Portada :: Brasil :: La Amazonia en peligro
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-09-2019

Bolsonaro: etnocida y pirmano

Ivn Restrepo
La Jornada


Hace cuatro meses,  los ocho exministros del Medio Ambiente que Brasil tuvo desde 1993 hasta el ascenso como presidente del ultraderechista Jair Bolsonaro, publicaron un manifiesto en el que condenan el desmontaje que el actual mandatario realiza de las polticas sociales y ambientales. Lo hicieron en la Universidad de Sao Paulo. Entre otras cosas, sealan que, en contra de lo que dicta la Constitucin brasilea, diversas medidas oficiales terminan con la capacidad de formular y establecer polticas pblicas sobre el medio ambiente.

Criticaron la hostilidad del gobierno hacia las instituciones pblicas que buscan conservar la naturaleza y evitar la deforestacin de la Amazonia. Bolsonaro dijo en su campaa electoral que esas instituciones forman parte de la industria de la multa y obstaculizan el desarrollo. Los exministros, pertenecientes a diversos partidos e ideologas, tambin reprobaron la supresin de la Agencia Nacional del Agua, la transferencia del Servicio Forestal al Ministerio de Agricultura y la extincin de la Secretara del Cambio Climtico. Con esas medidas aseguran Brasil pierde credibilidad internacional y se desdice de lo que prometi cumplir en el Acuerdo sobre el Clima, celebrado en Pars en 2016. Bolsonaro, como Donald Trump, niega que exista un cambio climtico.

A lo que pasa en Brasil se suman los efectos que tiene en Bolivia la medida aprobada por el gobierno para alentar la quema de pastizales: ms de un milln de hectreas arboladas consumidas por el fuego; desaparicin casi total de una importante reserva natural en territorio indgena: embi Guasu (en guaran, Gran Refugio). Hay otras tragedias en el sector forestal que no debemos olvidar: los incendios en Siberia que hace un mes todava no poda apagar el gobierno ruso. Arrasaron con ms de 3 millones de hectreas. No se destaca en los medios y poco por las organizaciones defensoras del medio ambiente, el drama que viven varios pases de frica, al que la agencia aeronutica y del espacio estadunidense, la NASA, califica como un continente en llamas. All se localizan ms de las dos terceras partes de los incendios que cada ao hay en el mundo. Esto aumenta el drama que viven millones de personas y explica en parte por qu migran hacia Europa. Groenlandia, el estratgico territorio que el seor Trump ofreci tontamente comprar a Dinamarca, padece daos por el fuego. En fin, lo hay igualmente en los bosques de las islas Canarias y en California.

Pero la actitud ms insolente y arrogante ante tragedias que pudieron evitarse es la del gobierno de Brasil. Su presidente ha demostrado insensibilidad por lo que se vive en la Amazonia y pretende poner condiciones a los apoyos financieros internacionales que ayudaran a apagar el fuego. Calla sobre el destino de las superficies arrasadas por las llamas. Eso quiere decir que, en vez de establecer programas para reforestarlas, sern utilizadas por los grandes intereses econmicos locales e internacionales. Los incendios en los pases tropicales son provocados fundamentalmente por quienes desean establecer emporios ganaderos, agrcolas y mineros. Eso muestra la historia en Brasil y las dems naciones que comparten con l la Amazonia. Y sucede tambin, por ejemplo, en el sureste de Mxico.

Es lamentable que sea un mandatario europeo, el de Francia, el que en la reunin del Grupo de los Siete, llamara a salvar la Amazonia y reciba por ello crticas de Bolsonaro. ste presume tener una esposa guapa, a diferencia del seor Macron. Hay mujeres hermosas y hombres apuestos, pero muy tontos. Agreguemos la tibia y tarda, respuesta para acciones conjuntas de los gobiernos corresponsables de garantizar el buen estado del pulmn verde del planeta: Colombia, Ecuador, Per, Bolivia, Paraguay, Chile... En el colmo, descartaron a Venezuela en las tareas de proteccin.

A lo dicho por los exministros y a la repulsa internacional por no proteger la Amazonia, la burocracia brasilea respondi que lucha contra la deforestacin ilegal con acciones efectivas y no meramente retricas. En la realidad hace lo contrario y alienta la desaparicin de los pueblos nativos, guardianes de la biodiversidad ms importante del planeta.

Fuente: https://www.jornada.com.mx/2019/09/02/opinion/022a1pol


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter