Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-09-2019

Una renta mxima republicana

Daniel Ravents
Sin permiso


Las causas aducidas para explicar o justificar la existencia de ricos y pobres son muy abundantes. No falta quien se atreve a calificar esta existencia de natural, como si la propiedad de natural fuera positiva, o buena, o aconsejable. Cualquier estudioso de la naturaleza sabe que no es ni moralmente buena ni mala, simplemente es. La naturaleza no tiene moral. Pero los apologetas de las grandes desigualdades econmicas s que introducen valoraciones morales al justificarlas por los mritos, o por la capacidad de iniciativa e innovacin, o por la motivacin competitiva. Cristianos y religiosos en general, liberales doctrinarios, seguidores de la escuela austriaca, neoliberales, darwinistas sociales han aportado distintas justificaciones filosficas o seudofilosficas ante esta constante histrica de la existencia de ricos y pobres.

La tradicin de la libertad republicana tiene ms de 2.300 aos. Tiene dos grandes variantes: la oligrquica y la democrtica. Pero para ambas, a diferencia del liberalismo, la libertad no puede entenderse separada de las condiciones materiales de existencia. Para la variante democrtica del republicanismo, en la que hay que incluir desde Ephialtes y Pericles hasta Robespierre y Marx, la libertad poltica y el ejercicio de la ciudadana no son compatibles bajo relaciones de dominacin. Y qu es la dominacin para el republicanismo? La dominacin el dominium, en la literatura republicana histrica es, por supuesto, proteica, pero la forma de regular la propiedad ha sido la cuestin ms relevante que ha prevalecido y ha conformado los distintos diseos institucionales que hemos conocido. Y no se trata de una concepcin de la propiedad ambigua porque la forma que el liberalismo hizo posteriormente suya (hasta hoy) fue la de William Blackstone: el dominio exclusivo y desptico que un hombre exige y ejerce sobre las cosas externas del mundo, con exclusin total de cualquier otro individuo en el universo. Por supuesto, muy diferente de otras concepciones de la propiedad que ya contemplaba el derecho civil romano, por no decir la que tenan republicanos contemporneos de Blackstone.

Seguir leyendo...



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter