Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-09-2019

La importancia de la tautologa
La cuestin de liberar las fuerzas productivas

Miguel Alejandro Hayes
La Trinchera


Le la carta de Yunier Mena varias veces. Convers y di mis criterios sobre ella en las redes sociales, as como en otros escenarios; creo que en ellos ya plante lo que poda decir al respecto. A continuacin expongo algunas de esas ideas bajo el deseo de que puedan ser parte de la construccin de la que todos somos parte.

Sealo tambin, que a pesar de que la misiva no est dirigida de modo directo a m, todo aquel que la lea sabr que su redaccin apunta a incentivar el dilogo. Por eso, perdonen los destinatarios formales que asuma hacer pblicas mis valoraciones devenidas de la lectura del texto.

***

La necesidad de liberar las fuerzas productivas () eso nos llevara al capitalismo o a un capitalismo con nombre de socialismo. Ese argumento acapara el centro de mi atencin y le sealo que parte de un error de concepto.

Si bien nadie est obligado a adherirse a al paradigma marxista, y los diferentes de este no son inferiores, y dado que el intercambio est planteado alrededor de categoras propias del marxismo, todo lo que apuntar en estas lneas, es desde dicha corriente.

Las fuerzas productivas (FP) son aquellas capacidades productivas o el potencial- que se tiene en la vida en sociedad. Estas, son: la capacidad productiva del hombre, la de la naturaleza, y de lo que estos en combinacin crean -la capacidad de los medios de produccin.

Es aconsejable ver lo anterior en contexto y evitar maneras esquemticas. Por ejemplo, un ro que est a 10 kilmetros de una ciudad y que no existe forma de que conecte con ella o que no forma parte de su dinmica de produccinaunque sea como un elemento integrante de su cultura-, entonces no puede contarse como una FP de la ciudad hipottica; o tal vez s, pero en determinados aspectos y ya eso es otro debate.

Es necesario dejar claro que produccin ac al menos en Marx- no es la acepcin econmica en el sentido estricto de la ciencia econmica moderna-, sino produccin como totalidad, como universo que comprende por llamarlo de otra forma- lo material y espiritual. En otros pocas palabras, produccin de realidad. As puede verse desde momentos muy tempranos de la obra de Marx.

Por tanto, liberar las FP no es ms que el aprovechamiento racional, ptimo, etc en dependencia de cmo se asuma- de las capacidades productivas de la sociedad. Lo que puede ser, desde replantear la organizacin social del trabajo, invertir ms en algn sector, mirar ms hacia los recursos naturales, reorganizar el uso de la fuerza de trabajo, la formacin de esta, y un sinnmero de factores y acciones, siempre que incidan con signo positivo sobre la produccin social. Para crecer, mejorar, desarrollar, es necesario entonces, liberar; trmino que parece que sonar raro, pero que se puede cambiar por : emplear de manera eficiente las FP.

En el caso cubano, nos mantenemos muchas veces por debajo de lo que se puede hacer dado el potencial, por las relaciones sociales de produccin (RSP) en la que se ve envueltas las FP (trabas, burocratizacin, rigidez, esquemas atrasados y descontextualizados, desconocimiento o mal empleo de tcnicas y herramientas, dogmas poltico-ideolgicos, u otras tantas). Esa relacin -dialctica- entre FP y RSP, se llama modo de produccin (MP), y cuyo fundamento son las relaciones de propiedad.

El Marx que hablaba y se quedaba solo en trminos generales del MP, era un joven en edad y teora. Como instrumento, el MP poco sirve si no se despliega. Sin eso, queda a la profundidad de la tautologa. En buen cubano, cmo se come eso del MP, cmo se ve? De ah que para hablar del correspondiente al capitalismo, lejos de quedarse en lo general abstracto, expuso el alemn la lgica del auto-movimiento del MP que se impona. La economa poltica de Marx no iba entonces de decir el qu del MP, sino su cmo; eso no se puede olvidar. Ese cmo, es conocer la organizacin interna como sistema de mediadores. Lo que llama la atencin -al menos a quienes les comparta estas lneas mientras estaban en proceso- es el hecho de que liberar las FP es, un slogan muy general; y como todo lo general, dice casi nada.

Liberar la capacidad del hombre, de la naturaleza, y de lo que el primero crea en combinacin con la segunda, puede ser casi cualquier cosa. Si abarca diversas polticas o acciones sostenidas que sean favorables al bienestar social como se mencion arriba-, tal frase es equivalente a decir: mejorar la economa, mejorar el pas, optimizar las capacidades, u otras expresiones que indiquen la mejor ejecucin posible dado con lo que se cuenta. Vaya, lo que siempre nos decimos. Y es que, siendo estrictamente consecuentes con una economa poltica, ese discurso no dice ms que lo evidente que debe ser el movimiento de una categora.

Por lo que, buscando un poco ms la rigurosidad a la altura de la prctica poltica, econmica, cultural y sistmica que se requiere hoy en Cuba, un debate o los pronunciamientos sobre cmo mejorar la situacin actual, requerira superar la generalidad ya planteada y caer en su especificidad histrico-concreta cubana. Ejercicio este, por cierto, que debe llevarse con el riesgo de lo que puede descubrirse.

Por desgracia, esto no es un intercambio terico. Sin embargo, es peligroso desconocer que la concepcin que se tiene del mundo es prisma para relacionarse y proyectarse hacia este, por tanto, de la accin transformadora. No es lo mismo luchar contra la explotacin al estilo del socialismo utpico o de la Liga de los Justos, que con la objetividad devenida de la comprensin no enajenada del sistema como la del Capital.

La tautologa es bienvenida siempre se que sea til como punto de partida. Ya eso es algo, pero se necesita ir ms all. El liberar, sigue necesitando un cmo.

Fuente: http://www.desdetutrinchera.com/economia-politica/respuesta-carta-mena-antonio-romero/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter