Portada :: Mundo :: China
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-10-2019

Postales de China a 70 aos del 1 de octubre de 1949

Mario Hernandez
Rebelin

Ponencia presentada en el VII Encuentro Internacional Economa de las trabajadoras y trabajadores realizado en la Escuela Florestan Fernandes del MST (ENFF), Guararema - So Paulo - Brasil. Del 25 al 29 de setiembre de 2019.


El 1 de setiembre entraron en vigencia los nuevos aranceles estadounidenses a las importaciones chinas. China respondi presentando un recurso ante la Organizacin Mundial del Comercio.

Pero el 5, desde el Ministerio de Comercio de China informaron que China y Estados Unidos acordaron mantener conversaciones comerciales de alto nivel a principios de octubre en Washington.

La guerra arancelaria entre las mayores economas del mundo peg un salto a partir de septiembre. Mientras desde Estados Unidos impusieron aranceles del 15% a una serie de importaciones chinas, China comenz a aplicar nuevos aranceles al crudo estadounidense.

Con el comienzo de las negociaciones, se espera que Estados Unidos desista de aumentar la tasa arancelaria al 30% (desde el arancel del 25% que ya est en vigencia) sobre importaciones chinas por valor de 250.000 millones de dlares a partir del 1 de octubre, lo que implicara un freno a la escalada de la guerra comercial.

Las dos mayores economas del mundo llevan envueltas en un conflicto comercial desde marzo de 2018. En la ltima escalada, EE.UU. subi hasta el 25 % los aranceles para la importacin de bienes chinos por valor de 250.000 millones de dlares. China respondi con tarifas del 25 % para 5.000 productos estadounidenses por valor de 60.000 millones al ao.

Sin embargo, el presidente de EE.UU., Donald Trump, y su homlogo chino, Xi Jinping, haban acordado reanudar las negociaciones econmicas y comerciales entre ambos pases sobre la base de la igualdad y el respeto mutuo, as como posponer la imposicin de nuevos aranceles, segn lo expresaron tras reunirse en el marco de la segunda jornada de la cumbre del G20 de Osaka (Japn).

Pero la guerra continuar. Por lo menos as lo entiende el ex asesor estratgico de Donald Trump, Steve Bannon: "En mi opinin, la guerra econmica con China lo es todo. Y debemos concentrarnos en ella de forma obsesiva. Y si seguimos perdindola, estamos a cinco aos, a diez aos mximo, de un punto de no retorno".

Porque se trata de una 'guerra fra' entre el poder econmico en relativo declive de los EE UU y el nuevo y peligroso rival por la supremaca econmica: China. Al igual que la ltima 'guerra fra' entre los EE UU y la URSS, podra durar una generacin o ms antes de que surja un ganador. Y las probabilidades de que sea EE UU disminuyen cuanto ms tiempo dure.

Al centro de los dilemas estuvo y se mantiene la escalada comercial entre EE UU y China. La envergadura del problema fue reflejada por 520 compaas y 41 asociaciones empresariales norteamericanas, en carta dirigida al Presidente Trump, advirtindole que la poltica arancelaria de su administracin, afecta y va a continuar perjudicando los negocios. No menos a la poblacin, sobre la cual recae el aumento de precios para numerosos productos y, por otra parte, acarrea la prdida de dos millones de empleos y, aseguran, de mantenerse la guerra comercial entre las dos mayores economas del planeta, va a disminuir el Producto Interno Bruto estadounidense tambin.

Lo avanzado por Trump al invalidar la prohibicin a la venta de componentes electrnicos a Huawei, dejando en suspenso nuevas medidas coercitivas destinadas al gigante asitico, parece una respuesta a la voz de alarma de esos empresarios y, posiblemente, a la tendencia asumida por varias compaas que comenzaron a desviar sus producciones hacia otros pases, para evadir los psimos efectos provocados por el aumento de impuestos.

JP Morgan alerta por igual, sobre el anunciado ascenso en la pugna alimentada por el jefe de estado norteamericano. Segn la conocida institucin financiera, el ndice burstil Standard & Poors 500 -el de mayor importancia en EE UU- descendera de forma pronunciada, afectando con expuesta intensidad la esfera de las finanzas, si se mantienen las altas tarifas arancelarias.

El ministro de Finanzas francs, Bruno Le Maire, asegur por su lado, que esa guerra tendra un impacto directo y muy negativo en todo el mundo, especialmente en Europa y la zona euro. El titular galo considera que tanto su pas como Alemania, las dos mayores economas europeas, ya sienten perjudiciales efectos de un proceder sin favorecidos o, como estimaron los representantes del empresariado norteamericano, un nadie gana, todos pierden.

La lucha por el dominio de la tecnologa es la lucha por el dominio del mundo

El nombre Huawei se podra traducir como "acto magnfico" o "acto esplndido". Statista inform que a diciembre 2018 Huawei avanz sobre Apple y se coloca ms cerca de Samsung, lder del segmento a nivel global. Samsung lidera con un 18.9%, seguido por Huawei con el 13.4%, Apple con un 11.8% del mercado para completar el top cinco con dos firmas tambin chinas: Xiaomi y OVO o VIVO (segn sea la empresa que genere estadsticas). No es menos importante analizar la cada del conglomerado surcoreano: en 2012 se estimaba que Samsung lideraba el mercado de telfonos inteligentes con el 30.3% contra el 18.7% de Apple. Eran seguidos en tercer lugar por Huaweii con un 4%. Actualmente, Huawei tiene presencia comercial en ms de 70 pases, una facturacin anual de 13.000 millones de dlares y una plantilla que supera los 70.000 empleados.

El veto impuesto por Donald Trump a la firma Huawei se concret imponiendo la restriccin a la firma Google de brindar actualizaciones de los sistemas operativos Android utilizado por sus mviles y tablets. Continu con la ruptura con empresas como Intel, Qualcomm, Broadcom, Xilinx y ARM (fabricante de chip britnico).

Debemos decir que no existen pruebas que demuestren el espionaje de Huawei o que instale puertas traseras en sus equipos que permitan el acceso del gobierno de Pekn a informacin reservada de otros pases.

China est a la vanguardia de la tecnologa 5G porque invierte en investigacin tecnolgica ms que EE UU, el Reino Unido y Alemania juntos.

La tecnologa 5G est caracterizada por 8 especificaciones: ​ una tasa de datos de hasta 10Gbps (gigabit por segundo, Gbit/s, Gbps ). Unidad de transferencia de datos que equivale a 1.000 megabits por segundo, o 1.000.000.000 de bits por segundo) , de 10 a 100 veces mejor que las redes 4G y 4.5G, latencia de 1 milisegundo, una banda ancha 1.000 veces ms rpida por unidad de rea, hasta 100 dispositivos ms conectados por unidad de rea (en comparacin con las redes 4G LTE), disponibilidad del 99.999%, cobertura del 100%, reduccin del 90% en el consumo de energa de la red, hasta 10 diez aos de duracin de la batera en los dispositivos IoT (Internet de las Cosas) de baja potencia.

China se est adelantando a EE UU porque, mientras Washington se dedica a guerrear en otros pases, China aprovecha para impulsar su economa. EE UU ha pasado el 93% de su existencia, es decir, 222 aos, implicado en guerras y conflictos.. Desde 1979, pregunta el ex presidente estadounidense Jimmy Carter, saben cuntas veces China ha estado en guerra con alguien? Ninguna. Y (nosotros) hemos permanecido en guerra desde entonces (Julio Yao: China, la potencia ms belicosa del mundo, Alai-Amlatina, 22/4/2019).

Un poco de historia

Durante ms de dos milenios China fue el lder mundial de la innovacin y el ingenio. Entre sus invenciones se cuenta; el arns equino, el papel, la imprenta, la metalurgia de altos hornos, la porcelana, las armas de metal tubulares, la plvora, la brjula martima, el timn de popa, los compartimentos estancos para buques y las puertas de esclusa para los canales.

Adems desarrollaron, de forma independiente a Occidente, componentes que seran clave para la primera revolucin industrial; el motor de vapor, el pistn de doble accin y la trasformacin del movimiento rotatorio en movimiento rectilneo.

Durante esta larga historia, el Estado se hizo cargo de las actividades que el mercado fue incapaz de asumir; pero el mercado siempre fue objeto de regulacin por un Estado que se guiaba por la tradicin filosfica china.

Los programas que han impulsado los lderes chinos desde 1978 han mantenido una incuestionable correspondencia con estas tradiciones. Desde el principio del proceso de reforma y de apertura, Deng Xiaoping dej claro que China deba seguir una va pragmtica y experimental en lo tocante a las relaciones entre el Estado y el mercado.

Segn Deng no se deba permitir que el mercado actuara solo, sin directrices, y el Estado deba buscar la verdad de los hechos en su relacin con el mercado. En un lenguaje metafrico los chinos hablan de combinar regulacin (la serpiente) con competencia (el erizo).

Por el camino ha habido innumerables dificultades, y sin duda habr muchas ms. Sin embargo, el balance logrado por China ha sido ms que notable. Entre 1980 y 2018, su participacin en el PIB mundial ha pasado del 2,3% al 18,5%, mientras que durante ese mismo perodo la participacin de la Unin Europea ha cado del 30,1% al 16,2%.

Las principales empresas chinas se han convertido en compaas globalmente competitivas, con tecnologas, marcas y reputaciones punteras a escala mundial.

El crecimiento econmico de China ha sido la base que ha sustentado un prodigioso avance en el bienestar material y cultural de su multitudinaria poblacin. La propagacin de las infraestructuras fsicas y sociales transportes, electricidad, telecomunicaciones, agua y alcantarillado han contribuido a mejorar enormemente las condiciones de vida del pueblo chino.

Un gigantesco programa de construccin de viviendas ha ayudado a proporcionar hogares decentes y seguridad a los habitantes de las ciudades, cuyo nmero ha crecido exponencialmente. La ampliacin de los servicios de sanidad y educacin ha supuesto una contribucin vital para el bienestar de la absoluta mayora.

El programa de reformas del PCCH hizo creer que Occidente dominara a China en el siglo XXI. Estas impresiones se afianzaron, cuando China se integr en la OMC en 2001. Sin embargo, la historia est demostrando todo lo contrario. China en pocos aos ms ser la primera potencia mundial sin discusin alguna.

Xi Jinping a la cabeza de la burguesa global?

En 1989 se derrumb la URSS y se oficializ la cada del socialismo de Estado. La globalizacin neoliberal pareca imponerse en todo el mundo; no obstante, 18 aos despus, la crisis econmica y financiera (2007-8) introdujo al mundo del capital en una fase de grave recesin permanente. En ese contexto, China ha entrado en escena con relativa fuerza y ha puesto en jaque la hegemona estadounidense y de Occidente.

La reaccin de algunos sectores capitalistas de EE UU y de pases europeos (Brexit) ha sido renegar de la globalizacin neoliberal y promover una poltica proteccionista que intenta revertir los efectos negativos que trajo la globalizacin para determinados sectores de la industria y la manufactura de sus pases. Los trabajadores fordistas apoyan esa poltica que adquiere forma nacional-populista.

La burguesa china, que durante este perodo aprovech una serie de ventajas comparativas (inversin extranjera, proteccin y subsidios estatales, mano de obra sper-barata, permisividad en temas ambientales y otras), ha construido una lnea globalista hacia afuera y un relato nacionalista hacia adentro, para contrarrestar la agresiva poltica de Trump. En ese sentido, Xi Jinping encabeza actualmente a toda la burguesa financiera globalizadora tanto de EE UU como de Europa y del mundo.

Esa alianza no se hace en favor de los intereses de la humanidad ni de los intereses de los trabajadores u otros sectores oprimidos. Simplemente, la burguesa china avanza hacia un mundo multipolar en donde sus inversiones tienen que abrirse ms espacio global. El proyecto de la Ruta de la Seda es un buen ejemplo.

Existen dos planes generales de ordenamiento mundial: el belicista de Washington y el integrador de la Nueva Ruta de la Seda. No hay otra cosa.

El Partido Demcrata suscribe en gran medida el discurso y la poltica de Trump hacia China. El dficit comercial importa poco. EE UU lo tiene con gran parte de las economas del mundo, aunque no tan abultado. Adems, China se mostr dispuesta a aumentar las importaciones.

El objetivo de la guerra comercial es sacar a China del liderazgo en 4 ramas: la fabricacin de celulares, en telecomunicaciones de 5ta. Generacin, en autos elctricos y en la generacin de energas alternativas. Adems, convertir a China en una economa totalmente desregulada.

EE UU se ha convertido en una economa exportadora de bienes tecnolgicos intermedios y combustible para automviles a gasolina. China fabrica y consume 2/3 de los automviles elctricos fabricados en el mundo. Adems de Volvo y Volkswagen en Europa y Honda y Toyota en Japn. Por eso para la industria del petrleo y la automotriz norteamericana el tema ambiental es una invencin.

La rivalidad China-EE UU es el eje de la rivalidad inter-imperialista de nuestro tiempo. Trump ha pedido un cambio de enfoque de la llamada guerra contra el terrorismo a la rivalidad entre las grandes potencias y ha calificado a China y Rusia como potencias revisionistas que suponen una amenaza para EE UU. De Joe Biden a B. Sanders estn de acuerdo.

El conflicto antecede a Trump y es producto de la evolucin del capitalismo global, del relativo declive del imperialismo norteamericano y el ascenso de China como potencia imperialista.

Desde la Guerra Fra la principal preocupacin de EE UU fue evitar el surgimiento de un rival imperial que pusiera en entredicho su hegemona e imponer un orden mundial neoliberal.

Minaron esta estrategia:

  1. China

  2. Irak que lo empantanara en una guerra dificultando situar a Medio Oriente y sus reservas de energa estratgicas bajo su control e intimidar a China que depende de la regin para el suministro de gas y petrleo.

  3. La depresin global caracterizada por expansiones dbiles que se alternan con profundas recesiones. Actualmente EE UU se encamina a una recesin (a finales de este ao o dentro de 24 meses). La economa mundial dej de crecer en 2018. El comercio mundial est decreciendo desde hace un ao (octubre 2018) como reflejo de la guerra comercial entre China y EE UU.

China logr sostener la expansin aunque ha comenzado a reducir su crecimiento (deuda/sobreproduccin/sobrecapacidad/aumento de tarifas de Trump) al 6,2%.

Un acuerdo arancelario no resolver su rivalidad inter-imperialista. Las guerras no se hacen para lograr un acuerdo. Hay ganadores y perdedores. Ningn imperio cede voluntariamente su poder.

Pero hay tendencias que frenan un conflicto abierto. EE UU se enfrenta a un rival geopoltico con el que est profundamente integrado econmicamente y endeudado en el marco del sistema de libre comercio y 2) ambos tienen armas nucleares. La retirada de EE UU de los acuerdos de control de armas nucleares es una respuesta a la alianza chino-rusa.

Para Bill Clinton era un socio estratgico, para Bush un competidor estratgico, Obama impuls el Acuerdo de Asociacin Transpacfico (TPP) pero permaneci empantanado en Medio Oriente. Sus alianzas se deshilacharon y los estados de la regin optaron por un equilibrio entre los dos.

Qu dificultades enfrenta el Emperador Xi?

El 9 de junio Hong Kong fue sacudido por una manifestacin de un milln de personas contra un proyecto de enmienda de una ley en vigor cuyo objetivo era hacer posible la extradicin del sospechoso, desde la antigua colonia britnica hacia China continental y hacia otros pases.

El gobierno presidido por la jefa del Ejecutivo, Carrie Lam, aprobada por Pekn, haba insistido en el hecho de que los disidentes polticos y los militantes no se veran afectados por el voto de esta enmienda, sin embargo, el texto proyectado ha desatado la ira de la poblacin.

El viernes 14 de junio, a consecuencia de das de protestas y de enfrentamientos con la polica, y en medio de mltiples llamadas a la huelga poltica, Carrie Lam anunci finalmente la suspensin de la enmienda.

El sbado 15 de junio, pocas horas antes del inicio de otra manifestacin masiva, el gobierno de Hong Kong incluso present sus disculpas. No obstante, el 16 de junio, ms de dos millones de personas sobre un total de siete millones de habitantes, desfilaron por las calles. Los manifestantes exigan la retirada pura y simple de la enmienda y la dimisin de Carrie Lam.

Desde que Hong Kong fue devuelto a China en 1997, el gobierno chino ejerce de hecho el poder en Hong Kong mediante una alianza con los grandes capitalistas y la clase media del rea. Esta estrategia se explica por el hecho de que los principales beneficiarios del desarrollo capitalista de Hong Kong se inclinan por favorecer el statu quo.

Desde 2003, el gobierno chino ha tratado de estabilizar esta alianza aumentando el valor de los activos en Hong Kong. El flujo de capitales provenientes de China continental es una de las causas del crecimiento del mercado inmobiliario y de la Bolsa.

Esta estrategia del gobierno, se ha vuelto contra sus iniciadores, pues resulta cada vez ms difcil para los jvenes adquirir una vivienda. La joven clase media y los estudiantes se han convertido en la piedra angular de las fuerzas opositoras en Hong Kong.

Durante estos veintids aos, la joven clase media, sobre todo entre los profesionales liberales, se ha vuelto muy descontenta. El temor a que el modo de vida, relativamente liberal de Hong Kong se vea amenazado, es una razn mayor, pero es innegable que el alza del coste de vida, sobre todo de la vivienda, es la segunda razn.

Hong Kong representaba el 27% del PBI chino en el momento de la anexin (1997). Actualmente es el 3%.

Desde el Movimiento de los paraguas, el capitalismo hongkons del laisser-faire ha acrecentado la pobreza y las desigualdades econmicas. Un ciudadano de Hong Kong de cada cinco, es decir, 1,38 millones de personas, vive por debajo del umbral de pobreza.

El fracaso a la hora de conseguir logros concretos por parte del Movimiento de los Paraguas hace cinco aos, cuando la gente de Hong Kong ocup importantes vas de trfico durante 70 das buscando una mayor participacin democrtica, ha elevado las apuestas todava ms en esta ocasin.

Para el imperialismo se trata de forzar a Pekn a un Tiananmen 2 y provocar sanciones como a Rusia despus de la anexin de Crimea. Una nueva Plaza Maidn (Ucrania).

El 70 aniversario de la Revolucin china llega en un momento complicado

La desaceleracin econmica, la guerra comercial con Estados Unidos, el descontento de algunas lites intelectuales con las pretensiones del presidente Xi de perpetuarse en el poder, ha crecido la insatisfaccin, aunque todava es pronto para saber si es lo suficientemente fuerte como para dividir el liderazgo y debilitar a Xi.

"China ha estado transformando su modelo de crecimiento a uno que depende ms del consumo, lo que ha contribuido con ms del 75% del crecimiento del producto interno bruto (PIB) de China", expuso Xinhua. La agencia china resalt que "el cambio de la estructura econmica en China no slo protege al pas de los desafos externos, sino que tambin ofrece oportunidades para las economas que estn dispuestas a cooperar de manera justa con China". Xinhua agreg que "en drstico contraste con las acciones proteccionistas de Estados Unidos, China se ha adherido a la apertura a los inversionistas extranjeros", y que "ms de 13.000 empresas de inversin extranjera se establecieron en China durante los primeros cuatro meses de este ao".

En estas circunstancias, tan pronto se emite el decreto por parte de Trump, el representante de la empresa asitica Huawei anunci la creacin de un nuevo sistema operativo en base a tecnologa 5G que reemplace al proporcionado por la Corporacin Google. La necesidad es la madre del invento.

En medio de este entramado de situaciones, acontecimientos y decisiones, dos das despus de emitido el decreto, el presidente norteamericano decidi dar un plazo de tres meses para aplicar el mencionado instrumento jurdico, y anunci que en el acuerdo comercial que se negocia entre EE UU y China se podra privilegiar la solucin de Huawei.

Dicha situacin, aunada a las recientes represalias, ha provocado una cada en el valor de las acciones de Huawei en la Bolsa de Shenzhen, que bajaron de 14.37 yuanes (1 de agosto de 2016), y se ubicaron en 3.63 yuanes (22 de mayo 2019).

Si bien estos ataques han afectado a Huawei en trminos financieros, las medidas de mayo han afectado paralelamente a las empresas estadounidenses tecnolgicas lderes como Qualcomm y Google.

En Osaka (28-29/7), inevitablemente otra vez, el G20 gir en torno del dilogo del G2. Todo esto mientras se hace evidente que esta no es una guerra comercial sino una guerra tecnolgica con la mirada puesta en quin ser la potencia fuerte en inteligencia artificial, robtica y comunicacin digital avanzada hacia mitad del siglo.

Por ahora, prim el armisticio. Pero la guerra continuar. A lo sumo, se alcanz una tregua en la escalada de aranceles y otras medidas contra las empresas de tecnologa chinas. Pero no se consigui un acuerdo duradero. Porque se trata de una 'guerra fra' entre el poder econmico en relativo declive de los EE UU y el nuevo y peligroso rival por la supremaca econmica: China. Al igual que la ltima 'guerra fra' entre los EE UU y la URSS, podra durar una generacin o ms antes de que surja un ganador. Y las probabilidades de que sea EE UU disminuyen cuanto ms tiempo dure.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter