Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Siria
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-09-2019

Los desplazados en el norte de Siria pagan por dormir bajo los rboles

Al-Jumhuriya English

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez.



Ms de 40.000 sirios desplazados han contrado enfermedades tropicales en solo dos meses como consecuencia de dormir en campos abiertos sin agua limpia ni saneamiento; este es solo uno de los aspectos de la abrumadora crisis humanitaria que acompaa a la mayor oleada de desplazamientos desde la guerra de Ruanda en la dcada de 1990.

La campaa de bombardeos desatada en el norte de Siria por el rgimen de Asad y sus aliados rusos e iranes entre finales de abril y el 18 de agosto de este ao ha provocado el desplazamiento de unas 576.000 personas, la mitad de ellas nios, a travs de varias zonas controladas por la oposicin, segn datos publicados por la Oficina de Coordinacin de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA, por sus siglas en ingls) la semana pasada.

La cifra incluye ms de 72.000 desplazados en el curso de la recuperacin de la ciudad estratgica de Khan Shaykhun y partes adyacentes de la provincia nortea de Hama por parte del rgimen; es decir, combates que se produjeron solo durante los primeros dieciocho das de agosto. Por su parte, el Grupo de Coordinacin de Respuesta para Siria dijo, en un informe publicado el 26 de agosto, que el nmero de desplazados dentro de la provincia de Idlib desde octubre de 2018 supera ahora el milln.

A la luz de estas cifras impresionantes, puede decirse que el norte de Siria se enfrenta actualmente a la mayor ola de desplazamiento colectivo que se haya presenciado en este siglo. Las organizaciones humanitarias que operan en el rea dicen que la mayora de los campamentos que existen -ya sean oficiales o improvisados- estn acomodando muchos mltiplos por encima de su capacidad; algo que ya haba sucedido antes de que el ltimo desplazamiento empeorara an ms las cosas. Estos campamentos, algunos de los cuales han sido ampliados por los consejos de gobierno locales en cooperacin con organizaciones internacionales, no han podido contener, y mucho menos reducir, la magnitud de la catstrofe humanitaria, especialmente a causa de los continuos bombardeos y otras operaciones militares por parte del rgimen y su socio ruso focalizadas en un mbito de territorio cada vez ms extenso.

La exacerbacin de la miseria de los desplazados internos (IDP, por sus siglas en ingls) coincide con el fracaso del Plan de Respuesta Humanitaria (HRP, por sus siglas en ingls) de la ONU para asegurar la financiacin necesaria para desarrollar su trabajo de forma adecuada. El Fondo Humanitario Transfronterizo de Siria (SCHF, por sus siglas en ingls), establecido por la ONU en 2014, haba asignado 22,5 millones de dlares para esta respuesta, y solicit 29 millones de dlares para llevar a cabo 45 proyectos de 33 organizaciones asociadas que trabajan en la regin. Sin embargo, al 22 de agosto, el plan no haba logrado recaudar ms del 28% de los fondos necesarios, segn datos de la ONU.

43.000 casos de enfermedades tropicales en dos meses

Las organizaciones humanitarias sirias que trabajan sobre el terreno afrontan tres desafos principales, segn Hisham Dirani, cofundador de la Organizacin para el Desarrollo de BINAA.

El primero de estos desafos es el desplazamiento de un gran nmero de su personas junto con los desplazados de las provincias de Idlib y Hama, lo que ha multiplicado la carga, dijo Dirani a Al-Jumhuriya.

El segundo desafo es la grave escasez de fondos, ya que los donantes y la ONU solo estn cubriendo el 10-15% de las necesidades extremadamente urgentes. Y el tercer desafo es la ausencia de refugio.

Sobre el terreno, la respuesta de la ONU ha sido muy dbil, dijo Dirani. No hay fondos suficientes, especialmente para las necesidades verdaderamente urgentes de los desplazados internos, ante todo refugio, agua limpia y baos. En la ltima asignacin de fondos de emergencia no hubo suficiente reserva para cubrir estas necesidades; en cambio, la financiacin se reasign a combustible, calefaccin y consumibles.

Dirani ofrece el siguiente ejemplo para ilustrar la insuficiencia del mecanismo por el cual la ONU se ocupa de la magnitud y naturaleza de la catstrofe humanitaria en el norte de Siria.

La ONU distribuy unos pocos miles de tiendas de campaa a los desplazados internos en los ltimos meses, sin tener en cuenta sus necesidades de agua, saneamiento y duchas. La carencia de estas necesidades urgentes provoc que se registraran unos 43.000 casos de leishmaniasis entre los desplazados en los ltimos dos meses.

El Dr. Mohamad Katoub , director de promocin de la Sociedad Mdica Sirioamericana (SAMS, por sus siglas en ingls) en Turqua, confirma que las necesidades ms apremiantes en el perodo actual son refugio y agua, y declara a Al-Jumhuriya que la respuesta ha sido financiada hasta ahora por las propias reservas de las organizaciones humanitarias, mientras que la ONU se ha limitado a proporcionar 9.000 tiendas de campaa, sin asignar fondos para las necesidades bsicas de los habitantes de esas carpas, como agua potable y saneamiento.

A pesar de que la oleada actual de desplazamientos en el norte de Siria es la ms grande desde la guerra en Ruanda [1990-1994], se ha encontrado, sin embargo, con una respuesta muy dbil, con una asignacin total de respuestas de emergencia para el fondo de ayuda humanitaria por parte de todos donantes combinados que asciende a solo 22,5 millones de dlares para todos los sectores: sanidad, vivienda, agua, saneamiento y alimentacin. Esa cifra es el equivalente a lo que la ONU asign para la rehabilitacin de un nico hospital en las reas controladas por el rgimen de Asad.

Segn el informe publicado el lunes por el Grupo de Coordinacin de Respuesta de Siria, los requisitos mnimos esenciales para responder a esta crisis de desplazamiento incluyen ms de 51.000 tiendas de campaa, 121.369 cestas de alimentos, 78.698 cestas de ayuda no alimentaria, 98.742 tanques de agua potable, 50 clnicas mviles, 22.365 unidades de baos, y una provisin diaria de 150.000 litros de agua potable y 202.365 paquetes de pan.

Pagar para dormir bajo los rboles

Como si lo anterior no fuera suficiente, decenas de miles de desplazados internos no tienen acceso a ningn tipo de refugio, por lo que se ven obligados a dormir al aire libre a la sombra de los olivos o dentro de sus camiones. Segn fuentes locales, las razones de esta situacin son dos: La primera es la simple falta de espacio en cualquiera de los campamentos en el norte de Siria y el aumento del coste de alquiler de las viviendas. La segunda es la ausencia de viviendas disponibles en las reas ms seguras que estn ms cerca de la frontera turca. En ciertas regiones es imposible encontrar una sola casa vaca, dijeron estas fuentes a Al-Jumhuriya, y agregaron que dos o incluso tres familias estn habitando un mismo apartamento.

En cuanto a las zonas menos seguras, ms cercanas al territorio controlado por el rgimen -particularmente las que se encuentran cerca y al este de la carretera que va de Damasco a Alepo-, algunas de las cuales estn siendo bombardeadas y pueden convertirse en objetivos de futuras operaciones del rgimen y sus aliados en el perodo inmediato, muchos desplazados internos prefieren mantenerse alejados de ellas, por temor a verse de nuevo obligados a trasladarse dentro de poco tiempo. Otros, sin embargo, no tienen ms remedio que recurrir a ellas para evitar dormir a la intemperie, en cuyo caso pueden encontrar viviendas a precios ms bajos, o no necesitar alquilar en caso de que los locales les abran sus puertas de forma gratuita en un gesto de solidaridad.

Sin embargo, incluso en campos abiertos, muchas familias estn obligadas a pagar una cantidad a los propietarios a cambio de su permiso para habitar las sombras de sus olivos. En otros casos, dado el aumento de los alquileres, que se extiende incluso a los olivares, se aprecia un cierto grado de solidaridad local, lo que reduce el sufrimiento de algunas familias al ofrecerles alojamiento gratuito o rebajas en el alquiler, o facilitndoles diversas formas de ayuda. Por supuesto, estos actos individuales de solidaridad, respaldados por entidades locales mal financiadas, no son suficientes para enfrentar la gravedad del desastre humanitario, que requiere una intervencin internacional urgente para contenerlo, como las cifras antes mencionadas publicadas por el Grupo de Coordinacin de la Respuesta demuestran claramente.

El sol saldr maana sobre los nios al aire libre en la provincia de Idlib y sobre los pueblos y ciudades que el rgimen y los aviones de combate rusos borraron de la faz de la Tierra, sin ninguna reaccin internacional a nivel poltico, ni siquiera a nivel humanitario. Ante una crisis de desplazamiento sin precedentes en este siglo, las voces que piden el fin de la continua matanza y aniquilacin que tienen lugar a plena luz del da ante los ojos del mundo han desaparecido por completo.


(Este artculo fue traducido del rabe original al ingls por Alex Rowell )

Fuente: https://www.aljumhuriya.net/en/content/north-syria%E2%80%99s-displaced-pay-sleep-under-trees

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar a los autores, a la traductora y a Rebelin.org como fuente de la misma.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter