Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-10-2019

Ms all de la coyuntura

Miguel Alejandro Hayes
La Joven Cuba


Tras el discurso del presidente cubano el pasado 11 de septiembre, una palabra inunda las redes y las calles, siempre con un tono humorstico: la coyuntura; fenmeno este que recuerda lo que ocurri hace pocos meses con el caso del avestruz. Al parecer, las declaraciones de los dirigentes del pas tampoco pueden escapar a la picarda del cubano.

El caso es que la coyuntura tom la escena de los memes y los comentarios. Dicho sustantivo y sus conjugaciones fueron el arma del discurso poltico y econmico oficial para caracterizar los das de dificultades de crisis ms bien que se empezaron a ver. La declaracin de arriba casi se convierte aunque de seguro en ciertos crculos extremistas ya lo es en un parteaguas ideolgico: los que defiendan que atravesamos una coyuntura, son los ms revolucionarios, los que apoyen la idea de que va ms all, por ejemplo, que es estructural, le hacen el juego al enemigo.

Hago abstraccin de que pude constatar que lo de coyuntural para no pocos cubanos solo es un eufemismo de un discurso poltico en trnsito al anacronismo; las cosas malas, son las que vienen para quedarse, me comentaba una seora en la parada. Intento acercarme a la lectura econmica que la ceguera poltica como es de esperarse, tapa.

Hasta ahora predomina la idea sobre todo en acadmicos de lo estructural. Criterio este que, si bien es mucho ms acertado para describir la crisis que lo de coyuntural, deja fuera otras posibilidades de anlisis. Concuerdo con la mayora de los economistas, pero hay otro tipo de crisis, cuyo prisma no debe desecharse.

Segn parte de la literatura economa convencional, las crisis pueden ser:

  1. Cclicas: la de los vaivenes inevitables de la gestin. Esta sera lo ms parecida a la clasificacin normalizadora que se defendi oficialmente, sobre todo si se tiene en cuenta que los embates del bloqueo deben ser casi una variable propia del ciclo econmico y que el shock externo fue realmente el acercamiento obamiano
  2. Estructural: asociada la ineficiencia de la estructura en tiempo presente y sin remover las bases del sistema.
  3. Sistmica: asociada a los niveles esenciales del sistema, por lo que son un llamado a cambiar el patrn de acumulacin.

Lo estructural y lo sistmico. Invasin a la ciencia econmica

Es importante aclarar que con sistmico o estructural se trata de buscar la abstraccin que mejor explique la realidad del fenmeno; adems, que la economa no es una ciencia bsica, por tanto, toma sus armazones lgicas y de lenguaje de otros paradigmas.

El estructuralismo, que es hasta cierto punto una discursividad que vena implcita en la metafsica, marc etapa el pasado siglo. La economa incorpor de modo que quedara visible lo que pudo de dicho estructuralismo.

La filosofa posterior super y plante las deficiencias de aquel ismo. La metfora de la estructura no solo regresa al pensamiento a la daina y jerarquizacin, sino que tiene siempre implcito un vaco: la dinmica interna de las estructuras. La comparacin de proporciones que ofrece, no es ni remotamente suficiente.

As, dejar el asunto en el nivel de estructura, permea hallar el fundamento y la ley, no sobre la cual se ordena esta, sino a la que responde (el objeto).

El molde de lo estructural tambin suele quedarse en un conjunto de partes asincrnicas y deformadas, si de crisis se trata; cuando una explicacin ms rigurosa llevara a buscar la lgica del sistema, y acercarse al cmo este no es capaz de auto-generar correctamente las proporciones para moverse en plenitud (lo cual incluye tener en cuenta que se existe en determinado ecosistema econmico, poltico, jurdico, cultural en el mundo).

Conocer las deficiencias del enfoque estructuralista como herramienta explicativa, no evita que al usarlo se escapen de ellas.

Por otro lado, el espejuelo de sistmico, visto desde la dialctica totalidad, automovimiento mediadores, lo multicntrico, etc, permite otro acercamiento a la racionalidad de un objeto en cuestin. Con ello, se podra determinar a qu responden las dinmicas estructurales, y ver si son solo un desajuste casual por mala administracin, o un resultado inevitable del sistema.

El caso de la economa cubana

La economa cubana vivi una suerte de burbuja condicionada por los trminos de intercambio que tapaban la ineficiencia, improductividad y despilfarro de casi 30 aos. Despus de la cada del bloque socialista, el aire que daba vida a la burbuja desapareci. El shock externo termin por develar las debilidades internas.

A pesar de las ilusiones estadsticas (el ao 1997, aumento del turismo, aumento salarial, crecimiento del PIB) y la mejora innegable respecto a los momentos de oscuridad promedio, no se ha logrado estar bien. Un salto, un cambio de gran poder, as como los ritmos que lo vaticinen, no se logran. Algo que se aprecia en el poder adquisitivo del salario, y en cunto explica este el nivel de consumo, por ejemplo.

Luego de dos periodos consecutivos de 30 aos, tenemos el mismo todo caracterizado por decisiones econmicas conducidas desde el Partido y con una alta estatalizacin que, burocratiza de manera improductiva y crea reglas casi nunca son propicias para el desenvolvimiento eficiente de la economa. Vale la pena preguntarse si al ordenamiento esencial correspondiente a esa economa no le ser inherente lo actual y sus imperfecciones estructurales.

Construir un modelo terico totalizador del presente sera casi imposible sin terminar en la intuicin intelectual, la prctica especulativa y la fe, pero al apreciar una sociedad cuyos fundamentos econmicos no han arrojado resultados significativamente diferentes en un intervalo de aos que incluye la duracin total del proyecto vigente, da suficiente evidencia emprica para cuestionar esos mismos fundamentos y el sistema que le corresponde.

Ser entonces el desajuste estructural propio economa cubana?

Tengo mis sospechas.

Fuente: http://jovencuba.com/2019/10/04/mas-alla-de-la-coyuntura/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter