Portada :: Amrica Latina y Caribe :: La esperanza de Paraguay
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-09-2019

Paraguay
Ante la generalizada protesta popular, Abdo amenaza con sacar al Ejrcito a las calles

Celso Guanipa Castro
Rebelin


Mientras 200 mil hectreas de bosques chaqueos se volvan ceniza, tambin va subiendo la temperatura social en Paraguay, con un gobierno acorralado por cotidianas manifestaciones populares que reclaman la destitucin del presidente Mario Abdo, quien ahora amenaza sacar al Ejrcito a la calle para reprimir a la poblacin.

Hay gran preocupacin en todos los sectores por el deterioro acelerado y creciente de la situacin econmico social, con una cada del 40 por ciento del mercado interno y del empleo, y una morosidad crediticia del 70 por ciento, gracias a la aplicacin de las medidas neoliberales por parte del gobierno de Mario Abdo.

Pero preocupa an ms es el proyecto del gobierno de sacar el ejrcito a las calles con la excusa de velar por la seguridad ciudadana, sustituyendo la labor policial. Los analistas interpretan esta medida como una innovacin estratgica del Pentgono para contrarrestar cualquier asomo de polticas con sensibilidad social.

Convocan al Ejrcito en su viejo papel de exterminio fsico e ideolgico, pero sin aparecer en primera plana esta vez, a diferencia de los aos 60 al 80 del siglo pasado, para lo cual el proyecto prev utilizar a mandatarios peleles con lapiceras, para firmar las rdenes que le dicte el gran capital financiero transnacional; en resumen, nuevo estilo de Golpe de Estado, maquillado con esmero, seala el analista Jos Antonio Vera.

Hasta la polica nacional se ha visto amenazada y ha salido a las calles a protestar. Los familiares de los policas y personal en retiro lanzaron un manifiesto por primera vez en la historia- convocando a cerrar las principales rutas nacionales, y difundiendo un manifiesto poltico indito en la historia de esa institucin, de ciega tradicin obsecuente al gobierno de turno.

En el manifiesto, esta polica que durante ocho dcadas encabez la represin del Estado, denuncia la corrupcin poltica, los abusos del poder, los excesos en la gerencia pblica y, rechaza toda accin del triunvirato Partido Colorado-Gobierno-FFAA. En ese triunvirato se apoy el sanguinario dictador General Alfredo Stroessner (1954-1989).

Pero no slo es la polica la que sale a la calle a protestar contra el gobierno. Estudiantes, funcionarios pblicos, gremios docentes, la Universidad Nacional de Asuncin, que dirige el Hospital de Clnicas, sindicatos urbanos, campesinos organizados, que vienen ocupando las calles de las principales ciudades exigiendo el juicio poltico para los principales jerarcas gobernantes, acusados de corrupcin sistemtica.

Las demandas populares resquebrajaron los principales partidos del sistema, en particular el Colorado y el opositor liberal, tras el escndalo del acuerdo energtico con Brasil, El negociado incluy la redaccin de clusulas secretas que sellaban la comercializacin de energa hidroelctrica excedente (producida por la represa binaci

onal de Itaip) a la empresa Leros, ligada a la familia del presidente brasileo Jair Bolsonaro, a seis dlares el megavatio, cuando la cotizacin de mercado ronda los 40 dlares.

Una vez incorporados a la red por Leros el excedente elctrico sera vendido a un precio de 80 dlares el megavatio, registrando un potencial y mdico beneficio del 1.200 por ciento a repartir entre presidentes.

Tras el escndalo, fue el ex presidente Horacio Cartes quien con los votos de sus aclitos en el parlamento, impidi el juicio poltico a Mario Abdo, y desde entonces se afianz en el poder en las sombras. Cartes, calificado como el principal contrabandista del pas por Abdo, y dueo del emporio de cigarrillos, y propietario de varios de los principales medios de comunicacin,

El opositor Frente Guas, con escasa representacin parlamentaria y escasez de liderazgos y voceras, contina estancado, encabezado por el hoy senador y expresidente Fernando Lugo, quien mantiene cierta ascendencia ciudadana debido a sus mritos como gobernante (2008-12). Lugo fue vctima de un golpe parlamentario.

Y en este desconcierto generalizado, surgieron las denuncias de que en distintos sitios de los 400 mil kilmetros cuadrados del Paraguay, estn apareciendo restos seos, entre los cuales se encuentran tres crneos humanos encontrados en una de las muchas propiedades que, en sus 35 aos de poder absoluto, acumul el dictador Stroessner.

Rogelio Goibur, Director de la Secretara Memoria Histrica y Reparacin del Ministerio de Justicia, estim que podran pertenecer a opositores paraguayos o a militantes de izquierda de otros pases, enterrados en Paraguay en una operacin ms del genocida Plan Cndor, cuyos asesinos se intercambiaban prisioneros.

Goibur recibi denuncias de que hay restos de personas en fosas comunes, incluyendo en comunidades indgenas, que hacen pensar que podran pertenecer a luchadores contra la dictadura. La impunidad campea en Paraguay desde las pocas de la dictadura, pero lo novedoso son los nuevos aires polticos que podran devenir en huracanes.

Es por eso que el poder fctico, encabezado por la Unin Industrial y los terratenientes de la Asociacin Rural amenazan con cerrar las rutas nacionales con sus tractores y exigen a Abdo y Cartes que sea el Ejrcito controle las calles.

Celso Guanipa Castro. Periodista y politlogo paraguayo, asociado al Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE, www.estrategia.la)

http://estrategia.la/2019/09/18/paraguay-ante-la-generalizada-protesta-popular-abdo-amenaza-sacar-al-ejercito-a-las-calles/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter