Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-10-2019

Entrevista a Mara del Carmen Verd de Correpi
"El fuera Macri, fuera el FMI se concreta no solo a travs de las urnas, sino fundamentalmente dando la pelea en las calles"

Mario Hernandez
Rebelin


M.H.: El pasado 18 de septiembre se cumpli un nuevo aniversario de la desaparicin de Julio Lpez qu reflexin te merece?

M.C.V.: Julio Lpez marc un hito importantsimo en la lucha antirrepresiva, por la vigencia plena de los Derechos Humanos porque mostr que ms all del fin de la dictadura y las dcadas transcurridas hasta el ao de su desaparicin era posible que el aparato estatal desapareciera una persona y no supiramos si estaba vivo, muerto o como dijo alguno tomando el t con la ta o perdido por ah porque era un viejito con amnesia.

A nosotros en particular en el espacio de la lucha antirrepresiva del aqu y ahora nos permiti tambin reflotar los casi 200 desaparecidos en democracia a manos de las fuerzas de seguridad desde diciembre del 83.

Siempre decimos que Jorge Julio Lpez no fue el primero, no fue el nico, no fue el ltimo, como no lo fue Luciano Arruga, Santiago Maldonado, los nombres que ms retumban cuando hablamos de desaparecidos en democracia; quizs los ms viejos se acuerden de Miguel Br, Andrs Nez, los dos en La Plata, o tambin a principios de los 90 de Garrido y Baigorria en Mendoza. Pero lo cierto es que el primer caso de desaparicin forzada con la intervencin de una fuerza de seguridad, porque no estamos incluyendo los miles y miles de nios, nias, mujeres y adolescentes desaparecidos en las redes de trata que presumimos vivas, con algunas excepciones donde hay evidencias de que fueron asesinadas como Marita Vern, y por eso no los computamos en ese centenar de desaparecidos en democracia, que s presumimos muertos por las caractersticas de su desaparicin.

De hecho en algunos casos como Luciano Arruga o el Rubio del Pasaje en Crdoba se ha podido verificar despus por el hallazgo tardo a raz de la lucha, de sus restos o parte de sus restos, como en el caso del Rubio, que nos permiti demostrar que el primer caso de desaparicin forzada en democracia que tenemos registrado en nuestro archivo es de 15 das despus de la asuncin de Alfonsn, del 23 de diciembre de 1983, un pibe de Rosario que fue visto cuando lo detena la patota como deca Lpez en el juicio a Etchecolatz, pero esta vez la patota era el servicio de calle de una comisara de Rosario, el comando radioelctrico. Cuando la familia logr llegar a la comisara, les dijeron que ya lo haban largado, no haba ninguna constancia de que haba estado all y das despus apareci el cuerpo con claras seales de haber sido torturado en un descampado. Evidentemente se les fue la mano como dicen ellos. Como pas con Rodrigo Laguens en Jujuy, con Sergio Durn en la comisara 1ra. de Morn, solo que a veces utilizan esta metodologa de la desaparicin.

Tenemos casos posteriores, en este ltimo perodo el de Santiago Maldonado es el que ms repercusin ha tenido porque igual que el de Lpez tiene una caracterstica fundamental. Lpez no slo es desaparecido por segunda vez en democracia, sino que adems desapareci en el marco de la causa contra Etchecolatz que marc una bisagra fuerte en materia de juicios por lesa humanidad, porque fue el primero en el que se logr la condena por genocidio porque justamente el da que lo desaparecieron era el de los alegatos de sus abogadas, Myriam Bregman y Guadalupe Godoy, mis amigas y compaeras. En el caso de Santiago la caracterstica distintiva es que su desaparicin se produce en el marco de un operativo de Gendarmera reprimiendo un conflicto de tierras directamente vinculado al reclamo ancestral de los pueblos originarios.

Otro caso de desaparicin forzada con ribetes particulares es el de Daniel Solano, el trabajador frutihortcola de Choele Choel. Cuando la polica lo desaparece acta como grupo de tareas de la patronal que era a quien molestaba porque estaba intentando organizar, como los criadores de ovejas de La Patagonia Rebelde, a los trabajadores y trabajadoras golondrina trados como l desde Salta para trabajar en la recoleccin de la fruta en condiciones prcticamente de esclavitud, teniendo que descontar del magro salario el costo del gasoil del camin que los haba trado.

El resto de esos casi 200 desaparecidos en democracia a manos de las fuerzas de seguridad son pibes como Luciano Arruga, como El Rubio del Pasaje, que fueron vistos por ltima vez cuando fueron detenidos por la polica en contextos en los que haba un escenario de hostigamiento previo, de intentos de extorsin, de reclutamiento para que funcionasen como mano esclava de la propia polica en la transa en el barrio, en el narcomenudeo, en el robo, etc.

As que claramente todo eso es lo que nos trae Lpez a la cabeza, pero adems es el vnculo imposible de escindir con el genocidio, con la impunidad por goteo, porque la movilizacin popular no permiti que pasara el 2x1 por la Corte Suprema, donde se ha garantizado a genocidas y represores que vuelvan a su casa; si los sumamos la cifra es apabullante. Hasta el propio Etchecolatz estuvo una temporada en Mar del Plata, all lo fuimos a escrachar y se logr que volviera a prisin.

Pero son muchsimos los que han sido favorecidos con prisiones domiciliarias, excarcelaciones justificadas por ser viejitos y nosotros decimos que si es un geronte genocida, ante todo es un genocida.

M.H.: Te voy a dar una serie de ttulos: Vanesa Gmez.

M.C.V.: Gran triunfo de la lucha organizada, de los trabajadores y trabajadoras migrantes, de la campaa migrar no es delito de la que Correpi orgullosamente es parte, de los compaeros y compaeras del Bloque de trabajadores y trabajadoras migrantes con quienes venimos articulando fuertemente, incluso ms all de la campaa porque es un colectivo atravesado permanentemente por la represin, entonces nada ms lgico que tener un fuerte vnculo con Correpi.

Vanesa es una joven peruana que viva en Argentina haca muchsimos aos, en un momento de su juventud cometi un error, tuvo una causa penal, fue condenada, cumpli su pena, no le debe nada a nadie, sali en libertad, hizo un esfuerzo terrible por estudiar mientras trabajaba, se recibi de Auxiliar de enfermera y para recibir el ttulo necesitaba un DNI que hasta ese momento no haba podido tramitar. Empez a tramitarlo, para ese entonces ya era madre de tres hijos argentinos, dos varones y una mujer, el ms chiquitito un beb que todava toma pecho. En ese marco un da la citaron de Migraciones para un trmite, fue con su beb porque lo tena que amamantar, dej a los dos menores y cuando lleg al edificio de Migraciones la subieron a una camioneta, la llevaron a Ezeiza y le informaron que estaba deportada del pas, expulsada por una causa penal.

La maniobra que hicieron fue llevarse a su beb supuestamente para cambiarlo, y en ese momento le dijeron que su beb ya estaba arriba del avin, que si se negaba a subir se iba solo a Per. Obviamente Vanesa subi, no le dieron alternativa con semejante marco extorsivo.

Despus de meses y meses de pelea, de movilizaciones en Migraciones, de recursos judiciales donde se ha hecho un trabajo fabuloso por parte de los abogados de la Campaa que llevaron adelante su causa, se logr que a pesar del DNU que permite la expulsin en estos casos, con condenas cumplidas, sin deudas actuales con la justicia y la sociedad, se hiciera una dispensa (ese es el trmino tcnico que utiliza la resolucin) y se levante la prohibicin para el regreso de Vanesa a nuestro pas. As que esperamos pronto poder estar abrazndola.

M.H.: Daniel Ruiz.

M.C.V.: El preso poltico ms significativo en este momento, se cumpli un ao el 12 de septiembre, el jueves 5 hubo una conferencia de prensa, all estuvo mi compaero Ismael Jalil, el 12 hubo una movilizacin y acto en Callao y Corrientes.

Daniel es un trabajador petrolero, que siendo casi adolescente en una familia de bajos recursos de Comodoro Rivadavia, todos sin trabajo, se organizaron en los distintos grupos que se fueron armando en aquellos aos de trabajadores desocupados y empezaron a movilizarse, a cortar rutas, reclamando puestos de trabajo genuinos a las muchsimas empresas petroleras de la zona. As fue como Daniel consigui trabajo como petrolero, ingres al gremio, hoy es uno de sus referentes ms importantes, es delegado elegido por sus compaeros y compaeras, con una importante actividad gremial, en ese sector tan explotado porque lo nico ms poderoso que tener de patrn al Estado es tener a las multinacionales del petrleo.

En esas condiciones, un hombre joven, solidario con todas las luchas, viaj a Buenos Aires el 14 de diciembre y se qued hasta el 18, para participar de las movilizaciones contra la infame reforma previsional. En la causa por esa movilizacin del 18 de diciembre, el juez Torres empez a hacer una especie de tarea de espionaje a cargo de una divisin especfica de la Polica de la Ciudad que se dedica al ciber patrullaje, a cruzar perfiles de Facebook, Twitter y otras redes, con la Divisin de videos de la Polica de la Ciudad que hace estudios de comparacin antropomtrica de los rostros al estilo de lo que viene pasando en los subtes, donde te ven y si ven al Gordo Valor tens que estar 6 horas explicando en una comisara.

En el marco de esa causa, muchos meses despus, en septiembre de 2018 se decidi su captura. A pesar de que durante todos esos meses, quienes tenamos intervencin en estas causas, ya que era una de las personas que estaban investigando y desde el primer momento se denunci su domicilio y se puso a disposicin del juzgado, jams estuvo prfugo ni cosa que se le parezca, lo mismo que sucedi con los chicos del Partido Obrero, Ponce y Arakaki.

Lo cierto es que el 12 de septiembre del ao pasado hubo una gigantesca movilizacin cerca de La Plata en los Astilleros Rio Santiago por la amenaza de cierre, cuando Macri dijo que haba que demolerlo. Daniel estaba en Buenos Aires por su actividad sindical, y decidi acompaar la pelea de los trabajadores del astillero. Cuando volva de La Plata a la casa donde se estaba hospedando, lo estaba esperando una comisin policial para detenerlo.

Una de las imputaciones que tiene es tenencia de explosivos, porque tena en el bal del coche esas bombas de estruendo que utilizan todos los gremialistas en Argentina cuando se movilizan para hacer un poco de ruido y hacerse ver, que no haban sido utilizadas en la movilizacin y fueron cargadas en su auto.

Una cosa increble, porque lo acusan del mismo delito por el que estuvieron detenidas 42 personas el 14 de diciembre, el 31 y el 1 de septiembre en la movilizacin al mes de la desaparicin forzada de Santiago Maldonado, por atentado y resistencia a la autoridad e intimidacin pblica.

La intimidacin pblica es un delito que existe solamente para la represin del conflicto y la protesta social, porque no se le aplica al tipo que al da siguiente de perder las elecciones dice miren lo que va a pasar ahora por no haberme votado que en todo caso se podra calificar como intimidar en forma masiva al conjunto de la poblacin, sino se le atribuye que por tirar una caita voladora en la movilizacin caus un pnico en una cantidad de personas que precisamente ramos los que estbamos movilizando a la par de l, y el que no estaba tirando caitas voladoras estaba golpeando un bombo, aplaudiendo o tocando una trompeta.

Lo notable es que la pena mxima que le puede caer por estos dos delitos, aun en el caso desquiciado de ser condenado por ambos, son excarcelables. Ya hubiese ameritado, en caso de haber sido condenado, la libertad por el tiempo que lleva cumplido. Es una situacin de verdadera extorsin.

Es un rehn por dos razones, por un lado, sirve para intentar aleccionar al conjunto de los y las trabajadoras para que vean lo que puede pasar si se manifiestan, pero tambin contra los compaeros y compaeras de su agrupacin poltica, el PSTU, a raz que quien no est representado en la causa es el compaero Sebastin Romero, que los medios del sistema han bautizado el gordo mortero porque tambin tir una caita voladora en esa misma movilizacin.

M.H.: Otro ttulo: Juicio de Pergamino.

M.C.V.: Esa comisara que estaba abarrotada, como la mayora de las comisaras de nuestro pas, pero en particular las de la provincia de Buenos Aires, en las que como consecuencia del brutal hacinamiento que hay, donde ya los organismos oficiales han tenido que decretar la emergencia en la situacin carcelaria. Justamente Daniel Ruiz, a pesar que es una crcel federal en la que l est y tiene mayor presupuesto que las provinciales, nos contaba en la ltima visita que le hicimos junto con los compaeros del Encuentro Memoria Verdad y Justicia, que estn resistiendo dentro de los pabellones para organizarse porque estn queriendo duplicarles la cantidad de colchones para duplicar la cantidad de presos.

Es impresionante el crecimiento de la cantidad de personas detenidas en unidades penitenciarias y esto hace que en muchas ocasiones queden meses y meses y en muchos casos hasta aos, en comisaras que no estn en condiciones de mantener una persona alojada tantsimo tiempo.

En esa comisara hubo un reclamo, se produjo un principio de incendio y como ocurri en la crcel de Magdalena, que nos cost 33 vidas jvenes, como pas en el penal de San Martn de Mendoza, tambin en Coronda, en la comisara del menor de Formosa hace ya ms de 30 aos con 8 chiquitos que murieron quemados; en Pergamino fueron 7 los pibes que murieron. No porque hubo un incendio, sino porque la polica los dejo morir por inhalacin de gases txicos y por el efecto del fuego, detrs de una doble puerta con candado. La misma situacin que se dio en Magdalena. No fueron capaces de abrir la puerta y que se las arreglaran para salir.

Trabaron la puerta despus de iniciado el incendio. Por eso si bien hay 6 policas sentados en el banquillo de los acusados, entre ellos el Comisario que estuvo un ao prfugo, solamente 2 estn en prisin en la crcel de Campana, los otros dos estn excarcelados. O sea, para el aparato judicial argentino ser el responsable de la muerte de 7 personas en las condiciones espeluznantes que se dieron en la comisara de Pergamino, es menos grave que ser un vendedor senegals que trata de sobrevivir en la calle revendiendo lo que le compra a otro que a su vez le compra a otro, que ese s va preso por infraccin a la Ley de marcas. O el propio Daniel Ruiz del que hablbamos antes, o las miles de personas presas por robo simple.

Creo que Myriam Bregman es la mejor diputada que podemos tener

M.H.: Repasamos algunos temas, quedan muchos afuera pero no quiero dejar pasar la oportunidad porque adems de tu tarea militante en el plano jurdico, sos candidata a diputada nacional por el FIT Unidad en representacin de tu fuerza poltica Poder Popular-Corriente de Izquierda. Qu expectativa tens desde el punto de vista electoral? Si llegaras a acceder a la Cmara de diputados cules seran tus proyectos legislativos?

M.C.V.: En relacin a las elecciones de octubre el objetivo que tenemos como FIT Unidad es lograr que Myriam Bregman que encabeza la lista de diputadas nacionales, acceda al Congreso. Sera la primera vez desde 2001 cuando fue electa Patricia Walsh, que la izquierda tendra una banca por la Ciudad de Buenos Aires en el Congreso Nacional. Las que ha habido hasta ahora han sido por otras provincias. Siempre falta ese puchito de porcentaje para llegar a lo necesario en CABA, por eso creemos que es tan importante la patriada que se juega Myriam que tena absolutamente asegurada su banca en la Legislatura local, de aceptar encabezar esta lista.

Yo personalmente creo que es la mejor diputada que podemos tener, con la experiencia, con la garra y la fuerza que tiene y con el trabajo de equipo que venimos desarrollando. Myriam deca al respecto que est en una lista en donde estamos todas sus amigas, porque encabeza la lista a legisladoras Alejandrina Barry, y Myriam y yo tenemos una historia de ms de 25 aos de compartir defensas de presos polticos, de luchadores y luchadoras represaliados, de militar causas de gatillo fcil, de pelear las causas de lesa humanidad, de denunciar todas las polticas represivas de cada gobierno. Y en ese sentido venimos planteando de conjunto, y pensando en lograr tener una diputada, sabemos que no vamos a lograr cambiar el sistema e instaurar el socialismo por tener una diputada, pero aun as, hay cuestiones de emergencia concretas por las que maana va a estar movilizada toda la Ciudad de Buenos Aires, por la emergencia alimentaria, por las cooperativas, por el salario, por la prohibicin de los despidos, por las becas y comida digna en las escuelas, etc. As como est ese programa de emergencia que implica por supuesto el no pago de la deuda, porque la deuda es con el pueblo y no con el FMI, como deca la movilizacin enorme de la semana pasada; tambin en el mbito anti represivo y de Derechos Humanos, hay cosas que a pesar de no entrarle profundamente al cambio del sistema, nos modificaran muchsimo la calidad de vida.

Por ejemplo, nosotros declaramos nuestra postura abiertamente pero ninguna de las otras fuerzas, inclusive la que tiene ms chances de llegar a la Casa Rosada se ha pronunciado y exigimos saber qu van a hacer con la doctrina Chocobar. Van a derogar la resolucin que autoriza el uso de arma de fuego por la espalda de las fuerzas de seguridad federales contra cualquier persona que est desarmada, huyendo? Qu van a hacer con la reforma del Cdigo Penal que normativiza para todo el pas la doctrina Chocobar en el artculo 34 con una especie de excusa absolutoria? No es delito lo que haga un polica, un gendarme o un prefecto con su arma reglamentaria? Lo van a votar cuando se trate? Qu van a hacer con la baja de punibilidad de nios, nias y adolescentes? Van a votar el proyecto del macrismo que la baja a 15 o la del massismo que la baja a 14? O no van a votar ninguna de las dos y van a empezar a construir escuelas, canchas de ftbol y clubes de barrio en vez de construir crceles para pibes como la que se est haciendo en Parque Patricios? Qu van a hacer con las detenciones arbitrarias? Van a seguir mandando a todas las fuerzas a patrullar los barrios y detener pibes y pibas por cualquier motivo o van a cumplir con la condena que tiene la Argentina desde el 18 de septiembre de 2003 por el caso Bulacio en la CIDH que conden al Estado argentino y ningn gobierno la cumpli hasta ahora? Derogar todo ese sistema de normas y prcticas como averiguacin de antecedentes, contravenciones, faltas y razias. Esto es solo para empezar, algunas de las cosas con las cuales claramente sera distinta nuestra calidad de vida en ese aspecto.

Yo creo que este es un ao que ha estado marcado a fuego por esta tensin entre quienes nos decan Hay 2019 el ao pasado y boicotearon las movilizaciones populares de las jornadas del 14 y 18 de diciembre de 2017, entre quienes despus nos dicen que hay que esperar a octubre, luego a diciembre, como si mgicamente se fueran a resolver todos los problemas estructurales que deja el macrismo, porque para eso vino, para modificar a fondo la relacin capital trabajo en la Argentina y lo mismo ha hecho con toda la estructura represiva en funcin de ese plan de ajuste y saqueo.

El otro da vea una pintada que deca No fue un plan de fracaso, sino que fue un saqueo exitoso y de eso no hay ninguna duda. Entonces la tensin entre esas posiciones y la desesperacin de la gente que por primera vez en dcadas tiene que pensar si comprar un litro de leche, un pan de manteca, donde comprar un paquetito de queso rallado es un lujo estrambtico, pensar en cualquier alimentacin mnimamente razonable es un presupuesto inalcanzable para una enorme mayora de los y las trabajadoras y sabemos que eso solo se va a resolver no si somos capaces de esperar a diciembre para que Macri se vaya por el mero recambio institucional, sino para derrotarlo en las calles, en la movilizacin permanente sin aflojarle, exigiendo todas esas medidas para este plan de emergencia, como se va a seguir haciendo de ac a octubre y de octubre a diciembre. Independientemente de que despus las reglas del funcionamiento institucional vuelvan con un adelantamiento del traspaso como tuvo que hacer Alfonsn con Menem porque no daba para esperar a la fecha establecida.

Para resumirlo, yo creo que el fuera Macri, fuera el FMI se concreta no solo a travs de la expresin en las urnas, donde vemos la necesidad de que la izquierda tenga un espacio para decir estas cosas en los mbitos legislativos, sino fundamentalmente dando la pelea en las calles.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter