Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-10-2019

Lo problemtico de la destitucion presidencial

Fernando Garca Bielsa
Rebelin


Por estos das cobra fuerza en Estados Unidos la pugna en torno a la posibilidad de que el presidente Donald Trump sea sometido a un proceso de destitucin mediante juicio poltico por parte del Congreso, lo que denominan impeachment, y que, en lneas muy generales, est establecido por la Constitucin de 1787.

Los cargos y acusaciones contra el primer mandatario son diversos y de vieja data, mientras que las referencias constitucionales son bastante abiertas a la interpretacin, lo cual no permite pronsticos claros. El caso cobra fuerza sobre todo a nivel meditico, en medio de muy extendidas especulaciones, mientras que el Presidente, a la vez que se muestra irritado, adopta una contraovertida e incierta tctica de desafo, y seala que se ha desatado una caceria de brujas y que se intenta un golpe de Estado.

Se ha indicado, y por momentos ha parecido, que el presidente Trump se comporta provocativamente, casi auto incriminndose, y a la vez que parece instigar a los demcratas para que se lancen a montar el proceso de juicio poltico. La presidenta de la Cmara, Nancy Pelosi declaraba en mayo que la Casa Blanca esta como pidiendo a gritos que iniciemos el impeachment, para dividir a los demcratas y distraer o alejar la atencin respecto a su gestin de gobierno.

En definitiva, recin el liderazgo del Partido Demcrata ha dado inicio al proceso hacia una eventual destitucin del Presidente, pero es demasiado temprano para afirmar sobre posibles desenlaces.
Antes de continuar abordando la situacin del caso y referirnos a la naturaleza del proceso constitucional que llaman impeachment, es importante apuntar y tener en cuenta tres circunstancias del momento en que ello tiene lugar.

Primero, que esa posibilidad de juicio poltico est condicionada y cobra impulso en medio la polarizacin partidista y los clculos que se plantean en funcin de las elecciones presidenciales y legislativas a derimirse en noviembre del prximo ao.
Segundo, tiene lugar cuando ha seguido haciendose evidente y agudizndose la declinacin del pas en varios mbitos importantes segn se ha manifestado en las ltimas cuatro dcadas.
Tercero, cuando, como consecuencia de lo anterior y de los cambios que han tenido lugar en el contexto internacional, se han exacerbado tambien las contradicciones en la sociedad y las pugnas intraoligrquizas al seno de la lite gobernante.

Son elementos a tener en cuenta al analizar lo relacionado con un eventual juicio poltico o impeachment, segun se intenta emprender contra el presidente Trump.

LOS PASOS PARA UN IMPEACHMENT

El impeachment es en lo fundamental un proceso poltico. No hay patrones legales claramente establecidos. Son clculos y definiciones polticas que dependen de las fuerzas en juego.
Ahora bien, en el plano legal, impeachment se refiere a un proceso constitucional que puede conducir a la destitucin de un funcionario pblico, incluyendo al Presidente. No significa la expulsin del cargo, sino la acusacin y presentacin de cargos legales en su contra por parte de un rgano legislativo, lo que podra conllevar a la destitucin. No es aplicable solo al presidente sino a ministros y jueces y es aplicable tambin a nivel de los estados de la Unin. Es un evento bastante raro en la poltica estadounidense.

En la Constitucin del pas se pretenda con ello someter a los ms altos funcionarios al dominio de la ley y a rendir cuenta de sus acciones, en base al mito de que nadie est por encima de la ley. El juicio y la eventual remocin del cargo se efectan por separado y despus del encausamiento o acto del impeachment en s mismo.

La Constitucin asigna a la Cmara de Representantes iniciar el proceso y levantar los cargos, y puede concluir en una sesion plenaria donde apruebe la acusacion por mayoria simple.

De ser aprobados por la Cmara, los cargos presentados sern llevados al Senado al que se asign la funcin de, eventualmente, procesar y someter a juicio al mandatario. Una condena alli implicara la destitucin, pero debe ser aprobada con dos tercios de los votos, es decir 67 de los 100 senadores. Actualmente el partido Republicano del Presidente tiene la mayora con 53 senadores.

Por esa y otras razones, la probabilidad de que Trump pierda su cargo por un juicio poltico en el Congreso es vista como remota por muchos expertos.

Mientras que no es comn la concrecin de un proceso de juicio poltico contra funcionarios pblicos federales, las demandas para que se proceda al respecto, especialmente contra presidentes del pas han sido bastante comunes casi desde comienzos de la repblica.

Pero en s, no es un procedimiento de fcil aplicacin. Ningn presidente ha sido removido de su cargo. En todo ese tiempo a nivel federal solo 19 personas, en su mayora jueces, han sido sometidas a juicio poltico. Slo dos presidentes han pasado por ese mal trago en los 243 aos de historia de Estados Unidos.

El primero fue el demcrata sureo Andrew Johnson, en 1868, cuando fue acusado de violar la ley al destituir al secretario (ministro) de Guerra, aunque era un factor el trasfondo de tensiones polticas posteriores a la Guerra Civil y a la polarizacin con el inicio del perodo llamado de Reconstruccin.

El segundo caso lo protagoniz Bill Clinton, en 1998, tras ser acusado de obstruccin de la justicia y perjurio, aunque en un asunto no estrictamente relacionado a su gestin como Presidente, sino por presuntamente haber mentido bajo juramento ante un tribunal federal que le interrog sobre sus relaciones sexuales con Mnica Lewinsky. Ambos fueron condenados en la Cmara de Representantes pero absueltos en el Senado, donde la acusacin no super los dos tercios de mayora necesarios.

El procedimiento de destitucin tambin se activ contra Richard Nixon, sometido a una investigacin criminal en 1974 en el caso Watergate, pero ste dimiti antes de que la Cmara de Representantes votara el asunto que ya haba sido debatido en audiencias pblicas y aceptado con slidas evidencias en el correspondiente comit parlamentario.

Las razones o las bases para un impeachment aparecen en forma bastante ambigua en la Constitucin. All se dice que tales funcionarios seran removidos de sus cargos sobre la base de un juicio poltico y convictos por traicin, cohecho u otros graves delitos e infracciones.

La vaguedad de la terminologa ha conducido a un permanente debate acerca de que conductas inadecuadas califican como objeto de delito contra el Estado y sometibles a impeachment.

Ha sido interpretada como referidas a transgresin de la ley hasta abuso y violacin de la confianza pblica. En el debate legislativo se ha planteado que una ofensa sometible a impeachment es cualquiera que una mayora de la Cmara de Representantes considere apropiada en un momento dado de la historia.

EL RESULTADO DE LA INVESTIGACION DEL FISCAL ESPECIAL

Despus de ms de dos aos de investigacin, audiencias, presiones y permanente cobertura y especulaciones de prensa, el Fiscal Especial para el caso, Robert Mueller, quien fuera nada menos que Director del FBI, dio por concluidos sus trabajos y entreg un informe al parecer poco concluyente y polmico.

El comit Mueller opt por no presentar cargos contra el Presidente. Tampoco estableci conclusivamente que existiera colusin entre la campaa de Trump y el gobierno ruso, aunque no lo exoner a ese respecto, y menos aun sobre repetidos intentos de Trump de afectar las investigaciones. Todo ha quedado en un marco de ambigedad en cuanto a la evidencia de acciones impropias por parte del Presidente.

De lo que se ha informado y de las declaraciones del propio Mueller distintos factores hacen afirmaciones contradictorias acomodadas a sus intenciones. Los demcratas afirman que lo revelado confirma que el Presidente debe ser juzgado y depuesto.

Mueller sugiri, aunque de manera clara, que le corresponda al Congreso tomar la determinacin respecto al juicio poltico. Paralelo a las investigaciones del Fiscal y de forma ms o menos formal, desde hacia meses, otros seis comits de la Cmara han estado llevando a cabo investigaciones sobre el Presidente y su equipo de gobierno.
Como sealamos al comienzo, se especula acerca de que Trump de hecho desea que le inicien el proceso de juicio poltico para mantenerse como foco de la atencin nacional, movilizar su base de apoyo y obtener lo que percibe como ventajas polticas. Habra calculado que la muy probable absolucin por el Senado ser una victoria que le permitir reiterar que todas las acusaciones contra l son falsas y fortalecer su aspiracin reeleccionista.
Desde los primeros momentos, la posicin de los demcratas ha sido tratar de persuadir a la nacin que hubo una colusin con Putin para robar las elecciones de 2016, y que es deber patritico buscar y concretar el juicio poltico, remover a un Presidente ilegtimo y juzgarlo por actos de traicin.

En lneas generales la posicin de los republicanos es que independiente de los defectos que se le achacan, Trump es el Presidente, que fue legtimamente elegido y que el esfuerzo para aplicarle el impeahment es un intento de golpe de estado constitucional por parte del llamado estado profundo y de los demcratas por estar aterrorizados por no poder derrotarlo por va electoral en 2020.

La opinin pblica nacional ha estado dividida casi a partes iguales, pero ahora se reducen los que se oponen al juicio poltico. Por su parte, la casi totalidad de los activistas e integrantes de los sectores progresistas en EE.UU. mantiene fervorosas posiciones contra Trump y sus polticas, y favorecen su destitucin. No obstante, a la par con ello, algunos han llamado la atencin acerca de que muy graves acciones, peores que las que ahora se discuten, han sido llevadas a cabo por otros muchos mandatarios yanquis que no han recibido condena alguna.
Casos con muy graves consecuencias en vidas humanas como la guerra contra Iraq, fabricada en base a mentiras de Bush y sus aclitos o lo relacionado con las graves ilegalidades en el caso Irn-Contra, durante el gobierno de Reagan; son acciones criminales en las que sus gestores y personajes fueron eximidos por el sistema y que deberan haber conducido a su procesamiento poltico y eventual destitucin.

LO QUE SE OCULTA DETRS DE LOS CARGOS CONTRA TRUMP

Como resultado de su impropio manejo del cargo, pero tambin de las pugnas existentes en las altas esferas de poder, los llamados a someter a Trump a juicio poltico y destitucin se formularon desde los primeros das despus de asumir la Presidencia, en enero de 2017 y se han mantenido durante su mandato. Tambin desde un inicio el liderazgo demcrata baraj esa posibilidad.

Destaca principalmente la acusacin de connivencia de Trump y su equipo con Rusia para asegurar su eleccin. Ese tema circulaba desde meses antes y serva tambin al propsito de justificar el descalabro demcrata en las elecciones, intentar de poner a Trump a la defensiva y responder a quienes tratan de revivir tensiones de una nueva guerra fra.

Las luchas de poder entre la Casa Blanca y la CIA, y otras agencias de seguridad se ha hecho mucho ms abierta ahora que durante el proceso de Watergate. Salta a la vista que existe animaversin en la comunidad de inteligencia y en otros crculos burocrticos hacia Trump y sus polticas. Es plausible o evidente que funcionarios pblicos, incluso en la Casa Blanca, rutinariamente tratan de menoscabar las indicaciones del Presidente.

Dainas filtraciones de informacin clasificada por parte de fuentes de seguridad nacional comenzaron a aparecer incluso antes que Trump tomara posesin. Es parte de un choque entre facciones burocrticas que se manifiesta tambin a travs de narrativas diseminadas por sus aliados en los medios de prensa.

Un notable impulso adicional en pro del juicio poltico contra Donald Trump se gener al aparecer el tema Ucrania en el tapete. Se produjo recin al darse a conocer una conversacin telefnica de Trump con el Presidente de Ucrania al que habra presionado para reactivar una investigacin por corrupcion iniciada en ese pas que involucra a un hijo del aspirante presidencial demcrata y exvicepresidente John Biden. Se acusa al Presidente de un nuevo proceder impropio al gestionar ingerencia extranjera para su beneficio en la campaa para su reeleccin.
Biden habra intercedido ante las autoridades de Kiev, lo que al reaparecer ahora en titulares puede liquidar sus aspiraciones presidenciales.

Por otra parte, todo este asunto parece tener un trasfondo turbio y poco claro por quienes mueven los hilos de la trama y por causas que no aparecen en el tapete. Se ha sugerido una posible conexin del proceso de impeachment con la polarizacin en Washington acerca de la controvertida poltica hacia Rusia.

Al respecto, Ucrania es un tema caliente en la geopoltica, no ajeno al golpe de timn que se dio all hace pocos aos instrumentado por la CIA y los neoconservadores. Estos, as como fuertes intereses corporativos, tratan de impedir que se frustre el esfuerzo de larga data para meter ruido en las relaciones de Rusia con la Union Europea, asi como para detener la concresin del importante gasoducto ruso-europeo Nordstream 2.

Por supuesto eso queda fuera de la variedad de acusaciones que se incluyen en las investigaciones en curso. Ademas de la supuesta ingerencia rusa en las elecciones de 2016, principalmente que Trump realizaba acciones para obstruir las pesquisas del fiscal especial Mueller, abuso de poder, violacin de clusulas constitucionales respecto a sus negocios y finanzas personales, y de otras que se han venido enunciando durante ms de dos aos.

A partir de la mayora obtenida en la Cmara por los demcratas a fines de 2018 se les hizo factible emprender algunas indagaciones formales del impeachment, con mayor determinacin ahora que se ha destapado este escndalo en torno a Ucrania.

En base a ello y despues de muchas dudas sobre los riesgos polticos y sobre la posibilidad real de una conclusin favorable a los demcratas, la presidenta de la Cmara de Representantes, Nancy Pelosi anunci el pasado 24 de septiembre el comienzo formal del proceso de indagaciones acerca de las acciones del presidente Trump, o sea, el primer paso hacia un juicio poltico.

En agosto, el representante Jerry Nadler, presidente del Comit Judicial confirm a la prensa que su comit estaba investigando a Trump por obstruccin de la justicia y de las investigaciones del Procurador Especial Mueller respecto a los vnculos del Presidente con Rusia, y anunci que estaban por decidir si presentaran los cargos del impeachment ante el pleno de la Cmara antes de fin de ao.

Actualmente se da creciente batalla entre el Congreso y la Casa Blanca en torno a la obtencin de acceso a documentos y a que se autorice la presentacin de testigos del gobierno en audiencias, algunas a puertas cerradas y otras que en parte sern un show televisivo.
No es fcil el camino hacia el juicio poltico, pero podran incluso ganar la votacin de mayora simple en el pleno de la Cmara.

Sin embargo, segn mencionamos, como se ven las cosas ahora es sumamente improbable que el juicio avance en el Senado y lograr la mayora de dos tercios requerida. Para ello tendra que romperse a la mitad el bloque republicano y que el proceso adquiera un carcter bipartidista, lo cual no es imposible, segn algunos. Otros han sugerido que ms que un impeachment quizs los demcratas buscan un desenlace al estilo Nixon, de forzar la renuncia de Trump.

CONSECUENCIAS IMPREDECIBLES

Se estima que ambas etapas del proceso traern como resultado situaciones embarazosas, delicadas e inconvenientes para el pas, adems de mayor paralizacin del gobierno, de la actividad legislativa, y conducir a una polarizacin adicional de esa nacin profundamente dividida.

De momento se han esbozado amagos por parte del presidente Trump de desclasificar y develar informaciones comprometedoras contra sus enemigos polticos envueltos en la campaa en su contra, lo que se dijo ocasionaba pnico entre algunos jefes de los aparatos de inteligencia en funciones durante el gobierno de Obama. Al parecer incluiran pruebas documentales de acciones de espionaje poltico domstico, fraudulentas, encubiertas y dainas desplegadas contra personas del equipo de Trump desde 2016 y antes.

En el caso improbable de que el proceso para el impeachment avance y la ecuacin en el Senado se modifique, algunos incluso apuntan la eventualidad de peores desarrollos a partir de la personalidad y el temperamento impulsivo de Trump, y al hecho, alegan, de que no es una persona sensible a los argumentos legales o constitucionales.

Al Presidente, dicen, los insultos y los daos recibidos parece le exacerban su beligerancia, por lo que a medida que se incremente la presin, su retrica se har ms incendiaria. A travs de sus twits Trump insinu que cualquier intento de destituirlo podra provocar una guerra civil.

El agudo analista Chris Hedges afirma que este intento de los demcratas y gran parte de la prensa por destituir a Trump se hace como si nuestros problemas estuvieran contenidos en su figura, y tendr resultados contraproducentes.

Podra ser visto por sus simpatizantes como un esfuerzo contra ellos, como una seal ms de que sus voces no importan Esas fuerzas creceran con mayor virulencia si Trump es destituido. Parte de ese enorme segmento de la poblacin, como bien lo sabe Trump, est armado hasta los dientes. ste, en la lucha por defender su existencia poltica, usar la retrica como gasolina para encender el fuego.

Otro articulista, luego de sealar la relativa reticencia de la Administracin Trump para el uso de la fuerza militar, especula que no resultara inconcebible que, presionado ante el prematuro fiasco de su Presidencia, Trump se pueda sentir tentado a arremeter en el exterior.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter