Portada :: Brasil :: La Amazonia en peligro
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-08-2019

La Amazonia y los lmites del desarrollo

Mauricio Ramrez Nez
Rebelin


Los acontecimientos suscitados hacen ya ms de dos semanas en la Amazonia Sudamericana nos generan ms que preocupacin. Adems de las cantidades de flora y fauna destruidas, mismas que no sern sencillas de recuperar en corto tiempo, nos obliga a reflexionar con profundidad sobre otra variable; nuestro modelo global de desarrollo. Ese patrn rgido que prioriza el hiperconsumo frente al uso racional de los recursos escasos y que, de cara a la crisis climtica mundial, ofrece acelerar ms los procesos de explotacin irracional de la madre tierra.

Entremos en detalle y veamos porqu afirmamos esto. La lgica de nuestra economa moderna, que de paso ha dejado de lado aspectos humanistas bsicos, se basa en la acumulacin infinita de riqueza, un crecimiento desmedido y sobreexplotacin de recursos naturales o materias primas. Esto implica que hay tres variables que gravitan en funcin de esa direccin, a saber; desarrollo tecnolgico y avances cientficos, de gran importancia y aportes para la evolucin de las sociedades, pero que al mismo tiempo generan una dependencia significativa de todas las naciones.

Como segunda variable nos encontramos nosotros, la humanidad; vistos como medios para un fin y no como uno en s mismo, donde cada vez importa menos el cmo nos sentimos, y se vuelve difcil entender la vida desde concepciones que no sean estrictamente productivas. La siguiente es igual de relevante; la naturaleza, que, desde inicios de la revolucin industrial, hemos visto irresponsablemente como una fuente ilimitada de materias primas para su transformacin en bienes para la venta. No obstante, desde hace ya algunos aos, comprobamos de formas muy contundentes, que la entropa de dicho proceso es altamente txica e insostenible para el ambiente, y adems tiende a agudizar las desigualdades econmicas, al olvidar establecer los medios adecuados para garantizar el bienestar de las grandes mayoras.

Esto es un tema serio, debemos recordar que, al referirnos a la naturaleza nos introducimos en un mundo de recursos naturales escasos y la correspondiente dependencia de las naciones hacia ellos, es hablar de extincin masiva de especies, as como degradacin climtica y de la vida marina. Por supuesto que las guerras por estas razones no se van a hacer esperar en contextos polticos complejos, donde las divisiones polticas internas de los pases tornan difcil el arte de gobernar con equilibrios.

De cara a estos acontecimientos, algunos autores y expertos en el tema han empezado a hablar de ecocidio, concepto que llama la atencin porque nos mueve a reflexionar al respecto. Es tiempo de repensar el modelo global y local de desarrollo, el crdito ambiental que venimos viviendo cada ao (actualmente necesitamos 1,7 planetas tierra para complacer nuestros niveles de consumo) es una seal inequvoca para sumar en la lista de compromisos por adquirir en lo relativo a nuestro futuro como humanidad.

Para entender cmo iniciar un cambio de rumbo, podemos recordar la vigencia que tienen las palabras de Don Pepe Figueres en su texto Cartas a un ciudadano de 1955, cuando nos recordaba sobre la razn de ser del crecimiento econmico y del desarrollo: Con demasiada frecuencia cometemos el error de creer que la abundancia puede ser un fin en s misma. Que nuestros empeos y nuestros sacrificios por tener ms cosas se justificaran simplemente por el hecho de tenerlas o de disfrutarlas. Eso no es as; el verdadero fin de nuestros esfuerzos, el producto final, debe ser, no la riqueza sino el hombre. La calidad del ser humano que nuestra sociedad ayude a formar, la cantidad de ciudadanos que logremos modelar conforme a las ms elevadas concepciones del espritu: esa ha de ser la prueba del buen resultado de nuestros empeos.

Esta sabia reflexin no solamente nos motiva y llena de entusiasmo para trabajar en la direccin correcta, sino que nos muestra luces en medio de tanta nubosidad en relacin con el norte de hacia dnde debemos enrumbar el nuevo paradigma del desarrollo. La revolucin digital, el desarrollo de energas renovables de bajo costo cada vez con mayor eficiencia, y las oportunidades que el mundo nos ofrece en esa direccin, son propuestas concretas en la ruta del Bien-vivir, ese anhelo por vivir una vida con propsito, menos consumista, en armona y responsabilidad con uno mismo, los dems, y sobre todo, con la naturaleza.

En nuestras manos est el darle espacio a la innovacin, la tecnologa, el humanismo y el respeto profundo por el medio ambiente. Eso pasa por hacer un esfuerzo de voluntad y conciencia para reflexionar sobre los hbitos de consumo y produccin que nos dominan, un alto en el camino no est mal y una pregunta como: esto realmente me llena y me hace feliz?, es parte de un paso por ese buen camino. Lo que est sucediendo en la Amazonia es una seal, una alarma mundial y un punto de inflexin que no podemos brincar para seguir como si no ha pasado nada.

Las soluciones en lo global y local existen, es cuestin de un poquito de voluntad poltica, que nos pongamos de acuerdo entre todos los sectores. Costa Rica debe ser pionera y liderar una visin diferente por esta nueva senda, contamos con grandes ejemplos histricos, cuyos hechos demuestran que si se puede. Recordemos los aos 40, primero con la gran Reforma Social, donde Monseor Sanabria, el Dr. Caldern Guardia y Don Manuel Mora protagonizaron uno de los episodios ms memorables, mientras que aos despus, en 1948, Don Pepe junto con Don Manuel Mora, nos vuelven a confirmar con el Pacto de Ochomogo que dio fin a la guerra civil, que el dilogo franco y constructivo, poniendo siempre el inters pas por delante antes que el particular, es una herramienta muy poderosa para compartir ideas y salir delante de cualquier circunstancia compleja que nos toque enfrentar.

Mauricio Ramrez Nez es profesor de Relaciones Internacionales.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter