Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-09-2019

Soberana o seguridad alimentaria? el matiz de la 4T

Ricardo Garca Jimnez
Rebelin


Partamos de la distincin de estos dos trminos para comprender cules son los caminos o rutas que sigue la implementacin de polticas y acciones pblicas por parte de Movimiento de Regeneracin Nacional (MORENA) y Andrs Manuel Lpez Obrador (AMLO) en relacin al abastecimiento y aseguramiento de la alimentacin del pueblo mexicano, as como de los intereses y visiones que se encuentran inmiscuidos en estas dos perspectivas sobre el derecho alimentario.

Comencemos sealando que l a Soberana Alimentaria es el derecho de los pueblos, comunidades y naciones a definir sus propias polticas alimentarias que sean ecolgica, social, econmica y culturalmente apropiadas a sus circunstancias, reclamando a la alimentacin como un derecho humano.

En esa lnea necesariamente se introduce aquellos elementos y lgicas del trabajo y la convivencia comunitaria, expresada culturalmente en el vivir bien y en armona con los entornos naturales, vinculada al acceso y disfrute de los bienes materiales y de la realizacin efectiva, subjetiva, intelectual y espiritual del contexto territorial que envuelve a las comunidades y pueblos originarios a decidir sobre qu producir para subsistir. En esta conceptualizacin se enfatiza en el encuentro y la contribucin horizontal y la convivencia entre lo plural y diverso del proceso de producir sus propios alimentos.

En contra posicin la definicin de soberana alimentaria se encuentra confrontada con la Seguridad Alimentaria, misma que fue acordada y definida por los pases en la Cumbre Mundial de 1996 que est asociado a un proceso de industrializacin alimentara en manos de las grandes compaas alimenticias trasnacionales.

Pero fue en 2007 que otros actores sociales como las organizaciones sociales, los pueblos originarios, campesinos, sociedad civil y organizaciones no gubernamentales redefinieron y ampliaron el concepto y acuaron el trmino de Soberana Alimentaria, el cual se basa en cinco pilares que pueden sintetizarse en:

  1. Priorizar los alimentos como una necesidad y un derecho humano;
  2. nfasis en valorar a los proveedores de los alimentos y sus medios de vida;
  3. Remarca la importancia que los alimentos sean de origen regional, promoviendo los sistemas produccin alimentarios locales para acortar distancias entre productor y consumidor;
  4. Reconocimiento y respeto a los saberes y la preparacin de alimentos tradicionales, rechazando la ayuda alimentaria inapropiada;
  5. Se asume la compatibilidad y proteccin de la naturaleza, priorizando tecnologas conservadoras de los recursos y reduciendo el uso intensivo de insumos para la produccin.

Por lo tanto, la Soberana Alimentaria sera definida, segn el parlamento de los pueblos originarios latinoamericanos como: el derecho de un pas a definir sus propias polticas y estrategias sustentables de produccin, distribucin y consumo de alimentos, que garanticen el derecho a la alimentacin sana y nutritiva para toda la poblacin, respetando sus propias culturas y la diversidad de los sistemas productivos, de comercializacin y de gestin de los espacios rurales.

Por su parte, para la Organizacin de las Naciones Unidas para la Alimentacin y la Agricultura (FAO), la Seguridad Alimentaria est vinculada a la capacidad de las personas a tener acceso fsico y econmico a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para satisfacer sus necesidades alimentarias, concepto ligado al libre mercado; de esta manera, si las familias no cuentan con piso mnimo econmico para acceder a los alimentos, simplemente, no comen. En el discurso del poder prevalece el concepto de Seguridad Alimentaria como la panacea para acabar con el hambre en el mundo.

El juego de las palabras y las cifras alegres

Luego entonces, desde que Andrs Manuel Lpez Obrador comenzar dos dcadas atrs su eventual campaa por la presidencia de la repblica, declar una y otra vez que durante su mandato rescatara al campo con miras de recuperar la soberana alimentaria de Mxico. Esta demagogia de campaa manifestara el reconocimiento y la intensin de regresar a los pueblos originarios la capacidad auto-organizativa para producir, distribuir y consumir sus propios alimentos cultivados, que garantizaran el derecho a una alimentacin sana y nutritiva para toda la poblacin, respetando sus propias culturas y la diversidad de los sistemas productivos y de comercializacin.

Pero apoyndose en las cifras del comportamiento de la balanza agroalimentaria, enero-abril 2017, que contempla las dimensiones de Balanza Agropecuaria y Agroindustrial, segn Secretara de Agricultura, Ganadera, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentacin (SAGARPA) en ese periodo de referencia hubo un supervit de 2,603 MDD. Donde la balanza de bienes agrcolas, en los primeros cuatro meses de 2017, el supervit fue de 2,038 MDD, este saldo se debi a que las exportaciones fueron 64.7% mayores que las importaciones, las exportaciones al mes de abril de 2017 se incrementaron 6.1%, respecto del mismo periodo de 2016, mientras que las importaciones disminuyeron 1.0%.

Por su parte la balanza de bienes agroindustriales tambin para el primer cuatrimestre de 2017, registr un supervit de 697 MDD, el comportamiento positivo de la balanza se debe a que las exportaciones al mes de abril fueron 14.9% mayores a las importaciones, como resultado del crecimiento en las exportaciones en 15.7% respecto del mismo periodo de 2016, incremento superior a las compras realizadas al mercado externo (4.9%).

Estas cifras dentro la macro economa platearan un incremento en las exportaciones de productos agrcolas y agroindustriales, lo que hablara de una rentabilidad de los productos obtenidos del campo y la industrializacin alimentaria bajo la lgica capitalista. Sin embargo, el programa modernizador del campo que comenz con el expresidente Carlos Salinas de Gortari, marco desde noviembre de 1991 una debacle del campo y el campesinado mexicano cuando se reform el artculo 27 constitucional, con el supuesto fin de modernizar el sector agrario en consonancia a una nueva realidad demogrfica, econmica y social de la nacin, donde el rgimen de propiedad del campo, debera cambiar para hacerlo ms eficiente, segn Salinas de Gortari. Pero en realidad en ese entonces se dio por terminada la poltica del reparto agrario incorporando al ejido al rgimen del libre mercado en el que podran participar tambin los extranjeros para la propiedad de tierras. Ese viraje respecto a la poltica agraria en la materia haba finiquitado con los casi 100 aos del reparto de la tierra hacia el campesinado despus de la Revolucin Mexicana de 1910.

Estos cambios en la constitucin en el periodo salinista posibilito la creacin de unidades agrcolas de mayor tamao, donde podan intervenir inversionistas extranjeros y nacionales en actividades agropecuarias y la comercializacin de los productos del campo bajo una supuesta modernizacin en la que a nivel industrial y en procesamiento y manufactura de alimentos se introduciran insumos qumicos aseguraran una alta produccin y rentabilidad orientacin hacia el mercado.

Pese a las promesas de la modernizacin del campo por Carlos Salinas la capacidad de produccin y calidad de los alimentos resulto nula, pues la realidad es otra, nos volvimos mucho ms dependientes de las importaciones de todo tipo de productos alimenticios procesados.

As lo demuestra el Centro de Estudios de las Finanzas Pblicas (CEFP) de la Cmara de Diputados el cual afirma que: a 22 aos de la reforma salinista y 20 de la entrada en vigor del TLCAN, la dependencia agroalimentaria del pas pas del 10 al 43%, resaltando el aumento en las importaciones en relacin con su consumo a nivel nacional en productos altamente sensibles como el maz (17 a 33%), trigo (34 a 65%), arroz (60 a 85%), porcinos (3.1 a 40%), aves (3.1 a 13.2%) y bovinos (1.1 a 19%). Lo anterior supuso entonces un aumento en las importaciones del sector agroalimentario del pas de 1.8 a 21.4 mmdd entre 1994 y 2013.

No obstante, el saldo positivo de enero de 2019, disminuy 27.2% (177 MDD), en comparacin con similar mes de 2018, debido al aumento en mayor medida de las importaciones en 9.7% (209 MDD), respecto de lo exportado en 1.1% (32 MDD).

Balanza de bienes ganaderos y apcolas: Para el mes de enero de 2019, el dficit fue de 68 MDD, y significa que es 2 millones de dlares mayor que el saldo negativo reportado en el mimso mes de 2018 (66 MDD). Si bien el comercio total se increment 23 millones 967 mil dlares (12.6%), al pasar de 190 millones dlares en 2018 a 214 millones de dlares en 2019. El incremento del dficit de la balanza se debe a que las importaciones fueron 93.1% mayores que las exportaciones en enero de 2019, derivado del incremento en las compras al exterior respecto de 2018, principalmente en grasa butrica deshidratada 10.1 MDD (77.8%), tripas, vejigas y estmagos de animales 6.6 MDD (32.0%), caballos 1.1 MDD (25.5%), leche de bovino 0.9 MDD (9.2%), huevos de ave fertilizados para incubacin de la especie gallus domesticus 0.9 MDD (6.7%) y huevo para plato 0.9 MDD (43.2%).

Las ZEEs

Aunado al argumento anterior, existe adems de forma abierta un apoyo por parte de AMLO y una parte de su equipo de gobierno por continuar impulsando el desarrollo de las Zonas Econmicas Especiales hacia el sur del pas. Uno de los principales impulsores de este proyecto es Alfonso Romo Garza, titular del Grupo Econmico Pulsar, que tiene empresas agroindustriales en el sur del pas. Romo Garza fue quien se design como Coordinador de Presidencia en el Gobierno de Lpez Obrador, fue el responsable de la elaboracin de su "Proyecto de Nacin", el cual tiene una idea muy clara de seguir manteniendo vigente el actual artculo 27 constitucional e impulsar la seguridad alimentaria del pas, bajo el modelo agroindustrial capitalista.

En declaraciones recientes realizadas por Gerardo Gutirrez Candiani, Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Econmicas Especiales (AFDZEE), seal que hay una visin muy importante [ entre AMLO y la AFDZEE ] porque al final las prioridades del sur-sureste del nuevo presidente y de su gobierno son muy claras, coinciden en lo fundamental con las Zonas Econmicas Especiales (ZEE); hay algunos temas pendientes que se pueden perfeccionar, dijo Gerardo Gutirrez Candiani, titular de la AFDZEE en declaraciones al diario El Economista.

Recordemos que 01 de junio del 2016 se publico en el Diario Oficial de la Federacin la Ley Federal de Zonas Econmicas Especiales (LFZEE), que su propsitos busca asegurar el crecimiento econmico sostenible que, entre otros fines, reduzca la pobreza, permita la provisin de servicios bsicos y expanda las oportunidades para vidas saludables y productivas, en las regiones del pas que tengan mayores rezagos en desarrollo social, a travs del fomento de la inversin, la productividad, la competitividad, el empleo y una mejor distribucin del ingreso entre la poblacin.

Estos propsitos se engarzan al proceso de implementacin de las declaratorias y la creacin de la siete ZEE que son: el Puerto Chiapas (Chiapas), Lzaro Crdenas-La Unin (Michoacn-Guerrero), Coatzacoalcos (Veracruz), Salina Cruz (Oaxaca), Progreso (Yucatn), Seybaplaya (Campeche) y Dos Bocas (Tabasco).

Posterior a esta declaratoria, fue la publicacin, en el Diario Oficial de la Federacin, de los Lineamientos para el Otorgamiento de Permisos, Asignaciones y Autorizaciones, los cuales establecen los procedimientos y criterios que debern seguir los interesados en obtener un permiso como administrador integral o una autorizacin como inversionista, en alguna de las siete ZEE.

Entre los criterios para el otorgamiento de permisos para el uso en tierra privada, durante los primeros cinco aos, destacan: inversin de por lo menos 90 millones de dlares; superficie desarrollada de al menos 20 hectreas, y generacin de, mnimo, 800 empleos directos registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social.

As la LFZEE define al administrador integral como la persona moral o entidad paraestatal que, con base en un permiso o asignacin, funge como desarrollador-operador de la zona y en tal carcter tiene a su cargo la construccin, desarrollo, administracin y mantenimiento de la misma, incluyendo los servicios asociados o, en su caso, la tramitacin de stos ante las instancias correspondientes.

Esta nueva la ley indudablemente afectar al menos a 5 mil 866 ejidos, a 37 mil 877 localidades en 266 municipios y 12 estados. Adems, el proyecto pretende formar zonas exclusivas para el capital, con excepcionalidad arancelaria, libres de impuestos, tribunales autnomos e independientes con competencia exclusiva sobre las mismas, donde en estas zonas se podr adoptar un sistema o jurisprudencial conforme a las prcticas que dicten los tribunales locales.

Los proyectos de las ZEE contarn tambin con reglas laborales propias, donde los incrementos salariales de los trabajadores se determinarn por criterios de productividad y de las decisiones unipersonales de los propietarios de los medios de produccin.

Todas estas medidas que se han creado aseguran a las industrias el despojo y la destruccin de los territorios donde se asentaran mediante la proteccin del andamiaje legal, fiscal y administrativo que provee la ley de las ZEE y las llamadas reformas estructurales. Se avizora una nueva oleada de devastacin para el Istmo de Tehuantepec y para las dems entidades involucradas. El capital internacional, la nueva burguesa emergente y la lite poltica mexicana y oaxaquea mostraran su verdadera avaricia, avidez y rapacidad.

La artimaa

Bajo el matiz de palabras como progreso, desarrollo y empleo que la retrica gubernamental emplea, se trata de engaar a los pueblos originarios, comuneros y campesinos en cada una de estas regiones, bajo la frmula de que los proyectos detonaran el crecimiento econmico de esos ricos territorios. Lo que vemos desde hace 5 aos es el incremento en la destruccin, robo y explotacin de los recursos naturales, pero que con el cuento gubernamental de que en cada lugar donde se desarrollen las ZEE, ste ayudar revertir la pobreza y marginacin que segn dicen viven los pobladores del sur pas.

Si bien es cierto, por una parte, que los nmeros de Sagarpa respecto al sector arrojan un mejor momento para el sector agropecuario y agroindustrial en ltimos 25 aos, el dato por s mismo no resulta contundente ni definitivo. Ya que cuando se revisan a detalle las cifras es posible apreciar que existen un total de 26 productos en los que Mxico se ha especializado y conforman el ncleo duro de nuestras exportaciones, entre los que destacan aguacate, jitomate y maz. Pero produccin se desarrolla en manos de monopolios agroindustriales que se alejan a la pequea produccin de los campesinos que escasamente llegan a sacar una cosecha al ao.

La reorientacin del sector con fines mercantiles supuso la sustitucin del concepto soberana alimentaria por el de seguridad alimentaria: mientras el primero implica asegurar la capacidad del pas para producir los alimentos que necesita su poblacin; en el segundo basta con garantizar la suficiencia presupuestaria para adquirirlos en el mercado externo. La diferencia entre ambos conceptos es de primer orden pues en el segundo escenario el pas se vuelve muy vulnerable a los choques y cambios externos asociados a fenmenos meteorolgicos o especulativos, o incluso a posibles chantajes de carcter poltico.

Y si bien la misma FAO reconoce que es prcticamente imposible que un pas pueda producir el 100% de los alimentos que consume, por lo menos debe asegurar un piso mnimo de 75% asegurando para el caso mexicano, este debe mnimo producir sus granos bsicos como el maz, frijol y arroz para su propia subsistencia.

En resumen, dependemos del exterior para abastecernos de los granos que conforman la base de la alimentacin mexicana, mientras exportamos otra clase de productos de segundo orden, es lo que ha causado esa crisis en el campo y en la procuracin de la Soberana Alimentaria.

Cierre

Finalmente, y para entender la complejidad de la situacin y el impacto en seguridad y defensa de la soberana nacional, el manejo de los conceptos de Seguridad Alimentaria y Soberana Alimentaria en la retrica del discurso obradorista, tendra que ser entendida como una matizacin de los intereses ya establecidos con el capital internacional, que resultara muy difcil de volcar a una contra-reforma del artculo 27 constitucional, con sentido nacionalista, para que los pueblos, comunidades y tribus de nuestro pas pudieran tener la seguridad jurdica y constitucional para poder ser ellos los productores, distribuidores y comercializar bajos sus usos y costumbres, la produccin de los alimentos.

Ello sera un riesgo para el capital internacional que plateara un sistema proteccionista burdo ante los ojos de las grandes industrias alimenticias, ms si Estado intervena en el mercado para fijar precios de garanta. Esto pondra nerviosos a los grandes monopolios de la industria en la materia que provocaran una virtual intervencin militar y econmica por los intereses trasnacionales en juego en nuestro pas. Por lo que, AMLO slo le queda jugar con las palabras y la retrica para simular su compromiso con los sectores del campesinado y productores en micro, pequeo y mediano de los alimentos.

Como se pudo leer a lo largo de esta reflexin, quienes son los artificies de estos proyectos sus intenciones son evidentes y claras, donde la rpida creacin de nuevos parques elicos, subestaciones elctricas y lneas de transmisin, siderrgicas, gasoductos y terminales de gas, presas hidroelctricas, la construccin de vas frreas y carreteras son medios para continuar con el saqueo a los territorios del sur de Mxico y de los pases centroamericanos, saqueo que comenz en desde 1492. Lo que est en juego es el futuro de nuestros pueblos y la soberana alimentaria.

Bibliografa

Ricardo Garca Jimnez. Profesor investigador de tiempo completo de la Universidad Tecnolgica de la Mixteca (UTM). Profesor por asignatura de las materias de Victimologa y Sociologa Criminal en CADIT-UPAV. Presidente de la Asociacin de Periodistas Independientes de la Mixteca A. C. (APIM). Colaborador para diferentes peridicos en la entidad y sitios electrnicos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter