Portada :: Cultura :: Arte
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-10-2019

Bauhaus, construir la modernidad

Higinio Polo
El Viejo Topo


Cuando, en 1904, Walter Gropius posa con su uniforme de cadete y gorra de plato, con la mano descansando en el sable, es un joven de veintin aos que parece destinado a tener una carrera militar: est orgulloso de formar parte de un regimiento de hsares, aunque tres aos despus es rechazado en un programa para oficiales y abandona el ejrcito del kiser para dedicarse a sus estudios de arquitectura. Gropius no poda imaginar entonces que la guerra iba a cambiar por completo Alemania y Europa, y que acabara fundando una escuela de arquitectura y arte en medio del fragor de los disparos con que sus viejos compaeros de armas ensangrentaban las ciudades del pas para acabar con la revolucin alemana. En esos aos, Gropius, procedente de una familia burguesa, siempre con su porte altivo de oficial de caballera prusiano, iba a acabar simpatizando con la revolucin.

Gropius conoci a Alma Mahler en 1910, en el sanatorio de Tobelbad, en el Tirol, cuando an era la mujer del compositor. Se casa con ella en 1915 y se divorcia cinco aos despus, en un momento difcil para la Bauhaus, cuando Alma ya vive con Franz Werfel en Viena. Con sus maneras de oficial prusiano, veterano de la Primera Guerra Mundial, donde haba padecido dursimas penalidades y estuvo a punto de morir, la decepcin de la guerra lleva a Gropius a expresar su odio a los judos, aunque despus centrar su crtica en el capitalismo. Licenciado del ejrcito, vuelve derrotado a Berln a mediados de noviembre de 1918, donde las calles bullen de agitacin, se ha proclamado la repblica, y Gropius se muestra dispuesto a participar en la revolucin que se anuncia. En una rpida evolucin, Gropius apuesta por un tiempo nuevo.A finales de 1918, Gropius entra en el AfK (Arbeitsrat fr Kunst o Consejo de Trabajo para el Arte), un grupo que haba fundado Bruno Taut (arquitecto que simpatizaba con el socialismo y que trabajara en los aos treinta en la Unin Sovitica) y que se haba convertido en la organizacin de los arquitectos alemanes. En febrero de 1919, ante la dimisin de Taut, Gropius pasa a dirigir el AfK. El programa del AfK propugnaba unir las diferentes ramas del arte en el desarrollo de una arquitectura nueva. Taut influy en las ideas de Gropius y en el manifiesto de la Bauhaus, con su nfasis en la igualdad. La necesidad de viviendas para los trabajadores estaba entre sus propsitos. As, tras la carnicera de la gran guerray tres meses antes del nacimiento de la repblica de Weimar, Gropius fundala Bauhaus en esa ciudad donde Goethe recogi el espritu de su poca. Ambas nacieron y murieron en los mismos aos: la repblica, que perece en las garras de Hitler, se antoja ahora lejana y mitolgica, y, en cambio, la Bauhaus sigue aportando un aliento renovador. La nmina de quienes participaron en ella es notable: Gropius, Mies van der Rohe, Paul Klee, Kandinski, Marcel Breuer, Oskar Schlemmer, Josef Albers, Van Doesburg, Lyonel Feininger, Moholy-Nagy; ademsdel peculiar Johannes Itten, ferviente mazdak (secta zoroastrista) que se convirti en uno de los principales maestros de la Bauhaus.

En catorce aos de existencia, la Bauhaus tuvo tres directoresy pas por momentos difciles que no le impidieron renovar los fundamentos de la enseanza artstica, consolidar la idea de una arquitectura al servicio de la comunidad y no del poder y cambiar por completo la vieja nocin de artistas y artesanos. El arte y la arquitectura no podan escapar a las nuevas necesidades de una sociedad que se haba industrializado: antes de la guerra el expresionismo ya haba propuesto la transformacin de la sociedad a travs de la cultura. El Werkbund (que haba fundado Hermann Muthesius en Mnich en 1907, un arquitecto racionalista que se haba relacionado con Morris y su Arts and Crafts) quiso incorporar procedimientos artsticos y oficios a los productos industriales, unir arte y tecnologa, y en esa asociacin trabaj Gropius, que haba adquirido experiencia con Peter Behrens. Su antecesor en la Escuela de Artes y Oficios deWeimar, Henry van de Velde, ya quiso aplicar al arte los principios industriales presididos por la utilidad de los productos. La produccin en serie y el uso de nuevos materiales estaba entre sus preocupaciones, aunque las discusiones sobre el carcter nico de la obra de arte y la nueva idea de serie seguan muy presentes en un mundo donde las locomotoras, los automviles, la radio y el cine estaban cambiando la vida y el imaginario colectivo de los ciudadanos, y para muchos era evidente que las mquinas deban tener un papel relevante en el arte. El rgido conservadurismo del Kiser (a quien la Sezession le pareca basura) y su nacionalismo influan tambin en una visin de Alemania que estaba anclada en la vieja concepcin que otorgaba unos valores eternos a las tradiciones prusianas y alemanas, que se haba embarcado en una creciente aventura imperialista como sus rivales franceses y britnicos y que desconfiaba del arte moderno y las influencias extranjeras y cosmopolitas, mientras el nuevo expresionismo impulsaba un radical cambio no solo en el arte sino en la sociedad y en la poltica. El nfasis en el espritu alemn encontr apoyo en el furioso nacionalismo que haba encendido la guerra.

En Weimar, adonde llega Gropius dispuesto a crear la Bauhaus y aplicar su concepcin socialista, gobierna un moderado socialdemcrata del SPD, August Baudert, que diriga el Estado de Sajonia-Weimar. La tarea es difcil, a la vista del conservadurismo de la ciudad, con cuyas autoridades deba negociar para crear la escuela, y en un momento de retroceso de la influencia de los Consejos obreros revolucionarios, que afecta profundamente a Tauty a Adolf Behne, un crtico de arte que trabajar con Gropius en la AfK y en la Bauhaus.El repliegue revolucionario se impone: los freikorps y el ejrcito imponen el orden sangriento de las bayonetas en Berln y en toda Alemania. En Baviera, donde tras el asesinato de Euler, Toller organiza un nuevo gobierno, nombrandoministro de Educacin al anarquista Gustav Landauer (que influy en las ideas de Taut), la represin es feroz. Landauer es brutalmente asesinado a patadas, en la crcel, por los soldados de Noske.

Pese a las dificultades, Gropius consigue sus propsitos. Mientras la derecha poltica insista en el germanismo, la Bauhaus defender una concepcin internacionalista, universal: iba a ser un nuevo tipo de escuela artstica donde se pondra fin a la clasista separacin entre artista y artesano, reivindicando los oficios y apostando por una relacin igualitaria entre sus miembros que no terminaba en los locales de la escuela, sino que tena continuidad en las relaciones sociales, en fiestas y encuentros culturales. Elmanifiesto inaugural mostraba una ambicin de futuro que iba a integrar la arquitectura, la escultura y la pintura en una unidad, siempre bajo la autoridad de la primera (aunque Feininger, Kandinski y Klee no suscriban esa pretensin), objetivo que contrastaba con la ausencia de un departamento de arquitectura en la Bauhaus. El arte tradicional haba muerto, y ahora deba proponerse y desarrollarse una visin artstica que respondiera a las exigencias de los trabajadores, del ser humano comn, del habitante de las ciudades industriales. En la Bauhaus, Gropius quera seguir la corriente expresionista, una propuesta revolucionaria, aunque a partir de 1921 esa influencia dejar paso al constructivismo, cuyas ideas haba divulgado en Alemania El Lissitzki: no es casualidad que, en septiembre de 1922, se celebrase en Weimar un congreso de constructivistas y dadastas donde asistieron Tristan Tzara, Max Burchartz, Hans Vogel, Alfrd Kemny (que despus sera crtico de arte de la revista del KPD, Rote Fahne, Bandera roja), Theo van Doesburg, Moholy-Nagy, Hans Richter, BernhardSturtzkopfy Hans Arp.Despus, sobre todo a partir de 1924, el funcionalismo impregn las actividades de la Bauhaus.

En esa inmediata posguerra, el AfK trataba, adems, de entrar en contacto con los artistas que participan en la revolucin bolchevique para intercambiar ideas, posibilidad que entusiasma a Oskar Schlemmer, quien no oculta sus simpatas por la revolucin bolchevique. Cuando el gobierno provisional de Turingia aprueba la creacin de la Bauhaus piensa en una mejora de la enseanza artstica en Weimar, mientras que Gropius tiene la ambicin de transformar por completo la forma de entender el arte y la arquitectura, en lnea con las inquietudes revolucionarias, no sin algunas ambigedades, y pretende que artistas y artesanos trabajen en comn, con los talleres de la escuela convertidos en el centro del nuevo programa educativo.Gropius, segn Mies van der Rohe, encontr una palabra magnfica, Bauhaus, y, en abril de 1919, se crea la Bauhaus (oficialmente, Staatliches Bauhaus Weimar), heredera de la antigua Academia de Bellas Artes del Gran Ducado de Sajonia y de la Escuela de Artes y Oficios.Los mtodos sern novedosos. La Bauhaus apenas realizaba exmenes a los estudiantes, aunque deban someterse a los que realizaba la Cmara de Industria de Weimar, ni calificaba con notas a los alumnos, laasistencia las clases no era obligatoria, ni existan normas, ni siquiera contaba con un plan de estudios, y se confiaba en que la propia dinmica de los alumnos les hara aprender por s mismos. En la escuela se realizaban trabajos en talla, sesiones de teatro, dibujo, se haca cermica, metalistera, litografa, grabado, encuadernacin, tipografa, en una constante evolucin, que aport diseos de objetos tiles, sorprendentes para la poca. Gropius criticaba el arte de saln que creaban la vieja pintura y escultura, y, adems,inmersos en un ambiente de renovacin cultural y de exigencias de una vida nueva, los alumnos alegraban con sus ocurrencias las calles de la vieja Weimar, aunque la reaccin conservadora fue creciendo: incluso se manifestaba en ocasiones en las calles reclamando el retorno del Kiser, y se requeran a los autnticos alemanes, mientras se acusaba a la Bauhaus de afinidad con los espartaquistas, de militancia bolchevique, y se le reprochaba que amparase a judos. La reaccin por el humillante Tratado de Versalles enciende Alemania, y los rescoldos del viejo patriotismo envenenan el pas.

En pocos meses, la escuela se encuentra sin fondos, impugnada, en riesgo de morir. Gropius estaba atrapado en el difcil equilibrio que supona depender del gobierno conservador de Turingia y, al mismo tiempo, mantener sus simpatas (y de los estudiantes de la Bauhaus) por las inquietudes revolucionarias: el golpe de estado de Kapp y el general Walther von Lttwitz, que lleg a tomar el poder en Berln, aunque fracas por la firme resistencia sindical y el llamamiento del Partido Comunista en todo el pas,levant una gran protesta en Weimar,seguida de la represin del ejrcito y de la respuesta armada de los trabajadores que acab con tiroteos por las calles de Weimar y una decena de muertos. Despus del fracaso del putsch de Kapp, trabajadores y estudiantes desfilaron con pancartas recordando a Rosa Luxemburg y Karl Liebknecht. Sin embargo, la agitacin poltica no poda hacer olvidar que la Bauhaus se encontraba sin recursos, y que una parte de los profesores estaba en desacuerdo con los planteamientos de Gropius, quien, a su vez, en esos meses, empieza a criticar a todos los partidos polticos. La tensin entre la vieja Alemania conservadora y las esperanzas revolucionarias de los trabajadores era constante, pese a la dura represin que sigui al asesinato de Luxemburg y Liebknecht.

En esa primera etapa de la Bauhaus tienen gran influencia los particulares mtodos de Itten, con su porte monacal y su tendencia a la meditacin trascendente, y, a partir de 1920,tambin las de Van Doesburg, cuyas diferentes propuestas acabarn enfrentndose en 1921. Pese a la importancia que haban adquirido en la actividad y en las nuevas propuestas revolucionarias dirigentes como Kollonti, Zetkin o la propia Luxemburg, en la Bauhaus las mujeres eran tcitamente relegadas y adscritas, sobre todo, a departamentos textiles y de decoracin, aunque tambin algunas desempearon funciones relevantes: Lucia Moholy fotografi la mayora de los diseos creados en Weimar, y la construccin de los edificios de Dessau; Ise Gropius desarrollaba una funcin organizadora adems de escribir buena parte de la correspondencia de su marido, y la diseadora Lilly Reich (compaera de Mies) dirigir el taller textil. A partir de 1922, el nuevo gobierno de izquierda de Turingia, con apoyo comunista, permitir impulsar grandes cambios en la an breve trayectoria de la Bauhaus.La escuela cuenta adems con Theodor Neubauer (dirigente comunista que ser decapitado por los nazis en la prisin deBrandenburg-Grden, en febrero de 1945) que se haba convertido en un decidido defensor de la Bauhaus en el parlamento de Turingia. Se inicia entonces una lnea de trabajo en los talleres que pretende vender las ideas a la industria, en medio de rivalidades, enfrentamientos y acusaciones a Gropius por el supuesto despilfarro de recursos pblicos.Kandinski se incorpora a la escuela, y Moholy-Nagy, que haba participado en la revolucin hngara de Bla Kun, por lo que las acusaciones de vinculacin con los comunistas se multiplicaron: Kandinski haba trabajado con Rdchenko en el IZO sovitico (la seccin de artes del nuevo Narkompros, el Comisariado del Pueblo para la Instruccin Pblica que diriga Lunarcharski), y el nombre de la Bauhaus queda identificado con la izquierda, con socialistas y comunistas, aunque la severa crisis econmica y la hiperinflacin (un caf en la taberna costaba 3.ooo millones de marcos, y en octubre de 1923 el Estado se ve obligado a imprimir billetes con un valor nominal de 10.000 millones de marcos, lo que llevar a inventar los carritos de la compra,aunque no para transportar alimentos sino para llevar los fajos de billetes sin valor), dibuja un difcil futuro para la escuela.Pese a ello, la exposicin organizada por la Bauhaus en agosto de 1923, donde presentan objetos para la produccin industrial, sillas, mesas, cafeteras, diseos textiles, utensilios de cocina, y una seccin de arquitectura en la Haus am Horn de Georg Muche, en Weimar, c0n proyectos de Wright, Le Corbusier, Mies van der Rohe, Gropius, Eric Mendelsohn, Bruno Taut, iba a tener muchas repercusiones posteriores. Pero, en noviembre de 1923, el ejrcito ocupa Turingia y Sajonia, y los generales exigen al SPD la salida de los ministros comunistas del gobierno turingio, al tiempo que prohben el partido comunista, que tiene que pasar a la clandestinidad; el gabinete socialdemcrata accede a las pretensiones de los militares, pero cae unos das despus, por carecer de mayora. En medio de la oleada represiva, la derecha gana las elecciones de febrero de 1924 en Turingia: es el fin de la Bauhaus en Weimar, que Gropius hace efectiva en marzo de 1925. En ese momento, la Bauhaus ya tiene una fisonoma definida, donde se articulan el arte, el teatro, diseo grfico, la fabricacin de muebles o papeles pintados, en un proceso de investigacin constante, y con laarquitectura otorgando el sentido ltimo de esa novedosa relacin y trabajo conjunto entre maestros y alumnos.

En esa difcil situacin econmica, llega la oferta de la ciudad de Dessau, que ofrece a Gropius trabajar all, junto con la escuela, y le propone construir un nuevo edificio para la Bauhaus, e incluso participar en nuevas construcciones. La oferta surge del ayuntamiento, gobernado por un alcalde centrista, Fritz Hesse, interesado en dar nueva vida a la ciudad impulsando la industria, y de los socialdemcratas, que ven una oportunidad para construir viviendas baratas para los trabajadores. En Dessau, Kandinski desempear un papel fundamental, poniendo nfasis en las cuestiones artsticas y marginando las comerciales.En octubre de 1926, por fin la Bauhaus crea un departamento de arquitectura, integrando la Escuela de oficios de construccin de Dessau, que Gropius ofrece dirigir al holands Mart Stam, que rechaza la propuesta. Stam era un discpulo de El Lissitski, que a partir de 1930 vivir en la Unin Sovitica durante cuatro aos, para construir, junto con Ernst May, nuevas ciudades: Magnitogorsk y Orsk, en los Urales; y Makivka , en Ucrania; y, tras la guerra, lo har en la Repblica Democrtica Alemana. Gropius ofrece entonces la direccin del departamento al arquitecto comunista suizo Hannes Meyer, que apuesta por el funcionalismo, el constructivismo y las propuestas colectivistas, quien se incorpora a la Bauhaus en abril de 1927.

En diciembre de 1926 se haba inaugurado el nuevo edificio de la Bauhaus en Dessau, siguiendo muchos de los planteamientos de De Stijl, festejo al que asisten mil quinientas personas.Gropius trabaja en la construccin en serie, asunto que divide a los partidos polticos, y recibe el ataque de la derecha y de los constructores y tambin de sindicatos de la construccin que teman la prdida de puestos de trabajo con la aplicacin de la nueva tcnica. En la Bauhaus se enfrentan dos visiones opuestas: quienes, encabezados por Moholy-Nagy y Breuer, apuestan por disear productos para la fabricacin industrial, como las clebres sillas de tubo de Breuer (la silla Wassily), y quienes, como Kandinski, Klee, Feininger y Muche, creen que la escuela debe abandonar sus ambiciones comerciales y centrarse en las actividades artsticas.Adems, Kandinski se queja de la actividad comunista en la Bauhaus.

Pero un ao despus de la inauguracin del inmueble Bauhaus, empieza a constatarse que el tiempo de Gropius al frente de la escuela ya haba pasado: los costes elevados en la construccin de viviendas para los maestros y del propio edificio central, as como los errores en la construccin del barrio de Trten y el cambio en el ayuntamiento de Dessau, que pasa a estar dirigido por la derecha, junto a las acusaciones de irresponsabilidad, hacen que Gropius abandone la Bauhaus en febrero de 1928. Hannes Meyer pasa entonces a dirigirla, y proclama la necesidad de trabajar en el diseo y la construccin de viviendas populares, de escuelas, lugares de relajo, jardines para el ocio de los trabajadores. En ese ao, aproximadamente el diez por ciento de los estudiantes de la Bauhaus eran militantes comunistas, y una parte significativa apoyaba sus propuestas. Aunque Gropius haba sealado sus inquietudes progresistas, Meyer impuls decididamente una mayor orientacin de la Bauhaus hacia el trabajo para satisfacer las necesidades sociales, que se convierte as en escuela de diseo y arquitectura, poniendo nfasis en las carencias de los trabajadores y en la produccin de muebles baratos y de calidad, de objetos domsticos, lmparas, textiles, consiguiendo adems ganar dinero. El frente poltico contina siendo esencial para la Bauhaus, y Meyer consigue, con suma habilidad, que incluso el nuevo ayuntamiento de derecha de Dessau no encuentre motivos de crtica en el trabajo que se desarrolla en los talleres. Tambin se abre entonces al cine, y directores vanguardistas como el sovitico Dziga Vrtov , que haba creado Kinoki(cine-ojo), y el dadasta alemn Hans Richter, visitan la Bauhaus.

Sin embargo, las disciplinas ms propiamente artsticas, como la pintura o el teatro, se resienten: Moholy-Nagy abandona la Bauhaus, y Schlemmer se opone a la politizacin y aclara que no se le puede pedir que pinte como Grosz o trabaje en un tipo de teatro como Piscator, aunque una parte de los estudiantes dramticos organizarn un grupo que alumbrar varias obras, circunstancia que Schlemmer calificar de repblica sovitica de la Bauhaus. Schlemmer deja tambin la escuela a finales de 1929, y unos meses despus lo hacen Klee y Feininger.A esos abandonos, se aade la cada da ms complicada y alarmante situacin poltica: el partido nazi, NSDAP, haba conseguido entrar en el parlamento de Turingia, el primero donde lo consigue en Alemania, y, en enero de 1930, se incorpora tambin al gobierno turingio, y los constantes ataques a Meyer y a la Bauhaus por parte de las organizaciones derechistas, los nazis y la prensa conservadora, llevan en el verano de 1930 al alcalde de Dessau, Fritz Hesse, a pedir a Gropius, que vive en Berln, que busque un nuevo director para la escuela. Gropius visita entonces a Mies van der Rohe, quien acepta la direccin. Mies tena un talante que le alejaba de las cuestiones polticas, aunque en 1926 haba levantado el monumento en honor de Rosa Luxemburg y Karl Liebknecht, que los nazis destruyeron cuando llegaron al poder. El alcalde de Dessau, argumentando la politizacin de la Bauhaus (se haba visto a los estudiantes de la Bauhaus participando en una manifestacin del Partido Comunista Alemn, en Dessau, en agosto de 1930, hecho que alarmaba a los ciudadanos de orden), exige entonces la renuncia de Meyer, que se niega a abandonar su funcin. Ms de una dcada despus del feroz aplastamiento de la revolucin espartaquista, contina la represin contra la izquierda: ese mismo mes, decenas de directores de publicaciones comunistas son detenidos y encarcelados, y Meyer se ve obligado a renunciar; en octubre de 1930, viaja a la Unin Sovitica encabezando un grupo de estudiantes de la Bauhaus. En Weimar, el arquitecto nazi Paul Schultze-Naumburg (que haba rechazado el techo plano por ser no alemn!) es el nuevo director de la Academia de Arte, que hace retirar del museo obras de Kandinski, Feininger, Klee y Schlemmer y ordena destruir murales de la Bauhaus.

Mies, de acuerdo con la alcalda, decide expulsar a todos los estudiantes, que se ven despus obligados a pedir individualmente el reingreso, e impone el fin de las actividades polticas en la escuela, iniciativas que son interpretadas como un evidente giro a la derecha de la Bauhaus. Mies estaba ms preocupado por la perfeccin de la arquitectura que por su utilidad social, y aunque intent limitar las actividades de izquierda, los estudiantes de la escuela siguieron apoyando mayoritariamente a los comunistas. En octubre de 1931, las elecciones municipales cambian la composicin del ayuntamiento, donde los nazis se convierten en la principal fuerza poltica (de diecinueve concejales de derecha, quince eran nazis; frente a los diecisiete de la izquierda, entre el SPD y los comunistas). En esa fecha, los ms veteranos haban dejado ya la Bauhaus: Klee, Marcks, Moholy-Nagy, Itten, Schlemmer, Muche. Los nazis no pierden el tiempo: en enero de 1932 inician el ataque frontal contra la Bauhaus y poco despus exigen el cierre de la escuela, aunque no consiguen para ello mayora en el consejo municipal. Mientras,el SPD teme la repercusin de las acusaciones nazis (que insistan en el bolchevismo de la Bauhaus y en la supuesta proteccin socialdemcrata que les amparaba) en las elecciones, preocupacin que lleva a Mies a prohibir las reuniones polticas en el edificio e incluso a pedir a la polica la expulsin de los estudiantes reunidos, aunque esa severidad no mejorar la posicin del SPD: finalmente, la derecha consigue la mayora en el estado de Anhalt. Los nazis ya dominaban el ayuntamiento de Dessau y el land, y Paul Schultze-Naumburg, Wilhelm Frick (que haba sido ministro del interior en Turingia) yAlfred Rosenberg tenan a la Bauhaus entre las piezas a batir. En agosto, eligen como alcalde al gauleiter nazi Paul Hofmann, y el consistorio aprueba cerrar la Bauhaus en octubre de 1932, con la abstencin del SPD y la nica oposicin de los concejales comunistas y del antiguo alcalde Fritz Hesse. Mies intenta preservar la escuela y, el mismo mes, la abre de nuevo en Berln en una antigua fbrica de telfonos, con un plan de estudios donde se imparte arquitectura, publicidad, interiorismo, fotografa, textil y bellas artes. Pero la Bauhaus estaba ya sentenciada. En enero de 1933, se inicia el curso en la capital alemana, y en abril los nazis registran y cierran definitivamente la escuela.

El forzado xodo impuesto por el nazismo y la guerra llev a muchos miembros de la Bauhaus a cruzar el Atlntico e instalarse en Estados Unidos. Gropius acabara dirigiendo el departamento de arquitectura de la Graduate School of Design de Harvard, y Mies van der Rohe la escuela de arquitectura del Armour Institute en Chicago (llamada despus IIT o Illinois Tech).Lo mismo hizo Breuer, y Feininger, Moholy-Nagy, Albers, y otros, que aportarn su experienciaa la arquitectura y el diseo norteamericanos. La impronta de la Bauhaus puede rastrearse de Arata Isozaki a Norman Foster, de Jean Nouvel a Richard Meier y Frank Gehry, de Schlomo Bernstein a Ieoh Ming Pei, de Harry Seidler a Hiroshi Hara, ysu racionalidad, la funcionalidad de sus propuestas unida a la geometra, las soluciones como el muro-cortina, las cubiertas planas de los edificios o la asimetra en las construcciones, junto con la sencillez y austeridad y una tendencia a crear estructuras con los elementos imprescindibles, han hecho que la Bauhaus sea considerada por muchos como la ms relevante escuela de arquitectura y arte de la modernidad: con las inexcusables aportaciones del tiempo y de los nuevos materiales, el Bauhausstilsigue estando presente.

Sin olvidar que el componente democrtico y revolucionario de la Bauhaus, presente en la idea de colaboracin entre maestros y alumnos, pero tambin en la relacin festiva que celebra la vida y los logros de la comunidad, las propuestas de una arquitectura que armara una de las corrientes principales del Movimiento Moderno, la ambicin de una ciudad racionalista, donde se resuelven las necesidades de los trabajadores en el marco de una nueva forma de vida, y un explcito deseo de globalidad, de universalismo,junto con la utilizacin sistemtica de nuevos materiales, la indagacin de la forma, con la simplificacin para la produccin fabril, que prefigur tambin el moderno diseo grfico e industrial. La Bauhaus vivi para construir la modernidad.

Fuente: El Viejo Topo, nm. 375. Abril 2019.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter