Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-09-2019

La revista Cristianismo y Revolucin, entre los sacerdotes del tercer mundo y las organizaciones guerrilleras en Argentina
"Camilismos" en Amrica Latina

Harold Stiven Garca Pacanchique
Rebelin


Introduccin

La presente entrega realiza un acercamiento a la experiencia de la revista Cristianismo y Revolucin, como antecedente histrico de relevancia, no solo para la Argentina, si no para Amrica Latina y en especial para Colombia, pues en su formacin y contenido bebe sociolgica y polticamente de las posturas cristianas y revolucionarias del sacerdote y educador colombiano Camilo Torres Restrepo.

El documento tiene como motivacin principal la pregunta sobre La revista Cristianismo y Revolucin: entre los sacerdotes del tercer mundo y las organizaciones guerrilleras en Argentina. Donde a travs de un anlisis documental da cuenta de dos elementos que son claves en este proceso, en primer lugar la influencia de la teologa de la liberacin y la participacin de sectores revolucionarios de iglesia catlica en la formacin poltica de la izquierda Argentina de los aos 60`s, y por otro lado, el papel del medio de comunicacin (Revista Cristianismo y Revolucin) en la formacin de militancias polticas.

Adems, esta entrega pretende ser insumo de una investigacin en curso sobre el papel que jug la iglesia catlica en las rebeliones armadas de Amrica Latina y en especial la figura de Camilo Torres y los Camilismos 1 que se forjaron al calor de la lucha armada y la organizacin popular en el continente.

  1. Teologa de la liberacin en clave de formacin poltica:

La teologa de la liberacin y la educacin popular son dos elementos que emergen esencialmente de las practicas y construcciones colectivas en lo poltico, lo espiritual y lo educativo, en el seno de las luchas populares en Amrica Latina a mediados del siglo XX y la Argentina no se queda atrs en esta construccin.

Cristianismo y Revolucin, precisamente irrumpe como antecedente comunicativo de la vocacin teolgica, poltica y educativa de un importante sector de laicos y cristianos en su mayora pertenecientes al Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo (MSTM), que en su tarea de generar una ruptura con la iglesia preconciliar 2, encontraron en la revista el lugar para expresar al mundo cristiano los nuevos acuerdos conciliares, que adems de acercar a la iglesia al nuevo mundo y de poner como nfasis la opcin preferencial por los pobres, vean en esta oportunidad la posibilidad de contraponerse a la dictadura de Juan Carlos Ongana (1966-1970) y su llamara Revolucin Argentina;

una parte importante de la Iglesia era consciente de que esta renovacin no se poda hacer con las antiguas estructuras eclesiales. Era necesario, si se pretenda dialogar con el mundo contemporneo, no slo rejuvenecer la teologa sino tambin las estructuras concretas de accin de la Iglesia, renovar la organizacin replanteando la funcin de los obispos y la renovacin de la vida parroquial [CITATION Gus03 \p 23 \l 1034].

A lo anterior se suman, la victoria de Fidel Castro en Cuba sobre la dictadura militar de Fulgencio Batista en 1959, la emergencia de procesos educativos de base, que educadores y comunidades religiosas empiezan a desarrollar con adultos en Brasil, procesos que daran vida a lo que hoy conocemos como educacin popular, y la participacin activa en poltica del sacerdote colombiano Camilo Torres Restrepo quien seria asesinado en combate en el ao de 1966.

Estos antecedentes adems de alterar la organizacin jerrquica de la iglesia, permitieron una mirada desde abajo de la labor eclesial, facilitando a la teologa un acercamiento con la interpretacin cientfica del mundo realizada por el marxismo, para lo cual la participacin de C&R fue determinante,

En casi todos los nmeros hay un ensayo teolgico, ya sea de un autor nacional o uno extranjero, tomado de las revistas Concilium o Lettres. El objetivo de estos trabajos es presentar la Nueva Teologa, surgida a partir del Concilio Vaticano II, aportando un punto de vista renovador. () Muchos de los artculos de los Sacerdotes del Tercer Mundo se encuadran en esta categora de ensayo. Durante el primer ao abundan estudios y notas de, o sobre, Camilo Torres [CITATION Gus03 \p 85 \l 1034].

Esta Nueva Teologa como la llama Morello, cuenta con un profundo anlisis marxista de la realidad social llevando a la reflexin no solo a cristianos, si no a estudiantes, trabajadores y campesinos, es all en donde encontramos el papel educativo de C&R y sus aportes a la formacin poltica de la izquierda Argentina de los aos 60`s.

  1. La formacin poltica y de militancias guerrilleras en el ejercicio comunicativo de Cristianismo y Revolucin:

La participacin de la intelectualidad militante Argentina en los treinta nmeros impresos que de 1966 a 1971 logra publicar la revista, es determinante para afirmar que este ejercicio comunicativo logr incidir en la formacin poltica de la izquierda de mediados y finales de la dcada de los 60`s, artculos de Raimundo Ongaro, Jhon William Cooke y los sacerdotes tercermundistas Dr y Ramondetti, editoriales y programas de organizaciones guerrilleras. Tambin cartas de Pern, proclamas de la Agrupacin Tupamaros y artculos extrados de otras revistas como los de Thomas Merton [CITATION CBa13 \p 6 \l 1034], lo demuestran y es donde este ejercicio investigativo hace nfasis.

La mirada que le da C&R a la airada dcada de los sesenta, atravesada por un contexto dictatorial de marcada violencia contra las expresiones organizativas sindicales, estudiantiles y campesinas, nos ayuda a entender cual era su papel como agente educativo, puesto que esta experiencia logra mantener un orden discursivo plebeyo, rebelde y con tres propuestas polticas que logran canalizar las resistencias argentinas de mediados del siglo XX y potencializar lo que llamaremos socialismos nacionales emergentes. En primer lugar, el cristianismo que surge del concilio vaticano II, del Movimiento de sacerdotes para el tercer mundo y la segunda reunin de la CELAM en Medelln; secundado por, el marxismo latinoamericano expresado en el pensamiento del Che Guevara, Camilo Torres y la Revolucin Cubana y por ultimo el peronismo revolucionario y nacionalista.

Estas tres propuestas que circundan por los treinta nmeros de la revista en un dialogo constante con las experiencias sacerdotales de las villas, adems de un peronismo nacional y socialista mas juvenil que el de la dcada de los 50`s, politizado por la revolucin cubana y los procesos de liberacin que se desarrollan en las colonias europeas de frica y Asia, permitieron hacer viable esta simbiosis poltica de la realidad Argentina, pues se logra canalizar en un espacio comn las diversas tendencias que emergan ante la represin de la dictadura de Juan Carlos Ongana. Lo anterior generaba que la revista fuese frecuentada por una variada militancia de izquierda; pero C&R no es una simple caja de resonancia, muda y objetiva, que se limita a reproducir pasivamente la voz de los otros [CITATION Ger16 \p 15 \l 1034 ] logra convertirse en un elemento de discusin plural, que le concede a la militancia acceder a las miradas de los sacerdotes del tercer mundo, a las organizaciones guerrilleras y a mltiples discusiones de la izquierda Argentina y de Amrica Latina.

He aqu el valor que tiene la revista, su pluralidad y la diversidad de miradas nos permiten conectar con lo que comprendemos como formacin poltica:

En este sentido Juan Garca Elorrio, director de la revista Cristianismo y Revolucin, era adems fundador del Comando Camilo Torres, una expresin organizativa que pretenda iniciar la lucha armada en Argentina, tenia hacia mediados de 1967, treinta militantes. Se dividan en tres clulas (...) Todos coincidan con la iglesia tercermundista aun sin ser catlicos, pero iban mas all: la violencia revolucionaria seria necesaria para la toma del poder [CITATION Gus03 \p 90 \l 1034]. Este tipo de perspectivas hacen que se agudicen las contradicciones al interior del movimiento popular y se posicione la accin armada como mtodo de lucha contra la dictadura y el neo coloniaje que viva la Argentina para la poca.

La participacin de sectores revolucionaros de la iglesia catlica es crucial en la formacin poltica de la izquierda Argentina en la dcada de los 60`s, pues mediante seminarios, reuniones en las villas y foros acadmicos, estos sacerdotes tercermundistas logran atraer a la juventud y hacerla participe de sus procesos organizativos, adems de promover la lectura y la discusin de la revista en crculos obreros y estudiantiles dilucidando una fuerte conexin entre las inquietudes polticas de los jvenes especialmente urbanos y estos curas villeros. Por consiguiente, se logra agitar a sectores laicos de clase media acercndolos a la revista, hecho que llevo a que en las ciudades de Buenos Aires y de Crdoba se fortaleciera el movimiento.

Ciudades que catapultaran a las mayores organizaciones revolucionarias armadas del pas, entre ellas una que emerge del seno de Cristianismo y Revolucin, Montoneros; encontramos entonces que la participacin de los sectores pos conciliares y tercermundistas coadyuvan de manera directa o indirecta a la fundacin de esta organizacin armada que seria de gran envergadura durante los aos 70`s.

La influencia que por entonces algunos sectores de la iglesia, del peronismo y la revista C&R, tuvieron para la formacin de cuadros revolucionarios de la poca, queda mas que clara, con esto pudiendo afirmar que el ejercicio comunicativo de cristianismo y revolucin, sirvi como eje articulador de lo que llamamos el socialismo nacional emergente, que provoco una nueva practica colectiva de la cultura poltica de estos aos en la Argentina, la lucha armada.

  1. El Comando Camilo Torres Restrepo:

Las guerrillas en Amrica Latina se proliferan tras el triunfo de la revolucin cubana en 1959; el inicio de los aos 60`s esta atravesado por las luchas de liberacin nacional de los pueblos contra el neo coloniaje imperialista europeo y norte americano, en este contexto es que Garca Elorrio y un grupo de jvenes laicos, pertenecientes a sectores catlicos- cristianos, deciden ir hasta las ltimas consecuencias como sentenciaba Camilo Torres en su proclama al pueblo colombiano- e iniciar el camino de la lucha armada como herramienta poltica para el desarrollo de la guerra popular y revolucionaria en la Argentina.

Fue entonces desde el ncleo principal de trabajo de la revista cristianismo y revolucin, que nace la idea a inicios del ao de 1967 de fundar el Comando Camilo Torres, expresin radical del catolicismo revolucionario de la poca, que aun que su desarrollo fuera corto, tendra serias repercusiones en la fundacin de la organizacin armada Montoneros.

Composicin y acciones:

Su composicin es mayoritariamente de jvenes menores a los 25 aos de edad, su conduccin es representada por Garca Elorrio, secundado por su compaera sentimental Casiana Ahumada y jvenes como Mario Firmenich, Fernando Abal Medina, Norma Arrostito, Emilio Maza , entre otros; los cuales harn retumbar la historia reciente argentina por su importancia en la conduccin del movimiento guerrillero peronista.

Para esta faccin Camilista que surge del seno de la revista, la lucha armada es la respuesta a la violencia de la dictadura. Tiene para mediados de 1967 alrededor de 30 militantes, los cuales se organizan en clulas y provienen esencialmente de crculos cristianos, estudiantiles y juveniles urbanos, todos avocados al llamado camilista de la lucha armada como nica expresin viable para la toma del poder por parte de la clase popular en Amrica Latina.

La primera accin que se le conoce a esta organizacin, es realizada el primero de mayo del ao fundacional, La actividad revolucionaria llev a Garca Elorrio a la crcel durante el mes de marzo de 1967. [] el comando Camilo Torres tuvo la primera actuacin pblica: en un paso previo a la lucha armada, Garca Elorrio y Fernando Abal Medina irrumpieron a los gritos en la Catedral durante la misa del Da del Trabajador, que celebraba el cardenal Caggiano. Garca Elorrio tom el micrfono y lanz un mensaje en el que criticaba las claudicaciones de la Iglesia oficial y su traicin a los pobres. Simultneamente, el mensaje era volanteado por Casiana Ahumada y Abal Medina [CITATION Gus03 \p 90 \l 1034].

De esta accin podemos identificar dos aspectos, en primer lugar, la inclinacin catlica que mantiene la organizacin, influenciada por la teologa de la liberacin y una contundente muestra rebelda frente a la iglesia pre conciliar que vaticinaba sus discursos en defensa de los intereses de las oligarquas y que cada vez se alejaba mas de los sectores obreros y populares, y por otro lado una fuerte disposicin simblica al interrumpir el sermn de un Cardenal en la catedral metropolitana de Buenos Aires, en la fiesta internacional obrera del primero de mayo, esto acompaado de una oracin hecha por Juan Garca Elorrio que predicaba lo siguiente:

Esta sentencia Camilista del comando, dejaba claro que la revista y su tradicin influa completamente en las nuevas proclamas de esta organizacin semi-clandestina, adems de reafirmar que la militancia catlica rebelde asuma suyas las banderas del concilio y predicaba en la lgica del deber de todo cristiano es hacer la revolucin, ante esta situacin la postura de los sacerdotes del tercer mundo fue dividida, una mayora representada por Carlos Mujica se opona a las vas violentas, por ser estas contrarias al proyecto de Jess y a su vez una minora que apoyaba las tesis del sacerdote colombiano de la lucha armada hasta las ultimas consecuencias.

El encuentro latinoamericano Camilo Torres:

Para febrero del ao de 1968, Camilistas del cono sur se encuentran en Montevideo, Uruguay y trazan una hoja de ruta orientada por el comando Camilo Torres, all podemos encontrar un orden discursivo profundamente Camilista, que se traduce en los aportes hechos por el sacerdote colombiano en referencia la practica popular y armada que debiera asumir el continente en la segunda mitad del siglo XX.

Haciendo una revisin documental, se encontraron dos publicaciones, que muestran las orientaciones y discusiones centrales del evento Camilista realizado en el cono sur, el Centro de documentacin de los movimientos armados CEDEMA, comparte las tesis principales que sitan Garca Elorrio y el comando Camilo Torres, para las discusiones que se darn en el mes de febrero del ao de 1968, y las cuales son compartidas el 14 de octubre de 1967, das despus del asesinato del guerrillero Argentino-Cubano, Ernesto Che Guevara.

En dicho documento de octubre del ao 1967, se comparten siete tesis las cuales reafirman una posicin ya trazada por los militantes de dicha estructura, entre los que se destacan los siguientes elementos que permiten dilucidar la postura Camilista de la naciente organizacin argentina:

Tesis:

Lo que nos deja ver esta perspectiva argumentativa del comando Camilo Torres, es que su intencin de librar la lucha armada es una decisin final a nivel organizativo y se ratifica en el encuentro, con la tesis # 7, que plantea que se debe lograr la organizacin de una coordinadora Camilista en el continente que evalu y discuta como los cristianos deben actuar frente al problema de violencia y pobreza que vive Amrica Latina.

As mismo vemos que tanto la tesis # 2 y # 5, afirman que cristianos y marxistas se deben agrupar en pro de los intereses de los trabajadores, en la creacin de frentes combativos que desarrollen ejercicios armados tipo guerrilla y que propendan por la constitucin de organizaciones armadas que combatan la violencia reaccionaria.

Por otro lado, en la edicin nmero ocho, se incluye el citado llamamiento para la liberacin. Documento de la jornada de Montevideo que es publicado en julio de 1968, meses despus del evento; en este llamamiento para la liberacin, documento emanado por los Camilistas del cono sur, se exponen afirmaciones que ya involucran la practica revolucionaria con el peronismo nacionalista y con la unidad del campo popular y revolucionario, adems de los anlisis y las posiciones que surgieron en el encuentro, as como una posible agenda para un prximo evento. La jornada analiz un extenso temario y da a conocer en el Documento las siguientes valoraciones que se consideran de inters fundamental para la reflexin y definicin de los cristianos revolucionarios y como puntos claves del temario para la Agenda del Encuentro que se realizar en febrero de 1969. [CITATION MarcadorDePosicin3 \l 1034]

Entre las once tesis que se desarrollaron durante el evento realizado en Montevideo, Uruguay, consideramos que es pertinente que se tengan encueta las siguientes:

En estas cinco tesis, elegidas por la importancia que tienen para el desarrollo del presente documento, se da cuenta de la postura radical que se asumi en el Encuentro latinoamericano Camilo Torres, en donde los cristianos orgnicos a este, demuestran de manera conjunta una visin frente a la lucha de cases y su posicin en ella al lado de los pobres y vilipendiados de la Amrica, as como un profundo internacionalismo Guevarista, que unifica criterios para enmarcar la lucha revolucionaria como un combate por todos los espacios geogrficos del continente y del tercer mundo, adems recalcando continuamente su posicin frente a la construccin de una sociedad socialista, forjada por cristianos y marxistas en comunin y en la lgica del hombre y la mujer nueva.

Esta experiencia en s, arroja elementos que enriquecen las discusiones de finales de los aos 60`s frente a las luchas del continente y el desarrollo del Camilismo, configurando un escenario propicio para lo que llamaban las luchas de liberacin nacional.

La rebelin de los enanos:

Por otro lado se debe sealar que simultaneo a esta situacin (refirindonos al encuentro), el comando se va debilitando por la desconfianza en el liderazgo de Garca Elorrio, quien a juzgar por lo que piensan sus jvenes secundados, no se atreve a dar el salto cualitativo para la construccin del movimiento guerrillero, generando as divisiones al interior de este pero sin deteriorar las relaciones personales entre el viejo Elorrio y los jvenes militantes, El Encuentro Latinoamericano Camilo Torres [] fue el detonante de la separacin de los futuros Montoneros. No por desacuerdos ideolgicos: reclamaban que Garca Elorrio no concretaba el foco al cual sola referirse. As, se dedicaron a prepararlo una vez abandonado el espacio. Argumentaron que la lucha armada hay que hacerla, no hablarla. Como es conocido, la ruptura fue bautizada la rebelin de los enanos, por la estatura de los herejes [CITATION Dan15 \p 28 \l 1034], hereja producto del viaje de algunos que habran tomado formacin militar en Cuba, y en perspectiva poltico militar queran avanzar hacia la consolidacin de una organizacin armada.

Es en este momento en que el Comando Camilo Torres, desaparece de la escena poltica Argentina, pero de all se nutrieron nuevos elementos y cuadros revolucionarios que le dieron vida orgnica a las organizaciones armadas peronistas de los 70`s, entre ellas la mas cercana al proyecto de la revista C&R, Montoneros. Siendo las acciones montoneras las que colocaron a las organizaciones poltico-militares en la primera plana de C&R, como se puede advertir si comparamos la tapa del nmero 22 correspondiente a enero de 1970 con la del nmero 28 de abril de 1971. En el primer ejemplo, aparece una pluralidad de expresiones de protesta (cristianos, peronistas, marxistas y jvenes), cuyo comn denominador es su condicin de revolucionarios. En el nmero ms tardo, en cambio, se observa un mosaico de pintadas con los nombres de las nuevas organizaciones armadas [CITATION Est16 \p 123 \t \l 1034].

Logrando as justificar la hiptesis central del presente escrito, basada en la determinante participacin de los sectores catlicos del tercer mundo, junto al productivo debate generado en los centros urbanos por la revista cristianismo y revolucin, que desemboco en la emergencia de una nueva izquierda juvenil, nacionalista, peronista y socialista, que le hara frente a las juntas militares y presionaran el regreso de Pern a la patria.

Consideraciones finales:

En correspondencia a lo trazado al inicio de esta primera entrega de Camilismos en Amrica Latina, en esta experiencia de la revista Cristianismo y Revolucin, se encuentra una postura pos conciliar radical, que propende por un permanente dialogo con el peronismo, los sacerdotes del tercer mundo, los marxistas y la lucha armada, denotando una potencia plural en las paginas de los treinta ejemplares, que aunque dichos tengan mltiples etapas fidedignas al momento histrico de mltiples dimensiones con influencias recprocas como lo plantea Esteban Campos, se logro recoger un valioso aporte desde una perspectiva Camilista desarrollada a mediados de la dcada de los 60`s en la Argentina.

Adems de ello, este proceso fue testigo de una postura propositiva al complejo momento en el que se posicionaba el debate entre cristianos y marxistas, en donde los sacerdotes del tercer mundo jugaron un papel definitivo, Slo el pueblo en el poder los puede solucionar, creando el Socialismo Nacional, en el que no haya explotadores ni explotados, y todos puedan tener acceso a los bienes indispensables para ser personas humanas en su plenitud. Compaeros, hay que ir forjando esta nueva sociedad, un hombre y una mujer nuevos, que venzan el egosmo, el miedo, el afn de lucro y que sepan mirar con los ojos del pueblo, pensar de acuerdo a los intereses del pueblo, en una palabra, sentir con el corazn del pueblo [CITATION Rub71 \p 2 \l 1034].

Es as que con Cristianismo y Revolucin, se pudo definir una caracterstica del Camilismo argentino, que versa entre un nacionalismo socialista y un peronismo de base revolucionario, en donde los encuentros y desencuentros se desenvuelven en un afn por hacer eficaz el amor al prjimo, Garca Elorrio propag estos principios en los "protomontoneros", poniendo nfasis en la figura de Camilo Torres: la violencia no slo es justificada, sino que se transforma en la manera ms eficaz de amor al prjimo, la revolucin es obligatoria para el cristiano [CITATION Gus03 \p 77 \l 1034 ] siendo esta consigna del amor eficaz y la unidad de la clase popular, la que les dar extensin en su lucha durante la siguiente dcada.

Partiendo de que estos principios impulsados por Garca Elorrio, no solo jugaran un papel destacado en la formacin de los Montoneros, sino que contribuira a construir un lector y un sujeto poltico colectivo, que se formo en la militancia poltica de la nueva izquierda argentina, demostrando as que la revista C&R se constituyo en una herramienta para dar a conocer el pensamiento de Camilo Torres y a su vez funciono como herramienta de formacin poltica de la poca.

Bibliografa

Reynoso, P. (2013). Montoneros y Católicos. En M. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo (Ed.), Montoneros y Católicos. Mendoza.

Slipak, D. (2015). LAS REVISTAS MONTONERAS cmo la organizacin construy su identidad a travs de sus publicaciones . Buenos Aires, Argentina: Siglo XXI.

Morello, G. (2003). Cristianismo y Revolucin. Los orgenes intelectuales de la guerrilla Argentina. . Cordoba: Editorial de la Universidad Catlica de Crdoba.

Barboza, C. (2013). Asociacion madres de la plaza de mayo. Obtenido de Documentos: http://www.madres.org/documentos/doc20131226104240.pdf

Gil, G. (2016). Amrica Lee . Obtenido de http://americalee.cedinci.org/wp- content/uploads/2016/07/CRISTIANISMO-Y-REVOLUCION_ESTUDIO2.pdf

MST. (2009). Mtodo de trabajo y organizacin popular Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) - Brasil. Buenos Aires, Argentina: Editorial El Colectivo.

Campos, E. (2010). Del catolicismo renovador a la lucha armada. Nueva teologa, peronismo y violencia en los primeros nmeros de la revista Cristianismo y Revolucin. (Argentina 1965 1967). PROHAL MONOGRFICO, Revista del Programa de Historia de Amrica Latina. Vol. 2. , 57-82.

Dri, R. (1971). Ya se acerca la hora de la liberacin. Cristianismo y Revolucin , 30 , 2.

Encuentro latinoamericano Camilo Torres. (1968). Llamamiento para la liberacin. Documento para la jornada de montevideo. Cristianismo y Revolucin , 8 , 17-18.

Campos, E. (2016). CRISTIANISMO Y REVOLUCIN. EL ORIGEN DE MONTONEROS Violencia, poltica y religin en los 60 . Ciudad Autnoma de Buenos Aires : Edhasa.

Notas:

1 Hacemos referencia al Camilismo como movimiento popular que se nutri de sectores cristianos, laicos y marxistas, que desenvolvieron un papel importante en la construccin y consolidacin del movimiento guerrillero en Amrica Latina.

2 Entindase por preconciliar a la iglesia anterior al Concilio Vaticano segundo, celebrado en octubre de 1962 y el cual fue determinante para la transformacin vocacional de la iglesia a nivel mundial.

Harold Stiven Gracia Pacanchique. Licenciado en Educacin Comunitaria con nfasis en DDHH, Universidad Pedaggica Nacional. Estudiante de la Maestra en Educacin con nfasis en ciencias sociales, tica, poltica y educacin, Universidad Distrital Farncisco Jos de Caldas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter