Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-08-2019

Breve historia de la resistencia

Manuel Cabieses D.
Rebelin


Un solo traidor puede con mil valientes.

(ALFREDO ZITARROSA, Adagio en mi pas)

La historia de Mauricio Hernndez Norambuena (Comandante Ramiro) es la historia de miles de hombres y mujeres que lucharon contra la dictadura. Pacficos y annimos ciudadanos, obreros, desempleados, estudiantes, pobladores, intelectuales, profesionales, dueas de casa, jubilados, artistas, empuaron las armas o apoyaron a quienes lo hacan para recuperar libertad, democracia y justicia social en nuestra Patria.

El Frente Patritico Manuel Rodrguez (FPMR), creado por el Partido Comunista, y la Resistencia Popular, generada por el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), tenan diferentes concepciones estratgico-polticas. El primero, nacido en los aos 80, era una organizacin militar clandestina apoyada en la extensa base social del PC cuya estrategia era la poltica de rebelin popular de masas. El MIR, fundado en 1965, tena una estrategia insurreccional que haca suya la tradicin de las revoluciones proletarias. De ah su consigna: Pueblo, Conciencia y Fusil que para 1973 alcanzaba notable incidencia en distintos sectores sociales.

El FPMR y el MIR compartan una irreductible vocacin de rebelda que les llev a enfrentar la dictadura de las FF.AA. y del gran empresariado nacional y extranjero. Vista con la ptica de mesura y clculo poltico de hoy, esa decisin aparece como una insensatez que rayaba en la locura. El estado terrorista dispona de 200 mil hombres en el ejrcito, marina, aviacin, Carabineros y polica civil, armados hasta los dientes. Sus organismos de inteligencia contaban con el mejor instrumental operativo de la poca (una basura comparado con el de hoy) y que, adems, actuaban coordinados con los aparatos represivos de Argentina, Paraguay, Uruguay, Bolivia y Brasil, entrenados y equipados por la CIA.

La fuerza de la resistencia consista en la moral de nuestros militantes y en la justicia de nuestra causa. Tenamos absoluta confianza en la solidaridad activa de los pobres del campo y la ciudad y en el apoyo de la opinin pblica internacional. La resistencia conoci las formas ms altas del herosmo y generosidad que puede alcanzar el ser humano. Pero tambin la expresin ms perversa de la miseria moral: la traicin. En junio de 1987 las escuchas radiales del MIR captaron los seguimientos que la CNI haca a tres rodriguistas. Intentamos avisar al FPMR pero no fue posible tomar rpido contacto. Vivimos horas de impotente desesperacin mientras en distintos puntos de Santiago se registraba la cada de doce militantes del FPMR. Siete sobrevivientes fueron torturados y llevados a una casa deshabitada en Pedro Donoso 582, donde fueron masacrados por los verdugos de la CNI.

En septiembre de 1983 el MIR ejecut al intendente de Santiago, general Carol Urza, y la CNI respondi asesinando a cinco miristas en Fuenteovejuna 1330 y Janequeo 5707. El actor Daniel Alcano, entonces un muchacho que viva cerca de la Plaza Garn, recuerda que la vivienda de Janequeo presentaba decenas de balazos pero en la casa del frente no se vea impacto alguno (1). Estos eran los enfrentamientos de la CNI segn la prensa cmplice- con los terroristas del MIR y FPMR.

En marzo de 1985 Carabineros degoll a tres militantes comunistas, Nattino, Guerrero y Parada, un crimen cuyo salvajismo pretenda aterrorizar a la poblacin para restar apoyo a la resistencia. Ocurri lo contrario: la indignacin del pueblo multiplic la solidaridad con la lucha clandestina.

El 7 de septiembre de 1986 el FPMR intent ejecutar al dictador en el Cajn del Maipo. El tiranicidio fracas pero la represalia fue automtica: al siguiente da la CNI asesin a dos miristas Jos Carrasco y Gastn Vidaurrzaga- y a dos comunistas Felipe Rivera y Abraham Muskatblit-, todos los cuales hacan una vida legal.

En 1987 el PC inici un viraje poltico y cort el cordn umbilical que lo una al FPMR. No obstante, el Frente Autnomo sigui adelante y proclam la guerra patritica nacional. La jefatura la asumi Ral Pellegrin Friedmann (Comandante Jos Miguel), uno de los ms talentosos dirigentes revolucionarios de ese periodo. En octubre de 1988 Pellegrin cay en la toma del poblado de Los Quees junto a su compaera, Cecilia Magni (Comandante Tamara). Los cadveres de ambos, torturados, fueron arrojados al ro Tinguiririca.

En septiembre de 1989 la dictadura iniciaba su repliegue, sin embargo la Direccin de Inteligencia del Ejrcito (Dine) asesin a un joven dirigente del MIR, Jcar Neghme Cristi, que haba destacado en la lucha abierta. El siniestro mvil del crimen fue cobrar gastos operacionales por horas extras de trabajo de los verdugos que teman quedar cesantes. (2)

En marzo de 1990 comenz el gobierno del presidente Patricio Aylwin pero la sangre no ces de correr. A La Oficina se le asign la misin de desarticular los restos de la resistencia. En noviembre fue asesinado el militante del Mapu-Lautaro, Marcos Ariel Antonioletti, al que sus compaeros haban rescatado herido del Hospital Stero del Ro.

En abril de 1991 el FPMR decidi ajusticiar al senador Jaime Guzmn Errzuriz, prominente idelogo de la dictadura y coautor de la Constitucin Poltica an vigente. Este crimen poltico -que tuvo alto costo para el FPMR Autnomo- hay que enjuiciarlo en el contexto de una poca sangrienta. An estaban abiertas las heridas que caus el estado terrorista. Esos 17 aos haban significado centenares de ejecutados polticos, ms de 1.200 detenidos desaparecidos, miles de torturados, exiliados y cesantes. La justicia reclamada por miles de familias se estrellaba contra el apotegma de la justicia en la medida de lo posible que bloqueaba toda esperanza de inclinar la balanza a favor del pueblo.

An hoy, 30 aos despus, los resabios del horror no desaparecen. Se manifiestan en el lenguaje de los trogloditas defensores de la Constitucin, las leyes y el orden heredados de la dictadura. En la super explotacin de los trabajadores. En las vergonzosas franquicias al capital extranjero. En el enriquecimiento acelerado de los ms ricos. En la destruccin del medio ambiente. En la represin a estudiantes, trabajadores, mujeres y pensionados que reclaman sus derechos. Y en la saa con que el estado trata al pueblo mapuche ejemplo histrico de resistencia- que hoy mantiene viva la llama de la rebelda.

(1) Entrevista en televisin, Va X, agosto 2019.

(2) El capitn de ejrcito Luis Sanhueza Ross admiti que la Dine prepar dos alternativas de asesinato: Jcar Neghme y el director de la revista Punto Final, a quienes vigil de cerca, decidindose finalmente por el primero.

https://www.puntofinalblog.cl/blog/breve-historia-de-la-resistencia



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter