ofrece para la reproduccin de la vida en el Planeta (generacin de oxgeno, patrones estacionales, sumideros de carbono, y un largo etc). Transitamos un lmite muy peligroso, que adems debe ser entendido en el marco de estos tiempos del antropoceno (capitaloceno).

Lo tercero, y algo fundamental: estos incendios revelan la forma que tiene el asalto a las nuevas fronteras de los commodities y sus vnculos con el nuevo tiempo del extractivismo en Amrica Latina. El fuego masivo en la Amazona hace evidente la configuracin de esta ecologa poltica atravesada por esta fase ms violenta del extractivismo.

El avance en los ltimos aos de una ola de derechizacin en la regin no debe ser entendida slo como el posicionamiento de actores y mandatarios de derecha y extrema derecha en puestos de gobierno; sino tambin como un avance, un asalto voraz y desinhibido hacia la naturaleza. Y dicho avance se est generando a partir de actores que actan desde arriba y tambin desde abajo, y que comparten entre s las lgicas de despojo altamente patriarcalizadas, autoritarias y violentas.

Entre ellos estn los actores del agronegocio; los intereses particulares de poderes econmicos locales (como los latifundistas), el mismo crimen organizado que deforesta cada vez ms y controla buena parte del trfico de recursos naturales; y como actor/gua, gobiernos como el de Jair Bolsonaro en Brasil, pero no nicamente este, sino incluso otros gobiernos que, de otras formas, promueven la re-colonizacin de las ltimas fronteras de la extraccin, como lo es el gobierno de Evo Morales o Nicols Maduro en Venezuela.

Bolsonaro es la cara ms acabada de este patrn de poder dominante en la regin. Al mismo tiempo que da luz verde y hace un llamado a la expansin de una violencia clasista, patriarcal y racista, del mismo modo convoca al asalto voraz de la Amazona. Las tasas de deforestacin se incrementan en 2019. La fascistizacin poltica se presenta tambin como una fascistizacin contra la naturaleza.

Algunos de los nios de los ojos de Bolsonaro, os fazendeiros, en este caso del sudoeste de Par, anunciaban para el 10 de agosto el da del fuego, con la idea llamar la atencin del gobierno y evidenciar que queran trabajar y la nica forma era limpiando sus pastos con fuego. INPE, a partir de su programa de monitoreo de quemas, registra una explosin de incendios en la regin. Das despus se desata el infierno.

Defender las fronteras de vida

La oscuridad durante el da, en la ciudad de Sao Paulo, resulta muy simblica, en la medida en la que hace de representacin de esos paisajes distpicos, recreados en el cine, que suelen tener tras de s un mundo deforestado (recurdese la escena de Matrix del Bienvenido al desierto de lo real). Y sobre todo, como esa oscuridad, alcanza las zonas de consumo privilegiado, las zonas del modo de vida imperial.

Aqu estamos. En este tiempo de enormes desafos. Tiempos que requieren de nosotros una respuesta acorde a ellos. Una respuesta que evite que slo seamos espectadores por las redes sociales del ecocidio capitalista.

Defender la Amazona, en realidad simboliza la defensa de todas las ltimas fronteras de vida. Las fronteras de los ecosistemas, de los territorios, de los cuerpos y de la mente. Es en ltima instancia, un llamado a la defensa de lo comn, lo nico que compartimos todos: la casa comn.

http://www.ecopoliticavenezuela.org/2019/08/22/incendios-la-amazonia-nuevo-tiempo-politico-america-latina/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter