Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-08-2019

Ante una Europa rota y a la deriva

Odn Elorza
El diario


- Europa est rota y el fascismo aprovecha la oportunidad. Por eso la UE no tiene una poltica comn sobre migracin y refugiados

- Se avecinan malos tiempos para esta Europa nuestra con una gobernabilidad muy inestable y plagada de incertidumbres

 

El barco humanitario espaol Open Arms, con migrantes a bordo, llega a la isla de Lampedusa, al sur de Italia, el 20 de agosto de 2019. EFE

El ltimo ejemplo de cmo Europa ha perdido su alma lo tenemos en la actitud silente de casi todos los Estados ante el drama humanitario que se ha vivido en el Open Arms. Europa est rota y el fascismo aprovecha la oportunidad. Por eso la UE no tiene una poltica comn sobre migracin y refugiados.

Quien fuera un modelo en valores y en dotarse de una sociedad del bienestar ha perdido su plena identidad democrtica y la cohesin poltica que tanto tiempo y esfuerzo cost construir tras las guerras mundiales y en medio del teln de acero. Cuando parece que el mundo se viene abajo, qu nos queda de aquella Europa, ms all de la nostalgia?

El ltimo ejemplo de la desfiguracin del rostro europeo lo tenemos en los comportamientos silentes de la gran mayora de los Estados ante el drama humanitario sucedido en el barco Open Arms, repleto de migrantes y refugiados, que podran haber muerto olvidados en la fosa comn del Mediterrneo, de no ser por la intervencin de un fiscal italiano.

Estamos ante un caso que se volver a repetir "maana". Y seguiremos viendo el descontrol de los acontecimientos hasta que la Comisin Europea -hoy en proceso de recomposicin y pendiente de la entrada de Borrell- , junto a los Estados de la UE, acuerden una poltica propia y continuada ante el desafo global de las migraciones y, en particular, ante las demandas de asilo. Mientras, no se entenderan sanciones a las ONG.

Algunos grupos polticos han aprovechado la situacin para atacar con argumentos contrapuestos las posiciones de Pedro Snchez a lo largo de estas semanas. Para la pluralidad de la oposicin es fcil criticar y pasar por alto la crisis europea y la soledad de Pedro Snchez. Los datos objetivos evidencian que la actitud y las decisiones del Gobierno de Espaa en materia de salvamento martimo de pateras en el rea del mar de Alborn, as como en iniciativas polticas para la acogida de migrantes ante los otros Estados en reuniones del Consejo de Europa, van muy por delante de cualquier otro lder.

El problema es que la UE no dispone de una poltica propia sobre migraciones y asilo. De ah que los Estados no respondan solidariamente: slo una minora y sin inmediatez. Una poltica unitaria de solidaridad y en defensa de los derechos humanos ha de seguir y aplicar la lnea de los objetivos sealados en el Acuerdo de Marrakech, promovido por la ONU y no firmado por USA e Italia.

La actitud de los Estados y de la propia Comisin Europea de la UE, muestra, una vez ms, que Europa ha perdido su alma solidaria ante el avance del fascismo, con Salvini como uno de sus lderes y a quien no ha importado llevar al Gobierno italiano a la crisis. Lo malo es que tiene discpulos repartidos por diferentes pases, tambin en Espaa. Adems, combatimos a los nacionalismos populistas y nos enfrentamos a los miedos de los Estados y de la opinin pblica ante el fenmeno global de las migraciones, muy complejo y que ha venido para quedarse, pero que deberemos explicar, ordenar, regular y asegurar.

Se avecinan malos tiempos para esta Europa nuestra con una gobernabilidad muy inestable y plagada de incertidumbres. Ms an si se consolidan los riesgos de la recesin que ha asomado en Italia y Alemania -la locomotora europea- y si se cumplen las negras previsiones para el conjunto de la economa europea que ofrece el planteamiento suicida del brexit, otra expresin de la ruptura europea. Un brexit que llega ahora desde el nuevo Gobierno britnico del populista Boris Johnson.

En ese contexto, asustan las continuas provocaciones de Trump en todos los frentes: comercial, ecolgico, poltico y en el del desarme. Sin olvidar otros factores, como los conflictos regionales en distintos pases de frica (incluida Libia), los problemas internos de Irn o Turqua, los efectos del colonialismo ruso y las acciones del terrorismo yihadista en distintos continentes.

Este puzzle suicida debera llevar a todas las fuerzas de progreso a una convergencia ante la necesidad de recuperar las seas de identidad de la Unin Europea para tratar de revitalizar su papel, aportando estabilidad a sus instituciones y activando su economa. Por tantas razones, la formacin de un gobierno de progreso en Espaa que sea capaz, en los foros internacionales, de formular respuestas y defender soluciones a tantos retos, no admite dilacin.

Fuente: https://www.eldiario.es/tribunaabierta/Europa-rota-deriva_6_933766634.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter