Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-09-2019

El loser, el sujeto poltico que tienen en comn ISIS y Trump

Hugo Cuevas Soria
Rebelin


Hace poco ms de dos aos del atentado en Las Ramblas, un atropello masivo que se cobrara la vida de 15 personas. Dicho atentado, reivindicado por el ISIS, conmocionara a la sociedad espaola: la poltica armada, el terrorismo, volva a operar en un pas con demasiada historia al respecto.

Las reacciones sociales, como siempre ocurre ante situaciones que mezclen poltica y sentimiento, se expresaran con carcter variopinto: psiclogos voluntarios, donaciones de sangre, taxistas gratuitos... En definitiva, actos de amor que se contraponan a los discursos de odio que promovan ciertos sectores sociales haca la comunidad musulmana. Pero, exista un sentimiento compartido por toda la sociedad: el dolor. Seran cientos los actos para conmemorar a las vctimas, minutos de silencio, actos religiosos, manifestaciones En todos ellos el dolor, el sufrimiento, actuaba como germen, coordenada de nacimiento, del resto de sentimientos sociales. Es necesario reflexionar sobre las implicaciones polticas de esta emocin.

Pocos das despus del atentado, se viralizara la siguiente foto en redes sociales:

Se trata de un testimonio dursimo: un autodenominado vagabundo se ofrece, ante un universo injusto, como moneda de cambio por las vidas arrebatas durante la barbarie. La foto, con muy poco, nos habla de toda una vida. Rpidamente, nuestra cabeza comienza a divagar para ponerle cara a su protagonista, imaginamos su existencia, cientos de biografas que nos expliquen cmo ha llegado al presente de la instantnea y, finalmente, empatizamos. Empatizamos con facilidad. Es curioso, personas con vidas acomodadas nos reconocemos, como si nos viramos frente a un espejo, con el protagonista de nuestra imaginacin. Vivenciamos como propia la frase mi vida no vale para nada. Un sentimiento de derrota, el de un perdedor, el de un loser. Nos hemos acostumbrado a este sentimiento. Dramticamente, es la misma emocin con la que se describe a los ejecutores de los atentados, el dolor por una vida de derrotas, personas solitarias, fracasadas en lo social, laboral y lo afectivo que asumen su vida como un castigo, la responsabilidad de su presente es toda suya. Repito: losers, nos hemos acostumbrado a este sentimiento.

Educados en la sociedad de las tazas de Mr. Wonderful y su falso empoderamiento, una barata enfatizacin del individualismo, asumimos que nuestras desdichas son nuestras responsabilidades: hemos aprendido a criminalizar al pobre, incluso cuando lo somos nosotros mismos. De hecho, hoy, hasta el ms rico puede sentirse un loser. Atiendan, si no me creen, al ansia revanchista del votante de Vox, un perfil que se encuentra derrotado, solo, en un mundo que cambia continuamente. Dicha sensacin, la del hedor a perdedor que generan estas derrotas socialmente autoimpuestas, solo tiene una traduccin emocional: la rabia y la frustracin.

La conclusin, pese a su complejidad, se vislumbra con claridad: son los mismos sentimientos de loser que padece este outsider, nuestro sintecho, los mismos que llevan a una persona a abrazar el fundamentalismo religioso. Tras la empata, el pnico. Cualquiera podra dejar la prxima nota o conducir la prxima furgoneta. Podra sacarse redito poltico de este sentimiento de derrota colectivo?

El miedo de hace dos aos, hoy es real. No, ISIS no ha engordado sus filas, de hecho, su proyecto se encuentra en decadencia. En su lugar, hoy podemos observar como los movimientos dextropopulistas, populismos de derechas, avanzan en todo el mundo, la crisis sistmica por la hegemona mundial ha acelerado su aparicin: Donald Trump, Santiago Abascal, Jair Bolsonaro, Jean-Marie Le Pen, Viktor Orban, Matteo Salvini, Nikolaos Michaloliakos, Recep Tayyip Erdoğan

Con sus particularidades propias, todos estos nuevos actores comparten dos lneas discursivas que pretenden seducir al nuevo sujeto social, el loser: el frente a un enemigo comn, causante de sus desgracias, y la formacin, mediante el recuerdo de tiempos mejores, de un nuevo gran sentimiento nacional.

De este modo, respecto a la formacin del enemigo comn: si ISIS llama a la accin contra los occidentales, Trump se opone a los inmigrantes latinos, lo cual, por cierto, ha dado como resultado un atentado similar al de Cambrils, los paralelismos son dramticos. Si ISIS reclama el territorio sagrado, Abascal acusa a los comunistas de dividir Espaa. Si ISIS enarbola una superioridad moral frente a los herejes, Bolsonaro tacha a las feministas de asesinas abortistas o enemigas de la familia tradicional. Si ISIS enaltece el odio contra los no-creyentes, Le Pen se postula contra la comunidad musulmana En un mundo en el cual las enfermedades mentales o las estadsticas de infelicidad alcanzan cifras records cada ao, nos encontramos con una discursiva capaz de encontrar y sealar a los culpables de las frustraciones de una sociedad que se percibe a s misma como derrotada. Da igual la naturaleza de tus problemas, siempre habr un comunista, progre, feminista, extranjero, musulmn, etc. Al que echar las culpas, el nuevo enemigo comn de la derecha reaccionaria es la diversidad discriminada.

Por otro lado, la formacin del gran sentimiento nacional: si ISIS reivindica la formacin del gran estado islmico, Trump nos propone el Make America Great Again, Abascal recuerda con aoranza el imperio en el que nunca se pone el sol, Bolsonaro exige Brasil por encima de todo o Le Pen llama a formar una europa con centro en Francia. Nos encontramos en este caso, con consignas en positivo, victorias nacionales que suplen, a modo de catarsis, las frustraciones personales de los sujetos a los que pretende seducir.

Mientras la izquierda duerme, los dextropopulismos han aprendido algo de Lenin: conocen el sujeto poltico a seducir, sus pulsiones y la forma de redireccionarlas para conformar un nuevo tejido social de orden nacionalista. En este contexto de deriva reaccionaria, el loser nacional ser el sujeto poltico que aplaste al loser extranjero.


Fuente: https://www.elsaltodiario.com/el-blog-de-el-salto/loser-sujeto-politico-comun-isis-trump

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter