Portada :: Brasil :: La Amazonia en peligro
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-08-2019

Quin salvar el Amazonas (y cmo)?

Stephen Walt
Foreign Policy (FP)

Es solo cuestin de tiempo hasta que las grandes potencias intenten detener el cambio climtico por cualquier medio necesario


5 de agosto de 2025: en un discurso televisado a la nacin, el presidente de los Estados Unidos, Gavin Newsom, anunci que le haba dado a Brasil un ultimtum de una semana para detener las actividades destructivas de deforestacin en la selva amaznica.Si Brasil no cumpliera, advirti el presidente, ordenara un bloqueo naval de los puertos brasileos y ataques areos contra la infraestructura crtica de Brasil.La decisin del presidente se produjo despus de un nuevo informe de las Naciones Unidas que seala los catastrficos efectos globales de la continua destruccin de la selva tropical, advirtiendo sobre un punto de inflexin crtico que, de alcanzarse, desencadenara una rpida aceleracin del calentamiento global.Aunque China ha declarado que vetara cualquier resolucin del Consejo de Seguridad de la ONU que autorice el uso de la fuerza contra Brasil, el presidente dijo que una gran coalicin de estados interesados estaba preparada para apoyar la accin de los Estados Unidos.Al mismo tiempo, Newsom dijo que Estados Unidos y otros pases estaban dispuestos a negociar un paquete de compensacin para mitigar los costos de Brasil para proteger la selva tropical, pero solo si primero cesa en sus actuales esfuerzos de acelerar la explotacin.

El escenario anterior es obviamente exagerado, al menos eso creo, pero hastadnde llegaras t para evitar daos irreversibles al medio ambiente?En particular, tienen los estados el derecho, o incluso la obligacin, de intervenir en un pas extranjero para evitar que cause daos irreversibles y posiblemente catastrficos al medio ambiente?

Planteo este tema a la luz de la noticia de que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, est acelerando la explotacin de la selva amaznica (60% de la cual est en manos de Brasil), poniendo en peligro un recurso global crtico.Como saben aquellos de ustedes que tienen ms respeto por la ciencia que Bolsonaro, la selva tropical es un importante sumidero de carbono y un regulador crtico de temperatura, as como una fuente clave de agua dulce.La deforestacin ya ha daado su capacidad para realizar estos roles cruciales, y los cientficos en Brasil estiman que las condiciones cada vez ms clidas y secas podran convertir gran parte del bosque en sabana seca, con efectos potencialmente catastrficos.La semana pasada, la revistafavorable a los negocios y al libre mercado Economist sac en su portada el artculo Deathwatch for the Amazon [Reloj mortal para el Amazonas], que enmarca el tema bastante bien.Para reafirmar mi pregunta original: Qu debera (o debe) hacer la comunidad internacional para evitar que un presidente brasileo equivocado (o lderes polticos en otros pases) tomen medidas que puedan daarnos a todos?

Aqu es donde se pone complicado.La soberana del Estado es un elemento crtico del sistema internacional actual;con ciertas excepciones, los gobiernos nacionales son libres de hacer lo que quieran dentro de sus propias fronteras.Aun as, el duro caparazn de la soberana nunca ha sido absoluto, y varias fuerzas lo han estado destruyendo durante mucho tiempo.Los Estados pueden ser sancionados por violar el derecho internacional (por ejemplo, desafiando las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU), y el derecho internacional autoriza a los pases a ir a la guerra en defensa propia o cuando el Consejo de Seguridad autoriza una accin militar.Incluso es legal atacar el territorio de otro pas de manera preventiva, siempre que haya una base bien fundada para creer que estaba a punto de atacarte primero.

Ms controvertida, ladoctrina dela "responsabilidad de proteger" buscaba legitimar la intervencin humanitaria en potencias extranjeras cuando el gobierno local no poda o no estaba dispuesto a proteger a su propio pueblo.Y como cuestin prctica, los Estados aceptan habitualmente infracciones a su propia soberana para facilitar formas beneficiosas de cooperacin internacional.

Sin embargo, cuando se trata de presionar, la mayora de los Estados se resienten y se resisten a los esfuerzos externos para que cambien lo que estn haciendo dentro de sus propias fronteras.Y a pesar de que destruir la selva amaznica presenta una amenaza clara y obvia para muchos otros pases, decirle a Brasil que pare, y se lo amenace con tomar medidas para prevenir, disuadir o castigar, representa un juego completamente nuevo.Y no pretendo particularizar con Brasil: sera un paso igualmente radical amenazar a Estados Unidos o China si se negaran a dejar de emitir tantos gases de efecto invernadero.

No es que los lderes mundiales no hayan reconocido la gravedad del problema.La ONU consider durante mucho tiempo la degradacin ambiental como una amenaza para la paz y la seguridad internacionales, y el ex representante de poltica exterior de la Unin Europea Javier Solana argument en 2008 que detener el cambio climtico debera estar en el temario principal de las polticas exteriores y de seguridad de la UE. Los acadmicos ya han identificado varias formas en que el Consejo de Seguridad podra actuar para evitarlo.Como escribieron los investigadores Bruce Gilley y David Kinsellahace unos aos, es al menos legalmente factible que el Consejo de Seguridad pueda invocar su autoridad en virtud del Artculo 42, y usar la fuerza militar contra los Estados que considera amenazas para la paz y la seguridad internacionales en virtud de su falta de voluntad o incapacidad para frenar las actividades destructivas que emanan de sus territorios .

La pregunta, por lo tanto, es hasta dnde estara dispuesta a llegar la comunidad internacional para prevenir, detener o revertir acciones que puedan causar un dao inmenso e irreparable al medio ambiente del que dependen todos los humanos?Puede parecer exagerado imaginar que hoy los Estados amenacen con una accin militar para evitar esto, pero es ms probable si las estimaciones del peor de los casos de nuestro futuro climtico resultan ser correctas.

Pero aqu hay una paradoja cruel: los pases que son ms responsables del cambio climtico tambin son los menos susceptibles a la coercin, mientras que la mayora de los Estados que posiblemente podran ser presionados para tomar medidas no son fuentes significativas del problema en cuestin.Los cinco principales emisores de gases de efecto invernadero son China, Estados Unidos, India, Rusia y Japn; cuatro de ellos son Estados con armas nucleares, y Japn es una potencia militar formidable por derecho propio.Amenazar a cualquiera de ellos con sanciones no es probable que funcione, y amenazar con una accin militar seria contra ellos es completamente poco realista.Adems, es poco probable que el Consejo de Seguridad autorice el uso de la fuerza contra Estados mucho ms dbiles, porque los miembros permanentes no querran establecer este precedente y, casi con certeza, vetaran la propuesta.

Esto es lo que hace que el caso brasileo sea ms interesante.Brasil est en posesin de un recurso global crtico, por razones puramente histricas, y su destruccin daara a muchos Estados, si no a todo el planeta.A diferencia de Belice o Burundi, lo que hace Brasil podra tener un gran impacto.Pero Brasil no es un verdadero gran poder, y amenazarlo con sanciones econmicas o incluso con el uso de la fuerza si se niega a proteger la selva tropical, podra ser factible.Para ser claros: no estoy recomendando este curso de accin ni ahora ni en el futuro.Solo estoy sealando que Brasil podra ser algo ms vulnerable a la presin que otros Estados.

Tambin se pueden imaginar otros remedios para este problema.Los Estados ciertamente podran amenazar o imponer sanciones comerciales unilaterales contra Estados ambientalmente irresponsables, y los ciudadanos privados siempre podran tratar de organizar boicots voluntarios por razones similares.Algunos Estados han tomado medidas en esta direccin, y es fcil imaginar que tales medidas se generalicen a medida que se multipliquen los problemas ambientales.Eventualmente, los Estados que gobiernan un territorio ambientalmente sensible podran pagar para preservarlo, en inters de toda la humanidad.En efecto, la comunidad internacional estara subsidiando la proteccin del medio ambiente por parte de quienes posean los medios para hacer algo al respecto.

Este enfoque tiene el mrito de no desencadenar el tipo de reaccin nacionalista que podra provocar una campaa coercitiva, pero tambin podra dar a algunos pases un incentivo para adoptar polticas ambientalmente irresponsables, con la esperanza de obtener beneficios econmicos de una interesada comunidad internacional.

Todo esto es bastante especulativo, y acabo de comenzar a pensar en algunas de las implicancias de estos dilemas. Sin embargo, esto es lo que creo saber: en un mundo de Estados soberanos, cada uno har lo que deba para proteger sus intereses.Si las acciones de algunos Estados ponen en peligro el futuro de todos los dems, aumentar la posibilidad de confrontaciones serias y posiblemente conflictos serios.Eso no hace que el uso de la fuerza sea inevitable, pero se necesitarn esfuerzos ms sostenidos, enrgicos e imaginativos para evitarlo.

Traduccin: Dossier Geopoltico.

Fuente (del original): https://foreignpolicy.com/2019/08/05/who-will-invade-brazil-to-save-the-amazon/
Fuente (de la traduccin): https://dossiergeopolitico.com/2019/08/22/quien-salvara-el-amazonas/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter