Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-10-2019

El capitalismo destruye la sociedad humana y las naciones

Diego Olivera Evia
Barmetro Internacional


Las guerras, la droga, el hambre en el Siglo XXI

La sociedad humana avanza hacia una crisis global, en el marco del capitalismo, el resurgimiento del fascismo en Europa y Amrica Latina, impulsado por el modelo imperial de EEUU, con la presidencia del magnate Donald Trump, que ha impuesto sus reglas del juego, logrando controlar a la Unin Europea (UE), como a la OTAN el brazo militar de la UE, en es mismo sentido aplica mecanismos, para intentar controlar a la Organizacin de Estados Americanos (OEA). Creando mecanismos coercitivos, de los miembros, pero en una guerra sin cuartel contra Venezuela, pero no han podido lograr mayora, para agredir a Venezuela y apoderar un gobierno de facto en esta nacin sudamericana, la imposicin de un ttere de la Asamblea Nacional (AN), en desacato, ha generado una grave crisis, donde el petrleo, el Oro, el Coltn, las refineras de CITGO, de propiedad venezolana, son la base de una guerra imperial y sin escrpulos.

Un informe de la CELAC adverta los posibles efectos del modelo gringo desde las promesas de campaa y a partir de la (inesperada) asuncin al Gobierno de Donald Trump suenan las alarmas sobre un retorno al proteccionismo en Estados Unidos (EE.UU.) como amenaza al orden global neoliberal. Se ha renovado la discusin liberalismo-proteccionismo desde una postura hegemnica que plantea ambas alternativas como contradictorias y en la que el proteccionismo sera un lastre del populismo de derecha de Trump que atenta contra los logros del neoliberalismo a nivel internacional. As, desde la prensa hegemnica -que se hace eco de las voces expertas ms calificadas- se viene advirtiendo sobre los perjuicios de los lineamientos proteccionistas impulsados por el Gobierno, en particular, los efectos en la economa y geopoltica internacional y, tambin, para Amrica Latina y el Caribe (ALC).

Sin embargo, hay poca informacin concreta sobre cul es el impacto en inversiones y relaciones comerciales con la regin, donde las polticas de Trump, paradjicamente, parecen haber profundizado el neoliberalismo por la va de la expansin de las transnacionales estadounidenses. Adems, ms all de si el proteccionismo es bueno o malo, los resultados de los lineamientos implementados parecen haber abierto un nuevo ciclo de crisis en la economa de EE.UU., a la vez que estn causando un impacto significativo en la geopoltica internacional. Lo que no est tan claro es que se trate de medidas que amenacen la supervivencia del neoliberalismo.

Proteccionismo a lo Trump en EE.UU.

La llegada de Trump a la presidencia de EE. UU. auguraba, para la mayora de analistas, un menor ritmo de comercio y de inversiones con la regin. En efecto, varios factores parecan conjugarse en este sentido: la suspensin de acuerdos, como el Acuerdo Transpacfico de Cooperacin Econmica (TPP), que contemplaban la reduccin de barreras no arancelarias, la armonizacin regulatoria y la creacin de nuevos estndares para regular el comercio digital; la renegociacin del Tratado de Libre Comercio de Amrica del Norte (TLCAN); la idea de renegociar, tambin, acuerdos bilaterales con otros pases como Chile, Colombia, Panam y Per, entre otros; las crticas a la OMC por favorecer el libre comercio; y la apuesta por la relocalizacin de la produccin de las empresas estadounidenses hacia EE.UU. Sin embargo, hasta el momento, no se ha verificado esta tendencia.

El Amrica First, que prometa generar empleo e impulsar la industria nacional, volver al made in Amrica vs. el made in China, ha mostrado escasos resultados. No parece haberse conseguido un aumento en la competitividad de las industrias locales, pues la mayora est atada a una cadena de produccin invariablemente internacional. A esto se suma la disminucin de las ganancias en las industrias manufactureras de EE.UU., como la de produccin de alimentos, bebidas y tabaco, las productoras de petrleo, carbn, qumicos y otros productos durables que se fabrican en territorio estadounidense. En un anlisis reciente se menciona que esa cada de las ganancias podra explicar la poltica proteccionista al interior y la poltica de libre mercado al exterior.

Sin embargo, esta merma no se observa en todos los sectores. El complejo industrial-militar (una de las principales fuentes de empleo en EE.UU.) sigue gozando de buena salud: la venta de armas de EE. UU. al mundo se increment en 2017 (en continuidad con la tendencia con los gobiernos de Obama y de acuerdo a lo prometido por Trump). El ltimo ejercicio fiscal (octubre 2016-septiembre 2017) cerr con la venta de poco ms de 41.930 millones de dlares, un incremento del 24% con respecto al mismo periodo anterior.

Los departamentos de Defensa, Estado y Comercio plantean diferentes propuestas para mejorar y acelerar el proceso de ventas a otras naciones y, tambin, estimular el incremento de empleos en el sector. Segn datos recientes, EE. UU. realiza el 57.9% de las transacciones mundiales de armamentos, y con Amrica Latina las ventas rebasaron los 343 millones de dlares en 2016, destacando las compras de Mxico (100.899 millones), Colombia (75.990 millones), Brasil (59.310 millones) y Chile (48.798).

A su vez, las polticas proteccionistas estn generando una mayor expansin de las empresas EE. UU. al exterior, expansin que, tal como vienen operando desde hace dcadas -si bien por un lado implica aumento de inversiones y puestos de trabajo- tambin es portadora de una serie de condicionamientos a las economas (sobre todo las perifricas), asociados a exenciones impositivas, fuerza de trabajo barata y condiciones laborales flexibles, etc. -cabe recordar que en esta tnica van las reformas laborales y previsionales de los gobiernos de derecha en Argentina y Brasil, por ejemplo-.Los factores por los cuales las polticas proteccionistas podran generar mayor inversin de las empresas estadounidenses en el exterior son: ( el encarecimiento de los costos de produccin derivado del incremento de aranceles para insumos de uso difundido, como acero y aluminio; la repatriacin de capitales puede inducir a una apreciacin del dlar que tambin atente contra la competitividad local y las polticas anti-inmigratorias pueden atentar contra el reclutamiento de cerebros que realizan las empresas estadounidenses en todo el globo para desarrollar las tareas de innovacin en su pas.

Las guerras, la droga, el hambre, en el Siglo XXI

Otros efectos como las drogas son parte de la accin de EEUU, el principal consumidor de estupefacientes del planeta, la inmoralidad de los gobiernos de Colombia, han creado el mayor imperio de la droga, controlado por presidentes corruptos, el mismo presidente Duque, es parte de la familia de los carteles de la Droga. Siendo Uribe sealado de participar habitualmente en el diseo y ejecucin de matanzas perpetradas por los paramilitares colombianos, como el caso de la Matanza de El Aro cometida en 1997.

En esa, segn relata el peridico de Miami, El Nuevo Herald en informo, que el mismsimo lvaro Uribe, planeo la matanza con los dirigentes de las Autodefensa Unidas de Colombia y posteriormente acudi personalmente a felicitar a los paramilitares que brillantemente haban asesinado, con motosierras, al menos a 15 campesinos indefensos, matanza por la que la Corte Interamericana de Derechos Humanos conden a Colombia.

Ahora en la actualidad del gobierno de Duque en Colombia, se mantienen la variables del terrorismo en Colombia, la muerte de luchadores sociales, el desplazamiento de los campesinos, los asesinatos de ex Farc son parte de las polticas de Uribe, como los ataques a Venezuela y los intentos de atentados al presidente Nicolas Maduro, los vnculos del terrorista Guaid con los rastrojos, quedo al descubierto en corredores para las fechoras, del terrorismo impulsado por Trump, para intentar controlar el petrleo, el oro, el Coltn, la imposibilidad de derrotar al gobierno venezolano, ha creado una histeria del psictico Donald Trump, no solo en Venezuela sino con Cuba, en su resistencia de mas de 50 aos, esta es la realidad de las guerras imperialistas contra los pueblos del mundo.

Diego Olivera Evia. Periodista, politlogo y analista internacional.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter