Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-10-2019

"Ms sabe el que menos habla", la contribucin de los pueblos indgenas a frenar la actual crisis socioambiental

Bosco Gonzlez Jimenez
Rebelin


El cambio climtico se ha puesto de moda y llego para quedarse, su incorporacin al debate publico se ha desplegado de forma exponencial en los ltimos dos meses ocupando la agenda publica de gobiernos y grandes corporaciones multinacionales, configurndose una coyuntura poltica que debe ser revisada con suspicacia analtica. No todo lo que brilla es oro y hay mucho por hacer para desenredar la madeja.

La actual coyuntura medioambiental tiene dos caras, una muy atractiva, toda vez que permite sacar de las tinieblas esta temtica, y otra menos atractiva dado que las organizaciones publicas y privadas -muchas de ellas con necesidades enormes de legitimidad social y un muy bajo nivel de compromiso medioambiental- se posicionan de forma hegemnica con propuestas retoricas en un contexto donde muchas de las respuestas estn tejidas en la memoria de la humanidad hace miles de aos. Solo hace falta guardar silencio y escucharlas.

Mientras mas aumenta la exposicin meditica de la problemtica ambiental, la voz de los movimientos sociales, las organizaciones territoriales indgenas y organismos no gubernamentales se invisibiliza crecientemente, respecto de esto la OIT seala que la funcin de las ms de 370 millones personas indgenas en la lucha contra el cambio climtico ha sido ignorada en gran medida.

Hoy los pueblos originarios, conocedores ancestrales del comportamiento climtico, portadores de sistemas de etnoclasificacin y etnoprediccin (Levi-Strauss,1962) de acontecimientos atpicos constituyen un aporte significativo a los debates actuales sobre la crisis medioambiental. Sus contribuciones van desde los sistemas de gestin de riesgos en emergencias y desastres medioambientales, como en mbitos tan relevantes como la produccin agropecuaria intensiva en contextos adversos y seguridad alimentaria.

Sin ir mas lejos, la UNESCO (2005) seala como los indgenas Moken de Taylandya en las costas de Yan Chiak, reconocieron seales en el mar que permitieron alertar a la poblacin y salvar sus vidas en el Tsunami del ao 2004.

Desde el punto de vista de la contribucin de los indgenas a la conservacin de reservas naturales es posible sealar como en Viet Nam, las mujeres indgenas de Bihn velan por el cumplimiento de reglamentaciones comunitarias tradicionales que persiguen el ordenamiento en el uso y explotacin de los bosques nativos, teniendo un efecto disuasorio significativo que tiende a proteger sus medios de reproduccin material de la vida social (Hien et al,2011)

Desde el punto de vista de los usos de tecnologa agropecuaria los pueblos indgenas constituyen un reservorio inconmensurable, las investigaciones de Grillo (1990) y Castillo (1999) para el rea andina peruana manifiestan que el que el campesinado indgena que accede a menos del 20% del territorio, de forma comparativa con los grandes centros industriales, es dos veces mas productivo aportando mas de la tercera parte del total de alimentos de Per.

Una investigacin desarrollada por la Universidad Nacional del Altiplano de Puno y el IECTA (2002) muestra como los indgenas de Puno orientan la toma de decisiones para la produccin agropecuaria con sistemas de etnoclasificacin que poseen toda la eficacia del caso, veamos que nos dice Juan Gutirrez de Llallagua: Este ao yo no he sembrado papas en Quqanipampa, porque he escuchado en radio () y por eso no sembr ms papas. Los que sembraron fijndose en las nubes del 15 de agosto en Mamita Asunta, han sacado bastante cosecha, han sacado papas grandes

Como se puede apreciar, son variados los componentes que permiten indicar que muchos de los problemas que hoy por hoy enfrenta esta humanidad ingrata tienen solucin en un lugar que no conocemos, en la memoria ancestral de quienes han criado la vida por cientos de aos.

Ah estn las reservas epistmicas que pueden orientar a una modernidad insensible, es por esto y mucho mas que resulta relevante hacerlos protagonistas, no para hacer extractivismo intelectual, sino para devolver la merecida dignidad de quienes han sabido resguardar el 80% de la biodiversidad del planeta, pese a representar el 15% de la pobreza mundial, ser victimas de asesinato, encarcelamiento y persecucin, como es el caso del dirigente Mapuche Hector Llaitul, quien ha sido premiado por su contribucin a la conservacin del medioambiente.

Bosco Gonzlez Jimenez es Investigador. Universidad Arturo Prat-Fundacin Altiplano, Chile.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter