Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-09-2019

Emergencia, movimientos sociales y democracia

Oscar Soto
Rebelin


Y entre los males y los desmanes

hay cierta gente que -ya se sabe-,

saca provecho de la ocasin;

comprando a uno lo que vale dos

y haciendo abuso de autoridad

se llevan hasta la integridad

Vctor Heredia

 

La figura de la emergencia alimentaria suele ser el recurso poltico que desencadenan esos momentos de fatalidad de un pas en los que no queda nada en pie, como pueden ser los desastres naturales u otras calamidades por el estilo. La Argentina que atraviesa el ro de la gestin macrista (tal la retrica pica del oficialismo) queda sumergida en deudas, pobreza, hambre y miseria sin poder llegar a la orilla.

Argentina, como ya se ha dicho hasta el hartazgo, produce alimentos en valores netos unas diez veces ms de lo que su poblacin puede requerir: alrededor de 440 millones de seres humanos podran comer (y seguramente comen) con la produccin de este pas. Las razones de que haya chicos revolviendo la basura o madres poblando comedores comunitarios, hay que buscarla en eso que occidente sacraliza: el capitalismo y ese fetichismo de la democracia tal cual se pregona.

Democracia y capitalismo -el elixir de cuanto liberal tome la palabra en Argentina y en Amrica Latina- cada da resultan ms una farsa conveniente. Si hay concentracin econmica no hay igualdad, y si existen desigualdades no hay potestad poltica de las clases populares; todo es un gran espectculo en el cual deciden unos pocos los beneficios para el gran capital. Si hay dudas sobre esto ltimo, solo basta ver en retrospectiva el itinerario del gobierno actual que se despide dejando un piso de 40% de pobreza, ms de 4 millones nuevos pobres solo en el ultimo ao y la mitad de los chicos argentinos menores de 15 aos viviendo en la pobreza, mientras por otro lado como dice Claudio Lozano- se transfiere a las 100 exportadoras ms grandes 761.472 millones de pesos, o lo que es lo mismo, el equivalente a 2.207.095 canastas familiares que hubiesen permitido sacar a casi 9 millones de personas de la pobrezai

Hambre, emergencia y represin

Desde los movimientos sociales, iglesias y sindicatos como la CGT, hasta los sectores de la oposicin poltica el Frente de Todos y Consenso Federal- todos coinciden en declarar la emergencia alimentaria como una necesidad urgente. El panorama desolador de un gobierno elegido en las urnas para ensayar el reposicionamiento de las viejas clases dominantes argentinas en el gobierno, baja el teln de su funcin con su mejor fotografa de poca: la gente pidiendo comida, el hambre como talante de la marcha social y los alimentos como el horizonte ms urgente de las organizaciones populares.

Hace tiempo que esa simbiosis entre democracia y capitalismo solo funciona para que la primera resguarde al segundo. Entonces, la violencia institucional ejercida desde arriba en democracia, sea sta por va de la represin ii -como la que ayer dej caer el gobierno sobre organizaciones sociales que reclamaban la emergencia alimentaria- o el desprecio verbal de altos burcratas que naturalizan la precariedad la ministra Bullrich diciendo que si hay hambre, para eso estn los comedores comunitarios iii -, solo demuestra que la poltica tributa ms al mercado de lo que le rinde a los sectores populares.

El espejo del 2001

El ao 2001 desolador y angustiante, fue un momento constitutivo de la historia nacional en tanto implic la explosin horizontal de movimientos sociales y la deslegitimacin de la verticalidad poltica. Los nuevos actores sociales emergentes propiciaron la salida parcial a la crisis. En gran medida esa explosin de organizaciones populares (muchas de las cuales son aquellas en las que militamos hoy) ha fortalecido los espacios de resistencia dentro y fuera del vinculo con lo estatal. Lo que pareciera ser aun ms profundo del periodo de crisis de principio de siglo XXI en la Argentina, es que asistimos a una saturacin poltica de la sociedad tal que sta lleg a situar en un grado de alteridad total a la clase poltica dominante, expresando as una demanda de salida al rgimen poltico.

Hoy la crudeza del ajuste econmico solo se contiene con la persistencia de las organizaciones sociales que se rebelan contra el hambre. En medio de este retroceso neoliberal, los movimientos sociales, partidos populares y sindicatos que asumen su democracia ms all del capitalismo, buscan sobrepasar las guaridas de las instituciones existentes. El primer paso para salir de esto es garantizar los alimentos, en un pas que deja morir de hambre a sus hermanos y hermanas.

Notas:

i En un ao, Argentina sum cuatro millones de pobres nuevos https://www.tiempoar.com.ar/nota/oficial-en-un-ano-cayeron-en-la-pobreza-4-millones-de-personas-y-ya-afecta-al-341-de-la-poblacion

ii Detenidos y heridos en la violenta represin de la polica de Larreta en el acampe de las organizaciones solciales frente al Ministerio Desarrollo Social http://www.resumenlatinoamericano.org/2019/09/11/argentina-dentenidos-y-heridos-en-la-violenta-represion-de-la-policia-de-larreta-en-el-acampe-de-las-organizaciones-solciales-frente-al-ministerio-desarrollo-social/

iii Patricia Bullrich: "Si pasan hambre, tienen los comedores" https://www.pagina12.com.ar/217661-patricia-bullrich-si-pasan-hambre-tienen-los-comedores 

Oscar Soto es docente y militante / Mendoza, Argentina

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter