Portada :: Ecologa social :: Cambio climtico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-10-2019

El combate climtico reclama elevar la inversin en un billn de dlares al ao en "proyectos verdes"

Diego Herranz
Pblico

La catstrofe climtica requiere atencin urgente. De gobiernos, industrias, empresas y de la sociedad civil, que ha levantado la voz de alarma. Los cientficos an creen en ganar la batalla. Afirman que puede reducirse las emisiones de CO2 a la mitad en el prximo decenio si se adoptan con celeridad avances tecnolgicos y estrategias adecuadas. El precio de la inversin: un billn de dlares anuales ms hasta 2050 y la involucracin de los movimientos sociales


Protesta de Extinction Rebellion en Londres. REUTERS/Simon Dawson

 

La energa solar y elica, en la actualidad ms barata que los combustibles fsiles en cada vez ms regiones del planeta, est en condiciones de reemplazar a las energas contaminantes y slo este trnsito hacia el abandono de estas pautas industriales en el mix de la generacin elctrica, traera consigo la supresin de la mitad de las emisiones actuales que provocan el calentamiento global en una fecha ya prxima: 2030.

Un grupo de cientficos y expertos en cambio climtico acaban de publicar un estudio, Exponential Roadmap , que ofrece un espacio al optimismo en la batalla contra la catstrofe del clima, en el que convienen en asegurar que, con la aplicacin, de forma urgente, de un reducido nmero de los avances tecnolgicos conocidos y en curso, junto a la adecuada implantacin, en paralelo, de estrategias bien hilvanadas para combatir la mayor crisis a la que se enfrenta la humanidad en este siglo, la tendencia actual hacia el catastrofismo se revertira de manera contundente.  

Eso s, tambin coinciden en proclamar que, sin la presin de los movimientos sociales o las protestas civiles como la que lidera la joven activista sueca de 16 aos, Greta Thunberg , que abander la reciente marcha estudiantil en Nueva York dentro de la Semana Mundial de Accin por el Clima e intervino, con un conmovedor discurso en la cumbre de la ONU sobre Accin Climtica provocando la mofa irnica de Donald Trump en uno de sus tweets estas hojas de ruta pueden acabar en papel mojado. Las huelgas y reivindicaciones son, tambin, una frmula indispensable para que esta travesa global acabe en buen puerto . Una de las recetas que juzgan prioritarias es la sustitucin del actual parque de vehculos con motores de combustin fsil por automviles elctricos que, en ciertas naciones, no slo es una solucin factible y sostenible, sino que estaran en disposicin de lograr que el 90% de su trfico rodado dejen de emitir gases contaminantes en 2030 en uno de los segmentos de actividad, el del transporte, que ms responsabilidad tiene en esta emergencia planetaria.

La accin social resulta determinante en este aspecto para acabar con el sobreconsumo de carne

Tambin apelan a una ms adecuada gestin de los terrenos de produccin agrcola, que evite la deforestacin en un claro mensaje a la poltica del presidente brasileo Jair Bolsonaro en la cuenca del Amazonas, que podra reducir en 9.000 millones de toneladas las emisiones de CO2 a la atmsfera. En 2030. Para lo que se requiere una mejora substancial de los deficitarios planes administrativos que hay en marcha en no pocos pases y acabar con los cuantiosos intereses personales y empresariales y las contradictorias decisiones sobre subsidios que proliferan por todas las latitudes. La accin social resulta determinante en este aspecto para acabar con el sobreconsumo de carne a travs de iniciativas de presin a gobiernos y compaas. La alineacin de la conciencia cvica y el poder econmico es esencial.

En declaraciones a The Guardian , una antigua funcionaria de la ONU con poder ejecutivo en materia de cambio climtico, Christiana Figueres, ve evidencias reales de una incipiente conciliacin entre los objetivos sociales y econmicos en esta urgencia mundial. Hasta el punto de llegar a decir que, en estos momentos, podemos decir que, a lo largo de la prxima dcada, dispondremos de un potencial inigualable para acometer la transformacin de la economa ms fulgurante de la historia.

La involucracin de la comunidad empresarial

Quizs las palabras de Figueres pequen de optimismo. Pero son la clave del xito. Es la opinin de Johan Rockstrm, director del Instituto Postdam para la Investigacin del Impacto Climtico, que tambin cita el diario britnico. Es una carrera contra el reloj en la que tanto las empresas como sectores industriales al completo tendrn que acometer transiciones muy significativas en los prximos diez aos, porque mientras la asuncin de este nuevo paradigma productivo es urgente, la velocidad con la que se acomete dista mucho de ser la recomendable.

En lnea con la tesis argumental de Owen Gaffney, uno de los autores de Exponential Roadmap, en cuyo texto se identifica hasta 36 planes estratgicos para reducir la polucin, adems de las energas limpias y la automocin elctrica. Entre otras, el rediseo de las ciudades o del transporte martimo. A su juicio, los gobiernos deberan cooperar en esta cruzada y poner en marcha poltica idneas de impulso a la innovacin en esta direccin. Gaffney, director del Stockholm Resilience Centre, apela a la involucracin de plataformas digitales como Google, Amazon o Facebook, abandonen su exclusivo tacticismo consumista y adopten objetivos de contenido social como, por ejemplo, dejando de promocionar actividades mercantiles de altas emisiones de carbono. Pases como Reino Unido, Francia, Suecia, Noruega y, ms recientemente Alemania, que acaba de formalizar un ambicioso plan de 40.000 millones de euros para la transicin hacia la economa verde. Una notable movilizacin de recursos que la canciller, Angela Merkel, pretende expandir a la UE para lograr la neutralidad energtica en 2050; es decir, emisiones cero de carbono.

La comunidad cientfica considera que este reto es el indicado para reducir los efectos directos sobre el clima

Los beneficios econmicos asociados a este desafo son cuantiosos. Otro diagnstico, prospectivo, que evala este impacto en trminos monetarios, titulado New Climate Economy , estima que el pastel del negocio verde sera de 26 billones de dlares en 2030, cifra similar a la que la Comisin Global sobre la Economa y el Clima (GCEC, en sus siglas en ingls) augura como incremento del PIB global si se acomete convenientemente esta transicin energtica, en esa fecha. Y la suma del PIB de EEUU y Japn. Frente a los costes asociados de no actuar. Porque la factura mundial por el exceso de emisiones de CO2 de una economa como la de EEUU, cuya administracin ha sacado al pas de los Acuerdos de Pars, alcanza el billn de dlares. Reino Unido, a travs de su Comit sobre el Cambio Climtico, ofrece un desembolso asumible para alcanzar las emisiones cero en el ecuador de este siglo: entre uno y dos puntos del PIB. La comunidad cientfica considera que este reto es el indicado para reducir los efectos directos sobre el clima y evitar que la temperatura del planeta supere, en 1,5 grados centgrados, los niveles previos a la revolucin industrial del Siglo XIX. Meta que exige implicar a los grandes mercados emergentes , con cotas todava demasiado elevadas de emisiones de efecto invernadero.

Escalada de inversiones verdes

La drstica reduccin de los gases que provocan el calentamiento global pactada en 2015, en la cumbre de Pars, a la conclusin de este siglo requerir un aumento de las actuales partidas de inversin en energas limpias, de forma sostenible, de un billn de dlares anuales hasta 2050, segn los ltimos clculos del panel de expertos de Naciones Unidas. Desde Boston Consulting Group (BCG) se han cuestionado cmo persuadir a las empresas y los fondos de capital riesgo, que apenas aportan en la actualidad una financiacin de 10.000 millones de dlares, para espolear la puesta en marcha de proyectos verdes. A partir de trece casos de estudio en cuatro reas crticas para propiciar y certificar su xito: combustibles alternativos, transporte limpio, fuentes reutilizables y energas renovables.

Alexander Meyer , el director de este diagnstico, matiza que este escenario precisa la unidad de accin en varios frentes crediticios para que logren obtener el punto de madurez. Desde lneas de financiacin interna de las empresas, hasta un elenco de garantas y subsidios estatales, pasando por la estabilizacin de los flujos crediticios bancarios y de otros agentes prestamistas. Y, para ello, reclama ventajas fiscales a la inversin privada durante un cierto periodo de tiempo, con objeto de favorecer la afluencia de capital hacia los planes verdes, bajo el principio de que revertirn los beneficios obtenidos a la sociedad. Tambin la proliferacin de yieldcos estructura corporativa enfocada a generar dividendos asentados en los activos de las compaas que adquiere la forma de fondos que cotizan en bolsa y que reciben ventajas tributarias vinculados a los parqus burstiles. De forma que den a los inversores una informacin fidedigna de su involucracin en el respeto medioambiental. Hay yieldcos -dice el estudio- que manejan activos de granjas elicas que han propiciado estabilidad en la generacin elctrica y posibilitado el retorno de dividendos a los inversores. El fomento de los Modelos de Rotacin de Activos (ASM, segn sus siglas en ingls) que orientan carteras de capital, como las de los fondos de pensiones o los soberanos, a rentabilidades futuras a largo plazo y que otorgan, as, fidelidad a las inversiones.

En paralelo, proponen otras dos sugerencias. Una, encaminada al reforzamiento de las garantas crediticias; una especie de pliza o cobertura de riesgo que, en opinin de los expertos de BCG aadira atractivo a los inversores y que facilitara, adems, la compra de generacin elctrica a productores independientes. Y otra, la unificacin de criterios monetarios de los bonos verdes, que pierden atractivo si estn denominados en divisas locales con riesgos de devaluacin, como los masala, en India.

Toma de conciencia del sector privado

"Hay una tragedia en el horizonte que pone en serio peligro las perspectivas de empresarios, polticos y tecncratas"

A las empresas les encomienda la tarea de fortalecer sus estrategias en favor de las inversiones verdes. Apostar estratgicamente por estas actuaciones, a pesar de que puedan prolongarse los retornos de rentabilidades y crear departamentos de negocio fuertes para asegurar que salgan adelante. En otras palabras -explica el equipo de esta firma consultora- evaluar los proyectos verdes y dotarles de una estrategia de negocios perseverante que sea capaz de persuadir a sus inversores de que sus desembolsos se dirigen a iniciativas especficas y punteras en tecnologa, modernizacin industrial y que stas disponen de un alto potencial de creacin de beneficios. Deben pensar creativa y estratgicamente y trasladar la idea de la necesidad imperiosa de que se consolide un gran mercado verde global. Para lo cual -admite- se precisa de una atmsfera de bajos tipos de inters. De hecho, varios bancos centrales, como el britnico o el Bundesbank, ya admiten la amenaza que el cambio climtico est provocando sobre el dinamismo econmico y la estabilidad financiera e impulsan iniciativas crediticias en favor del clima. Las prdidas por fenmenos climatolgicos y otras catstrofes como incendios y terremotos, superaron en 2018 los 160.000 millones de dlares.

Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra, lo describa as en una reciente conferencia: Hay una tragedia en el horizonte que pone en serio peligro las perspectivas de empresarios, polticos y tecncratas, por lo que las autoridades de los organismos de supervisin financiera, debemos iniciar una interlocucin con los expertos e instituciones medioambientales para hallar soluciones inmediatas. Para Carney, cada causa necesita sus lderes, por lo que los bancos centrales tenemos que hacer esfuerzos por entender el meollo del problema y eludir cualquier discusin superficial que no contribuya a dar sostenibilidad a las acciones contra la emergencia climtica.

Grfica que refleja los costes del cambio climtico

En la firma BCG hacen hincapi en las labores de convencimiento que los ejecutivos y directivos de empresas deben realizar en los mercados emergentes donde tengan intereses mercantiles, porque lograr que estos pases se apunten a los ambiciosos objetivos de neutralidad energtica tambin sern cruciales. El precio de no actuar , explica en otro informe, ms actual, los analistas de BCG, es demasiado alto. El PIB per cpita mundial retrocedera un 30%. Frente al repunte de un punto porcentual al ao, hasta 2015. En el que aseguran que el coste de avanzar hacia este nuevo paradigma est altamente sobrevalorado.

Fuente: https://www.publico.es/sociedad/combate-climatico-reclama-elevar-inversion-billon-dolares-ano-proyectos-verdes.html

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter