Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-10-2019

El existencialismo de los taxonomistas

Miguel Alejandro Hayes
La Trinchera


La taxonoma

El ser humano busca caracterizar y en el intento crea estereotipos para s y para los de su especie. Lo ms fcil hasta ahora es el uso de un esquema dictomo donde se considere a s mismo el polo positivo y, a su rival el negativo. El universo poltico cubano es atravesado por esa realidad.

Aparece toda una clasificacin. En modelo lineal, con lgica aristotlica no superada, desde una posicin privilegiada se lanza el clsico revolucionario-contrarrevolucionario. Luego, en ese saco poco elaborado, no pocos quedamos en el segundo grupo. Sabiendo -como ense un alemn- que no es que todo sea relativo, sino que depende del marco referencial, habra que mirar el sistema desde el que se da tal reparticin de cualidades.

Lo cierto es que una parte del universo poltico cubano se caracteriza por su ejercicio crtico, en el que se aprecia el cuestionamiento a estructuras, organizaciones y decisiones que se toman en el pas. Pero, por qu no hacerlo, si callar es darle voz a la censura? Acaso los ciudadanos tenemos que tener compromiso con las estructuras, decisiones y dirigentes? Yo jurara que llevo toda la vida escuchando que es al revs: el compromiso es con los ciudadanos -voy a seguir pensando que es como me ensearon-. Por eso estamos los que apostamos por no dejar de apuntar los sealamientos que contribuyan a mejorar el pas.

Pero se intenta imponer una taxonoma segn la cual, lo revolucionario es el ejercicio de no cuestionarse decisiones del gobierno ni de sus estructuras -todo ello como parte de un acto de compromiso-. Acaso es eso lo que hay que hacer, y esperar que los sealamientos y propuestas de cambios solo vengan del propio gobierno, o por las vas que este diga? Hay esperar a que el gobierno diga cundo cambiar? Recuerdo que ya ms de uno -intelectual o no- ha sufrido consecuencias -por proponer un cambio cuando an no tocaba- De pronto parece que es como si el pueblo se debiera a un gobierno, a una "vanguardia"! Perdn por irme del tema, pero ser la vanguardia es algo que se gana, no un punto de partida, dijo Lenin.

La taxonomistas

Los estereotipos que aqu nos ocupan son construidos desde la posicin del que ejerce la accin sgnica, y que adems es desde el poder poltico. En la actividad subjetiva, los taxonomistas -empoderados, acomodados y enajenados en su realidad de dirigentes- usan la receta ontolgica con la que se convierten ellos mismos la medida del mundo, y por ende, en el marco referencial utilizado en los dos colores: revolucionario y contrarrevolucionario. Aclaro que no todo el que piense as tiene que ser un alto dirigente con comodidades incluidas, as que subrayo que se ha escrito bastante de cmo los intereses, expectativas e imagen del mundo de un grupo o clase, logra penetrar a otros -de hecho, justo en eso radica el xito ideolgico de los grupos dominantes. Volvamos a los taxonomistas. Estos se idealizan a s mismos como pulcros, puros, intachables y herederos de toda leyenda revolucionaria; siempre sin contrastar ni demostrar. Esa la verdad del ser que ellos mismos se construyen, y que es su punto de partida para designar lo que los rodea. Terminan por tener un reflejo del mundo -al ms puro estilo de la vieja ontologa- que funciona como una generalidad abstracta, aislada, y que solo tiene sentido respecto al sinsentido que se armaron para s mismos. Desde ah, ellos se crean el molde y la norma que le ponen a la realidad, y concluyen: los que se ajustan y los que no. A eso lo acompaa la fundacin de un conjunto -nunca sistema, por su falta coherencia- de prcticas alrededor de la cual montan una tica -asociada a lo revolucionario en este caso- que intentan propagar. El resto de la sociedad pagamos el precio de su reflexin existencial.

Y nuestros taxonomistas desconocen que emplean un existencialista y engaoso modo de pensar (?), que los encierra en su atalaya. Debieran acercarse a la dialctica; s, esa que solo mencionan para engrandecer lo que dicen, pero se nota que ni gota. Con ella, si quisieran obtener una imagen fiel de lo que realmente son, entonces sabran que la verdad del ser es su esencia, por lo que solo en el despliegue del sistema de relaciones del que se es parte inseparable, se obtiene esa verdad. Ellos necesitan buscarse dentro del sistema social del que son parte. Desde ah podrn ver el efecto de lo que hacen; podrn ver a qu le son orgnicos, si a reproducir los errores y horrores, o a arreglarlos y eliminar las condiciones que los crean. Entonces podrn saber qu son, y qu son los dems. Mientras tanto, solo estarn ah -en su existencialismo.

Fuente: http://www.desdetutrinchera.com/politica-en-cuba/el-existencialismo-de-los-taxonomistas/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter