Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-09-2019

Pinochet en Ecuador, una presencia ignominiosa

Juan J. Paz-y-Mio Cepeda
Rebelin


El pasado 11 de septiembre se record un hecho doloroso para la historia de Amrica Latina: el golpe de Estado que derroc al presidente Salvador Allende e instaur en Chile un Estado-terrorista comandado por Augusto Pinochet, sostenido por militares, altos empresarios, derechas polticas y el imperialismo. Regmenes como el de Pinochet fueron implantados en el Cono Sur de Amrica Latina. Esas dictaduras sangrientas provocaron miles de torturados, desaparecidos y asesinados. El Plan Cndor, estructurado por esas dictaduras, tuvo el propsito de perseguir y aniquilar comunistas en toda la regin.

El pinochetismo tambin gener admiradores civiles y, desde luego, entre militares que fueron educados en los mismos conceptos de la seguridad nacional y el anticomunismo. Las fuerzas armadas de Amrica Latina estaban articuladas en la estrategia de combate al comunismo, en el marco de la guerra fra contra la Revolucin Cubana y a travs del Tratado Interamericano de Asistencia Recproca (TIAR), suscrito en 1947.

En la actualidad, esas dictaduras han merecido la condena internacional y algunos de los jerarcas y militares involucrados en los crmenes de lesa humanidad que cometieron, han sido juzgados.

Siempre quedan episodios histricos sobre aquellas pocas y sus siniestros personajes. Uno de ellos es el que ocurri en Ecuador.

A comienzos de 1956 el entonces Mayor Augusto Pinochet Ugarte lleg a Quito como integrante de la misin militar chilena encargada de reorganizar la Academia de Guerra del Ecuador. Regres a su pas a fines de 1959, no sin antes recibir honores y condecoraciones por su servicio al pas.

Once aos ms tarde, en 1970, la Unidad Popular (UP), una coalicin partidista de izquierda, triunf en las elecciones de Chile y su candidato, Salvador Allende, fue designado por el Congreso como Presidente de la Repblica.

El programa de la UP concret la nacionalizacin de las minas y bancos, la intervencin en la industria textil y pesqueras, el control del capital extranjero, la profundizacin de la reforma agraria y un vasto programa social y obrero. Tales polticas provocaron enormes tensiones y la reaccin de toda la derecha empresarial y poltica, que se lanz a desestabilizar al gobierno de Allende contando con el apoyo norteamericano, de empresas como la ITT y finalmente de los militares.

El 11 de septiembre de 1973 se produjo el golpe militar dirigido por el general Augusto Pinochet, que derroc a Allende. La dictadura terrorista, que gobern durante 17 aos, se orient por los principios de la seguridad nacional, que catalog como enemigos internos a los opositores, marxistas y simpatizantes de izquierda, finalmente apresados en campos de concentracin, cuarteles y dependencias, donde tuvieron condiciones pavorosas.

James Carter, electo en 1977, fue el primer presidente norteamericano que conden las intervenciones de la CIA en Chile y especialmente el operativo militar que derroc a Salvador Allende. Los horrorosos crmenes del rgimen de Pinochet comenzaron a conocerse mejor.

A pesar de ello, en 1992 Pinochet retorn a Ecuador y fue recibido por amigos militares. El presidente Rodrigo Borja (1988-1992) no lo recibi e incluso declar que ese general no era bienvenido al pas. Fue una actitud digna y correcta. Pero recibi la amplia crtica y un tenaz ataque por parte de lderes de la derecha poltica y particularmente del socialcristianismo, aupados por la gran prensa de esos tiempos.

Pocos aos despus, el jueves 04 de julio de 1996, la Unin Progresista de Fiscales present en Valencia, Espaa, una denuncia por la tortura, secuestro, desaparicin y asesinato de miles de personas en Chile y en especial por los casos de 6 espaoles: 3 asesinados y 3 desaparecidos. La investigacin, trasladada al magistrado de la Audiencia Nacional Manuel Garca Castelln, logr el envo de una comisin rogatoria internacional a la fiscal general de EEUU, para poder acceder a la informacin sobre crmenes contra la humanidad cometidos entre 1973 y 1990 en Chile o en el exterior por personas bajo las rdenes del general Pinochet. En un hecho sin precedentes, la fiscal general norteamericana dispuso que la Oficina de Asuntos Internacionales preste auxilio judicial y facilite los datos archivados en la CIA y el FBI. Incluso el expresidente Patricio Aylwin, con quien se inici el rgimen democrtico en Chile, declar al Excelsior de Mxico, que deba sentarse en el banquillo de los acusados al general Pinochet por todos los crmenes que se cometieron bajo su rgimen.

En septiembre de 1997, el Parlamento Europeo aprob, por unanimidad, una declaracin de apoyo al juicio promovido en Espaa y declar que nunca prescriben y no pueden ser objeto de una amnista los crmenes sistemticos y planificados contra la humanidad.

Sin embargo, ese mismo ao se concret una nueva visita de Pinochet al Ecuador, en el marco de la reunin de comandantes de los ejrcitos latinoamericanos. En Quito recibi la condecoracin con la medalla Vencedores de Tarqui, por parte del Comandante del Ejrcito. Pero la visita mereci el rechazo ciudadano y las protestas callejeras. Gobernaba Fabin Alarcn Rivera, en calidad de presidente interino del pas, quien no se pronunci sobre esa presencia.

El neoliberalismo implantado por el rgimen de Pinochet era -y sigue siendo- un modelo que aoran las elites ms conservadoras del Ecuador. No importa que para instalarlo sean afectados los derechos humanos con las ms atroces medidas de represin y autoritarismo. Ese tipo de economa abierta, basada en los supuestos del mercado libre y la iniciativa exclusivamente privada, va acompaado con la implantacin de polticas de fuerza para someter a las poblaciones. Ha sido la experiencia de Amrica Latina en su historia inmediata.

CUADERNO No.1 Para los trabajadores:
http://colectivobanderaro.wixsite.com/banroja/los-cuadernos*


Artculos, libros y archivos de Historia y Presente:
www.historiaypresente.com // www.juanpazymino.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter