Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-08-2019

De la Rusia imperial a la Rusia de ahora

Rodolfo Bueno
Rebelin


La Revolucin Rusa de Octubre se da realmente en noviembre, se realiza no contra el zar, que haba abdicado en abril, sino que la llevan a cabo los bolcheviques, rama de la socialdemocracia rusa, contra los mencheviques, otra rama de ese mismo partido, y es una de las tantas consecuencias de la Primera Guerra Mundial. Estalla el 7 de noviembre de 1917 y es un proceso casi incruento, no as la Guerra Civil, que comienza a partir de la revolucin, y la misma guerra que desangran a Rusia.

El socialismo se consolida en la Rusia Sovitica luego de que los bolcheviques derrotan a la intervencin extranjera y a los ejrcitos blancos, comandados por el barn de Wrangel, el Almirante Kolchak y los generales Yudinich y Denikin. Los derrotados en su inmensa mayora emigran de Rusia, pero jams la traicionan ni pierden el profundo amor por su patria. A Denikin los nazis le ofrecen todo para recibir su apoyo, pero siempre les contesta: No quiero a los rojos, pero amo mucho ms a Rusia.

Los acontecimientos revolucionarios se dan de la siguiente manera: la poca preparacin de Rusia para la Gran Guerra le significa una serie de reveses y derrotas. Se generalizan el hambre y el descontento popular, comienzan las manifestaciones polticas, las huelgas ininterrumpidas y los asaltos a los locales comerciales. Los revolucionarios se organizan en los Soviets, a los que se une una parte de los miembros de la Duma, ya disuelta por el zar, y juntos lo derrocan en abril de 1917. Termina as la dinasta de los Romanov, que ha gobernado Rusia en los ltimos tres siglos, y se instaura el Gobierno Provisional presidido por Krensky y el Prncipe Lvov. Las diferencias entre este Gobierno y los Soviets se hacen patentes a propsito de la continuacin de Rusia en la guerra; los rganos de poder son captados en su mayora por las fuerzas bolcheviques, que exigen la salida de Rusia del conflicto, la paz inmediata y la profundizacin de las conquistas populares. Despus del regreso de Lenin del exilio, los destacamentos de obreros y soldados asaltan el Palacio de Invierno, defendido por un batalln femenino, ese es el inicio de la Revolucin Socialista, hecho que cambia el curso de la vida de todos los habitantes del planeta.

La muerte de Lenin provoca la lucha poltica entre los partidarios de Stalin y los de Trotsky. Segn Stalin, el socialismo puede ser construido en Rusia por tratarse de un pas gigantesco y con muchos recursos; en cambio, Trotsky postula la tesis de la revolucin permanente, segn la cual la revolucin en un pas atrasado, como Rusia, no puede sobrevivir a menos que la revolucin triunfe en los pases ms avanzados del mundo. Proclama que el capitalismo jams permitira edificar una nueva sociedad y que sus ataques derrumbaran lo poco que se lograra erigir; asimismo, manifiesta que los rusos son tan atrasados que, en el mejor de los casos, lo nico que podran establecer sera una caricatura del comunismo.

Trotsky sostiene que Stalin ha sustituido la frase El Estado soy yo, del rey Sol, por la sociedad soy yo, y le acusa de abandonar la revolucin mundial por algo imposible, por la construccin del socialismo en un solo pas, para lo cual, segn Stalin, es necesaria la dictadura del proletariado. No piensa as el socialdemcrata Plejnov, que introdujo el marxismo en Rusia, quien escribe que la dictadura de un partido est destinada a convertirse en la dictadura de una persona; por eso, para Trotsky, la de Stalin va a degenerar hasta constituirse en la negacin misma del comunismo.

Stalin es un tpico capricorneano: testarudo y tan diamantino de voluntad que sus mandatos son casi inamovibles; no se conoce ni lo que piensa ni lo que desea y, segn l afirma, desconfa hasta de s mismo. Domina el don de la ubicacin, siempre est en mayora y en los lugares y momentos precisos. Mientras que sus camaradas dirigen el ejrcito, la seguridad y los sindicatos, creyendo estar ms prximos al poder, toma un puesto que todos desprecian, la Secretaria General del Partido Comunista de la Unin Sovitica y, a travs de sus organismos, controla todos los resortes del Estado. Sabe sacar ventaja de las debilidades y aspiraciones de sus adversarios: se une con Zinviev y Kmeniev para vencer a Trotsky y con Bujarin para derrotar a Zinviev y Kmeniev. Despus no le cuesta trabajo ganarle la partida a Bujarin, que se queda totalmente aislado. Por eso, a pesar de que Trotsky es un conocedor de la cultura europea y de su alta preparacin intelectual, finalmente es derrotado por Stalin, que controla el Partido Comunista. Trotsky, luego de ser expulsado de la URSS, organiza la Oposicin de Izquierda Internacional y, despus de que Hitler llega al poder en Alemania, forma la IV Internacional. Se exilia en Mxico, donde es asesinado por Ramn Mercader, un personaje oscuro de la historia.

Lo cierto, y ms all de toda duda, es que Stalin es el nico dirigente comunista que no suea con la Revolucin Mundial, pues tiene los pes bien asentados sobre la tierra y afirma que comprometerse en organizarla es un error tragicmico. En 1931 sostiene que en el plazo de diez aos la Unin Sovitica va a ser invadida por el mundo occidental, se equivoca en muy pocos das. Comprende que la revolucin para subsistir depende de sus propias fuerzas, por lo cual la URSS debe industrializarse, lo que hace mediante planes quinquenales que convierten a ese pas en una gran potencia mundial.

Pese a que transforma una colectividad campesina en una moderna sociedad industrial, la URSS est al borde de desaparecer derrotada por la coalicin militar ms poderosa de la historia, que en 1941 aglutina bajo el mando de Hitler a toda la Europa continental. Sin embargo, luego de heroicas batallas y de liberar a muchos pases del yugo nazi-fascista, las tropas soviticas entran en Berln y el 2 de mayo de 1945 izan la bandera roja en el Reichstag, el parlamento alemn. Una semana despus, el nazismo capitula ante los Aliados. Gracias al heroico sacrificio de todos los hombres libres, la humanidad se salva de vivir bajo el Tercer Reich, sistema poltico que Hitler haba planificado para mil aos.

La guerra ocasiona a la Unin Sovitica la muerte de 27 millones de sus ciudadanos y la destruccin de bienes materiales por un valor cercano a los tres billones de dlares; el pueblo ruso, sin ayuda de nadie, reconstruye su pas. Es Rusia la que lleva el fardo ms pesado de esta contienda, merced a su valenta salvan su vida millones de europeos, estadounidenses e ingleses. Edward Stettinus, Secretario de Estado de EEUU durante la Segunda Guerra Mundial, reconoce que el pueblo norteamericano debera recordar que en 1942 est al borde de la catstrofe. Si Rusia no hubiera sostenido su frente, los alemanes hubieran estado en condiciones de conquistar Gran Bretaa y apoderarse de frica y Amrica Latina.

Stalin gobierna la URSS desde 1922, cuando enferma Lenin, hasta su muerte en 1953. Gracias a su rectitud el pas marcha sobre ruedas, nadie roba y la delincuencia es mnima. Dirige la URSS, pas cuya Constitucin garantiza los mismos derechos para todos sus ciudadanos; donde las clases sociales dejan de ser antagnicas y la tierra y los medios de produccin, para su mejor conservacin y proteccin, son comunes; donde sus ciudadanos son protegidos desde su nacimiento, con privilegios justos que tomaban en cuenta las necesidades bsicas de cada uno de sus miembros en todas las etapas de su vida; donde el trabajador tiene derecho a un trabajo justamente remunerado y pierde el miedo a la enfermedad, la vejez y el desempleo; donde la cultura y la educacin superior son gratuitas para el que las quiera adquirir; donde toda empresa brinda a cada trabajador la oportunidad de desarrollar sus capacidades artsticas, cientficas o espirituales; donde las mujeres tienen los mismos derechos que los varones y, tal vez, un poco ms; donde las madres pueden cuidar con mayor ahnco a sus hijos; donde la nica clase privilegiada son los nios, con iguales derechos independientemente de las condiciones sociales de sus padres; donde no hay ni racismo ni discriminacin racial ni religiosa de ningn tipo; en fin, donde es eliminada la explotacin del hombre por el hombre, origen de todos los males en cualquier sociedad.

Los detractores de Stalin, gobernante que no debe ser ni santificado ni demonizado sino valorado con objetividad, igual a lo que se hace con Isabel I de Inglaterra y Napolen Bonaparte, lo critican sin tomar en cuenta ni la poca ni las circunstancias en que le toc gobernar y le responsabilizan por los excesos e injusticias cometidas; o sea, individualizan lo que es una responsabilidad colectiva.

La aparicin y expansin del mercado negro se da en la URSS en correspondencia con la escasez de productos bsicos, consecuencia de los destrozos gigantescos causados por la Segunda Guerra Mundial. Este mercado posibilita la formacin paulatina de la nueva clase, segn la definicin de Mijail Djilas, compuesta por seres humanos carentes de principios morales, ticos y religiosos que, luego de instituir sus propias reglas de propiedad, toman el control del aparato productivo y de los bienes de la sociedad. Se trata de los chanchitos de La rebelin en la granja, de George Orwell, convertidos en hipoptamos. La toma del poder por esta clase se hace inicialmente de manera timorata, luego toma mpetu hasta que sus tentculos se disgregan por los interminables laberintos de la URSS y de algunos pases del Campo Socialista.

El deterioro intencional del Estado Sovitico desemboca en la reforma conocida como perestroika, que, en el fondo, consiste en entregar la soberana de la URSS por la promesa de gozar del bienestar que disfrutan algunos pases de Occidente, engaabobos que nunca se cumple. Por escuchar cantos de sirena, la URSS se desintegra, aparecen quince nuevas repblicas, destinadas a ser pulverizadas ms an. La desintegracin de la URSS es acompaada de la destruccin de sus fuerzas armadas, de su sistema de seguridad social, de su industria y de la disminucin del nivel de vida del que gozan. Rusia se vuelve pauprrima, en particular, su mortalidad crece tanto que en menos de diez aos su poblacin disminuye en ms de diez millones de habitantes. Y no slo eso sino que, de un da para otro, ms de treinta millones de rusos se vuelven extranjeros en pases de la exURSS, donde han nacido; extranjeros que en adelante son tratados como paras sin derechos, sin que ningn organismo internacional, de esos que abundan y reclaman donde menos se espera, velen por sus vidas, ahora amenazadas.

Putin y su equipo evitan que Rusia desaparezca en esa vorgine, y el meollo de su xito consiste en haber logrado el desarrollo sostenido de Rusia, en ser el portaestandarte de la ideologa rusa, que restaura los ms altos valores nacionales, morales, religiosos, culturales, artsticos y filosficos, que constituyen la civilizacin rusa; y en haber fortificado a las fuerzas armadas de ese pas para defender la soberana, las riquezas, la libertad y la independencia de Rusia.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter