Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-10-2019

El Che vive en frica

Rubn G. Abelenda
Rebelin


Ernesto Guevara de la Serna, Che para la mayora de los habitantes de este mundo, contina marchando glorioso por los senderos de frica, como lo hizo en la pasada centuria durante sus luchas por la independencia de este continente, porque las nuevas generaciones lo llevan permanentemente en su corazn y pensamiento.

Quienes lo asesinaron el 8 de octubre de 1967 en tierras bolivianas por orden de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), de Estados Unidos, no pudieron nunca imaginarse cuan querido y admirado sera hoy el Guerrillero Heroico en todos los rincones del planeta tierra, y en particular en esta regin, saqueada y vapuleada por el colonialismo y el neocolonialismo.

Mencionar al Che en frica es decir ejemplo, dignidad, valor, altruismo, humanismo, y su imagen se observa y se siente por doquier, representada en millones de jvenes que batallan an, en medio de difciles condiciones, por un mundo mejor, como lo quiso l siempre, y por el que luch y entreg su intensa vida.

Pero no son solo las nuevas generaciones de africanos quienes dignifican al Che en el llamado continente negro. Tambin por estos senderos caminan a diario miles de jvenes galenos y tcnicos de la salud cubanos que combaten la muerte, y entregan vidas a los ms desposedos.

Ellos, los hijos de Fidel Castro, y quienes cuando nios en sus escuelas en la Isla repetan queremos ser como el Che, hoy cumplen esa promesa porque se han convertido en los guerrilleros heroicos de estos tiempos, a los que, claro, Estados Unidos teme mucho, y por esa razn intenta desacreditarlos con sus continuas campaas difamatorias.

En los pinos nuevos y en cada uno de los miles de integrantes del Ejrcito Pacfico de Batas Blancas de Cuba, como merecidamente le llaman a las Brigadas Mdicas de la nacin caribea, Washington ve hecho realidad los sueos y anhelos de Ernesto Guevara, de Fidel y otros dolos en frica, como el lder antiapartheid sudafricano Nelson Mandela.

Por ello el imperio brutal del norte ataca a los guerrilleros heroicos de este siglo XXI, quienes nicamente portan como armas los instrumentales necesarios para diagnosticar enfermedades, sus fusiles, y los medicamentos para curarlas, sus municiones.

Por supuesto que portan adems escudos morales, ms poderosos que los cohetes antimisiles ms sofisticados, y recuerdan siempre aquella carta de despedida del Che a Fidel en la que le subray al lder histrico de la Revolucin cubana:

En los nuevos campos de batalla llevar la fe que me inculcaste, el espritu revolucionario de mi pueblo, la sensacin de cumplir con el ms sagrado de los deberes: luchar contra el imperialismo donde quiera que est, esto reconforta y cura con creces cualquier desgarradura.

Rubn G. Abelenda es embajador de Cuba en Gambia

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter