Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-09-2019

Mi humillacin no hace que Israel sea ms seguro

Anas Almassri
972mag

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


Fui aceptado con una beca completa para un programa de posgrado en el Reino Unido, esper ms de seis meses para que las autoridades israeles aprobaran mi permiso de salida, solo para que me dijeran el da en que se emiti que tena cinco minutos para irme. El viaje de 100 millas de salir de Gaza tom 12 horas, seis puntos de control e interrogatorios tan humillantes que un ao despus todava estoy reviviendo el trauma.

Unos palestinos esperan en el cruce fronterizo de Rafah con Egipto, en el sur de la Franja de Gaza. (Mohammed Zaanoun)

El 31 de julio de 2018, la oficina de Asuntos Civiles de Palestina me llam a las 10:08 a.m., mientras estaba sentado en mi escritorio en Gaza un da que haba comenzado como normal de trabajo por la maana. La persona que llam me inform de que las autoridades israeles haban emitido mi permiso para salir de Gaza para estudiar en el extranjero, y que tena que partir de inmediato. "El transbordador [de deportacin] te est esperando", dijo la persona que llam. "Debes tomar una decisin ahora, te vas ahora o pierdes el permiso".

Estaba aturdido. Solo unos das antes, las mismas autoridades israeles haban rechazado mi solicitud de visa de salida; desde entonces no haba recibido actualizaciones. Ahora, si quera irme, tendra que alejarme de mi escritorio y dirigirme directamente al paso de Erez. No tendra tiempo para despedirme de mi familia, abrazar a mis padres o mis hermanos. Ni siquiera tendra tiempo para empacar mi ropa o retirar dinero del banco para cubrir mis gastos de viaje.

Peor an era la incertidumbre. Las autoridades palestinas me decan que los israeles haban aprobado mi visa incluso cuando el Consulado General de los Estados Unidos en Jerusaln, que haba mediado en mi nombre con las autoridades israeles, dijo que mi solicitud de permiso de salida haba sido rechazada.

Tuve tres o cuatro minutos para decidir, bajo una presin increble, mientras pensaba en todas las cosas que tena que dejar atrs, mi ropa, mi computadora porttil con todos mis archivos, los amigos de quienes no tuve tiempo de despedirme, las palabras de amor y apoyo que necesitaba desesperadamente de mi familia y seres queridos. Ni siquiera tuve tiempo de informar a mi empleador.

Decid ir. Dej mi computadora porttil abierta en mi escritorio con mi tarea sin terminar, fui a mi habitacin alquilada en la ciudad de Gaza, a solo 30 minutos en coche de la casa de mi familia. Tom mi pasaporte y la confirmacin de no objecin de Jordania y fui al cruce de Erez.

Un representante del Consulado de los EE.UU. volvi a llamar mientras viajaba a Erez para decir que no se haba emitido mi permiso. Luego hubo otra llamada, nuevamente de Asuntos Civiles palestinos, para decir que mi permiso haba sido emitido. Decid seguir adelante.

Llegu al primer punto de control de Erez, que est controlado por Hams. All, fui sometido a una entrevista de seguridad de 30 minutos. Permanec tranquilo todo el tiempo, aunque saba que ya era tarde para el transbordador. El entrevistador apenas hablaba ingls y pareca tener poca comprensin de lo que significaba viajar a un pas extranjero para la escuela de posgrado (recuerde, estas son las personas que gobiernan Gaza). Mis nervios estaban en llamas. Finalmente termin con la entrevista.

Fui al puesto de control de Erez que est controlado por la Autoridad Palestina, donde los palestinos reciben su permiso emitido por Israel. Envi mi identificacin y me pidieron que esperara. Mi corazn lata ms rpido, mis manos sudaban, mi mente casi explotaba por pensar demasiado, mi cuerpo rgido por la tensin, esper y esper y... me entregaron mi permiso impreso!

Una nia palestina se sienta en un autobs mientras sale de Gaza con su familia a travs del cruce de Erez el 2 de diciembre de 2007. (ThairAlhassany / Flash90)

Las palabras "permitido a pesar de la prohibicin" fueron estampadas en mi permiso israel. Su significado: a pesar de la prohibicin general de que los palestinos de Gaza entren en Israel, en esta ocasin se me permitira viajar por todo el pas para llegar hasta el cruce Allenby en Cisjordania (desde Allenby viajara a Amman y desde Amman volara a Londres). Pero este permiso no garantizaba que se me permitiera cruzar de nuevo.

En otras palabras, como es el caso de casi todos los palestinos de Gaza que reciben permisos de salida de Israel, no saba sime permitiran visitar a mi familia o cundo. Y todava estaba preocupado por la llamada del Consulado de los Estados Unidos y su insistencia en que mi permiso no haba sido aprobado. Tema que el permiso impreso resultara un error por parte de la Autoridad Palestina. "No puedes retroceder ahora", me dije mientras continuaba mi viaje.

Ahora estaba en el lado israel del cruce de Erez. Solo tena la ropa que llevaba puesta, mi telfono mvil, pasaporte y billetera (que estaba casi vaca de efectivo), por lo que la inspeccin de seguridad no tard mucho. Me acerqu al ltimo mostrador, present mi identificacin, pasaporte y permiso israel y esper. Tres oficiales de la frontera vestidos de civil se me acercaron, cada uno haciendo las mismas preguntas, y luego un cuarto vestido con uniforme militar. Aun as, me dijeron que esperara.

El transbordador estaba lleno excepto mi asiento. Todos los dems pasajeros me estaban esperando. Pas otra hora. Finalmente me devolvieron mis documentos y me aprobaron cruzar. Fui aprobado para disfrutar del derecho ms simple y fundamental, la libertad de movimiento. Y s, lo digo de esa manera porque es un verdadero privilegio cuando un palestino de Gaza tiene esa libertad.

Ahora a la cuarta frontera en Jeric, controlada por la Autoridad Palestina. Tena que pagar la tarifa del transbordador y del cruce fronterizo, pero no tena suficiente efectivo. No haba cajeros automticos cerca del cruce de Allenby y los pasajeros del transbordador no pueden abandonar el vehculo por ningn motivo durante el viaje desde el cruce de Erez a travs de Israel a Jeric. Solo tena 180 shekels (alrededor de 50 dlares) y el transbordador costaba 150 shekels.

No tena dinero para pagar las tarifas de salida en la frontera palestina ni para el transporte desde el cruce de Allenby hasta Amman. Casi desesperado, llam a mi padre. Se sorprendi al enterarse de mi abrupta partida, pero se recuper rpidamente y sugiri que le preguntara al conductor si mi padre poda transferir fondos a la oficina de la compaa de servicios de transporte con sede en Gaza y el conductor me dara los fondos en efectivo. S, fue posible. "Todo va a estar bien", segu consolndome.

Ahora estbamos en Allenby. Llegamos al quinto puesto de control, controlado por Israel. Despus de realizar otra bsqueda en el cuerpo, present mi pasaporte y me dijeron que esperara. Despus de un tiempo me llamaron para otra entrevista con la inteligencia israel. Un oficial de Inteligencia me mantuvo en pie mientras l y un oficial de polica de fronteras armado y uniformado me interrogaban sobre todos los aspectos de mi vida: mis relaciones personales, mis registros acadmicos, mi experiencia profesional, mi situacin financiera y mis planes futuros. El oficial vestido de civil me interrog en un rabe chapurreado, con una arrogancia que nunca en mi vida haba encontrado. Tampoco haba visto algo as en las pelculas ni haba ledo sobre eso en la literatura.

Solo cuando el oficial afirm dudar de mi propsito declarado de viaje me enoj de verdad. "No tienes ropa ni maleta, y no tienes dinero", dijo. Cmo esperas que crea que te vas a un programa de posgrado de un ao? l debera saber que no haba tenido otra opcin en el asunto, que si me hubiera detenido a empacar y retirar dinero del banco habra perdido la oportunidad de irme.

Invert un enorme esfuerzo para ganar una beca completa para estudiar prevencin de conflictos y construccin de la paz en la Universidad de Durham en el Reino Unido. En una entrevista de seguridad con la inteligencia israel en Erez, solo siete meses antes, respond a todas las preguntas y compart ms que suficiente para demostrar que mi historial de seguridad estaba completamente limpio. La inteligencia israel tard solo tres das despus de esa entrevista en emitir mi autorizacin de seguridad. Me sorprendieron las preguntas, las acusaciones y las suposiciones que estaba haciendo mi entrevistador en Allenby, la peor de las cuales fue: "Dado que no tiene ropa ni dinero, debe partir para reunirse con los equipos de inteligencia regionales".

Mi fuerza se estaba desvaneciendo, pero segua repitiendo que no tena afiliacin con ningn grupo poltico local o regional ni estaba interesado en tener tales lazos. Continu haciendo acusaciones y suposiciones y yo continu brindando la misma respuesta veraz: soy unestudiante interesado solo en obtener una educacin, esto es lo que ha definido mi vida durante los ltimos cuatro aos de estudio y trabajo y es lo que continuar definiendo mi vida en el futuro. Deseo ahora poder enviarle a ese oficial de Inteligencia una copia de mi disertacin sobre educacin para la paz en Durham, mi encuentro traumtico con l confirm an ms mi creencia en la urgencia de la paz, que es lo que busco en mi investigacin.

La entrevista pareca interminable con el oficial que segua descartando mis respuestas, cuestionando mi integridad y menosprecindome. Ningn ser humano debe ser sometido a tal falta de respeto y humillacin. Finalmente tom mis documentos de viaje y desapareci. "Cmo conduce esto a tu seguridad, a la paz entre nosotros?", quera gritarle mientras se alejaba. "Cmo vas a dormir tranquilo esta noche sabiendo el miedo y la angustia que me has causado?" Tena miedo de que si abra la boca para gritarle me echara a llorar.