Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-09-2019

La derecha educativa y su posverdad

Lev M. Velzquez Barriga
Rebelin


La oligarqua nacional, pero de intereses y alianzas trasnacionales que desmantel y privatiz las bases estructurales de la soberana econmica y se sirvi de excepciones fiscales; la clase poltica conservadora que agudiz la pobreza, la violencia y que creci a costa de la corrupcin mientras gobern en medio del repudio social; la derecha legislativa que aprob la reforma educativa anterior poniendo al pas al borde de la ingobernabilidad; la ciudadana civilempresarial y parasitaria que cree ser el nico sector con representacin y voz autorizada para ser el interlocutor de los intereses educativos de todos; las cabezas de los organismos autnomos quefraguaron los fraudes electorales o que heredaron al mundo la evaluacin docente militarizada, y el oligopolio de los medios de comunicacin que no slo neg la voz de los maestros, sino que adems mont una campaa de miles de millones para desprestigiarlos con cargo al erario pblico, est construyendo un nuevo relato de ofensiva contra la izquierda magisterial, cuyo mensaje transversal es: nosotros no somos la mafia del poder.

En tiempos de la posverdad no es relevante la veracidad de lo que se comunica, sino el impacto que tiene en la manipulacin de la opinin pblica; la derecha aprendi de las neurociencias que para introducir en la mentalidad de las personas sus ideas clasistas, racistas o antilaborales, es ms importante incidir en la emocionalidad que en la racionalidad humana; los mensajes de odio o coraje fluyen ms rpido por los canales digitales o las redes sociales que la informacin profunda, y tienen un impacto vertiginoso favorable a los grupos de poder.

Hay un concierto armonizado por la derecha educativa en Mxico jugando en estas dinmicas, buscando hegemonizar tendencias de opinin irracionales, desproporcionadas y desinformadas a travs de posverdades y fake news; como ejemplos parafraseo los siguientes mensajes en el contexto de la aprobacin de las leyes educativas secundarias: CNTE gana todo; ceden a la CNTE dejar a su decisin la asignacin de plazas docentes; CNTE exige 50 por ciento de las plazas docentes; la CNTE propone una educacin para el conflicto; la CNTE slo son lderes sindicales corruptos y privilegiados que no representan a nadie; la nica voz que siempre se ha escuchado es la de la CNTE; quieren bilateralidad para vender y manejar plazas; son la nueva mafia del poder.

En este intento de desplazamiento de los focos de tensin y de atencin que pesaron sobre las verdaderas lites de poder que nos heredaron un desastre en todos los mbitos de la vida nacional y cuyos partidos de la derecha histrica fueron derrotados, los sectores caciquiles y mercenarios del SNTE, de los que se sirvieron electoralmente para llegar al gobierno o para pactar e instrumentar todas las reformas educativas neoliberales, poco o nada se nombran, a pesar de que la memoria histrica no perdona el olvido y los coloc en las pginas negras de la corrupcin como un lastre de la democracia. El problema no son los privilegios ni las riquezas ilcitas de las cpulas del SNTE pueden seguir ah vegetando como una burocracia de oficina el problema son los contrapesos de las organizaciones magisteriales independientes que s responden a sus agremiados exigiendo respeto al derecho laboral y pugnando en la praxis, ms que en el discurso, por una educacin para la sustentabilidad de la civilizacin humana y no para la transferencia de habilidades rentables al sector de la iniciativa privada.

Este discurso de la derecha no es espontneo ni tampoco recoge la suma de voces individuales compartiendo la misma idea, es la estrategia de los tanques de pensamiento financiados por los corporativos econmicos dispersada a travs de los medios de comunicacin de su propiedad, de intelectuales orgnicos que monopolizan varios espacios de debate y de opinin, de redes sociales que aparentan neutralidad, de foros para quien no necesita que le abran audiencias alternativas porque ya tiene las del oligopolio de la comunicacin.

Pero en esa estrategia no slo se pretende desplazar el foco de tensin y atencin sobre la influencia decisiva de los grupos de poder en las leyes educativas; se trata de generar una corriente de conformismos y desmovilizaciones en los sectores de contrapeso; parte del xito de la posverdad radica en comunicar lo que quiere ser escuchado, de ah que sentencias fatales y absolutistas como CNTE gana todo o Sepultan reforma CNTE y Morena, pretendan instalarse en la subjetividad de los movimientos magisteriales vidos de adjudicarse victorias completas luego de largos periodos de lucha sostenida contra los proyectos de la oligarqua.

La cortina de humo de la derecha se corre con mucha rapidez, los matices de las leyes educativas son cada vez ms oscuros a la mirada de los docentes organizados; el escenario de lucha de la CNTE se desplaza hacia las sinapsis de la reforma educativa y se aleja de la matriz neuronal establecida en el contexto de la Constitucin; si la geografa de las resistencias se regionaliza por entidades y secciones, la amenaza de diluir la fuerza magisterial ms slida a escala nacional quedar latente. Frente a la posverdad como estrategia persuasiva de manipulacin de la oligarqua, slo nos queda la racionalidad crtica, aunque a veces incomode a las inercias del movimiento magisterial.

Lev M. Velzquez Barriga es doctor en pedagoga crtica

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter