Portada :: Espaa :: Rebelin en los cuarteles
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-10-2019

Los ltimos fusilamientos del franquismo

Rebelin

Comunicado n 42 del colectivo de militares demcratas Anemoi


El 27 de septiembre de 1975 eran condenados a la pena de muerte por la justicia militar franquista Jos Luis Snchez Bravo y Ramn Garca Sanz, del Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (FRAP), y los militantes de ETA Juan Paredes (Txiki) y ngel Otaegui (*). Un ao antes, el 2 de marzo de 1974, era ejecutado mediante garrote vil el militante anarquista Jos Luis Puig Antich, tambin condenado en consejo de guerra.

Hubo numerosas protestas internacionales, incluida la intercesin del Papa ante el dictador genocida Francisco Franco, que no cej en su pulsin asesina. El cantautor Luis Eduardo Aute, compuso la cancin Al alba (**).

Segn relata Alfredo Grimaldos en su libro La sombra de Franco en la Transicin , fue el trgico desenlace de un enloquecido proceso represivo: detenciones masivas, torturas, arbitraria adjudicacin de responsabilidades, juicios sumarios sin garanta y, por fin, cinco ejecuciones.

El domingo 29 de septiembre, se celebr en el Cementerio Civil de Madrid un homenaje a los ltimos fusilados por el franquismo. Represent al colectivo ANEMOI uno de nuestros compaeros.

Transcribimos su concisa y certera intervencin:

Hola, buenos das, hoy estoy aqu representando al colectivo Anemoi.

Somos militares que nos definimos demcratas, lo que no quiere decir que no haya otros militares que tambin lo sean, al menos eso espero.

Como sabis los militares tenemos limitada por ley la libertad de expresin, entre otras en lo referente a las manifestaciones polticas en pblico. Pero s podemos aadir que en Anemoi nos une el ser radicalmente antifascistas y republicanos.

Por eso hoy aqu no vamos a hablar de poltica sino de historia, tambin de historia reciente.

Se dice que con los cinco ltimos fusilamientos del rgimen, el franquismo muere matando. Veremos que no es as. La propia ministra Carmen Calvo dijo recientemente que, salvo por la violencia de ETA, la transicin fue modlica. La ministra en esto falta a la verdad. O bien es muy desmemoriada, ya que tiene edad para haberlo vivido, o miente descaradamente.

En el ao 76, recin estrenada la monarqua, comienza una poca que sin duda se puede llamar sangrienta, con cientos de muertos que no lo fueron por causa de ETA, sino por brazos ms o menos descontrolados del reciente franquismo, cuando no a manos de las propias fuerzas de orden pblico. Aunque son innumerables, haremos mencin al que tuvo el trgico honor de ser el primero: El 24 de febrero de 1976, al salir de una asamblea de una huelga de trabajadores del calzado en Elda, cae abatido por disparos de la polica armada Tefilo del Valle, como decimos el primer cado de la modlica transicin.

Hace unos das el Presidente Pedro Snchez afirmaba en sede de Naciones Unidas que con la sentencia del tribunal supremo, en referencia a la exhumacin de los restos de Franco, se cerraba el crculo democrtico. Nada ms lejos. Este paso consigue, es cierto, que los familiares de innumerables represaliados y cados por la legalidad republicana no tengan que soportar que su propio verdugo permanezca junto a sus deudos. Pero no les hace justicia ni les repara nada, las sentencias del franquismo a da de hoy siguen siendo legales.

Madrid, 29 de septiembre de 2019

(*) Nota de Rebelin: El 27 de septiembre de 1975 tambin fueron fusilados Jos Luis Snchez Bravo y Ramn Garca Sanz, del Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (FRAP), los militantes de ETA Juan Paredes (Txiki) y ngel Otaegui " y el militante del FRAP Humberto Baena, natural de Vigo.

(**) Al alba

Al alba es una de las composiciones ms conocidas de Aute. Se ha convertido en todo un simblico himno reivindicativo y de protesta cantada por aquellos que queran cambios en los convulsos tiempos del final de la dictadura franquista y en concreto ha quedado vinculada con las ltimas ejecuciones del franquismo que se llevaron a cabo el 27 de septiembre de 1975. Segn las manifestaciones del propio Aute, la cancin no fue escrita de forma premeditada pensando en los condenados a muerte. l haba tratado de componer un tema contra la pena de muerte pero no qued satisfecho con los resultados. Compuso entonces esta cancin de amor que en principio no tena relacin con los fusilamientos. Cuando le present el tema a Rosa Len, que era quien a iba interpretarlo, fue ella quien le coment que pareca que relataba la historia de una ejecucin al amanecer. Unos das antes de los fusilamientos, cuando Rosa, en un concierto, dedic la cancin a los condenados, fue el momento a partir del cual esta cancin qued definitivamente ligada a los fusilamientos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter