Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-09-2019

Lo que Uribe niega

COCE-ELN


Uribe niega su pasado, l y sus seguidores niegan la historia y la memoria para que Colombia no salga de la guerra .

Cuando faltan 2 semanas para que el expresidente Uribe comparezca ante las Cortes para responder por sus deudas con la justicia, crece el cmulo de negaciones que hacen l y sus seguidores.

La semana anterior en el debate pblico con el ex paramilitar Sierra, uno de sus antiguos subordinados, Uribe niega que se asocio con l para delinquir.

Lo mismo hace Acevedo su designado para dirigir el Centro Nacional de Memoria Histrica (CNMH), cuando dice que el anterior informe Basta Ya! del CNMH es unilateral, porque fue elaborado por un pequeo grupo de intelectuales que no representan el amplio espectro de investigadores nacionales.

Es una buena paradoja la que formula Acevedo al decir que l si va a representar la memoria de los 8 millones de vctimas que deja hasta ahora el conflicto interno, cuando su jefe poltico encabeza la lista de los victimarios.

Slo basta con imaginar cules temas de investigacin histrica seleccionar Acevedo como Director del CNMH, decisin que es de su exclusiva competencia.

Hasta aqu las negaciones son leves, porque se desprenden de un tronco negacionista de suma gravedad, ya que Uribe sigue obsesionado en sostener que en Colombia no existe conflicto interno, que las guerrillas revolucionarias no existen, y que por tanto no es necesario emprender un camino de solucin poltica; con lo que el nico camino que le deja al pas es el de la guerra perpetua de Trump.

La rama ms letal del negacionisno es aquella que dice que los lderes sociales y opositores de la izquierda legal por ser afines ideolgicamente a la subversin, tambin son un blanco legtimo de la guerra contrainsurgente; asimilacin con la que borra el Principio de Distincin entre combatientes y no combatientes, sobre el que est construido el Derecho Internacional Humanitario (DIH).

La ltima rama que le brot al rbol del negacionismo es la del Plan 002811 de las Fuerzas Militares que les ordena elaborar una narrativa propia del conflicto armado, que al decir del anterior Director del CNMH, convierte de un plumazo en vctimas a una de las partes de la guerra.

Revisando el estado de la estrategia negacionista de Uribe quedan evidentes sus propsitos: demostrar que l no tiene deudas con la justicia, que las Fuerzas Armadas y sus paramilitares de extrema derecha actan legtimamente en defensa de las instituciones, y que el exterminio de lderes sociales apenas es un dao colateral de la guerra contrainsurgente.

Un observador agudo de la realidad colombiana, el maestro del periodismo Javier Daro Restrepo afirma que:

Los que tienen mucho que ocultar se protegen detrs de los muros del secreto, a los criminales les convienen los olvidos y los desnuda la memoria .

Queda en manos de las mayoras nacionales no dejar torcer la historia y proseguir la lucha por la verdad y la memoria, como base indispensable para que haya justicia, reparacin y garantas de no repeticin para las vctimas.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter