Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-10-2019

El terrible peligro que acecha a Israel y por qu los israeles no pueden combatirlo

Edan Ring
Haaretz

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


Desinformacin e instigacin de la posverdad contra minoras, periodistas y rivales polticos no son exclusivos de Israel, pero los judos israeles son particularmente susceptibles. Por esoesa vulnerabilidad podra volverse violenta

Un llamamiento de emergencia de Netanyahu en Facebook el da de las elecciones, el 17 de septiembre de 2019: Largas colas en los colegios electorales rabes... Debes ir a votar al Likud para detener un gobierno izquierdista-rabe de ltimo minuto

Todava no est claro quin ser el ganador de la segunda vuelta de las elecciones de Israel. Pero hay una claridad absoluta sobre un aspecto de todo este ao de campaa, marcado por dos elecciones nacionales: 2019 ha sido un ao pico en Israel por ataques a los medios, campaas de incitacin y el uso desenfrenado de desinformacin, de mala informacin y de noticias falsas en internet, en la televisin y en los medios de comunicacin en general.

Un objetivo clave de la mayora de las campaas de los partidos polticos, especialmente en la derecha, pero tambin en el centro, fueron los ciudadanos rabes de Israel .

Enfrentados con intentos ms "sutiles" de deslegitimarlos, y con una campaa de difamacin, los ciudadanos rabes fueron ignorados o excluidos activamente de los temas centrales de las elecciones: quin debera liderar el pas y por qu. La otra circunscripcin elegida, como era de esperar, para los polticos populistas, fueron los periodistas y los principales medios de comunicacin.

Parece que la incitacin e intimidacin antirabe de la derecha en las semanas previas al da de las elecciones y el da mismo provocaron una reaccin violenta y alentaron a los votantes rabes a ir a las urnas, privando a Benjamin Netanyahu de una victoria absoluta . Pero el potencial de dao a largo plazo a la sociedad israel provocado por esta estrategia, sin embargo, ser difcil de reparar en el corto plazo.

Difundir informacin incorrecta y desactualizada y mentiras directas para incitar contra minoras o rivales polticos no es un fenmeno exclusivamente israel, por supuesto. Pero los israeles son particularmente vulnerables.

Durante la ltima dcada, esta instrumentalizacin de herramientas se ha convertido en un componente tan importante de la propaganda poltica que incluso su apodo popular - noticias falsas- ha perdido su significado original y se ha convertido en una burla empleada contra los medios de comunicacin tradicionales por las mismas personas que intentan quitarles el poder.

La flagrante difusin de mentiras contra ciudadanos rabes, lderes rabes y periodistas ahora se recibe con cierta indiferencia: los estallidos racistas y antidemocrticos se han normalizado en un giro inesperado durante el ao electoral.

Pero un examen ms detallado de lo que est sucediendo con los medios en Israel y en otros lugares muestra que la tendencia es ms peligrosa y destructiva de lo que podemos pensar. Su potencial de dao a la democracia israel no debe minimizarse.

En muchos pases en desarrollo de frica, Asia y Amrica Latina, la difusin de mentiras y el uso de fotos e informacin obsoletas han sido armadas por varias fuerzas polticas. Se han utilizado para crear una confusin masiva en la poblacin civil, para provocar disturbios o ataques violentos contra inmigrantes o minoras, incluso para provocar conflictos entre pases vecinos.

Aqu en Israel hay una tendencia a ver esas manipulaciones con condescendencia, como si la democracia israel gozara de inmunidad frente a dinmicas del "Tercer Mundo" como estas. "Aqu no puede suceder esto y no suceder".

Pero el Israel de 2019 no tiene inmunidad "natural" o propia frente a estas dinmicas y sus normas son igual de vulnerables a ellas. La corriente principal poltica ha cruzado las lneas rojas con su uso gratuito de la incitacin contra las minoras, las mentiras y los ataques sin precedentes contra los medios diseados para socavar su independencia y sofocar las crticas.

No est nada claro si en Israel tenemos los recursos y las herramientas para contener y desafiar estos ataques y su potencial dao.

A Israel le gusta compararse con Europa occidental. Netanyahu y sus predecesores en general han representado a Israel como una fuerte democracia occidental con un giro de "nueva nacin".

Pero si consideramos la situacin de Israel en comparacin con pases como Alemania, el Reino Unido o los Estados Unidos en trminos de estabilidad nacional y los medios para hacer frente a esta campaa concertada, Israel claramente no es como Europa o Amrica del Norte. Las tendencias desligitimadoras en Israel se parecen no a Europa occidental, sino al mundo en desarrollo.

Tomemos Alemania como punto de comparacin. En los ltimos aos los medios alemanes han sufrido una ola de difamaciones de extrema derecha contra las "lites" y la objetividad de los medios, la difusin generalizada de rumores y videos falsos que pretenden mostrar crmenes cometidos por migrantes musulmanes y la supuesta "tolerancia" a sus crmenes por parte de la polica y los medios liberales.

Estos ataques se originan principalmente en la extrema derecha y su representacin parlamentaria, la Alternativa para Alemania, se fund en 2013. Este partido consigui en 2017 casi el 13 por ciento de los escaos en el Parlamento alemn, pero an se considera tab para la formacin de coaliciones, permanece en la oposicin. Hay una discusin pblica animada y crtica sobre la legitimidad del partido y hasta qu punto se le debe dar una plataforma en los medios.

Adems, los medios de comunicacin en Alemania y la sociedad alemana en general, como muchas otras democracias occidentales, tienen capital y recursos de los que Israel carece severamente.

 Un peatn pasa junto a los carteles electorales en Sakhnin, ciudad rabe en el norte de Israel, el 15 de septiembre de 2019, dos das antes de las elecciones generales israeles.

Los medios alemanes de servicio pblico, por ejemplo, son fuertes e independientes, con una importante cuota de mercado y una financiacin dedicada que proviene directamente de una tarifa sustancial pagada por el pblico; ese financiamiento proviene de un consejo completamente independiente y en el que no se encuentran representantes polticos.

En Israel, por el contrario, un ministro del Gobierno del Likud se pregunta en voz alta para qu crear una corporacin pblica de radio transmisin "si no se puede controlar". Un prximo informe del controlador estatal incluye "hallazgos graves que indican el nivel de interferencia poltica con los organismos de radiodifusin en los ltimos aos".

Durante la campaa electoral, Netanyahu acus a uno de los pocos canales de noticias comerciales independientes de "cometer un ataque terrorista a la democracia ", debido a sus informes sobre los casos de corrupcin en los que est atrapado, llamndolos -igual que Trump "noticias falsas y llam al pblico a boicotearlo .

Los medios comerciales en Alemania tienen recursos mucho ms amplios y han establecido unidades especiales dedicadas a la verificacin de hechos e identificacin de falsificaciones. Tambin muestran solidaridad entre ellos y con sus pares europeos y comparten informacin e investigacin. Adems en Alemania (como en muchos pases escandinavos) existe un claro consenso pblico sobre la importancia de un medio independiente; calumniar a los medios de comunicacin invita a la crtica y al escepticismo.

Otros pases tienen diferentes recursos que respaldan la estabilidad y credibilidad de los medios. En los Estados Unidos, por ejemplo, con un entusiasta de la teora de la conspiracin como presidente, los ataques a los medios establecidos han fortalecido su alcance y resonancia y su posicin econmica y pblica.

En otros pases, como Gran Bretaa y Espaa, las emisoras pblicas siguen siendo fuertes e influyentes y los medios an disfrutan del apoyo y reconocimiento pblico, incluso en tiempos de agitacin poltica y feroz debate poltico.