Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-09-2019

Antineoliberalismo

David Brooks
La Jornada


Foto
Durante los ltimos 40 aos, Estados Unidos al igual que tantos otros pases fue sometido a la receta neoliberal con muchos de los mismos efectos: concentracin de la riqueza y la correspondiente desigualdad econmica. Ante ello, brot una resistencia antineoliberal que se expres de diferentes maneras; muchos de sus representantes se identifican abiertamente como socialistas, entre ellos el senador Bernie Sanders (en la imagen, ayer en Raymond, Nueva Hampshire). Foto Ap.

Ante el inaguantable torrente  de ataques, asaltos, crmenes, corrupcin, impunidad y las medidas descaradamente crueles del rgimen estadunidense en estos ltimos dos aos, no es difcil perder de vista el surgimiento de otras fuerzas que, por ahora, ofrecen rayos de luz vitales con un potencial que preocupa, y mucho, a la cpula econmica y poltica de este pas.

Durante las ltimas cuatro dcadas, Estados Unidos al igual que tantos otros pases del llamado Tercer Mundo fue sometido a la receta neoliberal con muchos de los mismos efectos, aunque en diferentes escalas, y con el mismo resultado final: una concentracin de la riqueza y la correspondiente desigualdad econmica que hoy esta al centro de la disputa por el futuro.

Ante ello, al igual que en otros pases, brot aqu una resistencia antineoliberal que se expres de diferentes maneras, incluida la lucha contra el TLCAN (definido entonces como el candado de las reformas neoliberales en los tres pases) y despus el movimiento altermundista; pasando por la resistencia de los inmigrantes, al estallido de Ocupa Wall Street.

Tal vez lo ms sorprendente es que ahora muchos de los actores antineoliberales se identifican, abiertamente, como socialistas, y bajo esa amplia y ambigua bandera estn definiendo gran parte del debate poltico nacional, incluyendo en la pugna electoral presidencial a travs de figuras como el senador socialista democrtico Bernie Sanders.

Aunque algunos intentan descartar la importancia de estas expresiones, la cpula suprema del pas est cada vez ms preocupada por estas fuerzas antineoliberales.

La Business Roundtable, integrada por 192 ejecutivos en jefe de las empresas ms grandes del pas, recin emiti una extraordinaria declaracin sobre el propsito de las empresas, al sealar que el objetivo de generar ganancias para accionistas ya no debe ser la nica meta y que ahora debera incluir servir los intereses de sus clientes, sus trabajadores y las de sus comunidades y proteger el medio ambiente, hereja absoluta de la biblia neoliberal de Milton Friedman. Reconocieron que el sueo americano no est funcionando para todos, y resaltaron la desigualdad de ingresos como un problema central, ellos han de saber, son el 1 por ciento. (opportunity.businessroundtable.org/ ourcommitment/). En los ltimos meses, otras figuras empresariales han sonado alarmas de que el sistema podra estar enfrentando un momento existencial.

El propio presidente ha repetido que estamos alarmados por las llamadas por adoptar el socialismo y reitera en sus mtines: jams permitiremos que Estados Unidos se vuelva un pas socialista.

Este pnico empresarial y poltico es, en gran medida, un reconocimiento de que hay una creciente desilusin con el experimento neoliberal, y que el mensaje de polticos como Sanders contra la injusticia econmica del sistema actual est resonando cada vez ms un amplio apoyo entre el electorado.

Desde hace un par de aos, de manera paralela con el fenmeno populista de derecha, las fuerzas autodefinidas socialistas, junto con aliados progresistas, tambin han captado la atencin y cada vez ms poder, dentro del Congreso y en puestos locales y regionales. Ms an, buena parte del debate poltico entre el establishment gira sobre cmo y cundo floreci el socialismo en este pas, y cmo controlarlo. Diversas encuestas registran que la mayora de los jvenes menores de 30 aos de edad favorecen el socialismo sobre el capitalismo por primera vez; y 43 por ciento de todos los estadunidenses dicen que el socialismo sera positivo para este pas.

Muchos de los movimientos progresistas ms importantes y poderosos del momento desde los dreamers inmigrantes, a Black Lives Matter, los estudiantes contra las armas, y ahora las colegas de Greta Thunberg, entre otros de alguna manera estn rechazando si no el modelo mismo, s las consecuencias violentas del neoliberalismo.

Tal vez todo esto apunta a que el actual rgimen es el ltimo grito histrico para defender un modelo brbaro ante estos movimientos civilizadores.

Fuente: http://www.jornada.com.mx/2019/09/02/opinion/029o1mun


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter