Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-08-2019

Nstor Majn: caminos y luchas del exilio (1921-1934)

Jess Aller
Rebelin


Cuando abandona su tierra en agosto de 1921, a Nstor Majn, cosido a heridas y enfermo de tuberculosis, le quedan trece aos de vida que se repartirn entre un calvario de internamientos y amenazas judiciales en Rumana y Polonia hasta 1925, y una relativa tranquilidad en Francia despus, hasta su fallecimiento en 1934. En estos aos lo veremos alejado del protagonismo y la responsabilidad histrica que haba recado sobre l hasta ese momento, dedicado a escribir, a combatir prosaicas dificultades materiales, o enzarzado en discusiones tericas con viejos compaeros. No obstante, su obsesin primordial ser preservar la memoria y el buen nombre del proceso en el que tuvo un papel tan destacado.

Recordar la calma tras la batalla que signific este amargo exilio nos ha de ayudar a perfilar la personalidad del hombre que siempre estuvo detrs del lder carismtico, y a interpretar as mejor algunos rasgos de la Revolucin majnovista. Los datos presentados estn extrados fundamentalmente del monumental trabajo de Alexander Skirda que se cita al final.

Rumana (agosto de 1921 - abril de 1922)

Es a principios de agosto de 1921, cuando acosado por el Ejrcito rojo e imposibilitado por sus mltiples heridas, Nstor Majn toma la decisin, tras consultar con el resto de destacamentos insurgentes, de retirarse con el suyo a Polonia. Su mujer, Galina Kuzmenko les acompaa. Las dificultades de la huida sin embargo dan con todos en la Gran Rumana de Fernando I, enfrentada a los bolcheviques, donde son internados en un campo. Aunque no existan relaciones diplomticas entre los dos gobiernos, el Kremlin exige en seguida la entrega del bandido Majn, peticin que es rechazada por los rumanos, a pesar de que se les chantajea con el asunto de Besarabia, regin que acaban de recuperar.

Para evitar su extradicin, los reclusos se ven forzados a buscar el apoyo de los nacionalistas ucranianos (petliuristas), bien relacionados con los dirigentes de Rumana y Polonia y de hecho asentados actualmente en este ltimo pas, pero stos desconfan de su sobrevenido inters por la liberacin nacional de Ucrania. En abril de 1922, ante una situacin bloqueada y peligrosa, y con cierta aquiescencia por parte de los rumanos a los que no desagrada deshacerse de un husped tan incmodo, Nstor Majn escapa del campo con algunos de sus compaeros y consigue llegar a Polonia, donde todos son aceptados, aunque de nuevo se les interna.

Polonia (abril de 1922 abril de 1925)

Los polacos comprenden perfectamente que Nstor Majn es una buena baza en su conflicto con el Kremlin por el control de Ucrania, y le presionan para que alcance una alianza con los petliuristas, pero el de Guliaipole se escabulle y se concentra en conseguir que se le permita viajar a Alemania o Checoslovaquia. Los bolcheviques por su parte, no tardan en ofrecerle un acuerdo para que trabaje para ellos liderando con apoyo sovitico una revuelta en la Ucrania occidental que ha quedado en poder de los polacos tras el tratado de Riga de marzo de 1921. Aunque l rechaza esta envenenada oferta, desde Mosc se las arreglan para poner en manos de los polacos evidencias falsificadas de unas supuestas maquinaciones en este sentido, organizando un simulacro de intento de fuga a comienzos de agosto. Esto hace que, con Galina y dos compaeros, Nstor sea trasladado a la prisin de Varsovia y se instruya un proceso contra todos ellos por atentar contra la seguridad de Polonia.

La persecucin judicial se prolonga hasta finales de 1923 y da lugar a muestras de solidaridad en todo el mundo. Tras la sentencia absolutoria, los acusados son liberados. En abril de 1925 Nstor, Galina y la pequea Yelena Nstorova, nacida en prisin en 1922, consiguen reunirse en la capital de Francia.

Pars (abril de 1925 julio de 1934)

La estancia de Nstor Majn en Francia va a estar marcada por una relativa tranquilidad que contrasta con todo lo que ha sido su existencia hasta entonces. Se ganar la vida con una gran variedad de oficios manuales, de tornero, pintor o zapatero a tramoyista en la pera de Pars o mecnico en la Renault, pero su delicado estado de salud har que el trabajo de Galina, en fbricas de zapatos, lavanderas o como empleada domstica o en pequeas tiendas, sea esencial en muchos momentos para la subsistencia de la familia. Tambin recibieron algunas ayudas de anarquistas de todo el mundo, aunque segn los minuciosos datos aportados por Skirda en su libro, estos fondos en los ltimos aos no siempre llegaron a sus destinatarios.

Inservible el sable, la pluma es ahora el instrumento de lucha para Nstor Majn y ya en 1925, con Piotr Arshnov y otros exiliados, se las arregla para sacar adelante Dielo trud (La causa del trabajo) una revista libertaria bimensual en lengua rusa de gran nivel terico que llevar un artculo suyo en todos sus nmeros. Algunas de las ideas dominantes de esta publicacin cristalizan en 1926 en un panfleto titulado Plate-forme organisationnelle de lunion gnral des anarchistes (projet), en el que recogiendo las enseanzas de la experiencia ucraniana se aboga por dotar al movimiento crata de una cierta organizacin que le permita funcionar ptimamente. Adems de esto, Nstor trabaja en sus memorias, cuyo primer volumen aparece en traduccin francesa en 1927.

Las crticas al proyecto plataformista no se hicieron esperar y sus ms destacados detractores fueron Volin y Errico Malatesta, que vean en l un intento de bolchevizar el anarquismo. El enfrentamiento entre Nstor y Volin se vio agravado tambin por una agria polmica a raz de un artculo del primero en el que rebata afirmaciones del historiador ruso Mijal Kubanin y de pasada comentaba algunas inconsistencias de Volin que haban dado pie a las tesis de Kubanin. Esto fue tomado a la tremenda por Volin y provoc a un vitrilico cruce de acusaciones en letra impresa que aniquil la escasa amistad existente entre los dos anarquistas. El distanciamiento puede haber influido en el retrato que se da de Nstor en La revolucin desconocida, con acusaciones para las que historiadores como Skirda, que ha estudiado concienzudamente los datos disponibles, no hallan fundamento.

En julio de 1927 Nstor Majn recibi la visita de Francisco Ascaso y Buenaventura Durruti, prfugos de la dictadura de Primo de Rivera. Las crnicas del encuentro nos describen a un Nstor ya enfermo y debilitado, pero que se entusiasma ante la perspectiva de que su lucha renazca, y ahora adems con la circunstancia favorable de un sentido de la organizacin que, un poco optimistamente, atribuye a los espaoles, y segn l podra marcar la diferencia con la experiencia de Ucrania. Llega a ofrecer su ayuda, con el coraje del que puede presumir de no haber rechazado nunca un combate.

En 1931 Piotr Arshnov se reconcilia con los bolcheviques, y dos aos despus regresa a la URSS. Influyen en esta decisin, casi incomprensible, la ruptura con muchos viejos amigos por el asunto de la Plataforma, las quejas de su mujer, que no se adapta a la emigracin, y la proteccin otorgada por un antiguo compaero de celda, Serg Orzhonikidze, que se ha convertido en ntimo colaborador de Stalin. Tras el suicidio de su valedor en 1937, Arshnov ser fusilado, con cargos, que quisiramos creer, de intentar restaurar el anarquismo en Rusia. La defeccin del viejo camarada fue el golpe de gracia para un Nstor Majn en el estadio terminal de su tuberculosis. Vivi unos meses muy duros y al fin hubo de ser internado en el hospital Tenon, donde falleci el 25 de julio de 1934. Sus cenizas reposan en el cementerio Pre Lachaise, muy cerca del Mure des fdrs donde estn enterradas muchas vctimas de la represin de la Comuna de Pars de 1871.

Galina Kuzmenko y Yelena Nstorova trabajaron en Alemania durante la guerra mundial y luego fueron detenidas por el NKVD y enviadas a la URSS, donde Galina estuvo encarcelada hasta 1954. Despus a las dos se les asign residencia en Taraz (Kazajstn) y all vivieron hasta sus fallecimientos en 1978 y 1993 respectivamente. Semnov, el historiador sovitico, que entrevist a Yelena en 1968, nos habla de una mujer atractiva con fuerte acento francs, amargada por las persecuciones y sinsabores que su origen le haba regalado a lo largo de toda su existencia, y con amables recuerdos de un padre carioso en una casa siempre llena de gente, libros y peridicos.

Documentacin utilizada:

Nestor Makhno-Anarchys cossack. The struggle for free soviets in the Ukraine (1917-1921) de Alexander Skirda (2004).

Durruti en la Revolucin espaola de Abel Paz (2004)

Souvenirs sur Nestor Makhno de Ida Mett (1984).

La revolucin desconocida de Volin (1947).

Historia del movimiento majnovista de Piotr A. Arshnov (1924).

Blog del autor: http://www.jesusaller.com/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter