Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-09-2019

Entrevista a Alberto, miembro de la Red Latinoamericana de Iglesias y Minera
"El proceso de paz en Colombia nos encontr en un momento de debilitamiento del movimiento social y popular"

Mario Hernandez
Rebelin


M.H.: El compaero Alberto es miembro de la Red latinoamericana de iglesias y minera. Estuvimos en la Plaza de Mayo acompaando a Mirta Baravalle. Qu te trajo a la Argentina?

A.: Un primer hecho fue la 4 asamblea de la Red Iglesias y Minera, que fue aqu en Argentina, nos hemos reunido en Brasil, Colombia, Lima y ahora en Buenos Aires. Tambin el acto de Mirta y la presentacin de su Hbeas Corpus que tuve la oportunidad de acompaar.

M.H.: Qu es la Red Latinoamericana de Iglesias y Minera?

A.: Es un espacio de encuentro de personas del mundo de las Iglesias que de alguna manera estn enfrentando el desafo de la minera y el extractivismo. En diferentes pases de Amrica Latina la megaminera, la minera ilegal y el extractivismo estn causando desastres ambientales y sociales.

Yo vengo de Colombia, soy parte de una organizacin que tiene relacin desde hace mucho tiempo tanto con Madres de Plaza de Mayo, con Hijos y el Serpaj. Da la casualidad que se da la asamblea de la red y puedo compartir con estos amigos y amigas de muchas luchas, porque adems hemos sido visitados en Colombia por los Hijos y las Madres, sobre todo por Mirta y Adolfo (Prez Esquivel) que nos han apoyado en causas muy importantes. La Red es ese espacio, hay gente de diferentes Iglesias y el objetivo es acompaar comunidades.

Hay una campaa muy grande que comienza ahora, se trata de una campaa de desinversin, invitar a las comunidades religiosas, a las iglesias a sacar la inversin que puedan tener que ver con empresas mineras. Estamos tambin en una campaa fuerte de incidencia al interior de las iglesias para evitar que el lobby de las grandes empresas sobre la Iglesia catlica en Roma, sobre la Comunin de Iglesias anglicanas, sobre la Federacin Luterana Mundial, donde buscan que las iglesias sean como el puente para llegar a las comunidades, entonces estamos tratando de informar sobre lo que hay detrs, porque es una apuesta que solo va a dejar ros acabados, agua contaminada y destruccin de recursos naturales.

M.H.: En Plaza de Mayo mencionaste al ex Presidente Uribe. Hoy estuve haciendo alguna investigacin al respecto: 261 procesos, de esto no se habla, ac se hace mucho barullo respecto de Cristina Kirchner, sus funcionarios, pero esta cantidad de procesos es una cifra ms que significativa. Ms de 10.000 asesinatos de dirigentes sociales en sus dos gobiernos, entre 2002 y 2010. Desplazamiento de millones de familias campesinas y mencionabas que haba sido llamado a los efectos de responder por algunas de estas situaciones por la Justicia superior colombiana.

A.: Es importante aclarar dos cosas, una son los procesos contra el ex Presidente Uribe, el ltimo por el cual ha sido llamado por la Corte Suprema de Justicia se debi a una denuncia que l present contra Ivn Cepeda que en un debate parlamentario haba mencionado sus nexos con el paramilitarismo y entonces lvaro Uribe lo denuncia por manipulacin de testigos.

La Corte Suprema empieza a investigar y se encuentra con que Uribe llamaba a gente vinculada al proceso, es decir, la Corte no estaba investigando a Uribe pero intercepta a las personas vinculadas al proceso y se da cuenta que haba llamadas constantes de parte de Uribe. Esto llev a concluir la investigacin contra Ivn Cepeda y abrir una contra lvaro Uribe justamente por lo mismo que acusaba, por manipulacin de testigos.

Pero adems hay una serie de denuncias en muchos aspectos. La otra cosa de la que hablbamos es el juicio contra Santiago Uribe Vlez, hermano de lvaro Uribe Vlez, por la creacin del grupo paramilitar denominado Los doce apstoles que en la dcada de los 90, hasta el 98 asesin en una regin que se llama Regin de Chorros Blancos en Choromal, Antioquia, a 533 personas, entre campesinos y miembros de las mismas autodefensas, personas que llambamos en Colombia limpieza social o como dicen aqu gatillo fcil. Se llam a investigacin a Santiago Uribe Vlez.

En 2009/2010 el mayor Juan Carlos Meneses que fue Director de la polica en ese entonces, en 1994, que fue miembro del grupo y que est en la crcel por el asesinato de una persona cont lo que haba pasado. Lo hizo aqu en Argentina con el apoyo de Prez Esquivel y de un grupo de juristas, lo que permiti reabrir el caso, anim a otros testigos que empezaron a decir lo que conocan y por primera vez se logr que este proceso avanzara.

En este momento est en alegatos finales, creo que ya no tiene posibilidad de accin legal y esperamos que sea en estos prximos meses. Lo cual nos parece que es un paso muy importante, porque el problema no es slo lo que hizo lvaro Uribe, sino tambin lo que hizo su hermano. Este grupo paramilitar llamado Los doce apstoles oper durante un tiempo largo mientras l era el gobernador de la misma regin.

Adems se da otro elemento importante, en esa regin se desarrolla despus un megaproyecto que es la Hidroelctrica Hidroituango que est por reventarse, que ha generado un dao ambiental muy grande y en esa zona hay ms de dos acres, con ms de 200 vctimas en masacres favoreciendo ese mega proyecto que est en la zona de incidencia de este grupo llamado Los doce apstoles que oper entre 1990 y 1998 cuando cambia de nombre, no se desarticula. El grupo paramilitar operaba en una finca de la familia Uribe llamada La Carolina. Esas son las dos cosas que estn saliendo a la luz. El papel jugado por Adolfo Prez y un grupo de juristas argentinos fue muy importante para reabrir el proceso.

En Colombia hay 8 millones de hectreas tomadas a ms de 7 millones de desplazados

M.H.: Alberto tambin es miembro de la Comisin intereclesial de Justicia y Paz. Y hablando de paz, desde los acuerdos suscriptos el 26 de noviembre de 2016 han sido asesinados ms de 700 lderes sociales y ex guerrilleros de las FARC. Segn Indepaz, 726. A eso tenemos que sumarle los miles de colombianos que viven en el exterior y particularmente en los ltimos 12 meses del gobierno de Duque, cuando en realidad se dice que Duque es una figura, pero por detrs est Alvaro Uribe, se cuentan 229 lderes sociales asesinados y 55 desmovilizados de las FARC. Qu nos pods comentar al respecto?

A.: Tenemos una realidad muy dolorosa, en muchos sentidos, por un lado por las vidas que se estn perdiendo, dolorosa porque el Acuerdo de paz y el tiempo durante el cese bilateral y durante los primeros meses del primer ao del acuerdo, se vivi un momento de esperanza de la superacin del conflicto armado y hay muchas zonas en las que han mejorado las condiciones, pero esto est poniendo en riesgo no solo las ganancias que se han tenido sino el Acuerdo de paz y con un problema serio, los incumplimientos de parte del gobierno, la oposicin de un sector de extrema derecha del gobierno a los acuerdos, en lo que tiene que ver con el desarrollo rural integral. Y el segundo punto, que era la democratizacin, lo que tiene que ver con el cuarto punto que era la solucin al problema de las drogas, que implicaba por una parte tratar a los campesinos con una poltica social, a las personas productoras de hoja de coca, y a los droga dependientes como un problema de salud pblica ms los ataques al 5 punto del acuerdo (reparacin para las vctimas).

Entonces hay un ambiente que estimul la desercin de muchos miembros de las FARC. Algunos de ellos se han ido al ELN que ha recuperado fuerzas en muchas partes del pas. Y por otro lado el fortalecimiento de los neo-paramilitares, ya sean las AGC (Autodefensas Gaitanistas de Colombia), que son los ms organizados, los autodenominados de esta manera. Esto pone en riesgo la vida de los campesinos y la vida de los defensores de la tierra y el medioambiente.

En Colombia hay 8 millones de hectreas tomadas a los ms de 7 millones de desplazados. Eso explica la razn del conflicto y cuando uno observa los acuerdos descubre que el sistema del establecimiento le dio duro al desarrollo rural, bloque el segundo punto sobre la apertura democrtica y est bloqueando el tratamiento distinto al problema de los cultivos de uso ilcito, porque el problema no es el cultivo de la hoja de coca, sino la transformacin en cocana y lo que est alrededor de ello y los ataques al 5 punto.

Estamos en una situacin complicada que genera temor de volver a etapas anteriores. Los acuerdos han generado avances en otros aspectos, por ejemplo, en los 80 todo lo que ocurra en Colombia era responsabilidad de Pablo Escobar, y muchas cosas lo eran, despus baj la intensidad y resulta que esas acciones, que se deca que eran de Pablo Escobar, muchas eran de los paramilitares, o estaban incluso miembros de la fuerza pblica detrs.

Luego vino la etapa de Todo es culpa de las FARC y el nico problema en Colombia eran las FARC. Cuando en realidad eran responsables de un nmero muy reducido de desapariciones forzadas, desplazamientos, asesinatos; estaban los muertos en las confrontaciones armadas, mientras que se silenciaba la cantidad enorme de personas desaparecidas, desplazadas y asesinadas a manos de paramilitares.

Entonces, cuando las FARC entregan las armas, la gente se da cuenta de que los problemas siguen, entonces no todo era responsabilidad de las FARC. Por eso hubo una votacin muy alta en las pasadas elecciones a favor de Gustavo Petro. Pero son elementos para el anlisis, para entender la gravedad, no solo por las vidas de quienes estn asesinando, por el riesgo de los acuerdos, sino por la posibilidad de una transformacin social ms de fondo.

M.H.: He consignado algunos hechos, octubre, noviembre y diciembre de 2018 movilizacin estudiantil, marzo 2019 minga de indgenas y campesinos del Cauca, bloqueo por 34 das de la carretera Panamericana entre Cali y Popayn, el 25 de abril paro nacional y el 26 de julio jornada contra los asesinatos. Las expresiones de la resistencia, de un movimiento popular a pesar de las cifras que estamos dando, 726 lderes sociales y guerrilleros desmovilizados de las FARC asesinados. Qu expresan estos hechos?

A.: Antes que eso quiero decir una cosa muy simple, la de Colombia es la democracia ms antigua de Amrica, pero es una democracia genocida y Colombia tiene una historia muy dolorosa, los gobiernos han pactado, hecho acuerdos, incumplir dichos acuerdos y asesinar a quienes los firmaron. Eso pas hace 100 aos, pas luego en los 50/60 y en los 90.

Qu expresan esos despuntes sociales, ms el paro campesino de 2013/14 y, sobre todo, la marcha del 26, que por primera vez en Colombia el asesinato de lderes sociales convoc a personas de todos lados en una movilizacin gigantesca de rechazo.

Entonces de alguna manera, como ya no hay a quin echarle la culpa porque ahora matan la gente y no los pueden acusar de ser guerrilleros ni a las FARC de ser responsables; entonces de alguna manera un sector muy amplio de la sociedad que para nada sala se est movilizando.

Hay un sector de la juventud que empieza a darnos esperanza porque est planteando alternativas y un lenguaje distinto. Yo creo que hay razones para la esperanza porque a diferencia de hace 10/15/20 aos, cuando se mataron a miles de personas y nadie protest, esta vez se mata a alguien, todos nos enteramos y se generan movimientos sociales en toda la sociedad. Por ejemplo, la mayora de columnistas y grandes medios que nunca hacan referencia a estos temas, les cedieron voz a los lderes sociales, entonces se empez a generar una nueva conciencia social, de que al lder social hay que respetarlo.

M.H.: Te quiero consultar por el bloque Defendamos la paz. De qu se trata?

A.: Es un grupo de gente muy diversa que sabe que los acuerdos no fueron la revolucin, pero abran un camino de democratizacin del pas, de respeto a los derechos y a la participacin poltica y a resolver el tema agrario o al menos dar un camino distinto. El problema es que los opositores a los acuerdos son gente que tienen grandes intereses en los territorios despojados a travs de la violencia, es gente que est vinculada a sectores del paramilitarismo o a militares responsables de graves violaciones a los Derechos Humanos; entonces por un lado no quieren entregar las tierras, por otro no quieren abrir la democracia para que mucha gente de la sociedad participe. Pero, sobre todo, le tienen pnico a la verdad porque han pedido pista para estar militares de alto rango, paramilitares, guerrilleros y empresarios. Eso significa que hay una posibilidad de conocer mucha verdad de lo que se ha tenido oculto. Entonces, Defendamos la paz es un sector muy amplio de la sociedad que quiere defender los acuerdos porque la guerra cuando se prolonga muy largo genera muchos daos y en este caso en Colombia se gener mucho dolor y sufrimiento. Esto pretende el bloque Defendamos la paz. Ha estado apoyando a los indgenas, a los estudiantes, a las movilizaciones campesinas y a todas las vctimas del pas.

M.H.: Qu expectativas podemos tener los sectores populares ante las elecciones locales y regionales del prximo 27 de octubre?

A.: Tenemos mucho miedo, porque muchos de los asesinatos de los lderes sociales queran influir en lo local. Va a ser un pulso que desconocemos cmo estamos, pero esperamos que sectores ms abiertos y democrticos tengan una votacin importante para abrir un camino, porque la democracia de Colombia es muy limitada y muy cerrada, a diferencia de otros pases el proceso de paz nos encontr en un momento de debilitamiento del movimiento social y popular y eso fue difcil, porque tras mucha persecucin, la crisis econmica y el gobierno de Uribe gener mucho dao.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter