Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-09-2019

Immanuel Wallerstein y el pensamiento necesario

Cristbal Len Campos
Rebelin


Siempre crtico y comprometido, el socilogo estadounidense Immanuel Wallerstein ha fallecido, vivi de 1930 al 2019, dejando un legado controvertido y renovador de las Ciencias Sociales. Wallerstein es uno de los grandes pensadores de las ltimas dcadas, fue distinguido alumno del intelectual Fernand Braudel, catedrtico diversas universidades en el mundo, director del Centro Fernand Braudel de la Universidad Estatal de Nueva York en Binghamton y presidente por varios aos de la Sociedad Internacional de Sociologa. Su legado intelectual incluye la publicacin de obras fundamentales para la comprensin del mundo actual, su crtica y superacin, pues Wallerstein, fue un importante analista del capitalismo, de la llamada globalizacin o mundializacin y de las Ciencias Sociales, por las cuales breg para su renovacin conceptual y su replanteamiento ante las necesidades latentes en las sociedades oprimidas. Dialog abiertamente con la obra de Carlos Marx de quien tambin fue crtico pero no en el sentido reaccionario para negarlo y encontrar un lugar en los curules sagrados de la academia, sino que puso en tela de juicio los conceptos fundamentales de la obra marxista, con el propicito de actualizar las reflexiones sobre el capitalismo y las formas posibles de superacin de los males generados por dicho sistema. Wallerstein fue sin duda, un intelectual comprometido con la transformacin y la construccin de un mundo mejor en donde quepan todos los mundos.

Ese compromiso intelectual que marc toda su vida, lo llev a plantear la necesidad de Impensar las Ciencias Sociales , titulo de una de sus obras, en la que menciona que: Gran parte de las ciencias sociales del siglo XIX se repiensa constantemente en la forma de hiptesis especficas. Sin embargo, adems de repensar creo que necesitamos "impensarlas" debido a que muchas de sus suposiciones -engaosas y constrictivas, desde mi punto de vista estn demasiado arraigadas en nuestra mentalidad. A lo largo de su trayectoria sostuvo interesantes debates con acadmicos de diversas corrientes, gobiernos, movimientos sociales e intelectuales de izquierda y derecha, defendiendo su perspectiva del Anlisis de los Sistemas-Mundo (Word-Systems Analysis), que presentara en cuatro volmenes, en los que estableci diferencias categricas entre lo que llamara centro y periferia, para distinguir los lugares ocupados por naciones y regiones en el desarrollo histrico del capitalismo. Esta gran obra, constituye su mayor legado, que desde los aos 1970, viene generando debates y reinterpretaciones del acontecer sistmico.

Sus estudios los inici enfocado en temas poco tratados para la poca, como lo fueron su acercamiento a la realidad africana, sus postulados sobre la relacin clase, raza y nacin, o sus anlisis entorno a al desarrollo de los Estados Unidos como una potencia en franca decadencia, adems, como parte de su Anlisis de los Sistemas-Mundo, elabor importantes contribuciones a lo que hoy conocemos como geopoltica y sobre los estudios econmicos contemporneos. Consider y practic en muchos momentos un examen detallado de la Historia Inmediata, sumando esta perspectiva a la lnea histrica que traz en toda su obra sobre el desarrollo del capitalismo para comprender mejor lo que llam crisis terminal al referirse de manera particular al Imperio de los Estados Unidos y al sistema en s.

Como producto de la raz de los Anlisis de los Sistemas-Mundo, desarroll el trmino movimientos anstisistmicos, con el objetivo de plantear una forma de expresin que incluyera en un solo grupo aquellos movimientos sociales que histricamente han sido de gran importancia, pero que han estado enfrentados en la mayora de las ocasiones por sus objetivos y proyectos alternativos a la dominacin burguesa o extranjera; los movimientos nacionalistas y los socialistas. Ambos movimientos al llegar al poder a decir de Wallerstein- combinaron factores como la burocratizacin, la excesiva verticalidad, el desapego en la realidad de sus planteamientos discursivos. Estos factores al juntarse son para Wallerstein el principal detonante de la importancia que tiene hasta ahora la revolucin cultural de 1968 a lo largo del mundo. Sus demandas universales contra la hegemona de los Estados Unidos en la tierra, contra la burocratizacin de la Unin Sovitica y la llamada vieja izquierda al acusarla por no ser solucin, sino parte del problema, dieron lugar a la ruptura cada vez ms definitiva con las viejas formas de pensar y organizar la resistencia, dando paso al surgimiento de nuevos movimientos y de nuevos actores sociales. Los ecologistas, las feministas, las luchas de las minoras tnicas y raciales como la de los negros en Estados Unidos y la de los pueblos originarios en Nuestra Amrica, el surgimiento de organizaciones defensoras de los derechos humanos, junto a los movimientos antiglobalizacin, son los principales nuevos movimientos antisistmicos, que en su mayora han sido aglutinados en el Foro Social Mundial y que representan manifestaciones de la lucha de clases planteada por Marx como motor de la historia.

La trascendencia de los nuevos movimientos se refleja en sus formas de organizacin interna y de relacin con otros movimientos, alejados lo ms posible de la solemnidad y las jerarquas, cargados de una mayor tolerancia y pluralidad, pero sobre todo con una posicin antidogmtica. Amrica Latina es el rincn de muchos de estos movimientos sociales; los zapatistas mexicanos, los Sin Tierra de Brasil, los indgenas de Bolivia y Ecuador que incluso han derrocado gobernantes, y los movimientos de masas que han conseguido en base a la lucha cambios importantes en la polticas de sus respectivos pases latinoamericanos. Justamente fueron los zapatistas uno de los movimientos que en particular llamaron la atencin de Wallerstein, debido a que su impacto en todo el planeta ha logrado conformar una red mundial de solidaridad y su influencia en diversos movimientos del continente ha demostrado su importancia y trascendencia para la conformacin de alternativas al capitalismo.

La renovacin de los proyectos emancipatorios mucho pueden tomar de la lectura y la discusin de los planteamientos de la obra de Immanuel Wallerstein, las izquierdas del mundo tienen en su legado aportaciones vigentes para el anlisis actual y para los debates venideros de donde extraer y utilizar valiosas ideas tiles en la construccin de la utopa libertadora, pues a pesar de que el capitalismo est en crisis, no se puede garantizar su desaparicin, esto, nicamente puede hacerse a travs de la praxis colectiva de los oprimidos.

Cristbal Len Campos es integrante del Colectivo Disyuntivas

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter