Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-08-2019

Mujeres invisibles 1
Hildegard von Bingen

David Torres
Pblico


El problema de algunos visionarios es que se adelantaron demasiado a su poca. Aristarco de Samos formul la teora heliocntrica unos doce siglos antes que Coprnico, pero sus libros se perdieron en el incendio de la Biblioteca de Alejandra y hoy su nombre es una mera curiosidad para los aficionados a la Astronoma. Algo parecido puede decirse de Demcrito de Abdera, quien alumbr los rudimentos de la teora atmica a travs de un pensamiento que mezclaba la intuicin con la lgica. La hiptesis sonaba tan extravagante que hubo que esperar desde el siglo V a. C. hasta el siglo XIX para que el tomo entrara con todos los honores en la historia de la ciencia.

La cosa se complica en el caso de que el visionario nazca con el sexo equivocado, puesto que las mujeres nunca han pintado nada o casi nada en el mbito cientfico, literario o artstico. Por eso, muy poca gente habr odo hablar de Hildegard von Bingen, tambin conocida como la Sibila del Rin, una abadesa alemana del siglo XII a la que se considera precursora en campos tan variados como la medicina, la biologa, la antropologa, la lingstica y, sobre todo, la msica. En los muchos libros que dedic al origen y tratamiento de las enfermedades, y a las propiedades curativas de aves, reptiles, mamferos y minerales, destaca el que dedic a la clasificacin de las plantas segn sus virtudes teraputicas. Experimentando con su propia mala salud, lleg a alumbrar los principios de la holstica, una perspectiva totalizadora que la medicina occidental tardara mucho tiempo en recuperar. Tambin invent un idioma artificial, la lingua ignota , considerado el primer antecedente del esperanto, as como un alfabeto de uso propio cuya utilidad se desconoce. Entre sus intuiciones cientficas, se incluyen embriones de lo que siglos ms tarde desembocaran en la ley de la gravitacin universal y la teora heliocntrica.