Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Golpe militar y resistencia popular en Honduras
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-10-2019

Honduras
La farsa de la guerra contra las drogas y la narcodemocracia

OFRANEH


Honduras a partir del golpe de estado de 2009 fue convertida en un laboratorio poltico, siendo posible condensar la historia de la ltima dcada, en un narcocorrido donde las bandas del carro azul y rojo se dedicaron al narcotrfico y el saqueo del pas; todo bajo la discreta mirada y complicidad de las administraciones de Obama y Trump.

La masacre de indgenas Miskitos a manos de la DEA y la polica hondurea, acontecida en mayo de 2012, dio inicio a una ofensiva como parte de la supuesta guerra contra las drogas. En dicho operativo murieron dos mujeres embazadas y dos menores de edad, los que segn las autoridades estadounidenses atacaron un helicptero con armas de fuego. Aos despus el departamento de estado reconoci la inocencia de los asesinados, sin que hasta la fecha se haya logrado justicia alguna ante la inmunidad otorgada a los agentes extranjeros y el veredicto de la justicia hondurea que dictamin la inocencia de los artilleros de la polica nacional.

Das antes de la masacre el New York Times public un artculo sobre la aplicacin en Honduras de las lecciones aprendidas en Irak, el artculo en cuestin ensalzaba la aplicacin de tcnicas de guerra experimentadas en Irak, en el escenario de la costa norte de Honduras, cone el supuesto propsito de frenar el trasiego de narcticos.

Es indudable que la Moskitia al igual que otros parajes despoblados en Centroamrica han sido utilizados como trampolines en la ruta de la coca. En el caso especifico de Honduras, el verdadero epicentro del narcotrfico, no ha sido precisamente las pistas ilegales en la costa norte, sino el Congreso Nacional, cuyos respetables miembros se han dedicado al trasiego de estupefacientes al mismo tiempo que contribuyen a erosionar los erarios nacionales, siendo la corrupcin su leitmotiv.

En Honduras se viene librando una guerra no precisamente contra las drogas sino contra el pueblo, el que viene confrontado una oleada de violencia, agravada por un estado fallido inducido, que desde hace una dcada viene desangrando la poblacin; sin que hasta la fecha exista posibilidad alguna de emerger de las tinieblas en que nos encontramos. Para el 2011, Honduras alcanz la cifra de ms 90 asesinatos por cada cien mil habitantes, superando ms de diez veces el promedio mundial de homicidios

El xodo masivo que se viene dando desde hace aos, ha sido soterrado por los serviles medios de comunicacin masivos, que obviaron la problemtica hasta la aparicin de las caravanas mediticas, utilizadas por Trump como combustible explosivo, es para las elecciones de trmino medio en Estados Unidos efectuadas a finales de 2018.

El caso de Honduras es semejante al que se ha dado en varios naciones de frica occidental, donde desde hace ms de dos dcadas, los strapas de turno se convirtieron en aliados del crimen organizado sudamericano; y por supuesto las presiones internacionales fluctan de acuerdo a la docilidad del rgimen en cuanto a la denominada explotacin de recursos naturales. El caso de Honduras y el de Guinea Bissau, presentan una serie de similitudes, que demuestran un cierto inters de parte de la comunidad internacional en mantener regmenes corruptos como parte de los trampolines en la ruta de la coca, tan esenciales como son los paraisos fiscales, para el lucrativo negocio de drogas y armas ilcitas

En los ms de 40 aos de existencia de la supuesta guerra contra las drogas, los parasos fiscales donde termina buena parte de las ganancias, continan inclumes a pesar de las supuestas presiones. Mientras el trasiego de precursores qumicos se mantiene vigente.

Golpe de estado y narcodemocracia
Es a partir del golpe de estado de 2009, cuando se establece una poltica de cielos abiertos en el pas, contando con el aparente apoyo de las fuerzas de seguridad. Durante varios aos el crimen organizado asociados con polticos y militares actuaron sin aparente reparo alguno de los Estados Unidos, que mostraba una cierta complacencia con el gobierno autoritario surgido de una farsa electoral, donde la oposicin haba sido prcticamente aniquilada, ademas de fusionarse los partidos de centro derecha que durante dcadas acapararon la poltica verncula.

Uno de los proyectos de pas impulsado despus del golpe de estado, fue el de las ciudades modelo promovida por los libertarios estadounidense, con el cual hasta la fecha se pretende subastar ciertas partes del pas, casualmente habitadas por pueblos indgenas. Las Zonas de Empleo y Desarrollo Econmico (ZEDE) conocidas como ciudades modelo, han formado parte del esquema de Disrrupcion de la Democracia con la cual los libertarios neorreaccionarios estadounidense, han pretendido retornar al sueo de William Walkerm creando ciudades-estado, con sus propias constituciones y fuerzas de seguridad.

Todo parece indicar que en la ltima dcada los carteles de las drogas y partidos polticos se han fusionado en Honduras, los fuertes rumores han sido confirmados por la Corte Sur del Distrito de Nueva York, donde familiares de los dos ltimos presidentes desfilan al mismo tiempo que la lista de implicados se va engrosando, sacando a flote la complicidad existente hasta la fecha entre crimen organizado, partido polticos, situacin que aparentemente ha sido tratada con una enorme benevolencia pro parte de las autoridades estadounidenses.

Fraude masivo en elecciones en el Paraso de la derecha.
Las elecciones" del 2013, se caracterizaron por una participacin abierta de narcotraficantes que se postularon a alcaldas y diputaciones, siendo uno de las ms llamativos, el proceso efectuado en El Paraiso, Copn, donde el Sr. Alexander Ardon gan con un 81,4% de los votos, despus brindo "proteccin" tanto a los observadores y periodistas que acompaaron el "proceso electoral.

Durante la votacin Ardn encerr en un hotel a los observadores de las mesas electorales. Ardn quien se haca llamar el rey del pueblo; el que el da de hoy, testifica en la Corte Sur de Nueva York, en contra del actual mandatario, convertido en el centro de la atencin, ante su inaudita capacidad para mantenerse en el poder, a pesar de los sealamientos, situacin que conlleva a pensar que cuenta con el apoyo irrestricto de Washington.

La elecciones de 2017, demostraton como en Honduras el crimen roganizado y los partidos polticos convergieron en una slida arremetida contra opositores, hacieno uso de las tropas de lite que el actual mandatario tiene a su disposcin, acompaadas de un squito de pastores evanglicos y alguno altos prelados de la iglesia catlico, los que suelen disparar el apoyo total al rgimen.

Las elecciones de 2009, 2013 y 2017, demostraron como en Honduras los procesos electorales se convirtieron en otro negocio ms a manos del crimen organizado, los que absorbieron a los partidos polticos existentes.

La guerra contra las drogas, pueblos indgenas y desterritorializacin
Los pueblos indgenas del caribe mesoamericano fuimos entregados al crimen organizado con la complicidad de las fuerzas de seguridad de los estados-nacin. Ahora somos vctimas de la represin que va dirigida ms a la desterritorializacin que a frenar el trafico de estupefacientes.

Mientras tanto las comunidades indgenas y negras del Choc en Colombia se ven afectados por un fenmeno similar con el agravante que se dio durante aos del uso de defoliantes sobre sus territorios, estrategia que se aplica en otros pases andinos.

Como parte del control del territorio aparecen las enormes plantaciones de palma africana en zonas selvticas, dando lugar a desplazamientos poblacionales, los que parece ser no tienen fina a pesar del precio irrisorio del aceite de palma en el mercado internacional.

En el caso del pueblo Grifuna, nuestro territorio ha sido utilizado durante aos por el crimen organizado, el que se encuentra en un aparente simbiosis con las fuerzas de seguridad, dando lugar a un estado fallido, donde el imperio de ley se desvanece ante la violencia imperante.

Los narcos se han apoderado de buena parte de la costa norte a trabes de compras muchas veces ilegales, adems de manipulacin de los registros de Propiedad, tal como sucedi con el Instituto de la Propiedad en la ciudad de La Ceiba

El caso del territorio Garfuna de Vallecito, este fue apropiado en un 80% por el crimen organizado, La OFRANEH despus de aos de presin logr la remedicin y recuperacin del lugar en el 2014. No obstante las presiones territoriales continan, con la presencia frecuente de bandas de hombres con armas largas, sin que el estado manifieste voluntad alguna en ejercer el control del territorio nacional.

Organizacin Fraternal Negra Hondurea, OFRANEH

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter