Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-09-2019

La caridad de los brazos abiertos en el mundo que viene

Rafael Poch de Feliu
Blog personal


Si furamos serios, el nfasis se pondra en la exigencia de una poltica antiimperialista y anti crematstica coherente desde los gobiernos nacionales.

La gestin europea de la crisis de los emigrantes ya ha entrado de pleno derecho en la coleccin de los sucesos infames de la historia continental. Con el teln de fondo de los miles de ahogados en la travesa del Mediterrneo, los centros de internamiento en Europa y los campos de concentracin en Libia, la Europa bastin de los derechos humanos se convierte en chiste macabro. La crisis de migrantes de 2015 convirti todo el permetro exterior de la Unin Europea en territorio cerrado. Desde entonces se han restablecido, adems, los controles en muchas fronteras nacionales del interior de la UE: todas las de Francia y algunas de Austria, Eslovenia, Dinamarca, Suecia, Alemania y Noruega, entre otras.

Al ms corto plazo, la inestabilidad en Libia es un acicate para que los migrantes de Oriente Medio y frica all concentrados -entre 700.000 y un milln- as como los propios libios, protagonicen una nueva ola masiva hacia la UE. Hasta ahora la indignacin de la opinin pblica liberal, o de parte de ella, no ha impedido el avance del discurso anti emigracin, ni el desplazamiento de las fuerzas polticas de centro hacia posiciones ms o menos confesas de derecha radical y no parece que eso vaya a cambiar.

Todo esto no es ms que un anticipo de lo que se nos viene encima. Tendremos 140 millones de nuevos desplazados en Amrica Latina, Asia y frica entre hoy y mediados de siglo, estima el Banco Mundial, segn el cual cada ao ya se contabilizan 25 millones de emigrantes climticos, una categora ahora difusa y estrechamente imbricada con los fenmenos de xodo rural. El Alto Comisionado para los Refugiados de la ONU eleva la cifra de desplazados a 250 millones en 2050 y el Internal Displacement Monitoring Centre calcula que la cifra puede oscilar entre los 150 millones y los 350 millones para ese ao. El New York Times mencionaba el ao pasado un informe segn el cual la cifra sera mucho ms elevada, hasta 700 millones de desplazados en 2050. El 10% de los mexicanos de entre 15 y 65 aos, deca, podran dirigirse al norte empujados por el incremento de temperaturas, sequas e inundaciones. Aunque el nmero exacto de personas en movimiento a mediados de siglo sea incierto, la escala y alcance superar ampliamente todo lo visto hasta ahora, resuman los autores de otro informe. As que el ms que previsible agravamiento del problema, convertir en anecdtico lo que hemos visto hasta ahora.

En ese contexto la caridad de los brazos abiertos, por meritoria y necesaria que sea la labor de esas organizaciones, no es una base firme. Si somos serios, el nfasis debera ponerse en la exigencia de una poltica antiimperialista y anticrematstica coherente desde los gobiernos nacionales. Y eso por la misma razn por la que la respuesta al avance de la desigualdad y de la pobreza en nuestros pases no es la creacin de comedores para indigentes, sino una poltica social y fiscal determinada menos favorable a los ricos. Estados Unidos y los pases de la UE son los mayores emisores-contaminadores histricos y los primeros responsables de intervenciones militares desastrosas. La ola de violencia y emigracin hacia Estados Unidos que se conoce en Centroamrica es resultado directo de las violencias de los aos ochenta en aquella regin bajo la batuta de Washington. Quin se acuerda hoy al hablar de las maras y de los xodos hacia el Norte?

Humanamente encomiable y obligada, la accin en el Mediterrneo es pura caridad si no va acompaada de la denuncia de las acciones y polticas de la UE que degradan la vida en los pases de origen de los emigrantes: las intervenciones militares, los tratados comerciales, el apoyo a los regmenes poscoloniales complacientes y la pasividad medioambiental. Limitarse a la posicin de brazos abiertos es perder la batalla de antemano, enajenndose a los sectores populares que son los que lidian con la competencia laboral y la convivencia intercultural de los recin llegados en una batalla de pobreza contra miseria en nuestros pases que raramente se juega en los barrios y medios sociales de la izquierda poltica profesional y que abre una cmoda autopista a los populistas de las derechas.

La misin de toda fuerza poltica de izquierda que no tenga vocacin de marginal y estril gesticulacin es alcanzar el poder. Entregar su base social y electoral, que objetivamente es mayora social, al adversario, es todo lo contrario de ese propsito sin el cual no hay cambio posible. Hay que prepararse para los embates del mundo que viene. El de una emigracin masiva producto del imperialismo belicista y de la catstrofe climtica es uno de ellos. Y quedarse en los brazos abiertos, al vaivn de la puntual emocin meditica y del oportunismo coyuntural como hemos visto este verano, es perder definitivamente.

(Publicado en Ctxt)

Fuente: https://rafaelpoch.com/2019/09/11/la-caridad-de-los-brazos-abiertos-en-el-mundo-que-viene/#more-330



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter