Portada :: Venezuela :: Asalto a Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-09-2019

Colombia: una guerra perdida, un desastre ms para Trump

Antonio Maira
Rebelin


"EEUU tiene el tup de decir que Venezuela le sigue vendiendo petrleo, pero que ellos no lo van a pagar.

Aqu hay un pueblo de pie, un pueblo despierto, un pueblo arrecho".

General Pedro Carreo


La guerra a travs de estados tteres

Colombia se est manifestando como el principal pas en el que su gobierno -no su pueblo-, ha convertido la poltica exterior en el instrumento para la realizacin de lo que ha sido su vocacin continua: la destruccin de Venezuela de la mano de los Estados Unidos.

Es el que podra llamarse sndrome Santander, a saber: la tendencia irresistible a la eliminacin de la revolucin bolivariana y la entrega de los dos pases a las oligarquas locales y, a travs de ellas, a los Estados Unidos. Histricamente, esta tradicin de los militares se inici con la traicin del general de ese nombre al gran Simn Bolvar, general en jefe del Ejrcito Libertador.

Colombia, cuyo establecimiento (la lite de la gran burguesa multimillonaria colombiana vinculada por un lado a la Iglesia ms reaccionaria; por otro, al cultivo y al trfico de cocana; as como a la expulsin de campesinos con el empleo de las FFAA y los paramilitares); ha participado en todo el ciclo de acciones violentas, asesinas o genocidas en Venezuela durante los dos ltimos aos.


Ataque a la Venezuela de Maduro

Empezaron por el financiamiento, adiestramiento, organizacin y movilizacin de las guarimbas con sus atentados a las infraestructuras bsicas, la siembra del terror en la poblacin y los atentados mayores como los asaltos y destruccin de centros de educacin, centros pblicos, medios de comunicacin y atentados en cuarteles y a las patrullas de la Guardia Nacional Bolivariana. El estado colombiano ha permitido la escalada de estas guarimbas armadas hasta llegar a la quema y asalto de cuarteles y de personas, por el solo hecho las segundas- de tener aspecto de chavistas, dicho de otra forma: por tener aspecto de gente del pueblo.

Los crmenes de odio que comenzaron en poca de Hugo Chvez y se intensificaron en tiempos del Presidente Nicols Maduro, tuvieron su cnit en las proximidades de los dos golpes militares y del atentado con dos drones contra las Fuerzas Armadas, el Presidente y miembros del Gobierno y de su cpula civil y militar. La compra el montaje y el adiestramiento para manejar estos artefactos se realiz tambin en el pas colombiano. Fracasaron por la eficacia de las contramedidas contra drones, la efectividad de los tiradores de precisin de la guardia presidencial, y por el uso poco profesional de los mismos que hicieron los terroristas tras un rpido adiestramiento. La subestimacin de los servicios de seguridad del Presidente Maduro ha sido un factor clave.


Un psimo remake colombiano

Toda la intervencin de la Colombia obediente a los EEUU ha sido ascendente y ha intentado repetir las acciones desestabilizadoras de la oposicin en tiempos de Chvez.

En un proceso sin fin han llegado los atentados mayores como la colocacin de bombas, las concentraciones opositoras violentas tratando de repetir los esquemas del golpe meditico-militar y empresarial-sindical del 11 al 13 de abril de 2012 y sus sucesivas rplicas como las huelgas petrolera y empresarial (centrada en las industrias alimentarias y de transportes); en la concentracin sostenida de altos cargos militares en la Plaza de Altamira, con la enorme presin sostenida en los cuarteles y el final trgico de una matanza programada anteriormente. Finalmente en los intentos de someter a un revocatorio ilegal -con listas amaadas-, al entonces presidente Chvez. Colombia sirvi entonces de refugio y asilo al presidente Carmona y a buena parte de los complotados en el golpe.


Retoques en el guin

Complementando todo eso, Colombia ha promovido y presentado medidas para la implantacin de guerras que han llevado -o intentado llevar-, a Venezuela a la rendicin total ante su propia oligarqua capitalista, neocolonial y fascistizada; y a la entrega total del pas y sus recursos fundamentalmente el petrleo, el coltan, el oro y las reservas de divisas en el extranjero, a los intereses de Washington. Nada nuevo. Esa ha sido la poltica colombiana desde el nacimiento de la Repblica y la revolucin bolivarianas.

La lite del narcotrfico no cesa en su empeo. La propia capital, Bogot, est acosada por los inmensos problemasii, del crimen organizado y de la droga. No podra ser de otra manera ya que el gran pas consumidor de la cocana est en los Estados Unidos.

El diputado de la Asamblea Constituyente, Pedro Carreo, ante las continuas y permanentes acciones de guerra de todo tipo que ha protagonizado Colombia, ha detallado, fusil en bandolera, la naturaleza de la criminal y genocida de la guerra econmica y del bloqueo y embargo, convertido en vulgar saqueo y piratera: robo de petrleo, fondos en dlares, reservas de oro, bienes valorados en decenas de miles de dlares.


Quin es Pedro Carreo?

Pedro Carreo no es cualquier diputado de la Asamblea Constituyente, sabe muy bien ante quien habla, en este caso el canal privado de televisin Globovisiniii, y tanto los sectores populares venezolanos como colombianos le entienden perfectamente; y saben a quin se dirigen sus palabras. Sin complejo alguno, con la fuerza y la energa de los primeros capitanes de Hugo Chvez, los que se identificaron con el pueblo masacrado en el Caracazo y se sublevaron para echar a los gobiernos responsables de aquella matanza.

Cuidando sus palabras para que se entiendan bien, el constituyente Pedro Carreo asegur en Globovisin que si el Gobierno de Ivn Duque en Colombia se llegara a atrever a realizar una invasin militar contra Venezuela las FARV llegarn hasta Bogot y clavarn la bandera venezolana en la capital neogranadina. Asegurando con firmeza -ante un presentador estrella, que cada vez estaba ms nervioso y que cumpla su papel de mentir por varios millones de dlares que proporcionaba la seccin logstica de Falsimedia. El presentador estrella de Globovisin hizo todos los esfuerzos para robarle la palabra pero el ex capitn de Hugo Chvez se mantuvo durante toda la entrevista apegado a la verdad:Tenemos las coordenadas del Palacio de Nario, en 11 segundos un Sukhoi estara en Bogot.


Ante una invasin militar de Colombia

Dispuesto a advertir a Washington que el intento de invadir a Venezuela desde Colombia, podra revertirse sin dificultad alguna, Pedro Carreo advirtiiv que en ese caso las FARV tomar el control de Bogot (...) antes de que el ejrcito colombiano llegue a Maracaibo o a San Cristbal. Para apuntalar sus palabras, y dirigirlas al enemigo concreto, el militar Carreo asegur que:

A Colombia la atraviesa un ro de lado a lado, basta con buscar en internet para saber qu puentes lo atraviesan, ya nuestros Sukhoi lo tienen, nuestras piezas de artillera. En 11 segundos un Sukhoi est en Bogot, tenemos las coordenadas del palacio de Nario, las del lugar donde vive la oligarqua.


El Gobierno caer en Colombia, no en Venezuela

De hecho, ante esta guerra entre vecinos, alentada desde siempre por los Estados Unidos en beneficio propio, es muy posible que el pas en el que una guerra tenga el efecto inmediato de la cada del gobierno y el cambio de poder, sea Colombia, no Venezuela.

Previsiblemente el ro al que se refiere Carreo es el Magdalena. Revisen los lectores en Internet como aconseja Pedro Carreo y advertirn que la guerra contra Colombia pedida a gritos por la oligarqua cafetera de ese pas, que ha sobrevivido gracias al Plan Colombia, a la presencia protectora del paramilitarismo, a los falsos positivos y a la presencia de las bases e instalaciones y bases militares de los Estados Unidos, terminar, pese a los esfuerzos de Ivn Duque, en una derrota de Colombia con el estallido de la revolucin es ese pas, y en la frustracin total de Washington agobiado por la guerra en varios frentes que le estn estallando al mismo tiempo y por la incapacidad absoluta de derrotar a Venezuela.


Venezuela centro estratgico del nuevo Eje Continental

Efectivamente, Venezuela tomar el control de Bogot clavar su bandera en la capital colombiana. Las FANB tendrn tambin la responsabilidad de clavar esa bandera en Aruba y Curazao si estos pases permiten la instalacin sobre sus aguas de portaviones estadounidenses para ayudar a la agresin militar contra Venezuela y para liberar a sus pueblos: No es posible que a estas alturas sean colonia de Holanda. Es una advertencia directa a los pases colonialistas de la OTAN que amenazan a todas las colonias o neocolonias en Amrica Latina, en frica y en el Gran Oriente Medio.

Es tambin un intercambio de miradas cmplices con los aliados de Venezuela: Rusia, China, Irn, Turqua, Corea y una llamada a la rebelin en todos los pueblos del Eje continental en Amrica Latina.


La nica poltica de paz posible

Es la nica poltica de paz posible tal como han sealado reiteradamente Nicols Maduro y sus Ministros del Poder Popular para la Informacin y la Comunicacin, Jorge Rodrguez; y del Ministro para las Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza. Ellos han demostrado la absoluta complicidad de Colombia en todos los planes de desestabilizacin, de invasin, de guerra econmica, de guerra terrorista, de guerra diplomtica, de golpe de estado, de guerra hbrida y de guerra asimtrica que sufre Venezuela y de todos los equipos que han trabajado en ellas con la financiacin lejana de los Estados Unidos y la prxima de Colombia. Los equipos encargados de organizar las matanzas de la cpula poltica, militar y civil, y de los dirigentes sociales, subsiguientes a los golpes de estado han operado tambin desde Colombia, as como los subgrupos encargados de conectar y confirmar las acciones terroristas y golpistas con los instrumentos operativos manejados directamente por los Jinetes del Apocalipsis y de forma continua, golpe de redes sociales por el presidente Trump.

Carreo, que ha ocupado todos los puestos posibles en la direccin operativa de la revolucin bolivariana tanto en tiempos de Hugo Chvez como en la de Nicols Maduro recuerda tambin es sus palabras y en sus hechos la imperiosa necesidad que tienen los antiguos capitanes de Chvez y constituyentes de Maduro, de asumir las responsabilidades polticas y militares de la revolucin bolivariana y las que le corresponden segn el papel estratgico central que a nivel internacional tiene la Venezuela socialista.


El plan criminal anunciado por la revista Semana

El constituyente Carreo denunci que Colombia haba utilizado un instrumento de la organizacin meditica colombiana para criminalizar, satanizar y desprestigiar al pueblo y al Gobierno venezolano a sus instituciones y a la revolucin bolivariana, como parte de un plan para crear las condiciones de una intervencin. Ese Plan, incluye a los militares desertores, tal como haba documentado hace pocas semanas el ministro Jorge Rodrguez.

Sobre Venezuela se cierne un perverso, macabro y criminal plan para satanizar y criminalizar y al gobierno de manera tal para generar las condiciones que permitan una escalada de agresiones que terminen con el control total del territorio y Colombia cual capn de Amrica queriendo matar a sus hermanos se ha prestado para volverse un portaviones de los Estados Unidos para que se hagan ataques directos a Venezuela y no de manera ruin como lo hace esta revista.


Gina Haspel entra en escena

Ampliando los detalles, el general y actual constituyente, Pedro Carreo, afirma que el plan fue diseado por la actual directora de la CIA, Gina Haspel, de papel sobradamente conocido en la secuencia de torturas en Irak, durante las sesiones en la crcel de Abu Ghraib. Poco peso real para Trump (aade el autor de este artculo), ya que se aquellos hechos se salen fuera de la memoria temporal que nos permite el acceso a Internet.

El antiguo oficial de confianza de Hugo Chvez, Pedro Carreo aade que Ivn Duque recibi un informe falso para que realice su misin segn los planes de la CIA. Es posible (aado yo de nuevo) que tal informe haya sido entregado a Bachelet para abrir de nuevo el campo diplomtico de acuerdo con los intereses de Washington.

Segn informacin muy resumida de La Iguana TV, ampliada un poco en este artculo, las intervenciones directas de Colombia contra Venezuela, en esta ltima guerra contra la revolucin bolivariana -en poca de Nicols Maduro- han sido las siguientes:


- Guerra diplomtica en la OEA y el Grupo de Lima.

Tal guerra en la OEA, se ha desarrollado con la aceptacin de los delegados de Guaid, despus del abandono de la organizacin venezolana anunciada previamente por Venezuelav.

La guerra sucia realizada por esta organizacin: Ministerio de las colonias de los EEUU (segn la bautiz Fidel Castro) ha sido aprovechada por Estados Unidos para proponer, de manera ilegal la activacin del TIAR, otra barbaridad jurdica y democrtica que pone de manifiesto la cadena de vinculaciones coloniales al poder imperial que todava actan en Amrica Latina y (con funcin de apoyo diplomtico, meditico y de aparato militar, si hace falta, algunos pases de la UE).

Espaa, por ejemplo: -en sus dos versiones de gobierno- como cabeza de serie indiscutible.

En cuanto al Grupo de Lima, creado a instancias de Michelle Bachelet, segn las directrices de la CIA, Colombia ha sido uno de los miembros ms activos en la activacin de todos los campos posibles de la guerra contra Venezuela.


- Intentos de asesinato de Maduro

Todos ellos llegaron precedidos de procesos de generacin de violencia armada cuyo principal exponente es la actuacin de guarimbas, con decenas de muertos, indiscriminados y cientos de heridos. La aplicacin sistemtica y la generalizacin del terror, es siempre una prctica planeada y organizada de una manera muy precisa. Con frecuencia viene precedida de una preparacin meditica vinculada a la actuacin de Falsimedia como conjunto orgnico y funcional de casi la totalidad de los medios de comunicacin social. Los reclamos al asesinato del presidente Nicols Maduro, han sido continuos. Buena parte de ellos han tenido el efecto de un detonador informativo con explosin inicial en Colombia.


- Cruce de los puentes e intervenciones de los paramilitares.

La presencia de los presidentes de Colombia y de Chile en la promocin de los sucesivos das D fueron fundamentales para producir un impacto meditico. El fracaso de cada uno de ellos tuvo un efecto rebote. As ocurri con la entrada de material humanitario, anunciado cono alimentos y medicinas y precedido por una fiesta por la Libertad. La evidencia del control de la fiesta por un empresario vinculado a la mafia anticubana de Miami, con unos artistas en su mayora propuestos por narcotraficantes, fue demasiado. Ms tarde llegaran los desacuerdos en el reparto del botn entre los pocos militares desertores y su abandono por parte de los polticos colombianos.

La carga humanitaria result ser unas cuantas cajas de raciones de combate y material de guerra para los paramilitares colombianos metidos en la tarea. Se produjeron algunas infiltraciones bajo el puente viejo y ataques a municipios sofocados inmediatamente por las unidades especiales de las FARV y por la milicia bolivariana. A partir de entonces, el presidente colombiano, que qued en ridculo ante el despliegue de medios internacionales. Los das D acabaron aburriendo a los ciudadanos y ciudadanas de Venezuela.


- Adiestramiento de golpistas

Fundamentalmente en el segundo de los golpes, en el que se intent, sin xito alguno, la concentracin de unidades militares en las proximidades de la Plaza de Altamira y el ataque al aeropuerto ms prximo. El nico xito, que se convirti ms tarde en derrota, fue la excarcelacin de Leopoldo Lpez -antiguo guarimbero contra Chvez- que escap de crcel y busc refugio en la embajada de Espaa en dnde una unidad militar espaola se dedic a hacerle un tnel para facilitar su huida.

La familia y la oposicin venezolana golpista contina comprando pisos de lujo en Madrid, bajo proteccin policial de la entonces alcaldesa Carmena quin permita sus manifestaciones y disolva a porrazos a los grupos de solidaridad con Venezuela.

En la presentacin pblica de las ltimas conspiraciones golpistas que realiz el Ministro Jorge Rodrguez, se presentaron diversos documentos y grabaciones de vdeo y sonoras en las que se perfilaba un organigrama operativo que permita reproducir con facilidad los componentes de un nuevo golpe. En estas reuniones se anunciaba entre conspiradores la organizacin de un operativo suficiente para echar abajo los Sukhoi, claves de la defensa area antimisiles y de combate; y terrestre antimisiles, de Venezuela.

No solo eso, militares en activo, oficiales de baja graduacin, y grupos de militares retirados con residencia en Colombia y contactos dobles: con el paramilitarismo colombiano y con la CIA, desestimaban al golpismo civil y organizaban un golpe seguido de una matanza de dirigentes y militantes chavistas, militares leales al Presidente Maduro y funcionarios del Gobiernovi.

- Ataques a las instituciones del gobierno, y elementos estructurales de las misiones. Fundamentalmente transporte, vivienda, sistema de salud y de educacin. Ataque a hospitales, guarderas.

- Participacin en los apagones y apoyo a la guerra econmica

En estos frentes la oposicin perdi el poco prestigio que tena ante el pueblo venezolano. La divisin en clases sociales en lucha se puso de manifiesto. En las zonas populares de Caracas, Guaid, evidentemente vinculado a la oligarqua venezolana, al fascismo y al imperialismo de Estados Unidos tuvo que salir de estampida de los barrios populares en los que su caravana de coches que formaba el suyo con los escoltas fue localizado y apedreado por los comits de barrio y las agrupaciones de vecinos.






i https://theworldnews.net/ve-news/pedro-carreno-con-un-fusil-de-corbata-le-habla-a-una-pequena-concentracion-en-paraguachon

ii http://www.resumenlatinoamericano.org/2019/09/12/colombia-crimen-organizado-violencia-y-narcotrafico-acechan-bogota/

iii https://www.youtube.com/watch?v=vtabArQ2uCk

iv Resumen latinoamericano:

http://www.resumenlatinoamericano.org/2019/09/11/venezuela-constituyente-pedro-carreno-tenemos-las-coordenadas-del-palacio-de-narino-y-en-11-segundos-un-sukhoi-estaria-en-bogota/

v https://www.alainet.org/es/articulo/199353

vi http://www.resumenlatinoamericano.org/2019/07/14/venezuela-la-operacion-vuelvan-caras-y-la-noche-de-san-bartolome/

http://www.rebelion.org/docs/258426.pdf



Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter