Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Palestina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-09-2019

Acuerdo del siglo, parte final de la trampa de Oslo tendida para las lites polticas palestinas

Joseph Massad
Middle East Eyes


El "acuerdo del siglo" del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, nos dice que solo los empresarios y policas palestinos pueden liberar a Palestina y a los palestinos de su tragedia actual. Cmo se ha transformado la lucha palestina de ms de un siglo por la liberacin del colonialismo de los colonos sionistas en una lucha para empoderar a los empresarios palestinos y a la polica palestina que los protege y protege la ocupacin israel?

La victoria de israel en Oslo

La historia comienza en Oslo. La victoria ms importante que logr Israel cuando firm los Acuerdos de Oslo con la Organizacin de Liberacin de Palestina (OLP) en 1993 fue que la OLP transfiriera todas las relaciones futuras con Israel a una nueva entidad llamada Autoridad Nacional Palestina (AP). Al hacerlo, la OLP, que represent, hasta entonces, a todos los palestinos en el mundo, incluidos los de Israel, en el exilio y en los Territorios Ocupados de 1967, fue transformada en la Autoridad Palestina, que afirma representar solo a los palestinos de Cisjordania y Gaza. (Israel se neg incluso a permitir que incluyera a los palestinos de Jerusaln oriental).

La OLP se disolvi efectivamente y los palestinos se redujeron en dos tercios. A cambio, la OLP reconoci el derecho de Israel a existir en paz y seguridad, un derecho que, segn Israel, lo convierte en el estado de todos los judos del mundo. Israel ha triplicado su poblacin juda al afirmar que todos los judos que viven fuera de Israel son en efecto israeles. En consecuencia, los palestinos se convirtieron en minora y los judos se triplicaron.

Cooptacin y represin

Adems, los Acuerdos de Oslo se basaron en vincular a un gran nmero de palestinos de Cisjordania y Gaza al proceso de Oslo en todos los niveles, a travs de la creacin de una serie de clases que se vincularon financieramente y de manera inextricable con el "proceso de paz" que Oslo inaugur. De esta manera, se asegur que no tuviesen ms remedio que apoyarlo. Uno de los objetivos principales de Oslo era desmovilizar a la poblacin palestina altamente movilizada durante la Primera Intifada, poniendo fin a la revuelta, en parte a travs de la represin y en parte al cooptar a sus activistas e intelectuales principales en algunas de estas clases.

Estas clases incluyen: a) una lite poltica para formar parte de la Autoridad Palestina compuesta principalmente por agentes de la OLP dentro y fuera de Palestina; b) una burocracia para administrar la poblacin de la AP, compuesta por personal local y retornados; c) una fuerza de seguridad para reprimir la resistencia palestina, compuesta por ex guerrilleros convertidos en mercenarios para Israel que es financiada y entrenada principalmente por los estadounidenses y los europeos; d) empleados de organizaciones no gubernamentales (ONG), creadas por estadounidenses y europeos, compuestas por ex activistas e intelectuales pblicos que participaron en la primera Intifada; e) y una clase negociante: tanto los que regresaron del exilio para beneficiarse del proceso de Oslo, como los que ya vivan en Cisjordania y Gaza que ya se haban beneficiado de la ocupacin antes de Oslo.

A medida que se firmaron los Acuerdos de Oslo en el punto culminante de la hegemona del orden neoliberal internacional , el propsito de facilitar la obtencin de ganancias para los empresarios palestinos (varios programas tambin quieren empoderar a las mujeres palestinas para que se conviertan en empresarias) y vincular a las ONG fue asegurar un personal administrativo relativamente grande dentro de la Autoridad Palestina y un aparato de seguridad expansivo para reprimir cualquier resistencia a todo esto.

El subcontratista de la ocupacin

Como los israeles en Oslo solo prometieron reconocer a la OLP como representante de los palestinos, pero nunca prometieron permitir a los palestinos establecer un estado propio, o retirarse de los territorios ocupados, o dejar de construir ms asentamientos, y mucho menosdesmantelar los existentes u otorgar a los palestinos la autodeterminacin, el papel de la Autoridad Palestina fue solo como un subcontratista de la ocupacin encargado de poner fin a la intifada y reprimir cualquier manifestacin futura de resistencia a los israeles. Aunque la clase poltica segua teniendo ilusiones de que se les otorgara al menos un estado bantustano que podran pretender que era real y mantener cualquier autoridad que Israel les permitiera mantener, los israeles no tenan la intencin de otorgarles tal entidad.

Habiendo cumplido su propsito como una autoridad de transicin para ayudar a Israel a reprimir al pueblo palestino a travs de su coordinacin de seguridad , una funcin central de la AP que Mahmoud Abbas llam "sagrada" , Israel y Trump ahora sienten que la AP ha agotado su papel y se ha vuelto superflua.

As es como surge el "acuerdo del siglo". El "acuerdo" tiene un solo rol para la AP, que es el mismo que Oslo le otorg a la OLP, a saber, que la AP debera aceptar el "acuerdo" y entregar su autoridad a los palestinos (y otros empresarios rabes e internacionales ( menos mujeres ), disolver a su clase poltica y entregar toda la autoridad local a su aparato de seguridad.

El objetivo del Acuerdo, es que todo elo que necesita el pueblo palestino son empresarios y policas, y no el fin del colonialismo y la ocupacin israeles.

Coordinacion de seguridad

El aparato de seguridad de la Autoridad Palestina que ha matado y encarcelado a palestinos desde 1994 est altamente capacitado y es elogiado por los estadounidenses. En noviembre de 1994, poco despus de entrar en Gaza, la polica de Arafat mat al menos a 13 palestinos desarmados e hiri a 200 por atreverse a manifestarse contra los Acuerdos de Oslo. Durante su visita a Gaza a principios de 1995, el vicepresidente de los Estados Unidos, Al Gore, elogi a Arafat por establecer tribunales militares para juzgar a los palestinos opuestos a Oslo.

Mientras, la CIA ayud a entrenar a las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina en operaciones encubiertas.

El teniente general Keith Dayton , quien se desempe como coordinador de seguridad de EEUU para la AP desde diciembre de 2005 hasta octubre de 2010, supervis su entrenamiento y el golpe de estado que realizaron contra Hamas, el partido elegido democrticamente en 2007, un golpe que fracas en Gaza y tuvo xito en el Banco Occidental (Cisjordania). Antes de llegar a Cisjordania, Dayton estaba ocupado luchando en la guerra de Estados Unidos contra el pueblo iraqu en 2003. Fue sucedido por el Teniente General Michael Moeller , quien estuvo en servicio hasta 2012 y fue seguido por el actual supervisor, el Vicealmirante Paul Bushong.

La Unin Europea, a su vez, ha financiado y capacitado a la polica de la Autoridad Palestina para las mismas tareas a travs de su Oficina de Coordinacin de Polica de la UE para el Apoyo de la Polica Palestina o EUPOL COPPS desde 2006.

La polica de seguridad de la Autoridad Palestina ha sido un gran xito israel y est debidamente supervisada por los israeles para evitar continuamente la mayora de las operaciones de resistencia palestina contra el ejrcito de ocupacin.

Lo de siempre

La clase econmica, los negociantes, que fue instrumental, convenci a Arafat para que en 1993 firmara Oslo, y continan coordinando sus actividades comerciales con los israeles. Mientras que los empresarios e intelectuales pro-empresarios prometieron al pueblo palestino que el proceso de paz transformara los territorios ocupados en Singapur, ahora es Jared Kushner quien est haciendo promesas similares con su "acuerdo".

De hecho, en medio de los preparativos para la conferencia Bahrein sobre el acuerdo del siglo, el medio de noticias israel Walla revel que el jefe del Estado Mayor del Ejrcito israel, el teniente general Aviv Kochavi se reuni con un millonario palestino en Ramallah para discutir la situacin econmica actual en Cisjordania. Este multimillonario palestino, con mltiples negocios en los territorios ocupados, es considerado por los israeles como el "Rothschild" de los palestinos.

Ningn acto heroico

La negativa de la Autoridad Palestina a asistir a la conferencia de Bahrein no fue un acto heroico, sino un acto de autoconservacin. Sabiendo que el objetivo del "acuerdo del siglo" es forzar a la clase poltica de la AP a disolverse, la Autoridad Palestina decidi no asistir.

Mientras que algunos empresarios palestinos asistieron a la conferencia de Bahrein (solo uno de ellos, Salah Abu Mayyala, fue arrestado por la seguridad de la Autoridad Palestina despus de regresar a Cisjordania, pero luego fue liberado), el resto se mantuvo alejado de Bahrein en una muestra de solidaridad con la clase politica.

No obstante, la Autoridad Palestina sabe muy bien que si los estadounidenses e israeles logran imponer el acuerdo, los empresarios palestinos y el aparato de seguridad palestino probablemente sacrificarn a la clase poltica de la Autoridad Palestina y procedern a "liberar" a Palestina con ms beneficios en sus arcas y ms represin para el resto del pueblo palestino.


Joseph Massad es profesor de poltica rabe moderna e historia intelectual en la Universidad de Columbia en Nueva York. Es autor de numerosos libros y artculos acadmicos y periodsticos. Su ltima obra es El Islam en el neoliberalismo. Sus libros y artculos han sido traducidos a una docena de idiomas.


Traducido para el CEPRID (www.nodo50.org/ceprid) por Mara Valds



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter