Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-09-2019

Bolsonaro y la censura sin fronteras

Eric Nepomuceno
Pgina/12


Acorde a la Constitucin brasilea, no hay censura en Brasil, y la libertad de expresin est asegurada.

Acorde a Jair Bolsonaro, el ultraderechista que preside este pas nufrago, no existe censura: existen "filtros".

Acorde a la realidad, la censura volvi, y volvi con fuerza. Enemigo radical de la cultura, las artes y de la inteligencia en general, el gobierno de Bolsonaro volvi a censurar drsticamente. Empezando por el cine.

Chico: un artista brasileo, documental del premiado director Miguel Faria sobre Chico Buarque, fue invitado a participar de un festival de cine brasileo que se realizar en Montevideo. La embajada de Brasil en Uruguay, una de las patrocinadoras del evento, determin que la pelcula fuese eliminada de la programacin.

Con eso, el gobierno de Bolsonaro hace su estreno en una nueva modalidad: la censura ms all de las fronteras. Si existen "Mdicos sin frontera", la creatividad de Bolsonaro lanz censores sin frontera.

El enojo del gobierno con Chico Buarque es ilimitado. Cuando l fue galardonado con el premio Cames, que equivale en nuestro idioma al Cervantes, por todo lo que escribi a lo largo de la vida, Bolsonaro explot en clera. Quiso saber quin haba nombrado a los brasileos que integraron el jurado. No para felicitarlos, desde luego: para exigir la decapitacin del entonces secretario de Cultura, responsable por la seleccin.

Marighella, primera pelcula dirigida por el actor Wagner Moura uno de los ms brillantes de su generacin en toda Amrica Latina viene siendo recibida con fuerte impacto en festivales de varios pases. En el de Berln, uno de los ms importantes del mundo, la historia del mtico guerrillero brasileo fue recibida por fuertes aplausos. En el gobierno, por fuertes muestras de furia.

La fecha de estreno sera el 20 de noviembre. Sera: trabas puestas por el ente regulador, la ANCINE (Agencia Nacional de Cinema), suspendieron el estreno, y ya no se sabe cundo ocurrir.

Otras once pelculas, entre documentales y obras de ficcin, sern exhibidas en festivales importantes alrededor del mundo. La misma ANCINE haba aprobado cubrir los gastos de traslado de los directores y productores. La tajada ms generosa: poco ms de mil cien dlares por pelcula. Otras, alrededor de mil. O sea, poqusimo.

Pese a la insignificancia de los valores destinados, en los ltimos das la ANCINE anunci que los recursos anteriormente aprobados fueron anulados. Argumento: falta de dinero. El total no llegaba a trece mil dlares.

No por coincidencia, tres de las pelculas tratan de temas homo-afectivos, otra aborda la cuestin de la juventud negra. Una de ellas, Greta, tiene como protagonista a Marco Nanini, uno de los mayores actores brasileos. No importa: hay que preservar los valores de la familia defendidos por la familia presidencial, que nadie sabe cules son.

Bolsonaro ya haba anunciado que no se haran pelculas pornogrficas con recursos pblicos. Fue intensamente aplaudido por los fundamentalistas que lo siguen. El criterio sobre qu es o no pornografa depende exclusivamente de lo que diga el seor presidente. O lo que determinen sus alucinados hijos.

Para hacer ms turbia an la situacin del cine brasileo que pasa por un periodo de fuerte reconocimiento internacional la ANCINE est prcticamente acfala.

Bolsonaro amenaz con liquidarla. Se calm un poquito (si es que alguna vez se calma) frente al argumento de que el sector emplea a miles de trabajadores y mueve millones de dlares. No la liquid pero la congel: cort 43% del presupuesto del fondo responsable por financiar la produccin audiovisual brasilea, y lo que rest no se sabe cundo aparecer, ni cules sern los criterios para su destinacin.

Con eso, estn paralizadas prcticamente todas las nuevas producciones programadas para rodaje o finalizacin. La industria del cine, como consecuencia, amenaza colapsar.

El ministro de Educacin, que comete errores de concordancia cuando habla y de ortografa cuando escribe, no practica censura de forma abierta: opt por suspender en algunos casos y cancelar en muchsimos otros la concesin de becas de investigacin acadmica. Puso especial mirada en las becas destinadas a investigaciones en arte, cultura y las llamadas ciencias humanas. Y suspendi, claro, la compra de libros.

S, s, no hay censura, hay filtros. Vaya cinismo

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/218629-bolsonaro-y-la-censura-sin-fronteras


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter