Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-09-2019

Acuerdo sobre el gas, Jordania se doblega ante Israel

Hisham Bustani
Orient XXI

Traducido del francs para Rebelin por Beatriz Morales Bastos.


Al negociar la importacin de gas israel a unas condiciones draconianas Jordania limita su capacidad de desarrollo energtico autnomo. Una poltica tanto ms sorprendente cuanto que Tel Aviv amenaza la propia estabilidad del reino hachem con su poltica de anexin de Cisjordania y de judaizacin de Jerusaln.

En una rueda de prensa celebrada el 3 de julio de 2019 el diputado jordano Saleh Al-Armouti revelaba el texto ntegro, en su versin traducida al rabe, del acuerdo de importacin de gas desde Israel firmado por la compaa nacional jordana de electricidad, National Electric Power Company (NEPCO). Un acuerdo que el gobierno haba tratado de ocultar a la opinin pblica clasificndolo de confidencial. Desde septiembre de 2014 haba sido objeto de una carta de intenciones. En 2017 se envi una copia a la Cmara de Diputados, donde con diferentes pretextos permaneci en un cajn.

Presentamos a continuacin los principales puntos del acuerdo y las consecuencias que tiene para Jordania. Contradice claramente el discurso mantenido por el poder en los ltimos aos. En efecto, parece que el gobierno ha desinformado deliberadamente a la ciudadana. No abordaremos aqu aspectos que ya son conocidos, como la duracin del acuerdo (15 aos), su valor total calculado en 10.000 millones de dlares (9.000 millones de euros) o la cantidad de gas contratada, 300.000 millones de Btu (unidades trmicas britnicas) al da, ni tampoco los detalles tcnicos, que debern estudiar personas especialistas (calidad del gas, mtodo de control, procedimientos de entrega, revisin y saldo de las cantidades no entregadas, etc.). Solo se examinarn aquellas clusulas pertinentes de orden econmico, poltico y estratgico importantes para el pblico.

Un acuerdo de empresa?

Fuentes gubernamentales de todos los niveles de la jerarqua, empezando por los primeros ministros, siempre haban afirmado que el acuerdo para importar gas de Israel no tena nada que ver con el gobierno jordano y que se trataba simplemente de un acuerdo comercial entre dos empresas. Con este pretexto los diferentes gobiernos implicados en el acuerdo se haba negado a someterlo a la Cmara de Diputados como, sin embargo, exige la Constitucin jordana.

No obstante, las disposiciones del acuerdo demuestran que el gobierno era claramente parte interesada y que est implicado de una manera profunda y compleja, lo que se refleja en cinco elementos:

- el gobierno es el nico propietario de NEPCO, como se indica claramente en el prembulo del acuerdo, que cita los nombres de las partes contratantes;

- el gobierno es tambin el garante de NEPCO, de la que es pleno propietario. Pagar, sin condiciones, todos los importes que adeude. El gobierno aporta una fianza global a tal efecto, aprobada por el Consejo de Ministros y firmada (por delegacin) por el ministro de Finanzas;

- una condicin previa dispone que el gobierno jordano y su contraparte israel firmen obligatoriamente otro acuerdo bilateral referente al flujo de gas entre ambos pases. Este acuerdo incluye la correspondencia anterior entre los ministros de Energa de ambos pases. Se indica claramente la denominacin de esta condicin previa: condicin G2G, [siglas en ingls de] gobierno a gobierno, lo que significa que el acuerdo de importacin de gas incluye imperativamente entre sus disposiciones y como condicin previa para su aplicacin el cierre de otro acuerdo entre ambos gobiernos:

Captulo 2, condiciones previas, clusula 2.1.3 El cierre de un acuerdo suscrito entre el gobierno jordano y el gobierno israel que cubre varias cuestiones relativas al flujo de gas entre ambos pases, incluidas las cuestiones planteadas en la correspondencia previa entre los ministros de Energa concernidos de ambos gobiernos, as como la implementacin de este acuerdo (condicin G2G).

- el Ministerio de Energa y Recursos Minerales desempea un papel especial previsto en el acuerdo relativo a la recepcin, en nombre del gobierno, de notificaciones de actuacin, pago, seguimiento y reparacin de cualquier fallo atribuido a NEPCO;

- NEPCO solo puede ceder sus derechos y obligaciones que se desprenden de este acuerdo a un organismo pblico oficial (esto es, el gobierno) o a otra empresa, propiedad exclusiva del gobierno jordano.

Garantas de Estados Unidos

El acuerdo no se limita a las garantas complejas del gobierno jordano para asegurar el pago de las obligaciones de NEPCO. Contiene una clusula en virtud de la cual el vendedor recibe unas garantas estadounidenses que sustituyen a todas las dems. En otras palabras, si el gobierno jordano incumpliera el pago o la aplicacin del acuerdo, el gobierno estadounidense podra transferir a Israel parte de la ayuda financiera destinada a Jordania para cubrir las deudas pendientes del acuerdo.

Pargrafo 109.1.1 El vendedor recibe en virtud de este acuerdo una garanta emitida por el gobierno de Estados Unidos o una agencia de crdito a la exportacin respecto a las obligaciones del comprador. Esta garanta se har en las formas y condiciones aprobadas por el vendedor.

El acuerdo se ha firmado con una sociedad de corretaje registrada en las Islas Caimn cuya sede principal est en Israel y que alquila el yacimiento de gas al gobierno israel. El gobierno jordano ha insistido en que el acuerdo se haba cerrado con la empresa estadounidense Noble Energy. Ha recordado constantemente este detalle para engaar a la ciudadana respecto al origen del gas controlado por Israel y negar toda relacin israel con el gas.

La publicacin del acuerdo confirma las recurrentes revelaciones de la campaa nacional jordana para rescindir el acuerdo de gas con Israel, apoyadas por informaciones obtenidas de la empresa estadounidense Noble Energy y de la empresa israel Delek Drilling.

El acuerdo se haba firmado con una sociedad de corretaje, NBL Jordan Marketing Limited, registrada en las Islas Caimn (prembulo del acuerdo), propiedad de los socios del yacimiento de Leviatn, situado frente a la Palestina ocupada. Puede que haya otros accionistas a los que no se puede identificar debido a que la compaa est domiciliada en las Islas Caimn, uno de los parasos fiscales utilizados para el blanqueo de dinero y la evasin fiscal.

El acuerdo tambin revela la identidad de los socios del yacimiento Leviatn: un 39,66 % pertenece al grupo estadounidense Noble Energy, unn 22,6 % a Delek Drilling, un 22,67 % a Avner Oil Exploration (ambas sociedades pertenecen al grupo israel Delek), un 15 % a Ratio Oil Explorations (una sociedad israel). La participacin de las empresas israeles en el yacimiento de gas es del 60,34%, y el grupo Delek es el que tiene la participacin mayor, un 45,34%. El acuerdo tambin revela que los socios de yacimiento de Leviatn han firmado contratos de arrendamiento con el gobierno israel.

Se exime al vendedor de toda responsabilidad

En el extremo opuesto de las desmesuradas garantas impuestas al comprador, NEPCO, que van desde las fuertes y complejas garantas resultantes de su estrecha relacin con el gobierno jordano hasta el aval del gobierno estadounidense, el acuerdo exime a los socios del yacimiento Leviatn de cualquier obligacin o responsabilidad. El texto del acuerdo insiste en el hecho de que el vendedor (la sociedad-pantalla NBL Jordan Marketing Limited, domiciliada en las Islas Caimn) es una entidad totalmente diferente de sus propietarios (los socios del yacimiento Leviatn, la empresa estadounidense Noble Energy y las empresas israeles Delek y Ratio Oil Explorations). Estipula que los propietarios son entidades jurdicamente independientes del vendedor (del que son sus propietarios) y que no son responsables de sus actos o incumplimientos.

Pargrafo 19.4.15 el comprador confirma y aprueba que no existe en este acuerdo o en el acuerdo del vendedor ningn derecho o exigencia respecto a las sociedades en el yacimiento Leviatn en lo que concierne al objeto de este acuerdo. En ningn caso los socios en el yacimiento Leviatn asumen obligacin o responsabilidad alguna (segn la ley o el acuerdo) para con el comprador respecto al objeto de este acuerdo.

Impedir toda explotacin nacional

El acuerdo incluye una clusula especial para disuadir y dificultar el desarrollo de fuentes nacionales de gas en Jordania. Se han fijado unas condiciones para impedir que disminuyan las cantidades importadas de Israel en caso de que se produzca gas natural en Jordania, una clusula que hace prcticamente inviable cualquier extraccin de gas a nivel local y disuade cualquier intento de exportacin y desarrollo de recursos de gas soberano a beneficio de la importacin de gas de Israel.

Pargrafo 7.9 Si en cualquier momento despus de que el comprador haya retirado y pagado conforme a este acuerdo una cantidad de gas equivalente al 50 % de toda la cantidad contratada y [si] el gas natural se ha producido localmente en Jordania o se ha puesto a disposicin del comprador, ambas partes discutirn de buena fe la reduccin de las cantidades contractuales diarias en una proporcin que no exceda el 20 % [...] a condicin de que la reduccin sea aprobada por los inversores en el yacimiento Leviatn.

El gaseoducto proveniente del campo Leviatn de oeste a este se conectar con el gaseoducto proveniente de Egipto, al sur, y con el puerto de gas natural licuado (GNL) en Aqaba, en direccin norte hacia Siria y Lbano. El acuerdo menciona una mezcla de gas de estas dos fuentes diferentes as como el transporte, la compra y la venta por parte del vendedor del gas natural proveniente de fuentes diferentes del yacimiento Leviatn. Tambin autoriza la utilizacin de instalaciones de transporte de gas en Jordania e Israel para la venta de gas procedente de fuentes distintas del yacimiento Leviatn. Esto significa concretamente convertir a Jordania en una cabeza de puente para la exportacin a otros pases rabes del gas importado de Israel, un gas que adems puede proceder de fuentes distintas del yacimiento Leviatn. Este gas mezclado as con el gas egipcio o cualquier otro gas que importe Jordania del mercado mundial va el puerto de GNL no permitir distinguir la fuente o separar los flujos. De este modo Israel se introduce orgnicamente como potencia energtica regional y exportador de gas (a travs de medios indirectos y ocultos) a otros pases rabes susceptibles de usar el gaseoducto rabe y de conectarse a l.

Ms caro que en el mercado mundial

El captulo 11 del acuerdo contiene la frmula de clculo del precio del gas importado de Israel. Consiste en un precio de base indexado en el precio del petrleo bruto Brent. Es la mayor parte de la ecuacin, con un aumento piramidal de 5,65 dlares (5,13 euros) por milln de Btu (MMBtu) si el precio del Brent es igual o inferior a 30 dlares (27,25 euros). Aumenta hasta 11 dlares (9,99 euros) por MMBtu si el precio del Brent es igual o superior a 320 dlares (290,63 euros). Al precio bsico se aaden unos gastos de comercializacin y unos gastos conexos, cuyo mtodo de clculo se especifica en el contrato. En resumen: precio del gas = precio base + gastos de comercializacin + gastos conexos.

Suponiendo que los gastos de comercializacin y los gastos conexos sean equivalentes a cero, el precio ms bajo del gas importado de Israel sera de 5,65 dlares (5,13 euros) por MMBtu, que es un precio superior al precio del gas en el mercado spot de gas licuado, del que Jordania importa cantidades a travs del puerto de GNL de Aqaba para cubrir sus necesidades. En abril de 2016 (es decir, cinco meses antes de la firma de este acuerdo) la propia compaa israel de electricidad haba rechazado este precio y preferido el gas en el mercado mundial va British Petroleum al precio de 4,9 dlares (4,45 euros) el MMBtu en vez de recurrir al gas producido por Israel desde el yacimiento de Tamar, cerca de Leviatn.

Obligacin de ayudar a obtener los crditos necesarios para la extraccin

Para sacar provecho de un yacimiento de gas hay que disponer previamente de un cliente. En efecto, el gas se debe utilizar inmediatamente. Solo se puede almacenar si se transforma en gas licuado (GNL) y eso se hace en unas instalaciones especiales que Israel no posee. Adems, las cantidades de gas disponibles en el yacimiento de Leviatn superan ampliamente la demanda local en Israel. Por lo tanto, debera haber ah (o, ms bien, habra que encontrar) un cliente para ese gas. Ah es donde intervienen quienes toman las decisiones en Jordania creando un mercado que permite a los israeles extraer el gas y exportarlo.

Por otra parte, la construccin de instalaciones de gas en el extranjero implica unos costes y quienes explotan los yacimientos deben pedir prstamos a los bancos. A este respecto el acuerdo obliga al comprador a proporcionar todos aquellos documentos que permitan a los socios en el yacimiento Leviatn obtener la financiacin para iniciar los trabajos de construccin o cerrar acuerdos directos con los proveedores de fondos.

La exigencia de confidencialidad

Aunque el acuerdo afecta a la seguridad, la soberana y el futuro del pas, al dinero de las personas contribuyentes jordanas y a los intereses pblicos y privados de sus ciudadana, est dotado con una proteccin muy fuerte a travs de un captulo especial (captulo 9) que impone una confidencialidad de hasta cinco aos despus de su expiracin (esto es, dentro de casi veinte aos).

Pargrafo 9.5.1 Todas las disposiciones y condiciones de este acuerdo, y toda la informacin que sea objeto de declaraciones (incluidas todas las declaraciones hechas durante cualquier decisin de arbitraje o peritaje) y las conclusiones de cualquier informe de peritaje o de arbitraje deben ser tratados de manera confidencial hasta cinco aos despus de su expiracin.

Sanciones desiguales entre las partes

El pargrafo 21.5 otorga al vendedor (los socios del campo Leviatn) el derecho a rescindir el contrato en caso de incumplimiento por parte del comprador de NEPCO. En este caso prev las siguientes sanciones: 1.500 millones de dlares (1.360 millones de euros) si la rescisin se produce dentro de los primeros cinco aos del contrato, 800 millones de dlares (726,58 millones de euros) si la rescisin se produce despus del quinto ao y antes del dcimo, y 400 millones de dlares (363,29 millones de euros) en caso de que la rescisin se produzca despus del dcimo ao.

El acuerdo otorga al comprador un derecho similar en caso de incumplimiento por parte del vendedor, pero las sanciones son menores: 1.200 millones de dlares (1.090 millones de euros) si la rescisin se produce dentro de los cinco primeros aos del contrato, 600 millones de dlares (544,93 millones de euros) si la rescisin se produce despus del quinto ao y antes del dcimo y 400 millones de dlares (363,29 millones de euros) si se produce despus del dcimo ao.

Unas clusulas que atentan contra la soberana nacional

Varias disposiciones del acuerdo suponen una violacin de la soberana de Jordania y atentan contra su dignidad nacional. Las monedas mencionadas en el acuerdo son el dlar estadounidense y el shekel israel a la tasa de cambio publicada por el Banco de Israel. No se mencionan ni el dinar jordano ni el Banco Central de Jordania. Las definiciones de las horas y das se fijan solamente segn la hora local israel. El derecho que se aplica al arbitraje es el derecho ingls y gals, y el arbitraje debe ser conforme a las reglas del London Hall of International Arbitration con sede en Londres.

El acuerdo dispone que todos los procedimientos, declaraciones e informes especiales se deben redactar exclusivamente en ingls. El pargrafo 16.1.2 incluye la expresin de supervencin de un cambio en la ley en la definicin de caso de fuerza mayor que permita rescindir el contrato sin consecuencias, Sin embargo, se excluye de esta definicin de fuerza mayor el cambio de la ley jordana, de modo que este privilegio se limita nicamente a una modificacin de la legislacin israel.

Dependencia total de Tel-Aviv

Este examen rpido y general muestra claramente la magnitud del desastre que nos han preparado quienes allanaron el camino a este acuerdo, lo firmaron y aplicaron. Una catstrofe que tendr lugar si quienes toman las decisiones persisten en aplicarlo en la fecha prevista de inicio del bombeo de gas a principios de 2020.

Estas disposiciones, que ponen a Jordania a merced de Israel en el dominio estratgico de la energa y la electricidad, llegan en un momento en que se han derrumbado por completo las ilusiones de paz, en un momento en que Estados Unidos ha reconocido la anexin por parte de Israel de los Altos del Goln y a Jerusaln como su capital, y ha transferido su embajada all, y cuando Benyamin Netanyahu planea anexionar a Israel las colonias de Cisjordania.

Tambin llegan en el contexto del llamado Acuerdo del Siglo hecho por Jared Kushner que prev para el poder en Jordania un montante ridculo de 7.500 millones de dlares (6.8100 millones de euros) en gran parte en forma de prstamos. En contrapartida el poder jordano pagar a Israel 10.000 millones de dlares (9.080 millones de euros), dinero que proviene del bolsillo de las y los contribuyentes jordanos (a travs del acuerdo del gas) con una prdida de casi 2.500 millones de dlares (2.270 millones de euros).

Este es el Acuerdo del Siglo uno de cuyos pilares principales es el acuerdo sobre el gas. Esta era la apuesta perdida de quienes toman las decisiones en Jordania de comprar por varios miles de millones una dependencia respecto de Israel y convertir Jordania en un intermediario y un puente para aumentar la influencia israel en el entorno rabe hipotecando la seguridad y el futuro de la ciudadana jordana.

En contrapartida Jordania se priva de oportunidades de desarrollo al transferir millones de los fondos pblicos a Israel, de modo que se priva al pas de invertir en sus recursos de energa (yacimientos de gas, energa solar y elica, energa geotrmica, esquisto bituminoso, etc.). Tambin se priva a la ciudadana jordana de las decenas de miles de puestos de trabajo que pueden generar esas inversiones en un momento en que el pas conoce una tasa de desempleo sin precedentes.

Todo esto sucede mientras resuenan unos discursos reales y gubernamentales que condenan el Acuerdo del Siglo y convierte el estatuto de Jerusaln en una lnea roja. Un discurso ambiguo, que no parece comprender que la decena de miles de millones pagados gracias al contrato del gas van a parar a los bolsillos que quienes ocupan los Santos Lugares, pisotean lo que es sagrado para los dems, oprimen a los habitantes y destruyen sus casas, muy particularmente en Jerusaln. Miles de millones que suponen un apoyo financiero directo a quienes han concebido el Acuerdo del Siglo para perpetuar su influencia y su hegemona en detrimento de los intereses estratgicos jordanos, palestinos y rabes en general.

Todava quedan algunos meses antes de que esta desastrosa trampa se cierre sobre nosotros. No obstante, los cambios que se estn produciendo en el contexto internacional y regional ofrecen la posibilidad de rescindir en la prctica este acuerdo sobre el gas. El presidente estadounidense Donald Trump es relativamente reacio a intervenir directamente en la regin y, ms concretamente, en los detalles de la cuestin palestina en particular. No tiene en absoluto en cuenta ni a Jordania ni a sus dirigentes puesto que ni siquiera les ha consultado sobre la cuestin del Jerusaln y del Acuerdo del Siglo. Por lo que se refiere a Netanyahu y a los dirigentes israeles, no conceden peso alguno a Jordania y a quienes detentan el poder ah ni tampoco a su funcin de correa de transmisin de la normalizacin [de relaciones con Israel]. En efecto. Israel ha encontrado una slida alianza con Arabia Saud y el resto de los Estados del Golfo, con los que comparte la misma hostilidad hacia Irn.

Muchas disposiciones jurdicas y tcnicas del acuerdo abren la posibilidad de rescindirlo sin que ello implique sanciones. Se pueden mencionar muchas condiciones tcnicas, detalles exigibles previamente. En definitiva, todo depende de una voluntad poltica de la que parecen carecer nuestros polticos. Lo que se les pide no es solo que rescindan este desastroso acuerdo, sino tambin que procesen y exijan cuentas a todos los que, sea cual sea su nivel jerrquico, nos han llevado a firmar este absurdo acuerdo sobre el gas, a todos los que han sido cmplices de l y que son responsables de esta abdicacin de Jordania, de la destruccin de su economa, de su transformacin en el mero agente de Israel en la regin rabe.


Este artculo se public originalmente en rabe el 4 de agosto de 2019. Traducido del rabe [al francs] por Hamid Larbi.

Hisham Bustani es un escritor jordano, autor de relatos cortos y artculo polticos y culturales. Sus colecciones de relatos se han publicado en rabe.

Fuente: https://orientxxi.info/magazine/accord-gazier-la-jordanie-plie-devant-israel,3259

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter