Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-09-2019

A 90 das del acuerdo migratorio para Estados Unidos la poltica de Mxico es todo un xito

Adrin Sotelo Valencia
Rebelin


Tras calificar de exitosa la reunin del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, con autoridades de Estados Unidos el 10 de septiembre cuando venci el plazo de 90 das impuesto por Trump a Mxico para frenar la migracin, el presidente Lpez Obrador dijo estar satisfecho en virtud de que, dados los resultados, ya no se volvi a insistir en el tema de la imposicin de aranceles que motiv la puesta en marcha de una serie de medidas para amortiguar los flujos migratorios por parte del gobierno mexicano. Al respecto el magnate de la Casa Blanca con su acostumbrado tono arrogante y supremacista declar recientemente: Si impusiera slo 5% de aranceles a Mxico, eso pagara el muro, pero no quiero hacerlo porque Mxico ha sido fantstico (Reforma, 18 de septiembre de 2019).

Pero de ninguna manera se puede confiar en el rgimen imperialista de Donald Trump y mucho menos en la turbulenta coyuntura electoral en que est comprometida la reeleccin del mandatario neoyorkino el ao entrante. Por lo que la poltica anti-inmigrante, con el objeto de ganar adeptos, seguir su curso y se profundizar por parte del gobierno norteamericano debido a que desde su campaa que lo llev a la presidencia imperial, Trump erigi la lucha contra la inmigracin ilegal y la construccin de un muro fronterizo como ejes de su campaa. En el mismo sentido se inscribe la reciente expulsin de dos diplomticos cubanos de la ONU con el objeto de satisfacer intereses de la llamada comunidad cubana en el exilio de la Florida y ganar, de este modo, su adhesin electoral.

Una vez impuesto el status de tercer pas seguro a Guatemala, y Mxico convertido en una especie de campo de refugiados como lo atestiguan los cientos de haitianos retenidos en Tapachula para los inmigrantes y deportados por Estados Unidos con el slogan: qudate en Mxico y bajo la custodia de la Guardia Nacional, el gobierno norteamericano ha anunciado nuevas medidas para continuar con su poltica (anti) migratoria.

Entre otras, adems de las que implican las derivadas de la condicin de tercer pas seguro, figuran la aprobada por la Suprema Corte de Estados Unidos, aunque de manera temporal, que posibilita la solicitud de asilo slo a aquellos que previamente la hayan tramitado ya sea en Mxico o en Centroamrica. Las solicitudes de todos los que no cumplan con esta disposicin automticamente sern rechazadas. Al respecto, esta realidad, ya de por s perversa, se vuelve trgica para miles y miles de personas que se encuentren en esta situacin y que adems tienen que esperar los largos turnos para ser atendidos por las autoridades migratorias estadunidenses. Porque adems, como afirma el centro independiente: Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC, vase: Immigration Court's Active Backlog Surpasses One Million, 18 de septiembre de 2019, en: https://trac.syr.edu/whatsnew/email.190918.html ) de la Universidad de Syracuse asegura que las cortes de inmigracin en Estados Unidos tienen un enorme rezago de solicitudes que esperan decisin en las cortes de inmigracin: seala que en el mes de agosto sobrepas el milln de solicitudes, a las que se agregan 322,535 casos adicionales que estn pendientes, pero que no se han colocado en la lista de casos activos, de tal modo que la cartera de pedidos supera el milln 300 mil que corresponden a las cortes de inmigracin de los estados de Alabama, Carolina del Sur, Arkansas y Vermont.

En esta direccin el gobierno de Trump anunci, a travs, del Servicio de Ciudadana e Inmigracin de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en ingls), una nueva norma en la que establece que aquellos inmigrantes legales que se puedan convertir en una carga pblica (?) no podrn obtener una visa, ni la residencia permanente (la famosa greencard), como tampoco la ciudadana estadounidense.

Esta regulacin se basa en la tesis de que los extranjeros que quieran residir en Estados Unidos debern de ser capaces de mantenerse por s mismos sin los subsidios que otorga el Estado (como los food stamps, las ayudas para el pago del alquiler de habitacin o bien el seguro del medicare). De tal modo que cualquier persona, incluso con status de permanencia legal en ese pas, pero que reciba ayuda pblica, ser objeto de deportacin sin importar si tiene familia o hijos menores. Esta medida afecta principalmente a quienes viven por debajo del umbral de la pobreza y que cada vez ms abultan las precarizadas ciudades norteamericanas que las estadsticas oficiales se afanan en ocultar.

Es de esperar que en este contexto se expidan nuevas normas o leyes encaminadas a frenar la inmigracin y la permanencia legal o ilegal interna, as como un incremento de las presiones de Washington contra los pases expulsores de fuerza de trabajo. Es el caso del reciente acuerdo entre los gobiernos de El Salvador y Estados Unidos en temas de seguridad y migracin que, entre otros asuntos, permitira devolver a El Salvador a quienes soliciten asilo en Estados Unidos. Aunque el gobierno salvadoreo neg que se tratara de un acuerdo que convierte al pas en tercer pas seguro, sin embargo, en los hechos asume estas funciones completamente en la lgica de los intereses geo-polticos y estratgicos de Estados Unidos en la regin.

De esta forma, paulatinamente, el imperio del norte va imponiendo su Jaula de Hierro en la frrea lgica de la Doctrina Monroe que concibe a Amrica Latina y el Caribe como su patio trasero.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter